Google+
Valor Soja »Actualidad

Extendieron el sistema Bolsatech para la campaña de soja 2019/20: qué implica para los productores

Se publicó la resolución en el Boletín Oficial.
Extendieron el sistema Bolsatech para la campaña de soja 2019/20: qué implica para los productores

Las autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca resolvieron extender la aplicación del sistema Bolsatech para la campaña de soja 2019/20.

La cláusula Bolsatech –contenida en contratos forwards– indica que “en caso de detectarse la presencia de tecnologías patentadas, se proporcionará dicha información al propietario de dicha tecnología”. Es decir: no habilita a realizar descuentos compulsivos por cobro de regalías en las liquidaciones realizadas a los productores, a menos que éstos voluntariamente así lo hayan dispuesto por medio de la firma de la “licencia de uso” del evento de Monsanto (compañía controlada por Bayer Crop Science).

A partir de lo dispuesto por la resolución 27/20 –publicada hoy martes en el Boletín Oficial– se habilitó a tomar dos muestras de grano en el primer punto de entrega de la soja 2019/20 (acopio, industria o terminal portuaria), las cuales serán analizadas por los laboratorios de las Bolsas de Cereales y de Comercio –con el aval oficial del Instituto Nacional de Semillas–para detectar el evento RR2 PRO de Monsanto-Bayer (“Intacta”).

En lo que respecta a los demás productos controlados por el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) –maní, arroz, trigo, algodón, arveja y cebada– la resolución 27/20 especifica que “le serán extraídas únicamente al productor o remitente, que el Instituto Nacional de Semillas (Inase) determine, dos muestras de grano en el primer punto de entrega para la verificación del cultivar utilizado para la obtención del producto analizado”.

Las autoridades regulatorias chinas exigen a las compañías que exportan granos o subproductos provenientes de materiales con eventos biotecnológicos que presenten un certificado de bioseguridad expedido por la empresa desarrolladora del mismo (el cual fue previamente validado por el Ministerio de Agricultura de China).

En función de esa exigencia, las autoridades de la filial argentina de Monsanto implementaron una serie de maniobras a través de las cuales hicieron imposible que los productores puedan vender soja 2015/16 si no aceptaban incorporar la “cláusula Monsanto” en los contratos de compraventa y canjes de soja, la cual habilitaba el cobro automático de regalías en caso de detectar eventos biotecnológicos patentados no declarados por el productor.

Es decir: el proceso para obtener el certificado de bioseguridad, que hasta entonces era sólo un trámite, pasó a ser un condicionante para que las principales compañías exportadoras aceptasen incorporar la cláusula contractual exigida por Monsanto, con el riesgo, en caso de no hacerlo, de que los embarques argentinos de soja comenzasen a ser rechazados al momento de llegar a las terminales portuarias de la nación asiática.

La solución que encontró en 2016 el entonces ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, para contrarrestar el sistema privado de control y recaudación implementado por la filial de Monsanto en las terminales portuarias argentinas fue recuperar el monopolio de la fiscalización de semillas –por medio de la resolución 207/16 del Inase– el cual, complementándose con el sistema Bolsatech, permitió que la gestión de los datos de análisis genéticos de la cosecha de soja permanezca en manos del Estado. El sistema Bolsatech fue sucesivamente prorrogado en las campañas 2016/17, 2017/18, 2018/19 y ahora también en la 2019/20.

A partir de la campaña 2018/19 se implementó el SISA, por medio del cual el empresario agrícola debe informar el origen de las semillas guardadas y sembradas de soja, trigo, arroz, arveja, cebada y maní. Si bien en SISA funciona en el ámbito de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), el Inase accede a toda información referida a semillas y puede sancionar a productores que hacen un uso indebido de semillas en el marco de lo permitido por la Ley de Semillas (Nº 20.247).

Eso es posible porque, en caso de detectar inconsistencias en las información declarada por un productor, el Inase realiza análisis de ADN para determinar que los cultivares declarados hayan sido realmente los usados. Frente a ese avance tecnológico, Roberto Campi, representante de la producción en la Comisión Nacional de Semillas (Conase), considera que el sistema Bolsatech debería dejar de implementarse por encontrarse obsoleto.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Súper devaluación: Macri aseguró que si el kirchnerismo gana la elección presidencial “esto es solamente una muestra de lo que va a pasar”Creció el número de productores que hacen refugios en maíz: pero la mayor parte sigue usando la tecnología de manera irresponsableLa declaración de semilla de uso propio de trigo 2016/17 superó el 40% del área sembradaBalanza comercial con China: Chile va primero, Brasil segundo y Argentina quedó fuera de competenciaDerrumbe del 64% de la exportación argentina de pollos por la desaparición de la demanda venezolana: los principales compradores ahora son las naciones islámicasCupo de exportación de maíz: ACA y AGD lideraron el ranking semanalLos proveedores de hacienda Hilton deberán volver a registrarse ante el Senasa en un plazo de 90 díasEl Senasa dispuso nuevas exigencias para promover la inocuidad alimentaria en la producción de pollos y elaboración de menudenciasEl gobierno expropió el Predio Ferial de Palermo: “Es una barbaridad que nos asemeja a la dictadura venezolana”El gobierno implementó nuevos reintegros para productos agroindustriales de economías regionalesSanta Fe: el revalúo inmobiliario impulsado por el gobierno socialista perjudica a los productores más pequeñosDato: los legisladores de la “Argentina del Centro” defendieron los intereses de sus propias economíasCebada cervecera: ofrecen realizar convenios con precios superiores a los del trigo 2017/18 para captar el interés de los productoresArgentina va camino a la mayor cosecha de trigo de su historia: sin retenciones seguirá creciendo la recaudación de impuestosBrasil se quedó con el mercado chileno: la industria frigorífica argentina no pudo reemplazar a ParaguayEn lo que va del año las exportaciones argentinas de tractores a Venezuela sumaron 2,0 millones de dólares: 88% menos que dos años atrásCaros demasiado caros: exportaciones argentinas de proteínas animales se derrumban por retraso cambiarioBioetanol maicero: otro sector agroindustrial que está en el horno luego del sinceramiento del tipo de cambioFactor alcista: Brasil ya exportó el 88% del saldo exportable de soja previsto para todo el añoArgentina insólita: el saldo exportable de trigo calculado por Minagri quedó “sujeto a modificación por parte de la Secretaría de Comercio Interior”El “correacopio” BLD suspende operaciones al reconocer que “la crisis financiera que atraviesa el país puso en desequilibrio nuestros planes”Extendieron el sistema Bolsatech por una campaña más para evitar que los forwards de soja 2017/18 lleven la “cláusula Monsanto”Vicentín solicitó la apertura de su concurso preventivo para reestructurar pasivos “en condiciones y términos que sean mutuamente fructíferos para acreedores y para la empresa”Para que creza el área de cereales se necesitará financiación: por suerte volvieron los créditos en dólares para el agro argentinoSiguen creciendo las exportaciones de poroto mung: un negocio donde las partidas con alto poder germinativo valen más de 1000 u$s/toneladaSe acabó la era del glifosato: la competividad de la agricultura argentina comenzará a erosionarse de manera crecienteArgentina insólita: el déficit energético supera los 4000 millones de dólares a pesar de tener el petróleo más caro del mundoEn los últimos dos años la exportación argentina de uvas frescas cayó 72%: combo fatal de retraso cambiario con desastre climático