Google+
Valor Soja »Actualidad

El cambio de paradigma de la agricultura argentina requiere un esquema impositivo adecuado

Una transformación silenciosa pero crucial si se presentan las condiciones necesarias.
El cambio de paradigma de la agricultura argentina requiere un esquema impositivo adecuado

El paradigma agrícola argentino está cambiando a partir de la introducción de tecnologías de procesos orientadas a intensificar y diversificar la actividad biológica para conservar la salud del suelo con herramientas propias de la naturaleza.

Una parte importante de ese fenómeno está constituida por la introducción de diferentes cultivos de cobertura (o de servicio) invernales, los cuales, además de evitar la difusión de malezas problemáticas, pueden eventualmente mejorar la estructura física del suelo e incorporar nutrientes que pueden ser aprovechados por los cultivos de verano (fundamentalmente maíz y soja). El uso de rolos para suprimir los cultivos de cobertura contribuye a evitar el uso de agroquímicos durante el período invernal.

El trabajo pionero del investigador del INTA Alberto Quiroga (quien en 2013 publicó el primer gran documento sobre cultivos de cobertura) y del empresario agropecuario cordobés Sandro Raspo hoy es aprovechado por técnicos y productores de diferentes regiones productivas argentinas.

Adicionalmente, en algunas regiones se están comenzando a introducir rotaciones de cultivos estivales con “verdeos de servicio” invernales para cuidar tanto el suelo como la sostenibilidad económica de las empresas al lograr diversificar el flujo de ingresos con negocios ganaderos (como puede ser el caso de capitalización de hacienda de terceros).

El crecimiento de la demanda de harina y aislados proteicos de legumbres –fundamentalmente arveja y garbanzos– representa una nueva oportunidad para incrementar la diversidad de especies presente en los sistemas productivos argentinos.

El aspecto central del proceso de ecologización que está experimentando el sistema agrícola argentino es la revalorización del trabajo de los agrónomos, los investigadores y las redes de generación e intercambio de conocimiento.

Lo que estamos viviendo en los últimos años es la respuesta a los excesos promovidos por la sojización de la agricultura, un proceso que fue potenciado por un esquema impositivo extractivo que obligó a los productores a sembrar la mayor parte del área con el cultivo más barato y resistente.

El cambio de paradigma es un proceso incipiente, que se viene gestando lentamente, porque la mayor parte de las empresas agropecuarias –Pymes familiares– no tienen mucho resto financiero para acelerar a fondo con las constantes pruebas y errores que son necesarios para diseñar los protocolos de los nuevos sistemas agrícolas que vienen en camino.

La cuestión es que tal proceso puede llegar a interrumpirse si, frente a un Estado fundido pero voraz, el agro tuviese que comenzar a pagar muchos más impuestos de los que abona en la actualidad. En tal escenario, el agro argentino debería volver a tener que reeditar el proceso de sojización, algo que, en las actuales circunstancias, implicaría sumar problemas ante la expansión de muchas malezas resistentes a diferentes principios activos y vecinos ansiosos por restringir las pulverizaciones.

La segunda temporada del proceso de sojización vendría, seguramente, también acompañada por plagas resistentes y problemas potenciados de enfermedades, los cuales, inevitablemente, requerirían mayores controles. Mayores costos. Y más problemas.

Explicar estas cuestiones, de la manera más didáctica posible, es clave para que aquellos que toman decisiones de política económica entiendan que las presiones impositivas excesivas no se hacen solamente a costa de la “renta” de los productores, sino del patrimonio suelo, el capital biológico y el activo ambiental empleado por los sistemas agrícolas.

Esos recursos –suelo, capital biológico y activos ambientales–, si bien son administrados por empresas privadas, algún día podrían llegar a ser considerados bienes públicos de la humanidad. Y si ese día llega, entonces las naciones que realicen una inadecuada gestión de los mismos podrían ser sancionadas o, eventualmente, ocupadas para garantizar un uso apropiado.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Basta de recurrir a la vaca sojera: por cada 100 dólares generados por la agroindustria casi 19 van para los ensambladores de Tierra del FuegoBasta de hablar de derecho de exportación en trigo: el término apropiado es derecho de pernadaAgroquímicos: un problema generado por la “invasión de los pueblos hacia los campos” que se soluciona con una mayor profesionalizaciónCinismo: Cristina visitó un tambo en Lincoln perteneciente a un ex intendente kirchnerista denunciado por corrupciónChaco Santiagueño: los equipos de pulverizaciones selectivas ahora también se emplean para controlar insectos y fertilizarHabrá que esperar hasta la semana que viene para la aparición de nuevas lluvias en zonas necesitadas de aguaMal comienzo de año: el precio de exportación de la leche en polvo argentina cayó por debajo de los 3000 u$s/toneladaPresentan un proyecto para crear un “Programa Nacional para la Difusión y el Fomento de las Buenas Prácticas Agrícolas”Ya pasó lo peor: China, Corea del Sur, Egipto y Chile reabrieron la importación de carne brasileñaEl Mercosur intentará lograr un Tratado de Libre Comercio con Canadá luego de fracasar con la Unión EuropeaChina bloqueó el ingreso de carne porcina canadiense: una oportunidad más para los exportadores sudamericanosYa no habrá dudas: a partir del año que viene los híbridos de girasol deberán inscribirse indicando si se trata de materiales oleicos, suboleicos o linoleicosCambio de tendencia: cuatro industrias lácteas argentinas lograron exportar leche en polvo a más de 3400 u$s/toneladaEn el último año el sector agropecuario argentino creó 6900 empleos formalesEsta semana no se prevén lluvias: pero se vienen temperaturas mínimas inferiores a 5ºC en el sur de la zona pampeanaFondos especulativos ya están más comprados en maíz que en soja: se juegan todas las fichas a un golpe climático en EE.UU.Heladas destructivas en el sur de Brasil: el mercado local de trigo comenzó a reflejar el factor climático regionalEstimación oficial de la Conab: Brasil se encamina a lograr una gran cosecha de soja a pesar de las restricciones hídricasOjalá todos los jueces fuesen así: se reinauguró oficialmente la quebrada Cresta Roja gracias a la gestión profesional de Valeria Pérez CasadoEl USDA pagó subsidios a tamberos por 11 millones de dólares: el nivel más alto desde que se implementó el programa de protección de márgenes lecherosEl precio de exportación de la urea granulada sigue planchado en torno a 450 u$s/toneladaAlerta por caminos rurales: hasta el domingo se prevén máximos de 80 milímetros en el centro-norte de Entre Ríos y Santa FeEl mercado granario argentino cuenta con mecanismos para evitar sorpresas desagradables: pero es necesario usarlos siempreHagan sus apuestas: el trigo tiene la mayor probabilidad de ser el cultivo más rentable del ciclo 2013/14No sólo de energía vive YPF: la empresa estatal facturó más de 3600 M/$ por exportaciones de commodities agrícolasEnroque de forwards: una metodología comercial para capturar diferenciales en trigo y cebadaAhora el buzzismo acepta acatar la resolución judicial: se suspenden las elecciones del nuevo líder de Federación AgrariaImportante suba del valor de los terneros en el Rosgan: la actualización de los precios de la hacienda llegó para quedarse