Google+
Valor Soja »Actualidad

Trump y Xi Jinping abrieron una instancia de negociación de tres meses: no queda claro aún si China volverá a permitir el ingreso de soja estadounidense

El resultado del encuentro entre ambos presidentes en el marco de la cumbre del G20 realizada en la Argentina.
Trump y Xi Jinping abrieron una instancia de negociación de tres meses: no queda claro aún si China volverá a permitir el ingreso de soja estadounidense

Tanto la Casa Blanca como la agencia de noticias china Xinhua emitieron un comunicado en el cual calificaron la reunión realizada ayer en la ciudad de Buenos Aires entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping como “muy exitosa”. Sin embargo, no queda claro, a partir de lo informado oficialmente por ambos gobiernos, si China habilitará el ingreso de poroto de soja estadounidense.

El pasado 24 de septiembre Trump aplicó la tercera y última tanda de barreras proteccionistas contra China: un arancel adicional del 10% sobre productos que representaban un monto total de importaciones equivalente a 200.000 millones de dólares anuales. Y determinó que ese arancel subiría al 25% a partir del 1 de enero de 2019.

Ahora Trump, según el comunicado de la Casa Blanca, se comprometió ante Xi Jinping a mantener ese arancel en el 10% a cambio de que China “compre una cantidad sustancial, pero aún no acordada, de productos agrícolas, energéticos e industriales, entre otros, provenientes de EE.UU. para reducir los desbalances comerciales presentes entre ambos países”. Y especifica que China “ha aceptado comenzar a comprar productos agrícolas a nuestros farmers de manera inmediata”, pero sin aclarar a qué productos se refiere.

El comunicado de la Casa Blanca contiene una nueva amenaza al indicar que en un plazo de 90 días ambas naciones comenzarán a negociar “cambios estructurales” en el comercio mutuo de tecnología, propiedad intelectual, servicios y agricultura, además de evitar intrusiones y robos informáticos. “Si al término de ese período (de 90 días) las partes no logran alcanzar un acuerdo, las tarifas adicionales del 10% (aplicadas en septiembre pasado por parte de EE.UU. a China) serán aumentadas al 25%”, advierte.

Por su parte, el comunicado emitido por la agencia china Xinhua señala que ambos presidentes “lograron un importante consenso y acordaron no imponer nuevas tarifas adicionales” al comercio bilateral.

“Ambos mandatarios tuvieron una proactiva y fructífera discusión sobre comercio y economía. Y lograron consenso sobre no imponer nuevas tarifas adicionales, además de instruir a sus respectivos equipos de trabajo para encarar negociaciones orientadas a remover todas las tarifas adicionales (instrumentadas este año) con el propósito de concretar un acuerdo que resulte en una ecuación ganar-ganar para ambos países”, añade el comunicado de Xinhua que, a diferencia de lo indicado por la Casa Blanca, no hace referencia alguna al restablecimiento inmediato de la importación de productos agrícolas estadounidenses.

A comienzos de marzo de este año Trump decidió imponer aranceles del 25% y el 10% a las importaciones de acero y aluminio –respectivamente– provenientes de todas las naciones del mundo menos México y Canadá. Posteriormente se aplicaron excepciones a otros países menos a China. La respuesta del gobierno de la nación asiática a esa medida fue aplicar –a partir de abril– un arancel adicional del 25% sobre el valor CIF de las importaciones de productos porcinos provenientes del EE.UU. Además aplicó un arancel adicional del 15% sobre las importaciones estadounidenses de champaña, vino embotellado, alcohol etílico, ginseng, frutos secos (almendras, avellanas, pistachos y nueces) y una extensa lista de frutas, entre las cuales se incluyen paltas, naranjas, pomelos, limones, manzanas (tanto frescas como deshidratadas), uvas, pasas de uvas, frutillas (tanto frescas como congeladas), sandías, arándanos, duraznos, cerezas y kiwis. Posteriormente aplicó un derecho antidumping sobre el sorgo estadounidense

El segundo capítulo de la “guerra comercial” se presentó a comienzos del mes de julio, cuando Trump implementó un arancel del 25% sobre diversos productos industriales chinos por valor de 34.000 millones de dólares, lo que generó, por parte del gobierno chino, una nueva represalia comercial que incluyó un arancel del 25% sobre el poroto de soja estadounidense, entre otros productos afectados.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Actualizaron los márgenes agropecuarios estimados para determinar el canon de servidumbre de gasoductosUna nueva barrera para-arancelaria viene en camino: Nature publica estudio que propone aplicar impuesto climático a la carne bovina para reducir el calentamiento globalEl gobierno uruguayo fijó un “dressing máximo” para evitar que los frigoríficos perjudiquen a los productores con recortes excesivos de la resEl gobierno habilitó la posibilidad de declarar embarques de trigo 2017/18: la exportación ya compró más de dos millones de toneladasEl martes comienza en la Cámara de Diputados el debate para reformar la Ley de SemillasMontaña rusa climática: la soja se recuperó por el impulso de los mismos operadores que deprimieron los precios un mes atrásLos alquileres ganaderos en la zona pampeana se mantienen en kilos de novilloCrece la participación de Australia y Nueva Zelanda en el mercado chino de lácteos gracias a los Tratados de Libre ComercioEl gobierno distribuyó casi 20 M/$ en bonos fiscales para capacitación: ni un solo peso se destinó a Pymes agropecuariasLa minería ya no tiene más retenciones: los fundamentos de la medida pueden ser replicados por el complejo sojero para solicitar un trato equivalenteLos operadores especulativos siguen más optimistas con la soja: buena parte de los factores alcistas potenciales residen en la ArgentinaLa SRA reclamó una reducción del “tamaño insoportable” del Estado: “Nación, provincias y municipios deben hacer cada uno su ajuste”Argentina quedó debajo de Botswana en un ranking educativo mundial: el orden público está en manos de los constructores de relatosInternacionalización: cuatro de las mayores diez operaciones de inversiones externas realizadas por corporaciones latinoamericanas fueron protagonizadas por la brasileña JBSEl lunes habrá probabilidad de lluvias moderadas en la región pampeana: recién el jueves podría registrarse un aporte de agua importanteCórdoba: prohíben el 2,4D en formulaciones ésteres para uso en cultivos de veranoEuropa habilitó el ingreso de la Argentina a la “cuota feedlotera” (tres años después que Uruguay)China ahora es el primer importador mundial de carne porcina: los europeos acaparan la mayor parte de ese mercadoInundaciones: se oficializó la emergencia agropecuaria para zonas productivas de Buenos Aires y La PampaSe cayó otro de los grandes frigoríficos avícolas: las bases sobre los cuales se construyó el crecimiento del negocio resultaron no ser sustentablesOtra semana de lluvias desiguales: mucho para los que ya no las necesitan y poco para los campos con déficits hídricosAlerta propietarios de campos de la región pampeana: sin la incorporación de maíz el cultivo de soja termina siendo inviable Doble comando: especuladores aumentaron posiciones bajistas en maíz al tiempo que se muestran más optimistas con la sojaRécord de pantentamientos de camionetas agropecuarias: las empresas se preparan para afrontar una “guerra comercial”Bloqueo a los desmontes en Salta: una nueva lección de la verdadera grieta existente en la ArgentinaEl etanol es el único negocio rentable para la industria azucarera argentina: pero el corte con nafta es apenas un 10% versus 27% en BrasilRetención de personal en tambos: ofrecer una “carrera” en lugar de un empleoEn que va del año Venezuela pagó por los pollos argentinos un precio casi 42% superior al abonado por el resto de las naciones importadoras