Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La posibilidad de exportar harina de soja a China permitirá a la Argentina poder zafar de los daños colaterales generados por la “guerra comercial”

Por la pérdida de competitividad industrial.
La posibilidad de exportar harina de soja a China permitirá a la Argentina poder zafar de los daños colaterales generados por la “guerra comercial”

La posibilidad de que China habilite el ingreso de harina de soja argentina a su mercado –el principal consumidor mundial de ese producto– constituye una oportunidad para que la industria oleaginosa argentina pueda recuperar la competitividad que había perdido en el último año por un efecto colateral de la guerra comercial China-EE.UU.

Luego de las barreras proteccionistas implementadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump, contra China, en junio de 2018 el gobierno de la nación asiática procedió –entre otras muchas represalias– a bloquear el ingreso de poroto de soja estadounidense por medio de la implementación de un arancel adicional del 25% (que en septiembre de 2019 fue incrementado al 30%).

Así como China es –por lejos– la principal importadora de poroto de soja a nivel global, en el mundo existen solamente dos grandes oferentes de ese producto: EE.UU. y el Mercosur. Por ese motivo, el bloqueo comercial chino contra EE.UU. produjo un incremento sustancial de la demanda y, por extensión, de los precios de exportación (FOB) del poroto exportado por Brasil y la Argentina respecto del vendido por EE.UU.

Evolución del precio FOB del poroto de soja según origen en u$s/tonelada (IGC)

El nuevo escenario internacional generó un beneficio importante para Brasil, porque esa nación exporta la mayor parte de su producción de soja como grano sin procesar, dado que el grueso de la oferta brasileña de harina de soja se consume internamente para elaborar carne porcina y aviar que luego es exportada a los principales mercados del orbe.

Pero la situación resultó muy diferente para la Argentina, porque su principal producto de exportación es la harina de soja y China, cuando estalló la guerra comercial, mantuvo la política de no importar harina de soja para promover la industrialización de la oleaginosa en su propio territorio.

El FAS teórico (capacidad teórica de pago para poder cubrir los costos) de la soja Rosario disponible de las empresas argentinas 100% exportadoras de grano sin procesar –como es el caso de las filiales locales de ADM, CHS y Amaggi– es actualmente de 242,0 u$s/tonelada, según datos de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario. En cambio, el FAS teórico de la industria aceitera es de 229,9 u$s/tonelada. El hecho de que sea mucho más conveniente exportar poroto sin procesar (cuya logística puede instrumentarse a través de una oficina comercial) que harina de soja (que requiere una inversión en fierros y un costo salarial significativo) compromete en el mediano la competitividad del complejo industrial aceitero argentino (el principal polo industrial del país).

A fines de diciembre de año pasado, ante la necesidad de diversificar la matriz importadora luego del bloqueo aplicado a EE.UU, el gobierno de China procedió a eliminar los aranceles de importación para las tortas y harinas de girasol, colza, algodón, maní, lino y palma (los cuales tributaban un arancel de 5,0%). Pero dejó afuera de esa medida a la harina de soja. El mensaje no podía ser más claro.

Pero en el segundo trimestre de 2019 ocurrió un evento inesperado: la difusión en prácticamente todo el territorio chino de una enfermedad –fiebre porcina africana– que obligó a liquidar buena parte de las existencias de cerdos presentes en China (nación que cuenta, o contaba, con el mayor stock porcino del mundo). Luego de desastre productivo generado por la fiebre porcina africana, la nación asiática inició una carrera contra el tiempo para generar nuevas fuentes de proteínas tanto vegetales como animales (ya sea por medio de la importación como de la promoción interna de la producción de carnes alternativas).

En ese marco, se abrió una nueva oportunidad para que la Argentina refuerce acciones comerciales y diplomáticas orientadas a lograr que el gobierno chino reconsiderase el pedido de apertura del mercado para la harina de soja argentina. Y afortunadamente encontraron buena receptividad.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Frontec ahora es 100% estatal con la salida de Grobocopatel: la empresa duplicó su pérdida en el último añoCapacidad ociosa del 60% en la industria del biodiesel: YPF lidera la resistencia para incrementar el uso interno del biocombustibleEsperanza: esta semana regresan las lluvias en el centro y norte del país con acumulados previstos de hasta 70 milímetrosEmpezamos mal: el déficit comercial argentino con China creció 83% para alcanzar un récord de 1035 M/u$sAlerta: operadores especulativos siguen profundizando apuestas bajistas en maíz ante la perspectiva de una súper cosecha estadounidense por tercer año consecutivoLa necesidad de dólares de gobierno atenta contra miles de Pymes argentinasEl proyecto de reforma de la Ley de Semillas no logró ingresar en la última maratón legislativa del año: deberá esperar hasta 2019Sorpresa: el proyecto oficial de exención de impuestos al biodiesel sigue favoreciendo el uso de gasoil importado EE.UU. estableció el marco regulatorio para aprobar alimentos obtenidos a partir de cultivos de células animalesAlerta trigo: el martes se prevé la formación de heladas en la principal región cerealera argentinaLos excesos hídricos arruinaron la cosecha argentina de cebada: comenzaron a flexibilizar las condiciones de recibo Venezuela representa un 35% del negocio de exportación de maquinaria agrícola argentinaSe acabó el trigo en el mundo: el precio ofrecido en el mercado argentino supera al FAS teóricoDiputados tratarán el próximo martes la declaración de emergencia del sector porcino por el término de un añoAvanza el diseño de un nuevo sistema de tipificación de hacienda que contempla la edad de los animalesMalezas resistentes: se profundiza la caída de las importaciones de glifosato por un menor uso interno del herbicidaCresud liquidó casi 14.000 cabezas de su stock de hacienda para aprovechar los buenos preciosEl precio promedio de exportación de la colza argentina se ubica en casi 480 u$s/tonelada en lo que va del ciclo 2013/14El mercado bajista del segundo semestre está sustentado en el supuesto de rindes espectaculares en EE.UU: cualquier mínima variación destrozará esa hipótesisEmpezamos mal: en el primer mes del año las exportaciones argentinas de carne aviar cayeron un 27%El Senado seguirá en manos del kirchnerismo: el nuevo gobierno puede llegar a tener un plazo de apenas dos semanas para eliminar retenciones agropecuariasRenova podrá importar tecnología libre de aranceles para expandir la capacidad de procesamiento de soja por 50 M/u$sLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó casi el 18% del monto comprometidoUna ola polar viene en camino: se prevén heladas intensasPrimer informe oficial sobre inundaciones: el mes pasado había 1,71 M/ha fuera de producción (ahora muchas más luego del temporal)Operadores angurrientos de noticias alcistas se aferraron del informe del USDA para reanimar los precios del maízPromesa oficial: cuáles serán las zonas productivas que pasarán a tener autopistas para trasladar la cosechaEl domingo llegan las lluvias para el norte de la zona pampeana: pero el sur de la región deberá seguir esperando