Google+
Valor Soja »Ganadería

Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Una visión estructural sobre un problema puntual.
Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Los precios de la carne no subieron: se equipararon finalmente con el ritmo inflacionario del resto de los alimentos básicos. Es decir: estaban subsidiados el año pasado por condiciones circunstanciales presentes en el mercado ganadero.

Los técnicos dedicados a investigar la dinámica del mercado pecuario vienen advirtiendo hace meses que los precios de la hacienda se ajustarían en algún momento del presente año cuando se produjese el cambio de ciclo ganadero. Ninguna persona informada debería sorprenderse al respecto.

Por una serie de factores climáticos y macroeconómicos –una sequía severa seguida por un aumento sideral del valor del maíz provocado por la devaluación del peso– en 2018 hubo más oferta de carne de la que tendría que haber habido en una situación normal (si es que tal concepto puede ser empleado en la Argentina).

En el sector ganadero –donde los ciclos productivos, a diferencia de la producción aviar y porcina, no se miden en meses, sino en años– los daños provocados por la falta de inversiones o desinversiones (en el caso de liquidación de vientres) se ven en diferido: los ajustes de precios que estamos observando en las últimas semanas son producto del año desastroso que tuvieron que pasar en 2018 la mayor parte de los empresarios ganaderos.

En otras épocas, la ganadería podía darse el lujo de ser un hobby caro al recibir subsidios del sector agrícola. Pero la producción de granos en los últimos años viene siendo un negocio de altísimo riesgo con márgenes decrecientes: ya no puede ayudar a sostener planteos ganaderos.

Es importante advertir que la “suba” reciente del precio de la carne bovina es producto –al igual que en el resto de los alimentos– del impuesto inflacionario que el Estado nacional viene cobrando a los argentinos hace más de quince años (con especial incidencia en la última década).

Los países donde los gobiernos están comandados por personas capacitadas y responsables, no tienen necesidad de implementar un impuesto inflacionario para atosigar a la población local. Tal es el caso de Bolivia (con una inflación minorista anual del 1,4%), Chile (1,8%), Paraguay (2,4%), Brasil (3,7%) y Uruguay (7,3%). Hasta Evo Morales se dio cuenta de que era mejor negocio no expoliar al sector privado con el impuesto inflacionario.

De todas maneras, más allá del ajuste inflacionario (es decir, de la finalización del subsidio forzoso proveniente del sector ganadero), la carne en la Argentina sigue siendo baratísima. Un bife de cuadril en un supermercado Tienda Inglesa de Montevideo se vende en góndola actualmente a un valor equivalente a casi 400 pesos argentinos por kilogramo, mientras que en las sucursales porteñas de COTO ese mismo corte se comercializa a un precio de apenas 223 $/kg.

Eso ocurre porque en Uruguay la hacienda bovina se exporta en su mayor parte y, por lo tanto, constituye un bien dolarizado, mientras que el principal cliente de la carne argentina es por lejos el consumidor local, a quien la cadena cárnica cuida con particular esmero.

Todo eso no implica que los alimentos, entre muchos otros bienes, sean crecientemente inaccesibles para una proporción cada vez mayor de la pauperizada población argentina. Pero es fundamental comprender el problema con una visión integral. La culpa de ese fenómeno no está en el sector ganadero ni cárnico. Está en otra parte.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

China tendrá la mayor caída de producción de maíz de los últimos quince años: el último informe del USDA preveía una mayor ofertaAumentaron la prestación por desempleo para trabajadores rurales: el mínimo ahora es de 3728 pesosDefault comercial: China sigue aspirando un volumen descomunal de divisas de la economía argentinaUruguay casi recuperó el stock de hacienda perdido por la sequía histórica de 2008/09: Argentina necesita 6,50 millones de cabezas para igualarloLa Deuda Ecológica Global cayó al nivel más bajo desde 2005 gracias al encerramiento promovido por la pandemiaCon la industria de sustitución de importaciones y la energía ya no basta: ahora el campo también se hace cargo del déficit turísticoEfecto incertidumbre: las operaciones del contrato Soja Mayo 2013 crecieron casi un 80%Avanza la siembra fina: hasta el martes no se prevén lluvias en las principales zonas productivas¿Fin de la guerra comercial?: Aseguran que China volvió a comprar soja estadounidenseEn marzo comienza un nuevo sistema para comercializar caballos que pretende eliminar la posibilidad de que se faenen animales robadosEl frigorífico estatal entrerriano no puede sostenerse por su cuenta: recibió un aporte de 5,0 millones de pesos del gobierno provincialArgentina ocupa el sexto puesto del ranking latinoamericano de inversiones extranjeras: sin restricción de giro de utilidades la situación sería peorMercado global: gracias a la crisis argentina se recuperó el precio del maíz para los productores estadounidensesPeligro: con una suba de la alícuota al 33% el derecho de exportación efectivo sobre la soja trepa al 50%El Senasa dispuso nuevas exigencias para promover la inocuidad alimentaria en la producción de pollos y elaboración de menudenciasArgentina: se reconfiguró la demanda de camionetas de uso agropecuario luego de la pandemiaBalance cambiario: la economía argentina depende cada vez más de los dólares aportados por el campoPoroto mung: un negocio de nicho con precios de hasta 1285 u$s/toneladaEl martes se esperan densos bancos de niebla y algunos chaparrones sobre el sector este del paísSe oficializó el acuerdo por medio del cual Argentina podrá seguir exportando biodiesel a la Unión EuropeaCarlos Garetto: “Creemos que es el Inase el que debe fiscalizar el mercado de semillas”En junio el ferrocarril Belgrano Cargas transportó un récord mensual de 470.000 toneladas de granosEsta semana regresan las lluvias: la mayor parte de los aportes de agua se concentrarán en el norte del paísÚltimos días para aprovechar el PRO Friday: ya se negociaron canjes de soja 2019/20 por más de un millón de toneladasGolazo girasolero en el norte argentino: buenos rindes con precios superiores a los presupuestados en la siembraVenezuela sigue siendo el principal comprador de cosechadoras argentinas: en lo que va del año ya se enviaron 14 equiposTipo de cambio indecididamente bajo: que la Playa de Mayo explote todos los días de productores regionales en problemasPerspectiva: China sigue siendo (por lejos) el principal cliente de la carne bovina argentina