Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Con la actual presión impositiva el acuerdo UE-Mercosur será una trituradora de empresas agroindustriales argentinas

Un aspecto crucial en el nuevo escenario.
Con la actual presión impositiva el acuerdo UE-Mercosur será una trituradora de empresas agroindustriales argentinas

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea y el Mercosur se transformará en una trampa mortal para las empresas agroindustriales argentinas si, al momento de entrar en vigencia, lo hace con un esquema tributario similar al actual.

Un TLC solamente funciona si las empresas de ambas regiones que integran el acuerdo pueden alcanzar su máximo potencial para aprovechar las oportunidades presentes en el nuevo macro-mercado.

Pero si el Estado de una de las partes del acuerdo les pone un pie encima y, además, las obliga a competir con empresas que, lejos de ser bastardeadas, reciben ayudas oficiales, entonces estamos a un paso de la fórmula del perfecto desastre.

En el período 2015/17 un 19,3% del ingreso total de los  empresarios agropecuarios de la Unión Europea provino de subsidios estatales, según indica el último documento de políticas agropecuarias elaborado por OCDE (Agricultural Policy Monitoring and Evaluation 2018).

En lo que respecta al Mercosur, Argentina es el único país que aplica derechos de exportación y que procedió a recortar reintegros a las exportaciones para financiar al Estado. Es decir: es el único país del Mercosur que exporta impuestos, lo que implica que los empresarios agroindustriales deben hacer esfuerzos adicionales para sobrevivir porque, por una unidad de producto equivalente, reciben mucho menos dinero que sus pares de Brasil, Uruguay y Paraguay.

Los TLC, si están bien diseñados, permiten que las naciones expresen sus ventajas competitivas al momento de exportar y que mejoren su estructura de costos al importar. El balance entre los empleos que se crean al incrementar las exportaciones versus los que se destruyen por las mayores importaciones debería, al final del día, resultar beneficioso para ambas partes.

Pero para que el sector agroindustrial argentino pueda expresar su potencial, debe al menos competir en igualdad de condiciones con su pares de Brasil, Uruguay y Paraguay. Si ese no es el caso, entonces el acuerdo UE-Mercosur probablemente en territorio argentino destruya más riqueza y empleos de los que pueda llegar a generar.

Además de una presión impositiva equivalente, las empresas agroindustriales argentinas tendrían que competir con reglas de juego equivalentes a las presentes en los demás países que integran el Mercosur, donde la inflación anual es de un dígito y no del 57%.

Argentina es un equipo de tercera división que acaba de firmar un compromiso para jugar en primera. Tendrá que hacer grandes esfuerzos para ponerse a punto. O perderá por goleada.

En los años 2022 y 2023 Argentina debe devolver al FMI más de 40.000 millones de dólares. La única manera de disponer de tales recursos es que el Estado, en todos sus niveles, deje de vampirizar al sector privado para transformarse en un auténtico prestador de servicios.

Por lo tanto, el acuerdo UE-Mercosur no es para la Argentina una buena noticia en sí misma, dado que eso depende de que la corporación política abandone su negocio sustentado en la extracción sistemática de recursos al sector agroindustrial. No parece, por cierto, una tarea fácil.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Mala señal: todos los candidatos a presidente fueron a un evento de Coninagro menos Alberto FernándezAlerta caminos rurales: el fin de semana se llueve todo en muchas regiones productivas del centro y norte del paísTamberos volvieron a cobrar 0,30 u$s/litro: pero esta vez no por sobreapreciación cambiaria sino por falta de lecheEl trigo 2017/18 vale menos que la cebada forrajera: compras de exportadores superan en diez veces las ventas declaradasTormenta perfecta: la ganadería argentina ingresó en un nuevo proceso de liquidación con caída del consumo interno de carneCepo cambiario: en lo que va del año la importación de tractores descendió más de un 60%Se pagaron la totalidad de las compensaciones a sojeros del norte: quedaron 382 M/$ sin usar por falta de interesadosSe derrumbaron los precios del maní por una súper cosecha estadounidense: podría condicionar la capacidad de pago de arrendamientos de la industriaEl Senasa quiere comenzar a inocular ganado contra hidatidosis: existe un solo proveedor de la vacunaEl gobierno expropió el Predio Ferial de Palermo: “Es una barbaridad que nos asemeja a la dictadura venezolana”Peña aseguró que la “prueba de la superación de la crisis es que en 2017 se produjo más leche que en 2016”: pero no es ciertoProductores de 16 partidos bonaerenses afectados por excesos hídricos no pueden acceder a créditos subsidiados por no tener declarada la emergencia agropecuariaMás gestión: la receta para tiempos turbulentosSe vienen cuatro días de lluvias intensas que podrían causar inundaciones en algunos sectores de la zona pampeanaLos operadores especulativos llevaron las apuestas bajistas en maíz hasta un piso histórico: por suerte el factor monetario jugó a favorCinco integrantes del ámbito agropecuario fueron elegidos diputados nacionales: quiénes sonBasta de perder tiempo con cuestiones operativas: desarrollan un dispositivo para que los animales se pesen solosMujica propuso crear un fondo privado para estabilizar ingreso de criadores: “Si no los cuidamos todo lo demás tambalea en Uruguay”El domingo habrá tiempo inestable sobre el LitoralLos nuevos requisitos incorporados al protocolo sanitario firmado con China generarán costos adicionales en la comercialización de vacasFinalmente se produjo el cambio de fase del ciclo ganadero: el alza de precios de la hacienda llegó para quedarseEl precio del glifosato importado se estabilizó luego de subir un 70% en el último añoCambio de mentalidad: la importación de carne vacuna es lo mejor que le puede pasar a UruguayLe quitaron a Bergman el Servicio Nacional de Manejo del Fuego para transferirlo a un coronel del Ministerio de SeguridadCambio sustancial en el comercio de granos: la Afip redujo a 20 días el plazo de emisión del documento que registra descuentos o bonificaciones por calidadOtro regalo asiático: el precio promedio de exportación de la leche en polvo argentina sigue superando los 5000 u$s/toneladaEl nivel de coberturas en trigo 2014/15 cayó más de un 30%: un escenario apto sólo para productores con capacidad financieraSorpresa: la Afip inhabilitó el CUIT de Nidera en represalia por haber embarcado trigo a Brasil