Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Documento: las mejores investigaciones del Conicet sobre el sector agropecuario argentino

A propósito de la polémica ocurrida esta semana.
Documento: las mejores investigaciones del Conicet sobre el sector agropecuario argentino

Esta semana se registró una polémica a partir de una queja realizada por la doctora en biotecnología e investigadora del Conicet, Sandra Pitta, referida a un afiche público en el cual puede verse el logo del partido Frente de Todos –del presidente electo Alberto Fernández– junto con el del Conicet.

Luego de que las autoridades del Conicet aclararan que los afiches correspondían a una campaña del Frente de Todos y que la institución científica pública, por ende, no los había financiado, Pitta remarcó “que el punto esencial no es si Conicet pagó por esos afiches o lo hizo un partido; lo esencial es que no pueden permitir que se use el logo para una propaganda partidaria”.

El episodio constituye una buena oportunidad para evaluar los trabajos recientes referidos a la cuestión agropecuaria, de manera tal de analizar el agregado de valor aportado por los mismos a las cadenas productivas argentinas. A continuación se reproducen los trabajos más destacados en lo que respecta a la temática.

Discursos sobre agrotóxicos. Estado de la cuestión y un posible abordaje desde la antropología (2017). Paula Aldana Lucero.  Universidad Nacional de La Plata. Facultad de Periodismo y Comunicación Social

“¿Cuántos litros de agrotóxicos se aplican por hectárea por año y por persona en el país? (…) Si de soja en Argentina se siembran 20.479.094 hectáreas y utilizamos cuatro litros por hectárea de glifosato, la cuenta es sencilla: se usan 81.916.376 litros de glifosato por hectárea sembrada de soja”.

“En la promoción de los beneficios de la ingeniería genética sobre las semillas, a comienzos de la década de 1990, la industria semillera informaba que, dado que por la modificación genética las semillas serían resistentes a los eventos climáticos adversos, se requeriría progresivamente un menor volumen de agrotóxicos. Sin embargo, en la Argentina, entre 1993 y 2014 el consumo de agrotóxicos pasó de 30 millones de kg/l a 370 millones de kg/l, ¾ de ese total corresponden al glifosato”.

¿Una temática “en boga” o un problema silencioso? Primeras reflexiones sobre el abordaje etnográfico de una problemática socio-ambiental en una localidad rural (2017). Lucía Caisso. Universidad de Buenos Aires. Facultad de Filosofía y Letras. Instituto de Ciencias Antropológicas

“Esa misma tarde, impulsada tal vez por la tristeza que me provocaron las escenas recogidas durante el paseo matinal, tomé coraje y realicé una visita que venía postergando. Mario aparecía mencionado en las notas periodísticas como uno de los docentes de la zona que habían realizado denuncias y que formaban parte de la Red de Docentes de Escuelas Fumigadas. Su nombre estaba en la guía telefónica y yo lo había llamado varias veces, pero no había logrado localizarlo. Sabía que trabajaba en el colegio secundario del pueblo, y en dos oportunidades que estuve ahí pregunté por él. Como no se encontraba en la institución, la secretaria de la escuela me indicó cómo llegar a su casa: para ir a lo de Mario tenés que salir del pueblo, cruzar la hondonada y vas a encontrar la casa sin problemas, porque es la única que está del otro lado de la ruta. Guardé la información en mi mente y no fue hasta esa tarde, luego del paseo con Celia, que me decidí a ir. Mientras caminaba comencé a sentir que la referencia espacial (“salir pueblo, cruzar hondonada, única casa otro lado de la ruta”) se iba transformando en un marcador social”.

“La casa de Mario era, efectivamente, la única casa del pueblo que estaba del otro lado de la ruta, aislada de todo y de todos. Aunque no había nadie cuando llegué, decidí esperar, incluso sin saber si el hombre vendría en algún momento, y si al venir estaría dispuesto a que yo –que no era más que una desconocida que esperaba en su casa y en su ausencia– lo entrevistara. Sentada sobre un tronco, tuve tiempo de observar el sitio y sus alrededores. Era un lugar caótico, con objetos acumulados por todas partes: chapas, caños, dos automóviles fuera de uso, unas extrañas antenas de radio o de televisión ubicadas en el fondo del terreno y, sobre todo, una abrumadora cantidad de perros, gatos, gansos y gallinas correteando en torno de mí, alegres con mi presencia. Era, definitivamente, un lugar extraño. Al menos en comparación con los cuidados frentes de las casas que había visto hasta ahora en Vaguada, con sus primorosamente barridas veredas y sus arreglados jardines, tanto en la zona más humilde como en la más acomodada del pueblo. Entre el intendente de Vaguada y Videla no hay ninguna diferencia… Son dos genocidas… Uno te manda a asesinar y el otro te deja morir fumigado, me disparó Mario a pocos minutos de haberse sentado frente a mí, cuando finalmente llegó. No necesitó preámbulo, no sé si entendió bien quién era yo, ni qué quería, ni cómo había llegado hasta su casa, pero me pareció que tenía bien claro que cada vez que algún forastero prendía un grabador frente a sus ojos y esbozaba tímidas preguntas sobre las escuelas de la zona y la soja que las circunda, su tarea era una: denunciar la situación sanitaria que se vivía en Vaguada y en los alrededores.

El paro agrario del 2008 y la especificidad de la acumulación de capital en la Argentina (2017). Nicolás Sebastián Pérez Trento. Asociación Cultural Economía Crítica. Revista de Economía Crítica

“En sí, la apropiación de la renta de la tierra no afecta la reproducción del capital agrario, con lo cual podría ser apropiada en su totalidad sin afectar más que la existencia de la clase terrateniente. Pero la abolición de dicha clase no podría detenerse allí, sino que debería avanzar hasta incluir también a la clase capitalista, puesto que se trataría ni más ni menos que de la abolición de la propiedad privada”.

“Por supuesto, en la medida en que, hasta allí, su papel se limitaba simplemente a representar una fase de veloz expansión económica sostenida sobre el desvío hacia los capitales industriales de un flujo creciente de renta de la tierra, al gobierno kirchnerista no le cupo realizar semejante tarea. Lejos de ello, el contenido de su fallida acción no consistió más que en el intento de incrementar la magnitud de la apropiación mediante el tradicional mecanismo de las retenciones para asignarla posteriormente hacia sus destinatarios finales, reproduciendo así la especificidad nacional de la acumulación de capital. Pero el efecto fue el mismo. Mientras las retenciones se mantuvieron dentro de los límites considerados legítimos para lo que tiene la forma de un impuesto a la producción, los terratenientes no lograron ir más allá de la reiteración de sus habituales proclamas. Mas al excederlos, el impuesto en cuestión comenzó a chocar nada menos que contra la libertad propia de la sociedad capitalista, entre cuyas formas jurídicas se hallan los principios de equidad fiscal y no confiscatoriedad”.

Territorio y acumulación: Sobre megaempresas y lógica del agronegocio en el noroeste argentino (2017). Virginia Belén Toledo López. Universidad Nacional de Santiago del Estero. Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. Instituto de Estudios para el Desarrollo Social

“La producción de biodiesel en el NOA es propuesta por una empresa de capital nacional (grupo Lucci) con una importante inserción en los mercados globales. La trayectoria de este grupo empresario da cuenta de las transformaciones ocurridas en el agro argentino en los últimos años, devenidas de la creciente concentración empresarial y de la expansión de la lógica del agronegocio. Asimismo, y en consecuencia, constituye un actor clave en el actual patrón de acumulación y un agente ejemplar del modelo del agronegocio argentino. Por último, se comprendió a la producción de biodiesel en Frías (Santiago del Estero) como un ejemplo de la penetración de la dinámica capitalismo global en nuevos territorios, en tanto puede ser interpretada en el marco del proceso general de penetración de las formas más avanzadas del capitalismo en el mundo rural”.

“El caso enfatiza tanto en la lógica de acumulación como en la escala de territorialización de los agentes dominantes. En particular se observó que la intromisión de un agente que ejerce una lógica territorial vertical, en función de una noción de territorio–como–recurso, modifica la dinámica espacial regional en el sentido del avance de la mercantilización en el agro construyendo territorios que disputan las territorialidades existentes. Ello ha sido interpretado como parte de la acumulación global en el sentido de una acumulación por despojo, en el marco general de un extractivismo de largo asiento en Nuestramérica. Sin embargo, no hay apropiación sin resistencia. Al respecto, vale destacar que Santiago del Estero no sólo es la única provincia del NOA con un proyecto de producción de biodiesel, sino que además se destaca por su diversidad biológica y cultural, siendo una de las provincias con mayor población campesina del país, con una amplia superficie de bosque nativo y en la que el avance del modelo del agronegocio motivó la progresiva profundización de los conflictos territoriales en las últimas décadas”.

Usos del territorio, acumulación por desposesión y derecho a la salud en la Argentina contemporánea: el caso de la soja transgénica (2017) Sebastián  Gómez Lende. Universidade Federal Fluminense. Instituto de Geociências. Programa de Pós-Graduação em Geografia

“El modelo sojero opera bajo múltiples modalidades como un mecanismo de acumulación por desposesión. Se encuentra ampliamente documentada, por ejemplo, la existencia de diversas formas de mercantilización y despojo de la tierra, desde la concentración de la propiedad agropecuaria vía remates bancarios y nuevas formas de arrendamiento -pools de siembra-, hasta la expulsión por la fuerza de campesinos y aborígenes mediante distintas prácticas coercitivas ejercidas por distintos segmentos del Estado -fuerzas públicas de seguridad, jueces- y grupos privados para-institucionales (‘guardias blancas’)”,

“Sobresalen, asimismo, mecanismos de despojo como los derechos de propiedad intelectual asociados a patentes biotecnológicas y licencias de material genético y plasma de semillas. Monsanto, por ejemplo, cobra desde 1999 ‘regalías extendidas’ a los productores sojeros; pese a la anuencia del Estado nacional, este régimen constituye una forma ilegal de acumulación por desposesión, toda vez que contraviene la ley argentina de semillas. Recientemente, esa empresa ha dispuesto que su nueva soja RR 2 Intacta Pro sólo sea adquirida por aquellos agricultores que previamente hayan firmado un contrato donde acepten expresamente pagar ‘regalías extendidas’ al momento de la compra; paralelamente, Monsanto apremia al Estado nacional a sancionar una ley que, además de convalidar lo anterior, derogue el uso gratuito de todas las semillas”.

“En la Argentina, el modelo sojero opera además como un vector de desposesión del derecho a la salud de las comunidades locales. En el norte argentino, por ejemplo, el auge sojero y la tala forestal configuran nuevos cercamientos que han agudizado la migración masiva y compulsiva de campesinos y aborígenes hacia ciudades y pueblos próximos donde pasan a engrosar los abultados cinturones de pobreza y miseria. Obligados a morar en la periferia de algunas ciudades salteñas, chaqueñas, santafesinas y formoseñas, esos grupos sociales se alimentan en basurales y padecen hambre, sed, desnutrición, elevados niveles de mortalidad infantil y alta incidencia de enfermedades zoonóticas propias del ámbito selvático (hanta virus, dengue, leishmaniasis) que migraron a las urbes como consecuencia de la deforestación”.

“No obstante, la problemática sanitaria más aguda ligada al modelo sojero se ha desarrollado en el marco de las fumigaciones con agro-tóxicos”.

“El paquete tecnológico de la soja gira en derredor del glifosato de amonio, un herbicida de acción global comercializado por empresas químico-biotecnológicas extranjeras como Monsanto, Syngenta, Basf, Bayer, Dupont, Dow Agrosciences,Nidera y Atanor.

as fumigaciones aéreas y terrestres con estos agro-tóxicos han ocasionado graves perjuicios sociales, económicos, ambientales y sanitarios en las localidades rurales de diversas provincias argentinas. Se han reportado incontables casos de destrucción de cultivos hortícolas y colmenas, mortandad y/o enfermedad degenerativa de aves de corral y ganado, pérdida de biodiversidad -especialmente, fauna silvestre- y contaminación del aire, el suelo y las aguas superficiales y subterráneas”.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

En apenas dos campañas casi se duplicó el número de productores argentinos que hacen refugios en maízEl precio promedio de exportación del maíz pisingallo argentino cayó al nivel más bajo de los últimos dos añosComenzó a regir un Acuerdo de Asociación Económica entre la UE y Japón que mejorará la competitividad de las exportaciones agroindustriales europeasLocura argentina: este año los productores golpeados por la seca que logren cosechar 10 qq/ha de soja pagarán 80 u$s/ha de retencionesAlerta: el jueves habrá riesgo de heladas por el ingreso de una masa de aire polar sobre el sur de la región pampeanaEn los últimos dos años crecieron 74% las exportaciones argentinas de harina de trigo: pero con precios más ajustadosMemoria: por el “cepo lácteo” instrumentado por Cristina en 2014 los tamberos perdieron al menos 300 M/u$sRecategorizan retenciones de balanceados de soja para evitar que exportaciones reales paguen lo mismo que las truchasMenos burocracia: ahora la solicitud de permiso de tránsito de maquinaria agrícola se puede hacer en la compuEl gobierno argentino volvió a emitir permisos de exportación de trigo luego de un año y medio sin autorizar una sola toneladaEn la última década la única región argentina que logró recuperar su stock bovino fue el NOA con un crecimiento del 21%El poder de la góndola: supermercados se quedan con 29 de cada 100 pesos facturados por la cadena lácteaUna campaña para extremar recaudos antes de sembrar soja: recomiendan no dejar de analizar la semilla compradaPoca oferta con alta demanda: el precio promedio de exportación de híbridos de maíz creció un 40% El valor relativo de la leche sigue firme gracias a la destrucción del precio interno del maíz: una política de “patas cortas”Empate técnico de Paraguay y Brasil en el mercado chileno de carne bovina: Argentina cada vez más relegadaPromesa oficial: cuáles serán las zonas productivas que pasarán a tener autopistas para trasladar la cosechaEl domingo habrá tiempo inestable sobre el LitoralLa inversión extranjera directa creció más de un 60% en lo que va del año: los alimentos ocupan el cuarto lugarFin de semana con mal tiempo: el lunes se vienen tormentas intensasCambio de tendencia: cuatro industrias lácteas argentinas lograron exportar leche en polvo a más de 3400 u$s/toneladaRecuperación del poder de compra del campo: se vendieron 6100 “camionetas agropecuarias” más que el año pasadoBuena noticia: luego de las lluvias de hoy se vienen varios días sin precipitaciones con buena insolación en las zonas inundadasComenzaron a descender los precios de exportación del maíz pisingallo: se espera una buena cosecha argentinaFracasó el canje de petróleo por alimentos: Tabaré Vázquez intercedió personalmente para que Conaprole y Granja Tres Arroyos pudiesen cobrar la deuda con VenezuelaEl combo retenciones-inflación provocó más daño que la última megasequía: se vendieron menos sembradores que en 2009Valor agregado: la exportación argentina de proteínas texturizadas de soja creció un 26% en los últimos dos añosEl Instituto de Estadísticas de Santa Fe comunicó que el Censo Agropecuario 2018 se extiende hasta marzo: pidió a los productores no encuestados que contacten al censista