Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La mejor política ambiental consiste en eliminar la burocracia creada por políticos ineptos

A propósito del proyecto sobre “Mitigación al Cambio Climático Global”
La mejor política ambiental consiste en eliminar la burocracia creada por políticos ineptos

Esta semana el Senado de la Nación aprobó –con 48 votos a favor y ninguno en contra– un proyecto de “Ley de Presupuestos Mínimos de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global” creado por Fernando “Pino” Solanas (Alianza Unen; CABA) y Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino).

El proyecto en cuestión propone crear un “Gabinete Nacional de Cambio Climático” que tendrá a su cargo el diseño de un “Sistema Nacional de Información sobre Cambio Climático”. Es decir: una nueva estructura burocrática que deberá ser financiada por los siervos de la gleba impositivos que habitan el territorio argentino.

Al exponer sobre la necesidad de aprobación del proyecto –que, con media sanción, fue derivado a Diputados– Crexell aseguró que el Informe de Estado de Ambiente 2017 elaborado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación señala “que la producción agrícola se ha intensificado en los últimos años y ha traído como consecuencia un deterioro de la calidad del suelo, el cual constituye un recurso estratégico”.

“El 36% del suelo continental argentino –continuó Crexell– se encuentra afectado por diversas formas y grados de erosión. Esto representa 100 millones de hectáreas. La tendencia al monocultivo de soja favorece el desarrollo de procesos erosivos. Otros fenómenos ambientales que es necesario monitorear son la contaminación por el uso de agroquímicos, la pérdida de biodiversidad y problemas derivados del uso del agua azul o agua dulce para beber (sic)”. La exposición de Crexell no fue refutada por ningún otro senador presente en el recinto.

Es correcto:  el Informe de Estado de Ambiente 2017 –el último publicado sobre el tema– dice que más de 100 millones de hectáreas están afectadas por distintos procesos y grados de erosión y desertificación. Pero, ¿dónde están estas hectáreas y cuáles son las principales fuentes de erosión?

Un 12% de la superficie argentina presenta tasas altas de erosión hídrica, la cual corresponde a zonas áridas y semiáridas con fuertes pendientes y baja cobertura vegetal de la Patagonia, Cuyo y el NOA. Las tres provincias que tienen la mayor tasa de erosión hídrica son Misiones, Santa Cruz y Neuquén. Es decir: zonas donde no se produce soja.

Otro 26% del territorio nacional (72 millones de hectáreas) presenta tasas de erosión hídrica que superan los valores tolerables, el cual, en la región central del país, se concentra fundamentalmente en áreas serranas de Córdoba y del sur bonaerense, además de las zonas bajas de Entre Ríos. En ninguna de las mismas la soja es la producción prevalente.

El primer paso para encontrar una solución a ese problema es estudiar la dinámica de modelos hidrológicos en las diferentes regiones productivas. Afortunadamente, en la Argentina existen excelentes profesionales en la materia, como Esteban Jobbágy del Grupo de Estudios Ambientales (Conicet-Universidad Nacional de San Luis) o Gabriel Vazquez Amabile del Departamento de Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad Nacional de La Plata, entre otros. Una vez realizado el diagnóstico –que debe ser particular de cada cuenca– la segunda fase consistiría en proyectar qué sería necesario implementar para contener la erosión hídrica sin afectar otras variables de interés productivo como, por ejemplo, la cantidad y calidad del agua presente en las napas subterráneas (¿terrazas? ¿forestación? ¿cultivos de cobertura?).

En cualquier caso, para que los empresarios agrícolas y propietarios de la tierra productiva puedan implementar las herramientas necesarias para contener los procesos de erosión hídrica, sería necesario que tuviesen los recursos económicos suficientes para tal fin, algo que, lamentablemente, no sucede debido a las políticas extractivas y distorsivas del Estado argentino contra el sector agropecuario (y esto no lo digo yo, sino la OCDE).

En definitiva, para evitar la degradación ambiental, la mejor política consistiría en promover y financiar la investigación científica aplicada junto con la eliminación de impuestos distorsivos al sector productivo, algo que, para que se haga realidad, requiere desactivar la enorme burocracia estatal generadora de nada pero consumidora serial de recursos públicos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Empezó la siembra de trigo: pero ya se declararon embarques por al menos un 15% del saldo exportable 2019/20El precio de exportación del lomo argentino es de 17.400 u$s/tonelada: en el mercado interno está más caroRecuperación parcial del valor relativo de la leche: aún no es suficiente para quitarle el respirador artificial a la mayor parte de los tambosPor suerte el clima ayuda: no se prevén grandes lluvias que puedan complicar lo que falta cosechar de la gruesaArgentina insólita: ex funcionario PRO y autor del informe sobre el aporte de la soja a la economía argentina recomienda congelar baja de retenciones a la oleaginosaLa capacidad de compra energética de la soja es la más baja de la década a pesar del subsidio indirecto aportado por la cadena oleaginosaPor la “guerra comercial” de Trump el precio de la soja Mercosur alcanzó un diferencial récord de 90 u$s/tonelada versus el poroto estadounidenseSe destruyó la exportación argentina de sembradoras por efecto del atraso cambiario: apenas se declararon envíos de once equiposLos administradores de fondos agrícolas suben la apuesta: la posición neta especulativa en soja es la más alta en lo que va del añoCon la súper alza de tasas instrumentada por el Banco Central la única alternativa viable para las empresas del agro son los créditos dolarizadosEl año se va con más lluvias: esta semana seguirá la recarga de perfiles en la mayor parte de las regiones productivasIndustrias lácteas subirán fuerte el precio pagado por la leche ante la restricción de oferta generada por el desastre climáticoIndustrias suben fuerte precios a tamberos pero sin competir entre ellas: lácteos se disparan 11% en apenas un mes para trasladar aumento a consumidoresBuena noticia para criadores orientales: Uruguay comenzará a exportar hacienda en pie a ChinaCuenca oeste bonaerense: Nestlé lidera la baja de precios de la leche pagada a productores por quinto mes consecutivoExplotó el mercado de trigo 2012/13: los exportadores salieron a comprar resignando parte de su “retención privada”Se cayó el ingreso de semillas forrajeras por las dificultades para conseguir permisos de importaciónPresión cambiaria: si los precios actuales de la soja no mejoran dejarán de ingresar 950 M/u$s en el segundo semestre del añoEl domingo habrá tiempo inestable sobre el LitoralEn lo que va del año 21 empresas agrícolas argentinas comercializaron 378.600 toneladas de soja certificada RTRSBuscado: en lo que va de septiembre no se publicó el precio de la soja pizarra RosarioCon la súper devaluación se consolidó el desdoblamiento del mercado argentino de hacienda: “Podemos llegar a tener problemas de abastecimiento”Paradoja: los dólares que la Afip busca en los campos están en las industrias de biodiesel Fijaron un salario mínimo de 32.300 pesos para operadores de pulverizadorasComenzó a desinflarse el precio internacional del cuero: igual marroquineros quieren la intervención total de las exportacionesSe cumplieron tres años de la aprobación de la soja tolerante a sequía: pero aún no se puede comercializar porque no fue autorizada por ChinaEl girasol no es como la soja: son escasas las posibilidades de que los precios internos del cultivo alcancen el FAS teóricoSe triplicó el diferencial de precios de la soja comprada por los exportadores ante la pérdida de competitividad de la industria aceitera