Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Atención sudamericanos: estamos en el mejor lugar del mundo

Frente a la creciente inestabilidad global.
Atención sudamericanos: estamos en el mejor lugar del mundo

En 2008 el sistema financiero y económico global estuvo a un paso de colapsar al pincharse la burbuja de dinero imaginario creado por una legión de sinvergüenzas a través de instrumentos derivados construidos a partir de hipotecas basura (sub prime).

El entonces presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, comprendió que la única manera de evitar el desastre era validar la creación de ese dinero imaginario por medio de una metodología risueñamente denominada “flexibilización cuantitativa” (quantitative easing). Logró su propósito a costa de comprometer al sostenibilidad de dólar estadounidense como patrón monetario de referencia global.

Bernanke seguramente proyectó que años después, cuando se calmaran las turbulencias, podrían entonces implementarse diferentes mecanismos de política monetaria para ir retirando el exceso de liquidez presente en la economía mundial, el cual, si no está validado por un aumento equivalente de la oferta de bienes y servicios, termina haciendo que no haya manera de proteger los ahorros de la confiscación del impuesto inflacionario. De hecho, esa reducción comenzó a instrumentarse desde 2016.

Pero llegó la pandemia del Covid-19. Y nuevamente estamos observando una ampliación de la base monetaria de dólares estadounidenses a niveles estratosféricos con el propósito de solventar, en lo inmediato, los desastres económicos promovidos por el encerramiento obligatorio en una economía global hiperconectada. La posibilidad de imprimir dinero hasta el infinito termina cuando la mayor parte de la población cae en la cuenta de que la riqueza real no tiene relación alguna con esa quimera.

Evolución de la base monetaria de dólares estadounidenses. Federal Reserve Bank of St. Louis

En agosto de 1971, el entonces presidente de EE.UU., Richard Nixon, declaró formalmente que el dólar no era convertible en oro, rompiendo así el patrón “oro-dólar”. Y en 1976, en una reunión extraordinaria del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizada en Jamaica, se estableció formalmente la libre flotación de todas las monedas del mundo. A partir de entonces, y hasta nuestros días, la única manera de determinar cuánto vale una moneda es por medio del valor de otra moneda, que a su vez debe valuarse según el precio de otra moneda, y ésta a su vez con otra.

La Primera Guerra Mundial (1914/18) hizo volar por los aires el patrón oro vigente por entonces y con él la importancia relativa de la libra esterlina del Reino Unidos en el orden económico mundial. Luego de un período de gran inestabilidad, que derivó en otra Guerra Mundial (1939/45), el dólar estadounidense se coronó –hasta la actualidad– como el nuevo patrón monetario global.

La pregunta que deberíamos estar haciéndonos en estos momentos es si acaso no estamos inmersos o ingresando en un nuevo período de guerra de alcance global, el cual no necesariamente se expresaría por medio de un conflicto bélico, sino en una contienda comercial, biológica e informática. Si ese es el caso, tenemos que prepararnos para una fase de inestabilidad monetaria en la cual la potencia emergente –China– intentará imponer al renminbi como patrón monetario internacional.

Ante ese escenario, la mejor manera de defenderse es refugiarse en activos esenciales, entre los cuales los más obvios son los metales preciosos (como el oro y la plata), pero también las materias primas indispensables para el funcionamiento de la civilización humana (commodities), como puede ser el caso de los granos, los combustibles (o biocombustibles) y los metales funcionales (como el cobre o el litio).

Las naciones mejor posicionadas en esa coyuntura serán aquellas que produzcan muchos más activos esenciales de los necesarios para cubrir las necesidades de su población, es decir, las netamente exportadoras, lo que implica que el Cono Sur está un lugar privilegiado del planeta.

Por supuesto: ese privilegio podrá materializarse siempre que exista plena independencia soberana. Y la mejor manera de que eso no ocurra consiste en bastardear las instituciones, corromper el relato político y destruir el valor de la propia moneda.

La historia, probablemente, nos vuelva a dar una nueva oportunidad. Depende solamente de nosotros saber aprovecharla.

Ezequiel Tambornini

Fotografía @susanasienra

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Las exportaciones argentinas de arándanos crecieron un 53% con precios superiores a los del año pasadoLos precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de haciendaArgentina (im) potencia: en Azul y Tandil para hacer un remate es necesario pedirle permiso a piqueteros marxistasTiempo ideal para avanzar con la cosecha gruesa: no se prevén precipitacionesLos empresarios agrícolas que tomaron coberturas en los momentos óptimos podrán vender maíz tardío con un ingreso adicional superior a 800 $/haMissouri prohibió el uso de dicamba durante el período de siembra de soja 2018 para “resguardar a la agricultura”Otra vez pone el campo: parte del congelamiento electoral del precio de la nafta será pagado por los elaboradores de etanol maiceroLa Afip dio de baja a 49 empresas del Registro Fiscal de Operadores de GranosLa revancha de los freaks: nadie está a salvo de la obsolescencia con la revolución que viene en caminoComenzó a regir el sistema de gestión de envases de fitosanitarios: tendrá implementación efectiva a fines de 2017China sigue liderando el ranking argentino de desequilibrios comerciales: otra “pesada herencia” del régimen kirchneristaSe vienen varios días de tiempo estable para avanzar con la cosecha gruesa: el fin de semana habrá vientos fuertes sobre la región centralCuatro compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por un total de 15 M/u$sEl gobierno nacional se sigue financiando con dinero de los productores: “El último IVA que devolvieron corresponde al mes de julio”Se derrumbó la cantidad de juicios por enfermedades laborales contra empresas agropecuarias gracias a un cambio normativo introducido en 2017En lo que va del año se exportaron 114 tolvas a un promedio de 21.500 dólares: Australia es el segundo clienteComenzó a ingresar la cosecha de soja al circuito comercial: hubo un mes entero para asegurar precios superiores a 340 u$s/toneladaAlerta comercial: fondos especulativos comenzaron a “venderse” en maíz para reforzar factores bajistasAlerta climática: el jueves se prevén tormentas intensas en buena parte de la zona pampeana y el NEAHasta el lunes seguirá presente el mal tiempo en el norte del país: se vienen lluvias abundantes en el sur de la región pampeanaEl miércoles el ingreso de un frente frío generará probabilidad de tormentas sobre las zonas inundadas de Buenos AiresMala noticia: un informe ultra bajista del USDA provocó un derrumbe de los precios de los granos gruesosInforme del USDA demoledor para la soja: prevé un abarrotamiento de la oleaginosa en EE.UU. por competencia sudamericanaComenzó la semana de la miel: un negocio en el cual los exportadores se empoman a los apicultoresBienvenido 2014: un buen año para comenzar a entender dónde están los dólares que nos están faltandoArgentina se encamina hacia la peor crisis de toda su historia: “Superará ampliamente lo peor del 2001”Inteligencia artificial aplicada al agro: “Así como podemos hablar con las vacas, mañana vamos a poder hacerlo con la soja o las cosechadoras”Junta Nacional de Granos: ahora la Secretaría de Comercio decidirá quién puede (o no) exportar trigo