Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Una pregunta incómoda: ¿Vale la pena seguir formando parte de la Argentina?

Frente a la creciente exigencia de tributos.
Una pregunta incómoda: ¿Vale la pena seguir formando parte de la Argentina?

Para el Estado nacional argentino la región pampeana no está habitada por empresarios y trabajadores, sino por siervos de la gleba, campesinos que tienen el derecho a trabajar una porción de tierra a cambio de pagar al señor feudal un canon que en la Europa medieval consistía fundamentalmente en la entrega de mercadería o dinero.

El siervo medieval se sentía una persona libre, pero no podía abandonar la tierra que tenía su cargo, así como tampoco ser desposeída de la misma sin un motivo válido. El equilibrio de la relación entre siervos y señores se sostenía en el hecho de no pedir más de lo necesario para que los campesinos pudiesen sustentar a sus familias y repetir el ciclo productivo año tras año.

Pero en la Argentina ese pacto tácito –tal como sucedió en 2008– está nuevamente a punto de romperse, pues el Estado nacional comenzó a exigir tributos en función de sus necesidades sin advertir el impacto de tales demandas en las comunidades habitadas por los siervos.

La creciente extracción de recursos de la zona pampeana contrasta además con la escasa exigencia de tributos solicitada a las regiones con producciones petroleras o mineras, donde no existen decenas de miles de Pymes (siervos) agropecuarias, sino grandes corporaciones que tienen tanto o más poder que el propio Estado nacional.

Las regiones petroleras y mineras incluso recibieron hasta el año 2018 regalías sojeras por medio de los aportes provenientes del Fondo Federal Solidario (término por demás cínico), mientras que jamás se redistribuyeron de la misma manera las regalías petroleras ni las mineras.

Estonia, un territorio pobre mientras formó parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, se transformó en una nación próspera luego de lograr su independencia en 1991. A veces menos es más.

Quizás llegó el momento de comenzar a realizar algunas preguntas incómodas, pero necesarias frente a la recurrente actitud de un señor feudal que no parece interesado en conocer la opinión ni la condición en la que se encuentran sus siervos.

¿Cómo serían las comunidades de base agropecuaria si pudiesen vivir sin la necesidad de transferir ingentes recursos al Estado nacional? Si se realizase un sufragio, por ejemplo, en las provincias de Córdoba y Santa Fe, ¿cuántas personas optarían hoy por dejar de ser parte de la Argentina para comenzar a gozar del pleno derecho de usufructuar el resultado de su trabajo?

Los Estados nacionales nacieron con el propósito de sumar por medio del logro de metas que, por sí mismas, la regiones que lo integran no podrían alcanzar jamás. Pero si el Estado opera como una máquina de restar, entonces se transforma en un instrumento disfuncional.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Primarización: en el mes de octubre las ventas externas declaradas de poroto duplican a las de harina de sojaVassalli y Claas concentran el negocio de exportación de cosechadorasEl miércoles comienza a despedirse la ola polar: a partir del jueves habrá buenas condiciones de tiempoLos fondos no se equivocaron: apostaron a una baja de la soja para finalmente terminar tomando gananciasEsto recién empieza: el jueves se prevé el ingreso de una nueva ola polar que provocará heladas intensas en el centro del paísSumisión federal: el Presupuesto 2013 destina a las provincias apenas un 26% de la recaudación totalBuena noticia: a partir de mañana prevén un corte de precipitaciones en las zonas afectadas por inundacionesComienza la recorrida de la versión sudamericana de “Pro Farmer”: visitarán campos agrícolas en cinco nacionesSigue el tiempo ideal para avanzar con la cosecha gruesa: no se prevén lluvias en ninguna región productivaAumentos de hasta el 360% en los aranceles de servicios prestados por el Inase para financiar la lucha contra la semilla ilegalValor desagregado: las exportaciones argentinas de uvas frescas cayeron más de un 35%Cambio de pauta de consumo para los uruguayos: el asado en Montevideo ya cuesta el doble que en Buenos AiresSe lanzó convocatoria para cubrir cargos de seis direcciones del INTA con salarios de hasta 160.000 pesosEn el primer bimestre del año ingresaron 71 cosechadoras importadas a un valor promedio de casi 164.000 dólaresAutoridades del Banco Central lograron descomprimir la presión sobre el tipo de cambio: buscan oxígeno hasta el ingreso de la cosecha gruesaInvestigadores de la Universidad Arkansas detectaron volatilidad en todas las nuevas formulaciones de DicambaEste domingo 11 de marzo se conmemora en San Pedro el aniversario de la movilización ciudadana contra el autoritarismo: las lecciones que siguen vigentes una década despuésNueva ley de semillas: un desafío enorme para domesticar posturas irracionales luego de décadas de inacción oficialInundaciones: la importación de orugas para cosechadoras está restringida a pesar de no haber ninguna fábrica localInundaciones: quedan menos de dos meses para usar los 500 millones de pesos del Fondo de Emergencias AgropecuariasLuego de 17 años Argentina vuelve a exportar carne vacuna a EE.UU.China devalúa el yuan para realizar una demostración de fuerza a la comunidad monetaria: mala noticia para los commoditiesPymes elaboradora de biodiesel emprenden una campaña millonaria: temen que se modifique el cupo interno dispuesto por Guillermo MorenoBasterra: “Hay que sumar aliados para que el comercio de nuestros productos pueda hacerse sin trabas”Viande y Azul Natural Beef son los principales ganadores en la distribución de la cuota Hilton 2019/20Por cada tres pesos del Fondo de Infraestructura Hídrica destinado a las represas Kirchner-Cepernic apenas se asignó uno al Plan Federal de Control de InundacionesSalió la tercera tanda del año de créditos fiscales para capacitación de personal: cuáles con las empresas agroindustriales beneficiadasCrisis lechera: el tambo santafesino promedio ya registra una pérdida superior a un peso por litro producido