Google+
Valor Soja »Actualidad

Ganar-Ganar: los cortes “dormilones” en las carnicerías pueden ser la clave para contar con carne barata en las fiestas de fin de año

Una propuesta.
Ganar-Ganar: los cortes “dormilones” en las carnicerías pueden ser la clave para contar con carne barata en las fiestas de fin de año

La carne vacuna siempre representó para gran parte de la sociedad argentina un artículo sensible: se dice comúnmente que “los gobiernos sobreviven si logran dominar el precio del verde y del asado”.

En el contexto actual de subas nominales del precio de la hacienda gorda, es posible, sin embargo, sostener cortes a precios minoristas más accesibles para amplios sectores de la población muy golpeados por la crisis económica agravada por la pandemia de Covid-19.

El funcionamiento del sistema de carnes argentino se sostiene fundamentalmente gracias al enorme consumo interno, si bien en los últimos años creció de manera considerable el peso de la exportación en el negocio. Y la mayor parte de los consumidores argentinos se abastece de carne vacuna en carnicerías de barrio, sobre todo en las comunidades de las diferentes provincias argentinas, donde el carnicero suele establecer un relación de confianza con sus clientes, incluso actuando en muchas circunstancias como “financista” de sus vecinos.

El carnicero está habituado a ofrecer distintas ofertas en cortes de carnes en la diferentes épocas del año debido a que la dinámica del consumo es estacional en función no solamente de factores climáticos (¿quién quiere un estofado de osobuco con 40ºC a la sombra?), sino también de la coyuntura económica y el “estado de ánimo” presente en la comunidad a la que abastece. Pero la media res es siempre una sola y el carnicero está obligado a vender hasta el último gramo de carne si quiere seguir en el negocio.

Esa exigencia (y desafío cotidiano) que tienen los carniceros se puede aprovechar para cumplir con el mandato que tiene el actual gobierno nacional de brindar cortes populares baratos a la población. Para eso sería necesario sistematizar las ofertas, darles un marco institucional y no poner trabas burocráticas ni subsidiarias de ningún tipo.

Por ejemplo: hoy se podría hacer una grilla con algunos cortes, como paleta en sus variantes, pecho, falda, asado o costilla, y colocarlos a un valor minorista promocional de 350 $/kg en el marco de una promoción realizada por la Secretaría de Comercio de la Nación, lo que beneficiaría a muchas carnicerías de barrio que tienen, por factores estacionales, problemas para lograr vender esos cortes o bien que tardan demasiado tiempo en salir.

Para eso se podría implementar un programa voluntario, por medio de una inscripción vía el sitio de la Afip, para aquellas carnicerías que estén dispuestas a ser parte del mismo; en contraprestación, el Estado –utilizando sus recursos comunicacionales– simplemente difundiría públicamente las bocas de expendio en las cuales el público podría encontrar los cortes a precios muy accesibles.

No es necesario armar programas estridentes ni emplear recursos públicos para distribuir productos: con la estructura comercial presente en el sector privado y una buena campaña de comunicación, en el marco de acuerdos voluntarios, se puede lograr contar con cortes baratos a semanas del inicio del período de las fiestas de fin de año.

Tampoco hace falta subsidiar a ningún frigorífico ni supermercado, los cuales, en caso de considerarlo conveniente, también podrían incorporarse al programa voluntario para poder despachar cortes de baja circulación a una mayor velocidad.

Esa campaña, además de beneficiar a la población, permitiría también premiar a los comerciantes inscriptos (que son muchos). Se trata de buscar alternativas creativas que dinamicen la actividad al aprovechar las fortalezas presentes en la cadena de ganados y carnes.

Carlos Federico Kohn. Asesor de empresas ganaderas y frigoríficos. Empresario de la carne. Docente en la Universidad de San Pablo (Tucumán)

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El impuestazo de Scioli finalmente derivó en un paro agropecuario nacional (comienza hoy)Una revolución silenciosa: envían muestras genéticas de Holando Argentino a EE.UU. para realizar validación genómicaSigue la resucitación del maíz gracias a las compras de la demanda real a pesar de las apuestas bajistas de los especuladoresSe vienen dos días complicados para la región pampeana con lluvias y tormentas fuertesCórdoba publica el primer protocolo para evitar la propagación del Covid-19 en las actividades agropecuarias¿Cuánto cuesta la cosechadora fabricada por el Grupo Senor?En el último año el precio de la leche descendió un 22% medido en moneda maízUn fracaso de país: en 2017 el déficit comercial argentino registró un récord de 8471 millones de dólaresEn mayo el sobreprecio de la leche en polvo argentina enviada a Venezuela superó el 60%: las operaciones genuinas siguen en el subsueloLa selección agrícola sí mete goles: el trigo argentino es el más caro del mundoOtro reflejo más de la pauperización de la demanda agrícola: el valor del fosfato monoamónico registró un nuevo mínimo históricoAplicaciones dirigidas para todos: una tecnología clave para la sostenibilidad agrícolaEl volumen de leche procesado por Mastellone Hnos cayó al no poder equiparar los precios pagados por la competenciaArgentina publicó el protocolo para suspender total o parcialmente clases ante casos confirmados o sospechosos de Covid-19En los últimos dos meses el Ministerio de Agricultura repartió aportes por más de 100 M/$ a comunidades gobernadas por el Frente para la VictoriaSanta Fe: Peña y Lisfchitz prometieron acompañar el proceso de inversiones portuarias por más de 1110 M/u$s que está instrumentando el sector privadoPor la guerra en Siria la industria yerbatera exportadora perdió ingresos por 26 M/u$s: falta un plan de marketing globalAlerta por tormentas fuertes con posible caída de granizo sobre la región central del paísEl próximo gobierno estará obligado a lograr superávit primario: ¿será vía impuestos o reducción del gasto público?En lo que va del año las exportaciones uruguayas de carne bovina superaron en un 40% a las argentinas casi al mismo valor FOB que en 2014Se frenó la baja del valor internacional de la soja: las autoridades monetarias de EE.UU. podrían tirarle un salvavidas a los commoditiesComenzó a cotizar en el Matba el futuro de trigo Rosario para reflejar con mayor precisión la situación del norte pampeanoFuerte caída de la soja en EE.UU. ante la evidencia de que las compras chinas son un gesto de buena voluntad sujeto al resultado final de las negociaciones Trump-Xi JinpingNueva salida laboral para agrónomos argentinos: se estableció el marco normativo para producir cannabis medicinalEnroque: las importaciones de fumigadoras consumieron la misma cantidad de dólares que los generados por las exportacionesMercado frío: siguen cayendo los precios de importación del glifosato por la desaceleración de la demanda localEl mundo cambió: la Bolsa de Cereales de Buenos Aires cuenta con cuatro científicos de datos en formación para poder procesar un volumen descomunal de registrosSe necesitan dólares: Guillermo Moreno comenzó una política de acercamiento con los exportadores de commodities agrícolas