Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La lección brasileña: el costo de no tener una representación gremial unificada es mayor que el de que tener varias

A propósito de la experiencia de la CNA.
La lección brasileña: el costo de no tener una representación gremial unificada es mayor que el de que tener varias

Durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner las autoridades del servicio sanitario de Turquía solicitaron formalmente iniciar negociaciones con sus pares del Senasa para habilitar –tal como ya tenían Brasil y Uruguay– la exportación de bovinos en pie.

La respuesta que obtuvieron fue un rotundo “no” (seguramente porque al cristinismo no le interesaba introducir un factor de demanda adicional que eventualmente pudiese afirmar los precios de la hacienda en el mercado local). Esas negociaciones fueron retomadas por el actual presidente del Senasa, Ricardo Negri, pero los turcos –debido a factores coyunturales internos– ya no están tan interesados en obtener nuevos proveedores de hacienda en pie.

En Brasil la representación gremial agropecuaria está en manos de una sola entidad –Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil (CNA)– la cual, al disponer de un presupuesto enorme, puede contar con 219 representantes en los organismos públicos de Brasilia donde se toman decisiones políticas, además de disponer de un contacto permanente con el Frente Parlamentar da Agropecuária (más conocido como la “bancada ruralista”), de manera tal que no se le escapa nada en lo que respecta a cuestiones relativas a sus intereses.

La representatividad gremial agropecuaria en la Argentina, además de no estar unificada (existen cuatro entidades diferentes y cada una con una agenda propia), cuenta con recursos escasos e iniciativas vocacionales (como la Fundación Barbechando) instrumentadas con grandes esfuerzos personales de sus integrantes.

La principal fuente de financiamiento de la CNA es una contribución sindical universal y obligatoria vigente desde 1971 por una legislación federal específica. El aporte debe ser realizado por todas las explotaciones y empresas agropecuarias del país (estén o no afiliadas a una sociedad u organización rural de base). Para el caso de empresas agropecuarias a nombre de personas físicas, el cálculo del aporte se realiza en función del valor fiscal del total de hectáreas explotadas, mientras que para personas jurídicas la base es el capital social de la empresa.

La recaudación total proveniente de la contribución se distribuye de la siguiente manera: 60% para la sociedad rural de la zona en la cual se originó el aporte; 20% para el Ministerio de Trabajo (MTE); 15% para la federación agropecuaria regional; y el 5% restante para la CNA (la mordida del MTE probablemente haya sido una concesión que los productores brasileños hayan tenido que hacer para que la corporación política les apruebe la norma). En aquellas regiones en las cuales no existe una sociedad rural, los recursos se distribuyen en un 60% para la federación agropecuaria regional, 20% para el Ministerio de Trabajo y el 20% restante para la CNA.

El único organismo al cual los productores agropecuarios –en este caso ganaderos– aportan recursos de manera obligatoria es el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), el cual, al tener una administración compartida con los frigoríficos, no necesariamente representa los intereses de los empresarios pecuarios (¿qué posición institucional tomará el Ipcva frente a la posibilidad de consolidar la exportación de novillos en pie para diversificar la demanda de hacienda?) (¿qué criterios se determinaron para que en 2017, según el último balance publicado por el Ipcva, se destinara apenas un 30% del gasto total a fomentar las exportaciones?

En las últimas semanas comenzó a circular un proyecto para crear una suerte de instituto lechero argentino financiado con aportes obligatorios realizados por tamberos e industrias lácteas. (¿es esa la solución para la lechería argentina? ¿un Ipcva versión lechera?).

En naciones con baja calidad institucional –eufemismo genial para nombrar a países con reglas de juego flexibles y volátiles– el poder de lobby es central para formar parte de la cena y no del menú. Y para eso, además de una gran cantidad de efectivo, se requiere una posición unificada detrás de una agenda de trabajo común.

Brasil es una gran potencia agroindustrial en constante crecimiento. Argentina, en cambio, es una nación con un gran potencial agroindustrial. ¿Tendrá algo que ver eso con las diferencias existentes en lo que respecta a representatividad institucional? Para reflexionar.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

En lo que va del año las divisas generadas por la exportación de derivados del lactosuero aumentaron más de un 22%Ranking de lealtad tambera: cuáles son las industrias lácteas que premian (o castigan) a los productores de mayor escalaEl viernes un frente frío comenzará a avanzar desde el centro al norte del paísSe adelantó la primavera: en la semana una ola de calor se extenderá por las principales regiones productivasEl precio de la leche en Uruguay cayó al nivel más bajo de los últimos dos años: igual sigue creciendo la producciónLa soja arrancó la semana con fuertes pérdidas en línea con la proyección de una mayor cosecha estadounidenseEl miércoles ingresará un intenso frente frío sobre la región central del paísEn el primer mes del año la región pampeana transfirió regalías sojeras por 816 M/$ al resto del paísKicillof aceptó ampliar el cupo de exportación de trigo a 2,50 millones de toneladas: la medida no tendrá impacto en los precios internosLechería con expectativas moderadas: pocas probabilidades de que aparezcan noticias alentadoras en el primer semestre de 2018Volvieron las retenciones móviles para la soja (pero esta vez pocos se dieron cuenta)Declararon la emergencia agropecuaria por incendios en La Pampa y MendozaSalieron los súpercréditos del Banco Nación para productores afectados por sequía: tasa del 17% el primer año seguida del 27% para los dos siguientesCosecha gruesa sin fin: el jueves se prevén precipitaciones sobre todo el sector este del paísClima ideal para avanzar con la cosecha gruesa: esta semana no se prevén precipitaciones en la zona pampeanaArgentina ocupa el sexto puesto del ranking latinoamericano de inversiones extranjeras: la situación sería peor si las empresas pudiesen disponer libremente de su dineroEn casa de herrero cuchillo de palo: Monsanto y Syngenta figuran en el listado de empresas infractoras del InaseMañana se prevé la formación de heladas moderadas sobre la región pampeanaRecuperación parcial del valor relativo de la leche: aún no es suficiente para quitarle el respirador artificial a la mayor parte de los tambosLos chinos se animaron a inaugurar la campaña comercial de trigo 2016/17: Cofco declaró 100.000 toneladas a un FOB de 195 u$s/toneladaEl mundo cambió: China lidera la investigación orientada a lograr la plena automatización de procesos productivosEl jueves regresa el mal tiempo: vuelve a complicarse el avance de la cosecha gruesaEsta semana vuelven las lluvias: alerta en las zonas bonaerenses afectadas por inundaciones Argentina se consolida como exportador de arveja amarilla con precios muy competitivos respecto de la variedad verdeAumentos de hasta el 360% en los aranceles de servicios prestados por el Inase para financiar la lucha contra la semilla ilegalVolvieron a caer los precios de exportación del aceite de oliva por la recuperación española: expectativa por el crecimiento del consumo chinoContrastes profundos en el sector lácteo: grandes tienen ganancias mientras pequeños pierden cantidades crecientes de dineroExpectativa: operadores agrícolas tanto estadounidenses como chinos apuestan al fin de la “guerra comercial” en la reunión del G-20