Google+
Valor Soja »Ganadería

Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Una visión estructural sobre un problema puntual.
Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Los precios de la carne no subieron: se equipararon finalmente con el ritmo inflacionario del resto de los alimentos básicos. Es decir: estaban subsidiados el año pasado por condiciones circunstanciales presentes en el mercado ganadero.

Los técnicos dedicados a investigar la dinámica del mercado pecuario vienen advirtiendo hace meses que los precios de la hacienda se ajustarían en algún momento del presente año cuando se produjese el cambio de ciclo ganadero. Ninguna persona informada debería sorprenderse al respecto.

Por una serie de factores climáticos y macroeconómicos –una sequía severa seguida por un aumento sideral del valor del maíz provocado por la devaluación del peso– en 2018 hubo más oferta de carne de la que tendría que haber habido en una situación normal (si es que tal concepto puede ser empleado en la Argentina).

En el sector ganadero –donde los ciclos productivos, a diferencia de la producción aviar y porcina, no se miden en meses, sino en años– los daños provocados por la falta de inversiones o desinversiones (en el caso de liquidación de vientres) se ven en diferido: los ajustes de precios que estamos observando en las últimas semanas son producto del año desastroso que tuvieron que pasar en 2018 la mayor parte de los empresarios ganaderos.

En otras épocas, la ganadería podía darse el lujo de ser un hobby caro al recibir subsidios del sector agrícola. Pero la producción de granos en los últimos años viene siendo un negocio de altísimo riesgo con márgenes decrecientes: ya no puede ayudar a sostener planteos ganaderos.

Es importante advertir que la “suba” reciente del precio de la carne bovina es producto –al igual que en el resto de los alimentos– del impuesto inflacionario que el Estado nacional viene cobrando a los argentinos hace más de quince años (con especial incidencia en la última década).

Los países donde los gobiernos están comandados por personas capacitadas y responsables, no tienen necesidad de implementar un impuesto inflacionario para atosigar a la población local. Tal es el caso de Bolivia (con una inflación minorista anual del 1,4%), Chile (1,8%), Paraguay (2,4%), Brasil (3,7%) y Uruguay (7,3%). Hasta Evo Morales se dio cuenta de que era mejor negocio no expoliar al sector privado con el impuesto inflacionario.

De todas maneras, más allá del ajuste inflacionario (es decir, de la finalización del subsidio forzoso proveniente del sector ganadero), la carne en la Argentina sigue siendo baratísima. Un bife de cuadril en un supermercado Tienda Inglesa de Montevideo se vende en góndola actualmente a un valor equivalente a casi 400 pesos argentinos por kilogramo, mientras que en las sucursales porteñas de COTO ese mismo corte se comercializa a un precio de apenas 223 $/kg.

Eso ocurre porque en Uruguay la hacienda bovina se exporta en su mayor parte y, por lo tanto, constituye un bien dolarizado, mientras que el principal cliente de la carne argentina es por lejos el consumidor local, a quien la cadena cárnica cuida con particular esmero.

Todo eso no implica que los alimentos, entre muchos otros bienes, sean crecientemente inaccesibles para una proporción cada vez mayor de la pauperizada población argentina. Pero es fundamental comprender el problema con una visión integral. La culpa de ese fenómeno no está en el sector ganadero ni cárnico. Está en otra parte.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Córdoba: 3147 beneficiarios del Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias 2018 con un premio promedio de 31.000 pesosTormenta perfecta para la urea granulada: sobrestock interno con precios internacionales planchadosUruguay ya declaró la emergencia agropecuaria: distribuirán 180 kilos de pellet de cáscara de soja por cabeza a productores afectadosEsta semana no se prevén lluvias importantes en ninguna región productivaLas empresas elaboradoras de etanol en base a maíz registran la mejor relación de precios de toda su historiaFalta cada vez menos para el lanzamiento de la “calculadora sojera”: contiene datos de 5,1 millones de hectáreasCayeron las exportaciones argentinas de fardos de alfalfa por la menor participación de empresas externas al negocioCayeron las exportaciones de silobolsas: las colocaciones se concentran en el MercosurEl viernes regresan las lluvias sobre el norte del país para instalarse durante todo el fin de semanaLobby: el gobierno volvió a intervenir el precio del etanol para mejorar los ingresos de las compañías petrolerasAgroindustria presentó los lineamientos del proyecto de reforma de la Ley de Semillas: el uso propio gratuito podrá hacerse recién al cuarto añoChina ya no sólo compra soja: este año comenzó a exportar yuanes a cambio de soberanía territorial Regalo de Navidad: China habilitó el ingreso de la leche maternizada argentinaTres años con dragado asegurado para el puerto de Quequén: todavía queda mucho por hacerComenzó a instrumentarse el plan de gestión de envases de agroquímicosCongreso 2014: una agenda legislativa que no considere los problemas del campo generará más costos que beneficiosEl gobierno habilitó la posibilidad de declarar embarques de trigo 2017/18: la exportación ya compró más de dos millones de toneladasMarcelo Rossi: “Vamos a poner todo nuestro esfuerzo para terminar con el ternericidio”Argentina “supermercado del mundo” es por el momento una expresión de deseo: déficit comercial récord con China de 5100 M/u$sEn el primer semestre del año el sector apícola perdió 37 M/u$s: combo fatal de retenciones, retraso cambiario y caída de preciosEsta semana terminará de cocinarse el maíz de siembra temprana: no se prevén precipitaciones sobre la región pampeanaCon el sinceramiento cambiario la rentabilidad de las industrias lácteas exportadoras mejoró mucho: pero no tanto como necesitan los tamberosEl uso de maíz RR ya se extiende por todas las regiones productivas: un factor adicional para promover las malezas resistentes a glifosatoAlerta Santa Fe: se prevén varios días de tormentas intensas en el centro y norte de la provinciaEn el último año se registró un fuerte descenso del índice de confianza de los empresarios agropecuarios argentinosEn 2015 comenzará a funcionar el Instituto de Promoción de la Carne Argentina: cómo se financiará el nuevo organismoEl gobierno nacional adjudicó obras para prevenir inundaciones en la zona oeste de Buenos Aires por 1209 M/$Los fondos no se equivocaron: esta semana apareció el dato alcista en soja que estaban buscando