Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La lección del caso Vicentín: qué sucede cuando se aplica la ley del menor esfuerzo en el comercio de granos

A propósito de las “operaciones a fijar”.
La lección del caso Vicentín: qué sucede cuando se aplica la ley del menor esfuerzo en el comercio de granos

El grupo agroindustrial argentino Vicentín se encontró en el peor de los mundos posibles con dos frentes abiertos. Por un lado, el Estado nacional comenzó a cobrarle impuestos dolarizados por adelantado al momento de registrar declaraciones de ventas externas. Por otro lado, una legión de productores empezó a solicitar la liquidación masiva de posiciones abiertas.

Ambos movimientos fatales tienen un solo origen: la voracidad de la maquinaria estatal que, frente a una crisis de ingresos, no duda en sacrificar empresas y empleos en el sector privado para asegurar su propia supervivencia elefantiásica.

Los últimos meses del gobierno macrista fueron, en términos de política económica, un adelanto del modelo neokirchnerista que viene en camino con la presidencia de Alberto Fernández.

El affaire Vicentín debe servir como caso escuela para redimir a todos los analistas y consultores que, durante décadas, insistieron en el hecho de que las ventas de granos a fijar debían ser erradicadas del portafolio de opciones comerciales del empresario agrícola.

La mayor parte de los productores ignoraron siempre esa recomendación, imaginando que, al entregar los granos, podían desatenderse de la cuestión logística sin mayores riesgos y dejar una posición abierta que, en algunos casos, tenía incluso un “premio” de algunos dólares más por toneladas respecto del valor de referencia de fijación.

Hoy muchos de los productores que tienen mercadería adentro de la defaulteada Vicentín aprendieron –suponemos– la lección: entregar granos a fijar es una operación riesgosa en un país inestable como la Argentina. Especialmente cuando existen alternativas disponibles para evitarlo.

En los últimos años los accionistas del Matba y Rofex hicieron grandes esfuerzos para integrar ambos en un solo gran mercado argentino de futuros agrícolas que garantice liquidez de contratos. Muchos, igualmente, siguen sin usarlo porque dicen que tienen que inmovilizar capital en los márgenes de garantía. Pero peor que eso es que quede buena parte de la cosecha dentro de una empresa sin capacidad de pago.

La gestión profesional del comercio granario debería sustentarse en el uso sistemático de mercados de futuros agrícolas combinado con el empleo de silobolsas o el uso del servicio de acopio, el cual tendría que contar con una regulación específica que garantice la no realización de negocios sin autorización del propietario de los granos.

La comodidad y la ley del menor esfuerzo son siempre la solución fácil. Pero en el comercio de granos aplicar tales preceptos implica asumir un riesgo enorme, el cual, lamentablemente, se evidencia cuando ya es demasiado tarde.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Habilitaron una suma de 5,0 M/$ para subsidiar agroemprendimientos realizados por jóvenes bonaerensesEn 2017 los productores del norte del país tendrán vía reintegros una retención efectiva en soja del 25%Vuelve el dólar informal: qué implica para las empresas agropecuariasGracias totales: Etchevehere recibió a los cuatro integrantes de la Comisión de Enlace Agropecuaria de 2008Gracias a la inestabilidad económica llegó el aguinaldo para los criadores: explotaron los precios de la vaca gordaBronca en el agro contra el Renatre por un comunicado tendencioso que fue empleado con fines desinformativosDeterminaron criterios técnicos para realizar un uso agronómico de los fertilizantes orgánicos provenientes de plantas de biogásSorpresa: el gobierno nacional aumentó las retenciones al biodieselGracias al Matba Rofex los productores agrícolas sudamericanos pueden capturar el diferencial de precios de la soja generado por la “guerra comercial”Camas biológicas para limpieza de pulverizadoras: en qué consistenFracasó la cosecha de trigo brasileña: este año habrá premios para los pacientesPerú es la principal fábrica latinoamericana de buenas noticias: Argentina quedó relegada de las oportunidades comerciales presentes en la nación andinaLlegó la respuesta oficial para corregir la desinformación pública emitida por Carrió: productores ya vendieron el 89% de la soja cosechadaLos operadores especulativos apuestan a la baja de precios ante el ingreso inminente de una oferta aluvional de soja y maíz argentinosHasta fines de enero no se prevé la aparición de lluvias importantes sobre la región pampeanaTerminó la crisis para los tambos grandes: pero los medianos y pequeños productores lecheros aún siguen complicadosComa más pizza para salvar al sector lácteo: cada vez más empresas ofrecen quesos a precios de remate para liquidar excedentesCaros demasiado caros: exportaciones argentinas de proteínas animales se derrumban por retraso cambiarioEl precio promedio de exportación del maní blancheado sigue por debajo de los 1400 u$s/toneladaComenzó a funcionar el “Gran Hermano” cárnico para detectar evasores en la cadena de valor bovinaEl fin de semana volverá el tiempo inestable sobre el sector este del paísDilma se prepara para aplicar un fuerte ajuste del gasto público: pero el presupuesto del programa agropecuario 2015/16 aumentó un 20%LDC le sacó jugo a la “guerra comercial” al lograr una ganancia neta de 355 M/u$s gracias a las operaciones localizadas en Brasil y ChinaValor agregado: el precio de exportación de los snacks de papas fritas es 2600% superior al del producto a granel sin procesarModificaron el proyecto para deducir de Ganancias el 100% del gasto en fertilizantes: será responsabilidad de los propietarios de camposEl proyecto de semillas de CRA contempla mantener el “uso propio” irrestricto sólo para las microempresas agrícolasAlerta comercial para lácteos, cebollas y manzanas: el gobierno brasileño decidió profundizar la devaluación del realSe aprobó un cupo de 120 millones de pesos para que las Pymes puedan financiar hasta el 85% del costo total de capacitaciones