Google+
Valor Soja »Ganadería

Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Una visión estructural sobre un problema puntual.
Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Los precios de la carne no subieron: se equipararon finalmente con el ritmo inflacionario del resto de los alimentos básicos. Es decir: estaban subsidiados el año pasado por condiciones circunstanciales presentes en el mercado ganadero.

Los técnicos dedicados a investigar la dinámica del mercado pecuario vienen advirtiendo hace meses que los precios de la hacienda se ajustarían en algún momento del presente año cuando se produjese el cambio de ciclo ganadero. Ninguna persona informada debería sorprenderse al respecto.

Por una serie de factores climáticos y macroeconómicos –una sequía severa seguida por un aumento sideral del valor del maíz provocado por la devaluación del peso– en 2018 hubo más oferta de carne de la que tendría que haber habido en una situación normal (si es que tal concepto puede ser empleado en la Argentina).

En el sector ganadero –donde los ciclos productivos, a diferencia de la producción aviar y porcina, no se miden en meses, sino en años– los daños provocados por la falta de inversiones o desinversiones (en el caso de liquidación de vientres) se ven en diferido: los ajustes de precios que estamos observando en las últimas semanas son producto del año desastroso que tuvieron que pasar en 2018 la mayor parte de los empresarios ganaderos.

En otras épocas, la ganadería podía darse el lujo de ser un hobby caro al recibir subsidios del sector agrícola. Pero la producción de granos en los últimos años viene siendo un negocio de altísimo riesgo con márgenes decrecientes: ya no puede ayudar a sostener planteos ganaderos.

Es importante advertir que la “suba” reciente del precio de la carne bovina es producto –al igual que en el resto de los alimentos– del impuesto inflacionario que el Estado nacional viene cobrando a los argentinos hace más de quince años (con especial incidencia en la última década).

Los países donde los gobiernos están comandados por personas capacitadas y responsables, no tienen necesidad de implementar un impuesto inflacionario para atosigar a la población local. Tal es el caso de Bolivia (con una inflación minorista anual del 1,4%), Chile (1,8%), Paraguay (2,4%), Brasil (3,7%) y Uruguay (7,3%). Hasta Evo Morales se dio cuenta de que era mejor negocio no expoliar al sector privado con el impuesto inflacionario.

De todas maneras, más allá del ajuste inflacionario (es decir, de la finalización del subsidio forzoso proveniente del sector ganadero), la carne en la Argentina sigue siendo baratísima. Un bife de cuadril en un supermercado Tienda Inglesa de Montevideo se vende en góndola actualmente a un valor equivalente a casi 400 pesos argentinos por kilogramo, mientras que en las sucursales porteñas de COTO ese mismo corte se comercializa a un precio de apenas 223 $/kg.

Eso ocurre porque en Uruguay la hacienda bovina se exporta en su mayor parte y, por lo tanto, constituye un bien dolarizado, mientras que el principal cliente de la carne argentina es por lejos el consumidor local, a quien la cadena cárnica cuida con particular esmero.

Todo eso no implica que los alimentos, entre muchos otros bienes, sean crecientemente inaccesibles para una proporción cada vez mayor de la pauperizada población argentina. Pero es fundamental comprender el problema con una visión integral. La culpa de ese fenómeno no está en el sector ganadero ni cárnico. Está en otra parte.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Paty seguirá en manos brasileñas: Marfrig aceptó comprar Quickfood a precio de remate tres años después de querer irse de la ArgentinaAlerta en Entre Ríos: el gobierno de Uribarri quiere comenzar a aplicar una “retención provincial” de hasta el 6%Cruzada contra la evasión cárnica: Agroindustria tendrá “poder de policía” para inhabilitar frigoríficos que operen de manera irregularCrecieron las exportaciones argentinas de sembradoras gracias al esfuerzo de una empresa santafesina por posicionarse en el mercado rusoVenezuela: apenas dos empresas concentran las exportaciones de sembradoras destinadas al mercado bolivariano¿Quién está detrás de la primera franquicia argentina de carnicerías?Operadores especulativos comenzaron a tomas posiciones vendidas en soja: apuestan por una profundización del mercado bajistaHeladas destructivas en el sur de Brasil: el mercado local de trigo comenzó a reflejar el factor climático regionalRotten: el documental de Netflix que muestra los aspectos podridos del negocio agroindustrialYa se cubrió más del 70% del cupo de exportación de maíz 2012/13: al ritmo actual se terminará en unas pocas semanasPremio a la espera: trigo de calidad panadera con precios de hasta 2100 $/toneladaBrasil sigue devaluando el real: cebollas, arroz y peras son las agroexportaciones argentinas más comprometidasAlertan que sobre-compras chinas de soja estadounidense podría ser una estrategia para derribar los precios en pleno ingreso de la cosecha sudamericanaJulián Domínguez consideró que es “escandaloso” dejar al trigo “al vaivén de los precios que fijan molinos”: pero defendió el cupo interno para “seguridad alimentaria”Los operadores especulativos suben las apuestas alcistas: ya están tan comprados en maíz como en sojaTeléfono para Monsanto: Agroindustria solicitó “a todos los actores de la cadena” respetar la normativa vigente en el paísEl Mercosur es joda: Brasil neutraliza el único factor alcista presente en el sector lácteo al prohibir la importación de leche en polvo para reconstituciónEsta semana habrá tiempo ideal para avanzar con la siembra de trigoSubió la soja en EE.UU. por el daño potencial que los excesos hídricos podrían generar en la Argentina: acá no se notóAporte de humedad para el maíz: esta semana se prevén precipitaciones de hasta 40 milímetrosLa mejor defensa contra los insectos es la agricultura biodiversa: la mitad de los tratamientos contra plagas no tienen respuesta económicaEn lo que va del año Egipto es el primer comprador de maíz pisingallo argentinoLos fondos especulativos que operan en Chicago lideran la carnicería: las posiciones netas en soja son las más bajas desde febrero Argentina sin cobertura: por una sorpresiva resolución de la CNV se paralizó el mercado de futuros agrícolasSe publicó la ley diseñada por kirchneristas para generar una nueva caja recaudatoria en los entes de lucha contra la aftosaSinceramente: Cristina cuenta que Lousteau al presentarle el proyecto de la 125 dijo que no generaría problemas porque “a ellos la soja no les interesa”Muy difícil resistirse: la industria manicera ofrece este año arrendamientos por 1000 u$s/haEl gobierno anunció un incremento del uso de biodiesel argentino en la matriz energética: tendrá poco impacto en el mercado de soja