Google+
Valor Soja »Actualidad

Bitácora de cuarentena: ¿Para qué sirve el Ipcva en la pandemia?

La argentinidad ante el espejo uruguayo,
Bitácora de cuarentena: ¿Para qué sirve el Ipcva en la pandemia?

En el transcurso de la pandemia han surgido innumerables iniciativas desde el sector productivo para asistir tanto a los sectores más necesitados como a los servicios sanitarios por medio de la compra de respiradores e insumos críticos.

Pero en los últimos días observamos algo particular en Uruguay: la junta directiva del Instituto Nacional de Carnes (Inac) decidió donar al “Fondo Coronavirus” –creado por el presidente oriental Luis Lacalle Pou para financiar los gastos extraordinarios generados por la crisis sanitaria– un monto de 20 millones de dólares proveniente de aportes realizados fundamentalmente por empresarios ganaderos y frigoríficos.

El presidente del Inac, Fernando Mattos, anunció que el instituto transfirió “el monto de dinero más importante de su historia” y aclaró que la donación de ese fondo de reserva se hará sin menoscabo del funcionamiento, plan de inversiones, proyectos y esfuerzo adicional requerido para retomar la actividad luego que pasen los efectos de la pandemia.

El Inac es el equivalente a nuestro Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva). ¿Deberíamos esperar una actitud equivalente de este lado del Río de la Plata?

En la Argentina las circunstancias son bastante diferentes a las presentes en Uruguay a pesar de la cercanía cultural presente en ambas naciones.

A casi 19 años de la creación del Ipcva, somos los productores quienes tenemos que salir a explicar que no somos formadores del precio minorista de la carne vacuna, que el valor producido de nuestra actividad surge en un mercado de competencia perfecta en el cual el valor final es el asignado por el consumidor, que los precios nominales de todos los bienes de la economía –incluyendo la carne– van a seguir subiendo debido a la emisión monetaria masiva que está realizando el Estado nacional(cual escalera mágica para sostener el consumo), que pretender explicar los mismos en términos de precios relativos con otros alimentos es una falacia grotesca (ver artículo “Estimados lobistas amateur del agro argentino: no nos defiendan más”), que como productores sería muy fácil echarle la culpa a los restantes eslabones de la cadena y decir que los empresarios frigoríficos y los supermercados la “levantan en pala” aún sabiendo que eso implicaría retroceder a la época de las cavernas en materia de análisis económico dado que no son los costos los que determinan los precios, que las categorías bovinas que se exportan no necesariamente son las que se consumen localmente, etcétera, etcétera, etcétera.

Promoción implica ganar mercados. Construir demanda. Fidelizar consumo. Pero también defender a un sector cuando existe una amenaza tangible pues, indefectiblemente, no se puede promover aquello que no existe debido a la falta de incentivos para producirlo.

Promoción, en un país como la Argentina, implica explicar hasta el cansancio a los consumidores, pero especialmente a los políticos encargados de tomar decisiones, que si uno se pone a toquetear el tablero de control de precios pueden llegar a desaparecer, por arte de magia, más de 10 millones de cabezas bovinas en unos pocos años y que recuperar eso puede llevar varias décadas. Obteniendo el resultado opuesto tanto productores como consumidores con peor nivel de vida.

Pero todas esas actividades que deberían realizarse, ya que aportamos dinero de nuestros propios bolsillos para así se haga, las terminamos ejecutando los productores, los que tenemos la camiseta puesta del campo y del país. Los que no nos rendimos nunca.

Virginia Buyatti Giovanovich. C.P.N. Empresaria ganadera del norte de Santa Fe

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Se vienen varios días ideales para avanzar con la siembra de cereales de inviernoCórdoba publica el primer protocolo para evitar la propagación del Covid-19 en las actividades agropecuariasFactor bajista: China comenzó a rechazar el ingreso de granos destilados de maíz que contengan un evento no aprobado de SyngentaDiputados tratarán el proyecto kirchnerista de envases de agroquímicos: dejaron afuera una iniciativa firmada por BuryaileYa se cubrió casi el 64% del nuevo cupo de exportación de maíz: otorgan ROE por 25.250 toneladas a YPFRégimen de ventanilla única: en 2017 se simplificarán los trámites para agilizar exportaciones agroindustrialesInteligencia artificial aplicada al agro: “Así como podemos hablar con las vacas, mañana vamos a poder hacerlo con la soja o las cosechadoras”Hoy se celebra el Día Mundial del Suelo: cuáles son las principales amenazas de un recurso críticoLa cantidad de demandas contra empresas agropecuarias por enfermedades laborales descendió casi 29%Zona liberada: frigoríficos uruguayos que venden a Chile deben pagar custodia para evitar robos en ArgentinaComenzó a desinflarse la recuperación del valor relativo de la leche: los tambos se quedan sin resto para liquidar deudas comercialesHasta el lunes habrá tiempo ideal para terminar con la siembra de trigo: el martes regresan las lluvias en el norte de la zona pampeanaEl primer tiempo del partido del maíz está perdido: ahora todas las fichas están puestas en los planteos tardíosEdición génica: países americanos comienzan a unificar criterios ante la inminente creación de una nueva barrera para-arancelaria por parte de la Unión EuropeaEl año pasado los productores ganaderos aportaron 39,4 M/$ al Ipcva: un 26% más que en 2012Conózcalos: la lista completa de los diputados opositores que avalaron el revalúo inmobiliario de ScioliCuidado con presupuestar rindes altos en 2016/17: Aiello advirtió que “se pueden dar interesantes impactos negativos para la producción de la próxima gruesa”Esta semana solamente se prevén precipitaciones en el sector este del país: Córdoba deberá seguir esperandoCuarto intermedio hasta el próximo lunes para el conflicto de Verónica: un drama que se gestó gracias a la intervención kirchneristaAmigos son los amigos: el gobierno liberó exportaciones de harina de trigo por un 45% más del cupo prometidoEl “banderazo”: una manifestación de los habitantes de la “Argentina del Centro”La ganadería somos todos: incluso los carnicerosEl gobierno amplió a 90 días el plazo máximo de embarque de trigo para intentar agilizar la comercializaciónAlberto Fernández: “El presidente de Syngenta está dispuesto a donar el 1% de su producción en esta campaña”El alquiler para doble cultivo en la principal zona agrícola uruguaya se negoció en un promedio de 350 u$s/ha: 5% menos que el año pasadoComenzó a regir la extensión de la emergencia citrícola con cobertura para tres provincias másOtro factor bajista para el maíz: China rechaza el ingreso de un embarque con un evento no aprobado de SyngentaBasta de vender humo: para potenciar exportaciones a China no se necesita a Alibaba sino un Tratado de Libre Comercio