Google+
Valor Soja »Actualidad

Por la bajante histórica del río Paraná se calculan pérdidas superiores a 240 millones de dólares para la agroindustria argentina

Según estimaciones de la BCR.
Por la bajante histórica del río Paraná se calculan pérdidas superiores a 240 millones de dólares para la agroindustria argentina

Los problemas logísticos, de transporte y de industrialización generados por la bajante del Río Paraná provocarán una pérdida económica superior a los 240 millones de dólares en el primer cuatrimestre de 2020, según un cálculo realizado por el equipo técnicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Aquellas empresas que antes cargaban, por ejemplo, un buque Panamax con 45.000 toneladas de maíz y completaban carga en Bahía Blanca/Necochea hasta las 60.000-65.000 toneladas, se ven obligadas a salir del Gran Rosario con menos mercadería por la falta de profundidad.

“Eso las obliga a cargar más maíz en los puertos del sur bonaerense, lo cual plantea problemas en la logística porque hay menor disponibilidad de cereal en el sur bonaerense y los costos de adquisición son más elevados. En muchos casos debe retribuirse adicionalmente a los productores por el mayor costo de flete que existe para trasladar granos que están más alejados de los puertos bonaerenses”, señala el informe de la BCR.

En un Handysize o Handymax cada pie de calado que baja el río Paraná representa una pérdida de dicha capacidad de carga de entre 1500 y 1800 toneladas. Al ser de menor tamaño, estos buques no realizarán completamiento en Bahía Blanca o Quequén.

“En la actualidad se observa un castigo del orden de 60 u$S/tonelada en el precio FOB del aceite de soja argentino que se traduce en una presión a la baja respecto a otros orígenes, como el brasileño”, afirma el informe.

Entre los factores que explican ese castigo se incluyen la mayor probabilidad de varaduras en el Paraná y el hecho de que cada buque tanquero que carga aceite de soja en los puertos del Gran Rosario está resignando una capacidad de carga de unos 6000 toneladas por unidad. Además, actualmente hay poca disponibilidad de buques tanqueros y el valor del flete viene subiendo debido a que se están utilizando los buques como almacenaje de petróleo crudo.

Por la bajante del Paraná además se registran importantes demoras –de 10 a 15 días– en la llegada al complejo agroindustrial del Gran Rosario de barcazas con soja provenientes de Paraguay. “La no recepción a tiempo de las barcazas genera retrasos en la industrialización del poroto en el Gran Rosario e incumplimientos en el programa de embarques y contratos de compra con el exterior”, apunta el informe.

La bajante obliga a mayor prudencia de los pilotos y prácticos en las maniobras con los buques, en particular en los canales de acceso y pasos críticos, ya que existe una posibilidad creciente que se registren varaduras en el río, lo cual puede afectar la óptima navegación en el sistema. “Este costo no debe menospreciarse, ya que por cada día de demora de un buque para cargar y despachar al exterior el costo adicional asciende a 45.000 dólares”, advierte el documento.

Semana a semana, la bajante del Paraná continúa agravándose por el déficit de lluvias hacia el norte de Argentina y en Brasil y, para peor, se espera que la situación empeore en el corto plazo.

En la última semana, la altura del rio medida por el hidrómetro ubicado en Rosario tuvo un fuerte descenso de 0.34 metro para ubicarse al miércoles 22 a las 00.00 horas en los 0.4 metro, el guarismo más bajo desde 1971 y sin antecedentes para el mes de abril desde que comienzan los registros en 1884. “Este nivel resulta, además, muy inferior al mínimo de 2,47 metros que tiene que registrarse a la altura de Rosario para que Hidrovía S.A. tenga la obligación de garantizar los 34 pies de calado”, recuerda el informe de la BCR.

Desde la última semana de febrero, que marcó un promedio de 2,65 metros, los promedios semanales de la altura del Paraná vienen cayendo sin interrupción. El Instituto Nacional del Agua espera que el río continúe bajando, oscilando alrededor de los 0.3 metro en la semana próxima.

En la zona de influencia del Área Metropolitana Gran Rosario, detallada como los 70 kilómetros de costa sobre el Río Paraná que van desde la localidad de Timbúes hasta Arroyo Seco, se encuentran localizadas 29 terminales portuarias que operan distintos tipos de cargas. De éstas, 19 despachan granos, aceites y subproductos y 12 tienen además plantas de molienda de oleaginosas anexados a sus terminales portuarias. El complejo cuenta también con dos centrales termoeléctricas (San Martín y Vuelta de Obligado) localizadas en Timbúes, dos terminales que operan fertilizantes (Profertil y TFA), una terminal que despacha concentrados de cobre y oro (Minera Alumbrera), cinco terminales portuarias que operan petróleo y sus derivados (Petrobras, YPF, Esso, Oil Combustibles y en Arroyo Seco, Shell), y una terminal multipropósito, Terminal Puerto Rosario (TPR), que opera contenedores, cargas generales y aceites.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Próximo desastre agrícola en puerta: los precios internacionales del maíz son tan bajos que aún sin retenciones es inviable en muchas zonas extra pampeanasHacia una Ley de Góndolas que promueva prácticas comerciales justas, eficientes y competitivasPiñera: “La Argentina debe integrarse al mundo para dejar de ser una economía cerrada”El ajuste anual por inflación para los productores de yerba se determinó en 73%La Comisión de Enlace Agropecuaria comenzó a organizarse contra el “plan venganza” del gobierno La mayor parte de los bonaerenses que habitan en zonas productivas votaron a favor de un cambio de política agropecuariaParecidas pero diferentes: en el último año se duplicó la brecha de precios de exportación de la cebada cervecera versus la forrajeraEl fin de semana ingresa un frente frío que podría generar precipitaciones en el sur de la zona pampeanaSilicon Valley Forum: presentarán un dispositivo que combina una estación meteorológica en miniatura con una plataforma de sensores de monitoreo de cultivos¿Quiénes son los activistas que irrumpieron en la pista central de la Rural de Palermo para denunciar “explotación animal”?En lo que va del año las exportaciones argentinas de leche en polvo cayeron 22% por el cepo lácteo de la UcesciAlerta logística: transportistas autoconvocados comenzaron a movilizarse en los accesos de las terminales rosarinasEl Covid-19 pulverizó la demanda europea de novillo pesado: se prevé un aumento de la oferta de hacienda en el mercado internoLa crisis lechera también la padecen los consumidores: la canasta láctea terminó el 2017 con una inflación de 26,4%Se acabó el cepo cambiario pero es como si siguiera vigente: en lo que va del año apenas ingresaron 30 cosechadoras importadas al mercado argentinoEl trigo diciembre 2020 llegó a los 172 u$s/tonelada: ya se declararon exportaciones por más de un millón de toneladas de la cosecha nuevaPresentan en EE.UU. una demanda judicial contra elaboradores de Dicamba: “Parece que están utilizando la amenaza de daño para eliminar a su competencia”En el último año se duplicó el volumen exportado de sorgo granífero: el FAS teórico se ubica en torno a 170 u$s/toneladaAdiós Venezuela: se derrumbaron las exportaciones argentinas de pollos al no poder ingresar a los principales mercados mundialesLos operadores especulativos redujeron posiciones en maíz por primera vez en el año: buenas perspectivas climáticas en EE.UU.Dólares express: esta semana el gobierno recaudó 30 M/u$s con retenciones anticipadas de cerealesBioeconomía: la próxima frontera entre las naciones ricas y pobresEl fin de semana regresan las lluvias sobre la zona central del país: se prevén nuevas tormentas en el NOAEn lo que queda de la semana el mal tiempo se localizará en el norte del país: no habrá sobresaltos en la región pampeanaLa demanda global se abalanzó sobre la cosecha gruesa estadounidense: hasta Brasil quiere maíz norteamericanoEn lo que va del año el único impuesto que generó una mayor recaudación fueron las retenciones: todos los demás cayeronEn las crisis se ajusta por el más débil: tamberos perdieron más de nueve puntos en la participación del negocio lácteo a favor de la industria y los supermercadosMasivo apoyo popular a una petición pública para rechazar la expropiación del grupo Vicentín