Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Un estudio científico argentino determinó que la elección del cultivar es la variable más importante para lograr cultivos de soja con alta proteína

Se logró identificar cuáles son los materiales que contribuyen a lograr esa cualidad.
Un estudio científico argentino determinó que la elección del cultivar es la variable más importante para lograr cultivos de soja con alta proteína

Un estudio realizado por investigadores argentinos determinó que la elección del cultivar constituye la opción de manejo más importante para generar cultivos de soja con alto tenor proteico.

“Las opciones de manejo como el cultivo anterior, distanciamiento entre hileras, inoculación de semillas, fertilización fosforada y aplicación de fungicidas foliares no fueron relevantes para diferenciar lotes con una concentración de proteína de semilla contrastante”, indicó un trabajo realizado por investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario, la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y CREA.

“Se observaron correlaciones negativas consistentes entre el rendimiento y la concentración de proteína de la semilla entre los cultivares, pero no entre los sitios. Esto demostró que los sitios con alto rendimiento y alta concentración de proteínas son alcanzables”, determinó el estudio.

Los datos analizados corresponden a lotes de empresas CREA relevados entre los años 2012 y 2016 fundamentalmente en la zona central argentina (1294 y 427 de soja de primera y segunda respectivamente). Los datos de ambos fueron analizados por separado por medio de la metodología estadística conocida como “árboles de regresión”.

Adicionalmente se evaluaron resultados de ensayos comparativos de rendimientos realizados por técnicos CREA entre las campañas 2014/15 y 2015/16 por medio de técnicas de efecto mixto (mixed-effects models).

Los modelos de “árboles de regresión” permitieron explicar el 39% de la variación del tenor proteico en soja de primera, de los cuales las variables de manejo representaron un 73% de esa variación, mientras que el 27% restante correspondió a factores ambientales. De todas las variables de manejo evidenciadas, la elección del cultivar explicó el 71.5% de la variación proteica en soja.

“Las bajas temperaturas durante diciembre y los altos niveles de radiación durante febrero se correlacionaron con valores bajos de concentración de proteína de semilla de soja”, indica el estudio.

En soja de segunda también se detectó la elección del cultivar de soja como factor crítico en la variación del tenor proteico, seguido por las precipitaciones y temperaturas registradas durante el mes de enero (tiempo caluroso y abundantes lluvias tienden a generar menores niveles proteicos).

El estudio mostró que en soja de primera se registra un mayor tenor proteico a medida que se avanza hacia las zonas del norte del país, pero eso no fue concluyente en el caso de soja de segunda.

El análisis de los ensayos comparativos de rendimientos permitió detectar cultivares con altos y estables niveles de concentración proteica. En el caso de soja de primera, los materiales identificados fueron NS4619, A5009 y DS1470, mientras que en cultivos de segunda fueron NS4619, NS4955 y NS6248.

“El cultivar NS4619 mostró una calidad de semilla superior a la media y rendimientos adecuados (∼4000 kg ha−1) tanto en cultivos de soja de primera como de segunda”, señala el documento.

El análisis de los materiales evaluados en ensayos mostró que a medida que se obtuvieron mayores rendimientos, el porcentaje de proteína en granos disminuyó. Sin embargo, se encontró una frontera en la captura total de nitrógeno (N) de 290 kg N ha-1, la cual habría que superar para poder lograr altos rendimientos acompañados de alta concentración proteica.

Los investigadores indicaron que el gran desafío para aumentar el porcentaje de proteína con niveles altos de rendimiento radica en desplazar la frontera de exportación de nitrógeno mediante aumentos en la captura de N del cultivo, lo que invariablemente lleva a estudiar cuestiones de absorción directa y fijación biológica de N en los cultivos de soja de Argentina.

Los autores del trabajo (Management and environmental factors explaining soybean seed protein variability in central Argentina publicado en la última edición de la revista internacional Fields Crops Research) son Lina B. Bosaz, José A.Gerde, Lucas Borrás y José L. Rotundo (Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario/Conicet), Pablo A.Cipriotti (Fauba/Conicet) y LucianoAscheri, MatíasCampos y SantiagoGallo (CREA). La investigación fue financiada por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica de Argentina y AACREA.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El negocio agrícola en campo alquilado: ¿cuánto se puede pagar en 2012/13?Kicillof aceptó liberar un cupo adicional de un millón de toneladas de trigo 2014/15: la medida no tendrá impacto en el mercadoColonialismo versión siglo XXI: CRA advierte que los que promueven el despoblamiento de tierras productivas “son corruptos o traidores por llevar adelante intereses foráneos”Por la presión creciente de las malezas problemáticas un 35% del área de girasol en el NEA dejó de sembrarse en directaBergman propuso “lunes sin carne” para “contribuir a la lucha contra el cambio climático”El precio de los vientres ya incorpora el “factor político” del próximo cambio de gobierno aunque sólo un candidato garantiza la liberación del cepo ganaderoSalieron los súpercréditos del Banco Nación para productores afectados por sequía: tasa del 17% el primer año seguida del 27% para los dos siguientesMala noticia para la cadena sojera: Perú bloqueó el ingreso del biodiesel argentino por pedido de la corporación que elabora el champú PlusbelleEl fin de semana un sistema de mal tiempo afectará al centro y norte del paísSe interrumpió la recuperación del precio de la leche medido en moneda maíz: la relación recién se acomodaría con el ingreso de la cosechaSiguen flojas las exportaciones de sembradoras argentinas: tres empresas concentran casi el 70% de las operacionesNuevo escenario agroalimentario: en el primer semestre del año crecieron todas las exportaciones chilenas de carnes para generar 476 millones de dólaresMacri aseguró que “se tienen que terminar las retenciones” porque “es un impuesto que destruye oportunidades”Las autoridades de la Unión Europea se preparan para bloquear de manera definitiva el ingreso de biodiesel argentinoUna lección política: cómo aumentar impuestos sin que los propios perjudicados puedan identificar al culpablePosible Puerta 12 para el garbanzo: en 2012/13 se duplicará el área sembrada en la ArgentinaLas exportaciones argentinas de híbridos de maíz crecieron más de un 170%: un negocio con una retención del 3%Solidarios: en lo que va del año los productores sojeros aportaron recursos para financiar el 36% la obra pública provincialPoco para festejar con el derrumbe de los precios internacionales de los commodities agrícolas: la primera víctima será el maízReducen la carga burocrática para empresas compradoras de granos: ya no deberán presentar declaraciones de certificaciones ni cartas de porteEl BCRA flexibiliza el criterio de evaluación de la base monetaria para poder cumplir con la exigencia del FMIFinalmente se produjo el cambio de fase del ciclo ganadero: el alza de precios de la hacienda llegó para quedarseCombo China-Nueva Zelanda: el precio de exportación de la leche en polvo entera argentina subió un 45% en el último añoTodo listo para que los precios del trigo 2016/17 se terminen de desinflar en la cosecha: sólo un desastre climático puede revertir la tendenciaPerú perforó una montaña para producir alimentos en el desierto sin poner un solo dólar: Uribarri endeudará a los entrerrianos con 430 M/u$s para hacer dos acueductosUn premio a la paciencia: la retención efectiva en soja es del 22%Brasil: industrias aceiteras advierten que no recibirán soja Intacta si no llegan a un acuerdo razonable con Monsanto por el costo del servicio de análisisEn la soja está la solución para zafar del súper aumento del precio de los combustibles: el valor del biodiesel es de apenas 18 $/litro