Google+
Valor Soja »Ganadería

Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Una visión estructural sobre un problema puntual.
Los precios de la carne vacuna no subieron: se ajustaron por inflación al terminarse la sobreoferta coyuntural de hacienda

Los precios de la carne no subieron: se equipararon finalmente con el ritmo inflacionario del resto de los alimentos básicos. Es decir: estaban subsidiados el año pasado por condiciones circunstanciales presentes en el mercado ganadero.

Los técnicos dedicados a investigar la dinámica del mercado pecuario vienen advirtiendo hace meses que los precios de la hacienda se ajustarían en algún momento del presente año cuando se produjese el cambio de ciclo ganadero. Ninguna persona informada debería sorprenderse al respecto.

Por una serie de factores climáticos y macroeconómicos –una sequía severa seguida por un aumento sideral del valor del maíz provocado por la devaluación del peso– en 2018 hubo más oferta de carne de la que tendría que haber habido en una situación normal (si es que tal concepto puede ser empleado en la Argentina).

En el sector ganadero –donde los ciclos productivos, a diferencia de la producción aviar y porcina, no se miden en meses, sino en años– los daños provocados por la falta de inversiones o desinversiones (en el caso de liquidación de vientres) se ven en diferido: los ajustes de precios que estamos observando en las últimas semanas son producto del año desastroso que tuvieron que pasar en 2018 la mayor parte de los empresarios ganaderos.

En otras épocas, la ganadería podía darse el lujo de ser un hobby caro al recibir subsidios del sector agrícola. Pero la producción de granos en los últimos años viene siendo un negocio de altísimo riesgo con márgenes decrecientes: ya no puede ayudar a sostener planteos ganaderos.

Es importante advertir que la “suba” reciente del precio de la carne bovina es producto –al igual que en el resto de los alimentos– del impuesto inflacionario que el Estado nacional viene cobrando a los argentinos hace más de quince años (con especial incidencia en la última década).

Los países donde los gobiernos están comandados por personas capacitadas y responsables, no tienen necesidad de implementar un impuesto inflacionario para atosigar a la población local. Tal es el caso de Bolivia (con una inflación minorista anual del 1,4%), Chile (1,8%), Paraguay (2,4%), Brasil (3,7%) y Uruguay (7,3%). Hasta Evo Morales se dio cuenta de que era mejor negocio no expoliar al sector privado con el impuesto inflacionario.

De todas maneras, más allá del ajuste inflacionario (es decir, de la finalización del subsidio forzoso proveniente del sector ganadero), la carne en la Argentina sigue siendo baratísima. Un bife de cuadril en un supermercado Tienda Inglesa de Montevideo se vende en góndola actualmente a un valor equivalente a casi 400 pesos argentinos por kilogramo, mientras que en las sucursales porteñas de COTO ese mismo corte se comercializa a un precio de apenas 223 $/kg.

Eso ocurre porque en Uruguay la hacienda bovina se exporta en su mayor parte y, por lo tanto, constituye un bien dolarizado, mientras que el principal cliente de la carne argentina es por lejos el consumidor local, a quien la cadena cárnica cuida con particular esmero.

Todo eso no implica que los alimentos, entre muchos otros bienes, sean crecientemente inaccesibles para una proporción cada vez mayor de la pauperizada población argentina. Pero es fundamental comprender el problema con una visión integral. La culpa de ese fenómeno no está en el sector ganadero ni cárnico. Está en otra parte.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Salieron los datos oficiales del stock bovino del Senasa: desaparecieron más 460.000 cabezas a causa de la sequía¡Boom! exportador: se derrumbó el precio de la carne argentina enviada a China para registrar un nivel más bajo que el presente antes del surgimiento de la fiebre porcina africanaPrimarización: vuelve a ser más rentable exportar poroto sin procesar que harina de soja¿Cuánto cuesta la cosechadora fabricada por el Grupo Senor?La devaluación ya no logra estimular las exportaciones debido a la falta de competitividad sistémica de la economía argentinaDefault comercial: Vicentín propone pagar el 20% ahora y el 80% restante a fines de 2027Guerra comercial: China aplicó derechos antidumping provisionales de hasta 38% a la carne aviar brasileñaExportadores de maíz pisingallo solicitarán al BCRA que no se aplique la obligación de liquidar divisas en 15 días: “Confiamos que se trata de un error que será subsanado”Alerta maíz: operadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones de manera agresiva sobre la base de una hipótesis optimista del USDAFuerte ajuste del precio de exportación de la urea granulada A partir de hoy todas las empresas argentinas elaboradoras de frutas deben contar con un asesor en Buenas Prácticas AgrícolasLucha contra el “ternericidio”: subieron a 10.000 pesos el monto de la caución que debe pagarse para faenar un animal con menos de 300 kilosLa visión del USDA sobre la lechería argentina: “Una de las peores crisis de los últimos veinte años”Argentina insólita: el déficit energético supera los 4000 millones de dólares a pesar de tener el petróleo más caro del mundoPeso mínimo de faena: “Tuvimos que tomar una decisión en función de una realidad biológica y no ideológica”A partir de este año las bodegas están obligadas a informar precio y plazos de pago con ajuste por inflación: ¿Una solución que también podría ser útil para el sector lácteo?Alerta comercial: La Lácteo suma 322 cheques rechazados por un total de 17,8 millones de pesosLas buenas prácticas agropecuarias tienen premio en Córdoba: qué es necesario saber para participarBrasil redujo cuatro veces su déficit comercial lácteo: también comenzó a competir con Argentina y Uruguay en el mercado internacionalSe evaporó el saldo exportable de trigo argentino: los precios internos tenderán a ubicarse en la paridad de importaciónGases de efecto invernadero: investigadores de la Fauba determinaron que el cultivo de soja lidera la emisión de óxido nitrosoEn Chile la carrera de agronomía en la institución equivalente a la Fauba cuesta 38.000 pesos mensualesEn lo que va del año dejaron de ingresar 135 M/u$s al Alto Valle del Río Negro: el bloqueo frutícola brasileño está a punto de hacerse totalSe necesitan dólares: el gobierno nacional comenzará a liberar licencias de exportación de trigo 2013/14 para recaudar retenciones anticipadasEl nivel de coberturas en trigo 2014/15 cayó más de un 30%: un escenario apto sólo para productores con capacidad financieraBolsonaro cumple la promesa realizada a Trump: comienza a regir el cupo de importación de 750.000 toneladas de trigo libre de arancelesEn 2019 Buenos Aires será la primera provincia en contar con una “guía única de autogestión” para facilitarle la vida a los productores ganaderosEste año se lograron exportar apenas 52 fumigadoras argentinas: a qué valores se están colocando los equipos