Google+
Valor Soja »Ganadería

Fuego cruzado entre matarifes y frigoríficos exportadores por una resolución de la Afip: ninguno tiene razón

Situación insólita en la cadena cárnica.
Fuego cruzado entre matarifes y frigoríficos exportadores por una resolución de la Afip: ninguno tiene razón

Esta semana las autoridades de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) ajustaron el monto de los pagos a cuenta que deben realizarse para habilitar faenas bovinas de manera tal de cumplir con la normativa vigente dictada por la propia Afip.

La Afip había determinado que el ajuste del monto debía realizarse en los meses de mayo y noviembre de cada año “en la proporción del incremento del IGML publicado por el Mercado de Hacienda de Liniers”. Pero a partir de noviembre, lejos de ajustar al 22,1% –según lo determinado por ese índice–, aplicó (inexplicablemente) un aumento del 100%. Ahora dio marcha atrás.

Increíblemente, el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC manifiesto, por medio de un comunicado, “su total oposición a esa modificación” al considerar que “va en sentido contrario a la indispensable formalización y transparencia que demanda la cadena de ganados y carnes bovinas, constituyendo una pésima señal para los operadores que cumplen acabadamente con sus obligaciones tributarias”.

Poco después llegó la respuesta de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya), la cual, también por medio de un comunicado, señaló que “como viene ocurriendo en los últimos tiempos y en un ejercicio desmedido de su poder económico y de lobby, vemos como uno de los pocos sectores favorecidos en este contexto de recesión económica –encabezados por el Consorcio Exportador ABC– protesta por una medida justa”.

Camya aseguró que la Afip procedió a reducir el monto del pago a cuenta porque “comprendió que ese incremento podía repercutir en el precio de la carne en un momento en que la escasez de producto, consecuencia de las exportaciones y el aumento de la mayoría de los costos, hace que el aumento de precios se traslade a las carnicerías y como consecuencia a las familias”. Aunque esta afirmación no es correcta porque el ajuste realizado por la Afip está motivado simplemente por la necesidad de ajustar la medida a la normativa vigente.

La organización que integra a los matarifes –cuyo cliente es el consumidor argentino– aseguró que “quien muestra disconformidad con la medida (de la Afip) es el gran favorecido de este proceso, que ignora la realidad económica y social que vive la población argentina y solo quiere ganar más eliminando a los pequeños y medianos competidores”.

“Parece extraño que después de tanto esfuerzo y trabajo para corregir los desvíos, disminuir la informalidad y transparentar el sector, los campeones de la contabilidad creativa se preocupan por la informalidad”, disparó Camya.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Capitales chilenos huyeron de Argentina para invertir en Brasil y Uruguay: el déficit comercial del sector celulósico se agravó por su partidaA partir del año que viene ya no podrá venderse más carne de ternera porque esa categoría de hacienda desapareceráEl cambio climático no es verso: en apenas dos días la principal zona agrícola argentina pasó de estar seca a inundarseLas empresas de semillas forrajeras cierran una campaña comercial desastrosa en la que todo lo que podía salir mal salió malEn lo que va del año el gobierno macrista subsidió a compañías energéticas con más de 13.700 M/$: tamberos siguen esperandoEn marzo el sobreprecio de la leche en polvo argentina enviada a Venezuela fue del 55%: con valor de mercado podría haber comprado 4500 toneladas másEl megaendeudamiento argentino con China no tiene como contrapartida la posibilidad de exportar más alimentos a la nación asiáticaLa magia de las retenciones: provincias inundadas transfirieron 2700 M/$ por regalías sojeras al resto del paísComé pochoclo: el precio del maíz pisingallo argentino volvió a superar los 500 u$s/tonelada luego de tocar fondo“Puerta 12” para el poroto en el NOA: la única manera de descomprimir el mercado es eliminar las retenciones a la sojaLas industrias lácteas argentinas consumieron el 60% de su stock de leche en polvo para amortiguar la escasez de lecheGanaderos que produzcan grano para autoconsumo también deberán inscribirse en el Registro de Tierras Rurales: tienen apenas un mes para cumplirLas exportaciones argentinas de harina de trigo crecieron 32% para generar un ingreso adicional de casi 30 M/u$sEl precio promedio de exportación del maní blancheado sigue por debajo de los 1400 u$s/toneladaDerrumbe de las exportaciones argentinas de miel por la doble imposición de retenciones directas y cambiariasPara generar riqueza no existe ideología: Bolsonaro quiere para Brasil lo mismo que Tabaré Vázquez para UruguayAlerta: a partir del jueves se vienen lluvias en la zona pampeana con acumulados que en algunos casos superarán los 100 milímetrosOperadores especulativos refuerzan apuestas contra la soja para potenciar el proceso bajistaPremio por escasez: la retención efectiva del maíz disponible se ubica en el 18%Lanzan un crédito con una tasa fija del 8% destinado a empresas que agreguen valor a la producción agropecuariaIndustrias lácteas mantienen política de no competir por precios pagados a tamberos a pesar del bajón de ofertaHabilitaron la posibilidad de registrar ventas de granos gruesos 2016/17: exportadores se apuran por originar maíz para llegar cómodos a la cosechaAmpliaron el plazo de liquidación de divisas a cuatro Pymes del sector agropecuario (otras miles siguen esperando respuesta)Tres meses y medio después de habilitar el uso de caravanas electrónicas aún no es posible saber cuáles son los dispositivos certificadosIndustrias lácteas trasladaron a consumidores los ajustes de precios pagados a tamberos: la carne aviar sigue regaladaEn el último año el precio de exportación de la leche en polvo argentina subió un 25% por la sequía neocelandesaAlerta por tormentas fuertes: recién mañana comienzan a aflojar las lluvias en la región pampeanaCaso Etchevehere: temor ante el primer posible caso de política bolivariana de redistribución de la riqueza