Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La mejor política ambiental consiste en eliminar la burocracia creada por políticos ineptos

A propósito del proyecto sobre “Mitigación al Cambio Climático Global”
La mejor política ambiental consiste en eliminar la burocracia creada por políticos ineptos

Esta semana el Senado de la Nación aprobó –con 48 votos a favor y ninguno en contra– un proyecto de “Ley de Presupuestos Mínimos de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global” creado por Fernando “Pino” Solanas (Alianza Unen; CABA) y Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino).

El proyecto en cuestión propone crear un “Gabinete Nacional de Cambio Climático” que tendrá a su cargo el diseño de un “Sistema Nacional de Información sobre Cambio Climático”. Es decir: una nueva estructura burocrática que deberá ser financiada por los siervos de la gleba impositivos que habitan el territorio argentino.

Al exponer sobre la necesidad de aprobación del proyecto –que, con media sanción, fue derivado a Diputados– Crexell aseguró que el Informe de Estado de Ambiente 2017 elaborado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación señala “que la producción agrícola se ha intensificado en los últimos años y ha traído como consecuencia un deterioro de la calidad del suelo, el cual constituye un recurso estratégico”.

“El 36% del suelo continental argentino –continuó Crexell– se encuentra afectado por diversas formas y grados de erosión. Esto representa 100 millones de hectáreas. La tendencia al monocultivo de soja favorece el desarrollo de procesos erosivos. Otros fenómenos ambientales que es necesario monitorear son la contaminación por el uso de agroquímicos, la pérdida de biodiversidad y problemas derivados del uso del agua azul o agua dulce para beber (sic)”. La exposición de Crexell no fue refutada por ningún otro senador presente en el recinto.

Es correcto:  el Informe de Estado de Ambiente 2017 –el último publicado sobre el tema– dice que más de 100 millones de hectáreas están afectadas por distintos procesos y grados de erosión y desertificación. Pero, ¿dónde están estas hectáreas y cuáles son las principales fuentes de erosión?

Un 12% de la superficie argentina presenta tasas altas de erosión hídrica, la cual corresponde a zonas áridas y semiáridas con fuertes pendientes y baja cobertura vegetal de la Patagonia, Cuyo y el NOA. Las tres provincias que tienen la mayor tasa de erosión hídrica son Misiones, Santa Cruz y Neuquén. Es decir: zonas donde no se produce soja.

Otro 26% del territorio nacional (72 millones de hectáreas) presenta tasas de erosión hídrica que superan los valores tolerables, el cual, en la región central del país, se concentra fundamentalmente en áreas serranas de Córdoba y del sur bonaerense, además de las zonas bajas de Entre Ríos. En ninguna de las mismas la soja es la producción prevalente.

El primer paso para encontrar una solución a ese problema es estudiar la dinámica de modelos hidrológicos en las diferentes regiones productivas. Afortunadamente, en la Argentina existen excelentes profesionales en la materia, como Esteban Jobbágy del Grupo de Estudios Ambientales (Conicet-Universidad Nacional de San Luis) o Gabriel Vazquez Amabile del Departamento de Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad Nacional de La Plata, entre otros. Una vez realizado el diagnóstico –que debe ser particular de cada cuenca– la segunda fase consistiría en proyectar qué sería necesario implementar para contener la erosión hídrica sin afectar otras variables de interés productivo como, por ejemplo, la cantidad y calidad del agua presente en las napas subterráneas (¿terrazas? ¿forestación? ¿cultivos de cobertura?).

En cualquier caso, para que los empresarios agrícolas y propietarios de la tierra productiva puedan implementar las herramientas necesarias para contener los procesos de erosión hídrica, sería necesario que tuviesen los recursos económicos suficientes para tal fin, algo que, lamentablemente, no sucede debido a las políticas extractivas y distorsivas del Estado argentino contra el sector agropecuario (y esto no lo digo yo, sino la OCDE).

En definitiva, para evitar la degradación ambiental, la mejor política consistiría en promover y financiar la investigación científica aplicada junto con la eliminación de impuestos distorsivos al sector productivo, algo que, para que se haga realidad, requiere desactivar la enorme burocracia estatal generadora de nada pero consumidora serial de recursos públicos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

País federal: con la devaluación crecerá el monto de los subsidios energéticos que trabajadores del interior transferirán a los porteñosEl mapa más triste: se descontroló el delito rural en la mayor parte del territorio argentinoCuenta regresiva: el valor promedio de exportación de la carne bovina argentina se derrumbará si no se reabre EE.UU.Camas biológicas para limpieza de pulverizadoras: en qué consistenMacri prometió que simplificará el infierno burocrático que padecen los productores: cuatro registros serán unificados en uno soloMapa de calidad de semilla de soja: se cayó el poder germinativo en las zonas afectadas por el temporalPróximo desastre agrícola en puerta: los precios internacionales del maíz son tan bajos que aún sin retenciones es inviable en muchas zonas extra pampeanasAranguren anuncia el inicio de las obras para las represas Kirchner y Cepernic: requisito para que se reabran las exportaciones de aceite de soja a ChinaEstamos en problemas: el déficit energético consumió todos los dólares generados por las exportaciones de carnes, lácteos y frutasPrioridades K: en 2015 por cada peso del Fondo Hídrico asignado a controlar inundaciones se derivaron 2,7 a la provincia de Santa CruzMala racha: el precio de exportación del maní blancheado argentino sigue planchado en torno a 1400 u$s/toneladaDocumento del BID proyecta un futuro con “carne sin animales” gracias a los “impuestos sobre el carbono”El Senasa ordenó a las curtiembres que no dejen de retirar cueros de frigoríficos: “De no ser así se tomarán las medidas correspondientes”Argentina no da ni para minimercado del mundo: el déficit comercial con China alcanzó un nuevo récord de 6700 M/u$sPor suerte el clima ayuda: no se prevén grandes lluvias que puedan complicar lo que falta cosechar de la gruesaLa crisis económica argentina ya comenzó a ser uno de los factores forzantes de los precios internacionales de la sojaExportadores apuestan a un mercado bajista: no registraron ventas de ni una sola tonelada de trigo 2016/17El mercado cree que la soja de primera se cosechará con un dólar de 50 $/u$s: la retención móvil para esa fecha es (por ahora) del 25,8%Semana de lluvias: pero sólo el jueves habrá probabilidad de aportes en las localidades bonaerenses necesitadas de aguaLas lluvias seguirán el fin de semana y volverán con fuerza a mediados de la semana que vieneLa Afip excluyó a 24 empresas del Registro de Operadores de GranosEl campo en todas las escuelas: proponen incluir las buenas prácticas agrícolas en los contenidos educativos obligatorios para generar concienciaMarfrig borró a la Argentina del mapa: “La recomposición del stock bovino va a llevar tiempo”El jueves el ingreso de un frente frío generará probabilidad de chaparrones sobre la región pampeanaMal momento para tener una cosecha rércod: el precio del exportación del maní argentino registró el nivel más bajo de los últimos cuatro añosEl gobierno eliminó la retención al arroz no parbolizado sin pulir: los representantes del sector habían solicitado la medida en febrero de 2014Régimen de ventanilla única: en 2017 se simplificarán los trámites para agilizar exportaciones agroindustrialesSalió la actualización de tarifas orientativas de fletes: acumula un ajuste por inflación del 23% en el último año