Google+
Valor Soja »Actualidad

Gracias Argentina: el ataque contra el sistema productivo fue un factor decisivo para lograr el acuerdo EE.UU-China

La nación asiática necesita garantizar la seguridad alimentaria.
Gracias Argentina: el ataque contra el sistema productivo fue un factor decisivo para lograr el acuerdo EE.UU-China

Argentina fue decisiva en la implementación de la primera fase del acuerdo EE.UU-China orientado a desactivar la “guerra comercial” que mantienen ambas naciones centrales desde 2018.

Cuando el gobierno central chino decidió comenzar a implementar murallas arancelarias y bloqueos comerciales contra productos agroindustriales estadounidenses a modo de represalia contra la “guerra comercial” lanzada por Donald Trump, la única región del mundo con capacidad para suplir la oferta faltante era el Mercosur.

Pero por entonces (2018) Brasil se encontraba en plena campaña electoral presidencial y Argentina, además de no mostrar interés en alinearse estratégicamente con China, procedía a implementar derechos de exportación generalizados, además de reforzar los aplicados al complejo oleaginoso.

Próximamente Argentina dará un paso más para terminar de asfixiar al sector productor de alimentos (y de divisas) con una mayor carga tributaria.

China, la nación más poblada del planeta con un estimado de 1435 millones de habitantes a la fecha, no se autoabastece de alimentos y este año perdió una gran parte de su stock de cerdos por una enfermedad (fiebre porcina africana) que impactó de lleno en una de las principales fuentes propias de proteínas cárnicas.

El flujo constante de aprovisionamiento de alimentos por parte de China constituye para esa nación una cuestión de seguridad alimentaria, es decir, representa un problema de seguridad nacional.

Por tal motivo, una política que contribuya a restringir o interrumpir las exportaciones de alimentos en una nación con excedentes de ese recurso representa para el gobierno central chino una amenaza, lo que convierte al país que aplique tales políticas en un mero proveedor al que se le puede cortar el chorro en cualquier momento (tal como sucedió recientemente con la exportación de carne bovina).

Diferente sería el caso si se promoviese la producción agropecuaria y de alimentos, además de establecer un Tratado de Libre Comercio que permita la integración comercial, logística y macroeconómica con China, para que la nación asiática, en lo que respecta a la Argentina, promueva un proceso de desarrollo similar al emprendido por los británicos entre fines del siglo XIX y comienzos del XX.

Pero la Argentina ya está catalogada como una nación poco confiable por el gobierno central chino, es decir, como un mero proveedor de alimentos, razón por la cual no tiene otra alternativa que buscar restablecer el pleno flujo de los canales comerciales con EE.UU.

El incremento de presión impositiva que viene en camino –además de generar recursos fiscales insignificantes– promoverá una creciente liquidación del rodeo bovino y desactivará el proceso de agroecologización que venía desarrollándose en los últimos años para garantizar la sostenibilidad de los sistemas agrícolas.

Tal como sucedió durante el período kirchnerista (2003/2015), la política tributaria extractiva promoverá una segunda fase del proceso de sojización que, además de potenciar la emergencia agronómica generada por la proliferación de las malezas resistentes a diversos principios activos, vendrá seguramente acompañada por plagas resistentes y problemas potenciados de enfermedades, los cuales, inevitablemente, atentarán contra la productividad.

Las presiones impositivas excesivas no se hacen solamente a costa de la “renta” de los productores, sino del patrimonio suelo, el capital biológico y el activo ambiental empleado por los sistemas agrícolas, recursos que, si bien son administrados por empresas privadas, algún día podrían llegar a ser considerados bienes públicos de la humanidad. Y si ese día llega, entonces las naciones que realicen una inadecuada gestión de los mismos podrían ser sancionadas o, eventualmente, ocupadas para garantizar un uso apropiado.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Cuenta regresiva: en apenas dos días se cubrió el 23% del segundo tramo de la cuota de exportación de maíz 2014/15SanCor: promueven un Acuerdo Preventivo Extrajudicial con quitas a tamberos de 30% a 50% de los cheques adeudadosContadores volvieron a pedir a la Afip una prórroga en la implementación del Registro de Tierras Rurales: sin novedades por el momentoSe necesitan dólares: el gobierno nacional comenzará a liberar licencias de exportación de trigo 2013/14 para recaudar retenciones anticipadasErize: Argentina necesita un "grainstorming" para incrementar el “empleo agregado” de la producción agrícolaCasañas denunció que la obligatoriedad de realizar análisis de granos “es un negocio de unos pocos laboratorios” que perjudica al productorOrden público: el concepto jurídico del proyecto de reforma de la Ley de Semillas más resistido por parte de la industria desarrolladora de genéticaUna solución que terminó siendo un problema: productores tienen dificultades para vender chía ante el derrumbe del precio internacionalEl diferencial del aceite de girasol alto oleico es del 20% versus el convencional: un nivel lejano al de la época de oroSe necesitan nuevas moléculas con urgencia: Bayer compra Monsanto para poder competir en innovación con ChemChina-Syngenta y Dow-DuPontFijaron los valores de los subsidios forestales correspondientes a plantaciones de 2018 con un ajuste de hasta el 49%¿Qué hacer frente a problemas con mancha amarilla en trigo?Argentina: Braford y Brangus desarrollan un test genómico propio para lograr la independencia tecnológicaPrimer día de operaciones con un único tipo de cambio: también comenzó la temporada de caza de productores trigueros descubiertosSanCor salió a romper el mercado con ofertas de hasta 6,80 $/litro para intentar recuperar remitentesLedesma registró una pérdida de 1518 M/$ por tener la mayor parte de su deuda dolarizada: panorama complicado con la nueva súper devaluaciónQuizás el mejor negocio del ciclo 2015/16: el valor del trigo de alta calidad duplica el precio del cereal condición cámaraLos operadores especulativos siguen apostando al alza del maíz al tiempo que continúan liquidando posiciones en sojaSe profundiza la campaña para culpar a los productores del faltante de divisas: datos oficiales muestran que aumentaron exportaciones sojerasGracias a los controles instrumentados para reducir la molienda no registrada detectaron harina de trigo “producida en condiciones sanitarias deplorables”Argentina vuelve a ser una nación productora de trigos de calidad panadera: la proteína promedio en Santa Fe y Córdoba supera el 11%Los operadores especulativos redujeron posiciones en maíz por primera vez en el año: buenas perspectivas climáticas en EE.UU.Mala señal: el precio de la soja disponible comenzó a registrar descuentos propios de la época de cosechaPollos con deflación de precios por saturación de oferta en el mercado interno: la única salida es recortar producciónEn los primeros cinco meses del año ingresaron 315 cosechadoras importadas a un valor promedio de 175.000 dólaresEl precio de exportación del garbanzo argentino encontró el piso luego de caer al nivel más bajo de los últimos tres añosLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó casi el 62% del monto comprometidoEl Niño llegó con todo: esta semana se esperan más tormentas fuertes en la zona central del país