Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La posibilidad de exportar harina de soja a China permitirá a la Argentina poder zafar de los daños colaterales generados por la “guerra comercial”

Por la pérdida de competitividad industrial.
La posibilidad de exportar harina de soja a China permitirá a la Argentina poder zafar de los daños colaterales generados por la “guerra comercial”

La posibilidad de que China habilite el ingreso de harina de soja argentina a su mercado –el principal consumidor mundial de ese producto– constituye una oportunidad para que la industria oleaginosa argentina pueda recuperar la competitividad que había perdido en el último año por un efecto colateral de la guerra comercial China-EE.UU.

Luego de las barreras proteccionistas implementadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump, contra China, en junio de 2018 el gobierno de la nación asiática procedió –entre otras muchas represalias– a bloquear el ingreso de poroto de soja estadounidense por medio de la implementación de un arancel adicional del 25% (que en septiembre de 2019 fue incrementado al 30%).

Así como China es –por lejos– la principal importadora de poroto de soja a nivel global, en el mundo existen solamente dos grandes oferentes de ese producto: EE.UU. y el Mercosur. Por ese motivo, el bloqueo comercial chino contra EE.UU. produjo un incremento sustancial de la demanda y, por extensión, de los precios de exportación (FOB) del poroto exportado por Brasil y la Argentina respecto del vendido por EE.UU.

Evolución del precio FOB del poroto de soja según origen en u$s/tonelada (IGC)

El nuevo escenario internacional generó un beneficio importante para Brasil, porque esa nación exporta la mayor parte de su producción de soja como grano sin procesar, dado que el grueso de la oferta brasileña de harina de soja se consume internamente para elaborar carne porcina y aviar que luego es exportada a los principales mercados del orbe.

Pero la situación resultó muy diferente para la Argentina, porque su principal producto de exportación es la harina de soja y China, cuando estalló la guerra comercial, mantuvo la política de no importar harina de soja para promover la industrialización de la oleaginosa en su propio territorio.

El FAS teórico (capacidad teórica de pago para poder cubrir los costos) de la soja Rosario disponible de las empresas argentinas 100% exportadoras de grano sin procesar –como es el caso de las filiales locales de ADM, CHS y Amaggi– es actualmente de 242,0 u$s/tonelada, según datos de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario. En cambio, el FAS teórico de la industria aceitera es de 229,9 u$s/tonelada. El hecho de que sea mucho más conveniente exportar poroto sin procesar (cuya logística puede instrumentarse a través de una oficina comercial) que harina de soja (que requiere una inversión en fierros y un costo salarial significativo) compromete en el mediano la competitividad del complejo industrial aceitero argentino (el principal polo industrial del país).

A fines de diciembre de año pasado, ante la necesidad de diversificar la matriz importadora luego del bloqueo aplicado a EE.UU, el gobierno de China procedió a eliminar los aranceles de importación para las tortas y harinas de girasol, colza, algodón, maní, lino y palma (los cuales tributaban un arancel de 5,0%). Pero dejó afuera de esa medida a la harina de soja. El mensaje no podía ser más claro.

Pero en el segundo trimestre de 2019 ocurrió un evento inesperado: la difusión en prácticamente todo el territorio chino de una enfermedad –fiebre porcina africana– que obligó a liquidar buena parte de las existencias de cerdos presentes en China (nación que cuenta, o contaba, con el mayor stock porcino del mundo). Luego de desastre productivo generado por la fiebre porcina africana, la nación asiática inició una carrera contra el tiempo para generar nuevas fuentes de proteínas tanto vegetales como animales (ya sea por medio de la importación como de la promoción interna de la producción de carnes alternativas).

En ese marco, se abrió una nueva oportunidad para que la Argentina refuerce acciones comerciales y diplomáticas orientadas a lograr que el gobierno chino reconsiderase el pedido de apertura del mercado para la harina de soja argentina. Y afortunadamente encontraron buena receptividad.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

China también avanza sobre la oferta argentina: en septiembre fue el tercer destino de exportación de carne bovinaLa industria etanolera argentina va camino a cumplir el corte del 10% a pesar de la reducción del precio del biocombustibleDejó de existir la Secretaría de Agricultura Familiar: sus funciones serán asumidas por programas del INTARécord mensual de exportaciones argentinas de leche entera en polvo por los buenos precios internacionalesEl gobierno disolvió la Ucesci: un organismo creado por Guillermo Moreno para intervenir las exportaciones agroindustrialesCon la coparticipación de las regalías sojeras Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe perdieron en 2014 una suma equivalente a 40.000 kilómetros de entoscado de caminos ruralesEl salario promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 5513 pesos brutosTemporada de liquidaciones: fondos especulativos profundizan desarme de posiciones compradas en soja y maíz para asegurar ganancias El frigorífico estatal entrerriano no puede sostenerse por su cuenta: recibió un aporte de 5,0 millones de pesos del gobierno provincialQuién es Gustavo Seia: el empresario lechero que recibió en su campo a Alberto FernándezPor la recuperación del mercado internacional los tamberos uruguayos ya cobran 0,43 u$s/litroEl precio de exportación del maíz pisingallo sigue subiendo: superó los 1000 u$s/tonelada Schiariti: “Abrir el mercado de carne con hueso en China va a generar seguramente despidos de trabajadores de la industria frigorífica”Necochea: en lo que va de agosto se perdieron más 22 millones de pesos por el descontrol transportistaValió la pena el esfuerzo para mejorar la calidad del trigo: “Un año atrás el piso de precios se ubicaba en torno a 140 u$s/tonelada”Se derrumbaron las ventas de camionetas agropecuarias para regresar al nivel presente en 2014Malas noticias para los que están cosechando: vuelven las lluvias sobre la región pampeanaOportunidad comercial para la Argentina: China aplicó un bloqueo comercial al DDGS estadounidenseInundaciones: arrendatarios quieren renegociar contratos de alquiler para pagar sólo la superficie que puedan sembrarLluvias en las regiones bonaerenses necesitadas de agua: última chance para salvar lo que queda de los cultivos de gruesaPaís federal: con la devaluación crecerá el monto de los subsidios energéticos que trabajadores del interior transferirán a los porteñosPróximo desastre agrícola en puerta: los precios internacionales del maíz son tan bajos que aún sin retenciones es inviable en muchas zonas extra pampeanasPaciencia: se paraliza la siembra fina por varios días de lluviasLos fondos especulativos no dudan: siguen reforzando posiciones que anticipan una catástrofe bajista para el maízAgroempresa Colón solicitó a la Afip permiso urgente para comprar dólares: debe pagar el martes una deuda en esa monedaArgentina autorizó un nuevo evento en maíz con tolerancia al herbicida 2,4-DPrecio máximo récord histórico para el girasol confitero argentino: 1422 u$s/toneladaEfecto colateral del maíz a precio regalado: asados súper engrasados que arruinan las tradicionales parrilladas argentinas