Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

¿Qué alternativas existen para evitar la depreciación del peso argentino?

¿Qué alternativas existen para evitar la depreciación del peso argentino?

Dentro de varios problemas (o oportunidades de crecimiento) que enfrenta la Argentina, el déficit fiscal y la disminución de las reservas del Banco Central (BCRA) hacen podio en términos de peso específico y abordaje estratégico necesario. 

Estamos en un momento delicado. La economía no quedó en un ciclo positivo de manos del gobierno anterior y la única herencia positiva (en términos macroeconómicos) fue un balance fiscal más ordenado que se desmadró este año por la pandemia de Covid-19.

Es difícil creer que el gobierno argentino no tenga un plan y es, a la vez, preocupante inferir que existe más de uno dentro del mismo gobierno. Los días que “pueden circular las personas con DNI que termina en número par” tenemos arreglo con los bonistas, negociaciones con el FMI y reuniones con el sector agroindustrial para fomentar exportaciones y generación de divisas. Por otro lado, “los días en los que pueden circular los ciudadanos con DNI que termina en número impar” se pretende expropiar Vicentín SAIC, intervenir la Justicia y diseñar un presupuesto nacional que mencione aumento de impuestos como única alternativa viable. Tales incongruencias no constituyen, por cierto, terreno fértil para construir confianza.

Cuando uno mira los números en Argentina sale a relieve la necesidad primaria de aumentar las exportaciones, disminuir el déficit fiscal y acumular reservas, pero, como contrapartida, nos encontramos con el paradigma del gasto público intocable (por supuesto, hay quienes necesitan asistencia y otros que no, pero ese debate nunca prospera). Vale recordar que el Estado, en términos de Producto Bruto Interno (PBI), tiene actualmente el doble de tamaño del que tenía en el año 2004.

Eso, por supuesto, no es gratis. Los bonos argentinos denominados en moneda extranjera recién nacidos del canje instrumentado por el equipo económico del gobierno están cotizando con la posibilidad implícita de default.

Podemos estudiar variables de macroeconomía, como el tipo de cambio de equilibrio, pero sólo como una referencia teórica, porque ese número no tiene mayor sentido al considerar que en apenas quince años se duplicó el tamaño del Estado y que no tenemos forma de financiarnos en el exterior. En ese marco, un valor de 145 pesos por dólar en el mercado del Contado con Liquidación es barato.

La única gran fuente de divisas con que cuenta la economía argentina son los dólares aportados por el sector agroindustrial argentino. Es más que obvio que, si pretende aumentar el volumen de divisas por esa vía, deberían propiciarse las condiciones estructurales necesarias para aumentar la producción agropecuaria.

La tasa de interés la viene monitoreando el BCRA muy de cerca. Hoy se observa que le está poniendo un piso, más que un techo, y también parecería que este BCRA va a correr de atrás a la inflación.

En tal contexto, dentro de los instrumentos en pesos disponibles para intentar protegerse de la inflación tenemos los fondos de rescate inmediato (t+0), que trabajan en torno a una tasa nominal anual (TNA) del 20%. Estos fondos los usan muchísimo las tesorerías de empresas para colocaciones de días. Están formados por plazos fijos, cuentas remuneradas y cauciones bursátiles (es decir, dentro de lo más bajo en riesgo de mercado). 

Dentro de la industria de fondos comunes de inversiones (FCI), hay opciones en pesos también con rescates al día siguiente (t+1), que tienen un poco más de rendimiento: en torno al 23% de TNA. Estos fondos mantienen posiciones bastante generosas de lo que tienen en cartera los t+0, pero agregan otros activos como deuda pública (soberana o sub-soberana) y deuda privada, lo que les permite captar un poco más de tasa. Estos fondos no son ya recomendables para tesorería, ya que pueden tener más volatilidad que los anteriores.

Por otro lado, hay FCI un poco más largos en duración y en capacidad de rescate (en 48 horas o “t+2”), que funcionan como cobertura al dólar (dollar linked). Estos son más volátiles y capturan más retornos si se acentúa el ritmo devaluatorio, pero son mucho más estancos en caso de un avance lineal del tipo de cambio oficial. Estos FCI incluyen varios de los activos mencionados con anterioridad y otros, con el propósito de estructurar sintéticos de tipo de cambio para intentar copiar la evolución del tipo de cambio oficial. En estos casos, es muy importante estudiar la “composición de cartera” de cada FCI, dado que existen importantes variaciones que inciden en diferentes rendimientos finales.

Nunca dejamos de mencionar los viejos y conocidos plazos fijos, que trabajan en torno a un 33% TNA. No se observa posibilidad de riesgo sistémico, pero sí sabemos que presentan iliquidez durante la colocación.

Otra opción muy creciente, últimamente, a la que se puede acceder en pesos y salir de riesgo argentino, son los Cedears (certificados de depósito argentino). Este instrumento permite comprar, desde territorio argentino, acciones de empresas del exterior (como por ejemplo Microsoft, Amazon o Deere & Co.). Este activo financiero ganará rendimiento si sube el dólar contado con liquidación y si sube también el precio de la acción. Y, por supuesto, perderá valor si ocurre lo contrario. Esta alternativa es para posiciones más largas y completamente especulativas (no aplica para una tesorería de empresa o para un ahorro que se tenga que utilizar dentro de los próximos días).

Nicolás Burzaco. Consultor financiero. Director de Extra Milla

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Vuelven las lluvias: alerta por tormentas intensas en el NEALa demanda de alquileres agrícolas se concentró en los mejores campos: productores huyen de zonas con alto riesgo climáticoCarta de porte electrónica: el ingrediente que falta para que las mejoras logísticas funcionen de manera aceitadaMañana habrá riesgo de heladas sobre el sector sur de la región pampeanaLa restricción hídrica no fue en vano: en la zona norte de la región pampeana se detectaron muchas partidas de trigo con alta calidadAnmat alertó que se están comercializando botellas falsificadas de aceite de oliva extra virgen YancaneloSin sorpresas: la soja de primera 2019/20 ya incorporó el aumento de derechos de exportaciónSe oficializaron las nuevas tarifas referenciales de fletes de granos: representan casi 40% del valor del maíz para productores de MetánCambio sustancial en el comercio de granos: la Afip redujo a 20 días el plazo de emisión del documento que registra descuentos o bonificaciones por calidadEl salario neto promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 12.723 pesosTrabajar para los bancos: se recuperaron las ventas de sembradoras pero a costa de un esfuerzo financiero que terminó generando pérdidas para los fabricantesDéficit comercial con China récord de 4300 M/$: un mes después del anuncio de reapertura aún no se embarcó una sola tonelada de aceite de sojaEn Uruguay también aumentó la faena de vacas lecheras por los bajos precios de lecheLas compensaciones para productores sojeros extrapampeanos representan apenas 0,95% del total de la recaudación 2017 prevista por retencionesEn lo que va de 2015 ingresaron apenas 69 cosechadoras importadas al mercado argentino: 70% menos que el año pasadoQuesos: uno de los sectores agroindustriales argentinos que la pasarán mal con un TLC Mercosur-Unión EuropeaLas retenciones representan menos de un 5% del total recaudado: el ajuste del impuesto llegó vía preciosSe recuperaron las exportaciones argentinas de leche en polvo: en abril el precio promedio superó los 3400 u$s/toneladaVolvió a pesificarse la matriz comercial del aceite de girasol argentino con la desaparición de la demanda chinaPiolada: el USDA le puso un cepo al alza del maíz hasta el 12 de agosto en plena temporada alta comercial sudamericanaEl impacto de la devaluación: por cuarto mes consecutivo el tambo promedio argentino pierde dineroArgentina llegó a un acuerdo con acreedores internacionales para reestructurar su deuda soberana: qué implica para el sector privadoAgro y minería son los únicos sectores productivos que están generando empleo a pesar de la crisis económicaCupos de trigo 2017/18: el productor puede exigir a las cámaras arbitrales el cumplimiento del contratoColombia: la próxima frontera agrícola de los productores argentinos¿Por qué la mayor parte de los trabajadores considerados esenciales no pudieron aún tramitar el certificado único de circulación?El Consejo Agroindustrial Argentino presentó su propuesta al Gabinete Económico nacionalEste año la mayor parte de la cosecha de maíz ingresará tarde: los consumos deberán profesionalizar la gestión comercial para evitar que los costos se desborden