Google+
Valor Soja »Ganadería

Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Una visión estructural sobre un problema puntual.
Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Los precios de la carne no subieron: se equipararon finalmente con el ritmo inflacionario del resto de los alimentos básicos. Es decir: estaban subsidiados el año pasado por condiciones circunstanciales presentes en el mercado ganadero.

Los técnicos dedicados a investigar la dinámica del mercado pecuario vienen advirtiendo hace meses que los precios de la hacienda se ajustarían en algún momento del presente año cuando se produjese el cambio de ciclo ganadero. Ninguna persona informada debería sorprenderse al respecto.

Por una serie de factores climáticos y macroeconómicos –una sequía severa seguida por un aumento sideral del valor del maíz provocado por la devaluación del peso– en 2018 hubo más oferta de carne de la que tendría que haber habido en una situación normal (si es que tal concepto puede ser empleado en la Argentina).

En el sector ganadero –donde los ciclos productivos, a diferencia de la producción aviar y porcina, no se miden en meses, sino en años– los daños provocados por la falta de inversiones o desinversiones (en el caso de liquidación de vientres) se ven en diferido: los ajustes de precios que estamos observando en las últimas semanas son producto del año desastroso que tuvieron que pasar en 2018 la mayor parte de los empresarios ganaderos.

En otras épocas, la ganadería podía darse el lujo de ser un hobby caro al recibir subsidios del sector agrícola. Pero la producción de granos en los últimos años viene siendo un negocio de altísimo riesgo con márgenes decrecientes: ya no puede ayudar a sostener planteos ganaderos.

Es importante advertir que la “suba” reciente del precio de la carne bovina es producto –al igual que en el resto de los alimentos– del impuesto inflacionario que el Estado nacional viene cobrando a los argentinos hace más de quince años (con especial incidencia en la última década).

Los países donde los gobiernos están comandados por personas capacitadas y responsables, no tienen necesidad de implementar un impuesto inflacionario para atosigar a la población local. Tal es el caso de Bolivia (con una inflación minorista anual del 1,4%), Chile (1,8%), Paraguay (2,4%), Brasil (3,7%) y Uruguay (7,3%). Hasta Evo Morales se dio cuenta de que era mejor negocio no expoliar al sector privado con el impuesto inflacionario.

De todas maneras, más allá del ajuste inflacionario (es decir, de la finalización del subsidio forzoso proveniente del sector ganadero), la carne en la Argentina sigue siendo baratísima. Un bife de cuadril en un supermercado Tienda Inglesa de Montevideo se vende en góndola actualmente a un valor equivalente a casi 400 pesos argentinos por kilogramo, mientras que en las sucursales porteñas de COTO ese mismo corte se comercializa a un precio de apenas 223 $/kg.

Eso ocurre porque en Uruguay la hacienda bovina se exporta en su mayor parte y, por lo tanto, constituye un bien dolarizado, mientras que el principal cliente de la carne argentina es por lejos el consumidor local, a quien la cadena cárnica cuida con particular esmero.

Todo eso no implica que los alimentos, entre muchos otros bienes, sean crecientemente inaccesibles para una proporción cada vez mayor de la pauperizada población argentina. Pero es fundamental comprender el problema con una visión integral. La culpa de ese fenómeno no está en el sector ganadero ni cárnico. Está en otra parte.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Algunos ponen y otros cobran: en el primer cuatrimestre del año las compañías petroleras recibieron subsidios directos por más de 4000 M/$Industrias argentinas compran manteca a Conaprole para aprovechar negocio de oportunidad: se privilegia exportación por aumento de precios del 85%Los empresarios agrícolas que utilizaron tecnología comercial pueden ahora vender soja con un ingreso adicional superior a 1000 $/haSigue mejorando el precio relativo de la leche: pero el sector se mantiene gracias al subsidio aportado por los productores maiceros Europa presentó en la OMC un reclamo contra la Argentina por las trabas al comercioBioceres cotizará en las bolsas de valores de Buenos Aires y Nueva York: planea transformarse en una compañía global de agroinsumosLos supermercados tienen cada vez menos participación en la venta de lácteos: no pueden competir con comercios barrialesCrean un instrumento financiero para que cualquiera pueda invertir en soja: subió más de un 10% en el último mesSe acabó la era de los commodities: el gobierno argentino sigue actuando como en el mejor momento del auge de preciosHasta el miércoles de la semana que viene se prevén acumulados de precipitaciones de hasta 60 milímetros en la zona pampeanaLas empresas deberán seguir profundizando el ajuste si el Estado no reduce el gasto público: olvídense de las inversionesLas exportaciones chilenas de productos porcinos generaron divisas por 213 M/u$s: representa un 40% de las ventas argentinas de carne bovinaPlan B: cuáles son las alternativas para incrementar el uso interno de biodiesel en caso de un bloqueo comercial por parte de EE.UU.Hablando se entiende la gente: Aranguren desactivó la intervención del mercado del etanolLa ganadería somos todos: incluso los carnicerosLos nuevos dueños de los postres lácteos de SanCor también son santafesinos: Vicentín pagará 100 M/u$sEmergencia lechera: este año seguirá cayendo la producción (que ya había registrado un recorte de 14% en 2016)Se podrían usar 300.000 toneladas anuales de biodiesel argentino para reducir el déficit energético: el gobierno prefiere gasoil importadoGracias productores: con los rindes de maíz logrados en la zona núcleo muchos pagarán casi lo mismo de retenciones que el año pasadoYa pasó lo peor: China, Corea del Sur, Egipto y Chile reabrieron la importación de carne brasileñaArgentina representa apenas un 6% de la exportación total de carne vacuna del Mercosur: en el segundo semestre podría ser aún menosLa causa de los cuadernos: el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario pidió licencia luego de que Bonadío lo procesara sin prisión preventivaEn 2019 el presupuesto destinado a control comercial agropecuario se incrementará en un 155%En apenas dos meses el precio promedio de exportación de la arveja argentina cayó más de 180 u$s/tonelada Las mayores probabilidades de lluvias seguirán concentrándose en el NOAContratos ganaderos: buscar socios cuando sobran ganas pero falta efectivo para desarrollar negociosEn lo que va de 2014 el aceite de girasol alto oleico registró un precio de exportación casi 20% superior al convencionalExtendieron el control obligatorio de picudo algodonero hasta la zona centro de Santa Fe