Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Educando a Roberto Salvarezza: la seguridad alimentaria de los argentinos no está en riesgo

Educando a Roberto Salvarezza: la seguridad alimentaria de los argentinos no está en riesgo

“La seguridad alimentaria de los argentinxs en riesgo. La carne y el trigo van al exterior para generar las divisas para pagar la deuda de (el presidente Mauricio) Macri. En el mercado interno tienen precio dólar, inaccesible para la mayoría”.

Así lo indicó en su cuenta de Twitter, Roberto Salvarezza, un doctor en bioquímica que actualmente se desempeña como diputado nacional por la provincia de Buenos Aires (Unidad Ciudadana) y que fue presidente del Conicet entre 2012 y 2015.

El trigo es una materia prima básica (commodity) y, como tal, su valor se expresa en dólares estadounidense en todas parte del mundo (esto es así porque el patrón de referencia monetario internacional es la moneda estadounidense; quizás dentro de cincuenta años cotice en yuanes).

En las naciones exportadoras cotiza con el precio FOB, mientras que en aquellas que deben comprar el cereal a otros países cotiza al valor de paridad de importación.

En el presente ciclo 2018/19 la producción argentina de trigo fue de 19,4 millones de toneladas –según datos oficiales– de la cual los argentinos sólo necesitamos 5,70 millones para tostadas, facturas y pastas, entre otros productos. El resto puede ser aprovechado por consumidores de otros países a cambio de divisas que pueden ser empleadas, efectivamente, para cancelar deuda externa contraída por el Estado nacional, pero también para comprar bienes que no producimos aquí (como celulares o café).

En el año 2013, cuando Salvarezza ocupaba el cargo de presidente del Conicet –institución que debería representar a buena parte de la cumbre del pensamiento científico en la Argentina–, el precio del trigo argentino registró un valor desproporcionadamente elevado y los productos panificados resultaron inaccesibles para la mayor parte de los consumidores argentinos. Adicionalmente, perdimos el mercado de trigo brasileño en manos de EE.UU.

Hoy el valor FOB del trigo pan argentino se encuentra en 234 u$s/tonelada con un derecho de exportación móvil que está actualmente en torno al 10%. Pero en mayo de 2013 logró superar los 400 u$s/tonelada para luego alcanzar un máximo histórico de 750 u$s/tonelada en la segunda quincena de octubre de ese año. Aún con un derecho de exportación del 23% –la alícuota fija vigente por entonces– el valor interno del cereal resultaba estratosférico (ver gráfico).

La explicación de tan inusual evento es muy simple: la regulación de exportaciones (con cupos aleatorios y discrecionales) junto con los derechos de exportación hicieron inviable económicamente la producción de trigo en muchas regiones productivas, de manera tal que, frente a una adversidad climática, Argentina quedó en octubre de 2013 sin disponibilidad de trigo para consumo interno y también sin la posibilidad de importar cereal, debido a que el entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno, consideraba que esa medida –práctica usual en cualquier nación civilizada– no era adecuada en términos políticos.

La inseguridad alimentaria en la Argentina no tiene relación alguna con la exportación de trigo, sino más bien con la falta de oportunidades –propia de una economía cerrada– que impide que más de un tercio de la población local, en lugar de contar con un trabajo digno, deba arrodillarse frente al administrador de turno de la corporación política para suplicar por migajas.

En términos axiológicos, el comentario de Salvarezza deja ver a trasluz la concepción ideológica de que la producción de trigo en particular y agropecuaria en general debería ser un servicio público. Y esa es la cuestión central. No el disparate argumental.

Argentina es un país esquizofrénico que hace décadas viene queriendo todas las ventajas de una economía de mercado pero con los derechos vigentes en un régimen socialista. La incongruencia de ambas posibilidades se paga con legiones crecientes de excluidos, destrucción sistemática del sector privado y, cada tanto, una explosión macroeconómica.

Tenemos algún día que ponernos de acuerdo. Si queremos ser una economía de mercado integrada con el mundo. O un país socialista en el cual todos trabajemos para instituciones o empresas estatales. Las dos cosas no se puede.

Ezequiel Tambornini

Foto. Oscar Parrilli y Roberto Salvarezza (parado, con camisa blanca) en el Instituto Patria (noviembre de 2018).

Contenido relacionado

Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La venta de camionetas agropecuarias cayó 26% por el impacto de la devaluación combinado con la falta de financiamientoVolvimos: Argentina comenzó a recuperar el mercado brasileño de harina de trigo con ventas 25% superioresMacri prometió que si es reelecto en enero de 2021 eliminará todas las retenciones menos la de la sojaAustralia lanzó su Plan Agroindustrial 2025 para posicionarse como proveedor de alimentos de la clase media asiáticaLa Comisión de Enlace ante una eventual nueva embestida oficial: “Los productores deben resguardar sus derechos y la libertad que poseen”Crearán una base de datos centralizada con información salarial y de desempeño de todos los empleados públicos del Estado nacionalEn el último año se crearon más de 7300 empleos en el sector agropecuario: pero se perdieron 44.100 en la industriaUn regalo argentino para el mundo: gracias a la intervención del mercado de biodiesel el valor del aceite de soja sigue con “precio cuidado” El segundo semestre comenzó con un déficit turístico de 678 M/u$s: equivale a un 29% de las divisas generadas por el agro argentinoCon los valores actuales la cebada cervecera es el único cultivo que puede generar caja en cosecha: el trigo es sólo para gente pacienteModernización: a partir de este viernes 182 procedimientos burocráticos del Senasa sólo podrán realizarse por vía digitalEn lo que va del año la faena de hembras alcanzó una proporción del 49,5% gracias al impulso de la demanda chinaValor agregado: la exportación argentina de proteínas texturizadas de soja creció un 26% en los últimos dos añosEl Ministerio de Agricultura dijo que la primera estimación de cosecha de trigo fue errónea: los precios siguieron subiendoMás despiertos que muchos productores: el gobierno tomó “coberturas” en soja en los mejores momentos del añoOperadores especulativos suben apuesta por una recuperación de los precios del maíz: prevén fallas productivas en SudaméricaBuena noticia para los productores de cereales: se derrumbó el precio internacional de la urea granuladaYa está todo listo para aprobar el proyecto que habilita la liquidación de entes de lucha sanitaria por parte del SenasaRetraso cambiario: las exportaciones argentinas de sembradoras cayeron casi 15% en lo que va del añoEl presidente del Mercado de Liniers aseguró que los llamados del gobierno no son intimidatorios: “Simplemente nos piden que tengamos cuidado”Un negocio minúsculo con precios elevados: las exportaciones argentinas de trigo orgánico alcanzaron valores de hasta 380 u$s/toneladaLucha contra el “ternericidio”: subieron a 10.000 pesos el monto de la caución que debe pagarse para faenar un animal con menos de 300 kilosVamos por partes: se declaró la emergencia agropecuaria para el oeste bonaerense pero por las inundaciones de abrilConfianza cero: se derrumbaron los precios del trigo 2013/14 al conocerse el plan oficial de reintegro de retencionesSanta Fe: a partir del lunes los empresarios agrícolas afectados por inundaciones podrán solicitar la emergencia agropecuariaLa canasta láctea registró una inflación anual del 82%: diecisiete puntos por arriba del promedio general de alimentos básicosEn lo que va del año el Belgrano Cargas transportó el mayor volumen desde que se tienen registrosSan Luis aplicará un área de exclusión de agroquímicos de 1500 metros: “Los herbicidas impiden el crecimiento de plantaciones distintas de los transgénicos”