Google+
Valor Soja »Actualidad

En Chile la carrera de agronomía en la institución equivalente a la Fauba cuesta 38.000 pesos mensuales

Uno de los principales motivos del malestar presente en Chile.
En Chile la carrera de agronomía en la institución equivalente a la Fauba cuesta 38.000 pesos mensuales

Las dificultades para acceder a la educación superior son uno de las factores que explican el creciente malestar presente en las familias chilenas de clase media.

El Chile toda la oferta de carreras universitarias –incluyendo instituciones tanto públicas como privadas– se encuentra arancelada. En el caso de ingeniería agronómica en la Universidad de Chile –institución equivalente a la Universidad de Buenos Aires en la Argentina– el costo de la matrícula (2019) es de 139.200 pesos chilenos (192 dólares) con un arancel anual de 4.455.600 pesos (6159 dólares).

Al tipo de cambio actual presente en la Argentina, tales cifras representarían unos 12.000 pesos para la matrícula y una cuota mensual del orden de  38.000 pesos para el período de estudio de diez meses.

Para hacer frente a tales costos, el Ministerio de Educación de Chile dispone de un programa de Créditos de Educación Superior para cubrir parte o todo el arancel con una tasa de interés anual del 2,0% sobre el monto ajustado por inflación. El plazo de devolución de la deuda puede extenderse hasta un máximo de 20 años. El Ministerio de Educación también ofrece becas a estudiantes de familias de bajos recursos que hayan logrado un cierto desempeño escolar en el secundario.

La OCDE, a pedido del gobierno chileno, realizó una investigación para diagnosticar la situación del sistema educativo de Chile con el propósito de proponer recomendaciones de mejoras. El estudio, cuyos resultados se publicaron en el documento Education in Chile, Reviews of National Policies for Education, indicó que “muchos estudiantes han recibido ayuda para superar las barreras de acceso a la educación superior a través de créditos, pero esto ha dado lugar a altos niveles de endeudamiento estudiantil”. Y añadió que “los chilenos de los seis deciles de más bajos ingresos tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de acceder a la educación superior en 2015 que los chilenos del decil de más altos ingresos”.

A partir de ese diagnóstico, el gobierno de Chile, durante la presidencia de Michelle Bachelet, implementó en 2016 el programa Gratuidad para permitir que estudiantes provenientes de familias de bajos ingresos puedan acceder a 33 universidades sin pagar aranceles.

En apenas dos años la cantidad de beneficiarios del programa Gratuidad creció un 140% al pasar de 138.951 a 336.065 estudiantes a nivel nacional. Si bien eso permitió reducir la cantidad de estudiantes endeudados –que había llegado a un máximo histórico de 443.299 en 2015– la proporción sigue siendo muy elevada: el último dato oficial indica que en 2018 se otorgaron créditos universitarios a más de 295.000 jóvenes, los cuales en su mayor parte corresponden al segmento de clase media que, por nivel socioeconómico, no puede acceder al programa Gratuidad.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Emergencia sanitaria: Uruguay habilitó el comienzos de clases en escuelas ruralesDel tanque de combustible a las ruedas: un nuevo uso para el aceite de sojaComienza el plan nacional de erradicación de brucelosis con un aumento del precio de la vacuna del 220%: piden la exención de IVADos compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por 2,0 millones de dólaresConciliación obligatoria para Urgara por dos semanas: se pueden seguir enviando camiones a puertosEn lo que va de 2015 ingresaron apenas 69 cosechadoras importadas al mercado argentino: 70% menos que el año pasadoEl gobierno ordenó planchar el precio de la leche que reciben los tamberos en 3,0 $/litro: industrias que superen ese promedio no recibirán más ROEAhorrar en fierros: importante crecimiento de la venta de maquinaria agrícola para protegerse de la inflación Kicillof aceptó ampliar el cupo de exportación de trigo a 2,50 millones de toneladas: la medida no tendrá impacto en los precios internosEsta semana la probabilidad de lluvias seguirá concentrada en el sector este del paísCrece la exportación de yerba mate sin valor agregado para reducir el impacto de la inflación de costosEn lo que va del año 21 empresas agrícolas argentinas comercializaron 378.600 toneladas de soja certificada RTRSTexto completo del nuevo convenio colectivo de AtilraNo todo lo que brilla es carne: en el mercado chino “se ha perdido el respeto a la palabra dada”Bolsas de trabajo de Uatre: avanza la iniciativa para eximir a los productores con personal propio de la obligación de contratar trabajadores temporariosMañana regresa el frío al sur de la región pampeana: probabilidad de heladas para el miércoles¿Por qué se celebra hoy el Día Nacional de la Conservación del Suelo?Arcor compró el 25% de Mastellone con el objetivo de quedarse con el control de la empresa en seis añosMejor hacienda en mano que peso devaluado: las restricciones cambiarias potenciaron la demanda de invernada y categorías de exportaciónEn el primer semestre del año las exportaciones argentinas de cortes frescos bovinos cayeron 11%: siete de los diez productos más vendidos son menudenciasEl que apuesta al valor agregado pierde: el sector exportador más competitivo es el dedicado a vender granos sin procesarEn la última década cayó la participación de empresas de origen argentino en las exportaciones de pellets de soja: avance de capitales europeos y asiáticosQuedan dos días más de heladas intensas: luego se prevé ascenso de las temperaturasSalió la actualización de tarifas orientativas de fletes: acumula un ajuste por inflación del 23% en el último añoLa crisis industrial va llegando al campo: en el último año el poder de compra de los tambos argentinos descendió más de un 20%Tobogán bajista: operadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones compradas en sojaEl viernes ingresa un frente frío que promoverá tiempo inestable sobre la zona central y el NEASe viene La Niña: los operadores especulativos siguen apostando por subas adicionales de los precios de la soja