Google+
Valor Soja »Actualidad

Sistema alimentario sostenible: qué dice el documento que referentes agroindustriales presentarán a los líderes mundiales en el G20

Fue creado por un grupo de trabajo presidido por Luis Pagani.
Sistema alimentario sostenible: qué dice el documento que referentes agroindustriales presentarán a los líderes mundiales en el G20

Argentina, que este año preside el G20, definió los tres aspectos centrales que se tratarán en el foro: el futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo y un futuro alimentario sostenible.

Un grupo de referentes agroindustriales trabajaron en el transcurso del presente año para elaborar un documento con recomendaciones orientadas a lograr un sistema alimentario sostenible, el cual será presentado a los principales líderes mundial durante la cumbre del G20 que se realizará en la ciudad de Buenos Aires mañana 30 de noviembre y el sábado 1 de diciembre.

El grupo dedicado a elaborar un documento sobre recomendaciones para alcanzar un sistema alimentario sostenible está presidido por Luis Pagani (Arcor) e integrado por representantes de Sociedad Rural Argentina (SRA), Luigi Bosca, Cepas Argentinas SA, Carozzi (Chile), Coca-Cola, Danone, PepsiCo y Unilever. Por su parte, CREA, Coordinadora de las Industrias de Productos Alimentocios (Copal) y el Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (Ceads) conforman el grupo como “concep partners”.

El documento consta de cinco temas centrales: 1) erradicar la malnutrición, la desnutrición y la obesidad; 2) asegurar la conservación del ambiente, la mitigación y adaptación al cambio climático; 3) impulsar el desarrollo y adopción de tecnologías; 4) eliminar barreras al comercio global de alimentos; y 5) minimizar las pérdidas y desperdicios de alimentos.

En lo que respecta a las cuestiones propias del ámbito agropecuario, el documento recomienda “crear beneficios económicos orientados a promover un uso eficiente y sostenible de recursos clave en los sistemas de producción de alimentos, reduciendo al mínimo la posibilidad de que eso genere distorsiones comerciales”.

Para poder alcanzar esa meta se propone acciones tales como “mejorar y estandarizar entre los diferentes países los indicadores de medición de impacto ambiental de las producciones agrícolas y pecuarias” y “relocalizar la ayuda financiera y los incentivos económicos orientados a promover la adopción de prácticas ambientales sostenibles”.

También se recomienda “promover el desarrollo y la adopción de tecnologías innovadoras y prácticas que permitan anticipar el impacto, la adaptación o la generación de resiliencia ante el cambio climático”, para lo cual se aconseja “evaluar diferentes prácticas agropecuarias que permitan mitigar los impactos ambientales de largo plazo y construir resiliencia contra las amenazas climáticas de alta, media y baja probabilidad”.

Además, se recomienda “impulsar el desarrollo de tecnologías innovadoras orientadas a incrementar la producción de alimentos alrededor del mundo (por ejemplo a través de biotecnología, plataformas digitales, etcétera)”.

En ese marco, se aconseja “promover la cooperación entre referentes académicos y empresarios con el propósito de identificar los desafíos necesarios para lograr una producción agrícola sostenible y abordarlos priorizando áreas clave para dirigir las innovaciones (por ejemplo en lo que concierne a la degradación de suelos, eficiencia en el uso del agua, emisiones de gases de efecto invernadero, etcétera)”.

Otra recomendación de interés para el agro, contenida en el documento, es la “incrementar la inversión necesaria para generar una infraestructura rural sostenible y robusta, de manera tal de promover la adopción de tecnologías por parte de las pequeñas y medianas empresas agropecuarias, además de impulsar mejoras en el acceso a mercados y conocimientos”.

Para eso –indica el documento– se requiere “identificar los déficits de infraestructura críticos y cuantificar el impacto que los mismos generan en el sector agropecuario (por ejemplo en lo relativo a la falta de medios de transporte accesibles, electricidad, almacenamiento, telecomunicaciones, sistemas de gestión de agua, etcétera)”, además de “invertir en métodos de transporte alternativos y respetuosos con el medio ambiente para las comunidades rurales (por ejemplo puertos, canales fluviales, autopistas, trenes, etcétera)”.

En el ámbito del G20 se incluyen a los denominados “grupos de afinidad”, los cuales están conformados por organizaciones de la sociedad civil que se reúnen para aportar su visión a los líderes políticos de las principales naciones del mundo. Cada grupo prepara una serie de recomendaciones con el objetivo de fijar la posición de los principales referentes de la sociedad en cada una de las cuestiones abordadas. Si bien las recomendaciones no son vinculantes, las mismas son consideradas por los líderes del G20 en sus discusiones y negociaciones.

Cada grupo de afinidad es presidido por organizaciones convocadas formalmente por el país que ejerce la presidencia del G20. En el evento de este año se conformaron siete grupos de afinidad, uno de los cuales (B20) está integrado por asociaciones empresarias. El B20, además de elaborar un documento sobre sistema alimentario sostenible, elaboró otros –creados por sus respectivos grupos de trabajo– sobre tranajo e inversión, empleo y educación, economía digital e industria 4.0, financiamiento del crecimiento y la infraestructura, energía, eficiencia en el uso de recursos y sostenibilidad, desarrollo de Pymes e integridad y responsabilidad empresaria.

El G20 está compuesto por la Unión Europea y 19 países: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EE.UU., Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía. Además, todos los años el país que preside el foro también elige otros invitados: Argentina invitó a Chile y Países Bajos.

El documento completo puede verse aquí.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La disponibilidad de soja 2012/13 es bajísima: esta semana la demanda pagó premios de hasta 35 u$s/tonelada Sigue cerrada la exportación de trigo de baja proteína a pesar de la promesa del gobierno: dólares que faltan encarcelados en silobolsasEl factor cambiario: nuevo componente clave para evaluar un negocio de arrendamiento agrícolaEl seguimiento de las variables cambiarias será crítico para el éxito (o fracaso) de los planes de negocio agrícolas en la campaña 2018/19Cuatro de las diez principales empresas tamberas argentinas cuentan con plantas industriales propiasArgentina no puede competir ni siquiera en su propio barrio: apenas pudo proveer un 16% de la carne importada por ChileCrisis lechera para todos: Adecoagro perdió 3,29 millones de dólares en 2012Canciller uruguayo pide reaccionar para evitar quedarse fuera del mundo: “Las conquistas sociales logradas en la pasada década corren riesgo de perderse”El guiso de pollo es la mejor receta para hacer rendir el dinero: un regalo heredado de la antipolítica agropecuaria kirchneristaAlerta comercial: viene en camino un nuevo conflicto sindical por las paritarias de trabajadores aceiterosLa avanzada tecnológica que viene en camino: crearon un marco regulatorio para liberar microorganismos modificados de uso agropecuarioDe nada: en el último año el precio de la nafta cayó en términos reales gracias a un subsidio forzoso aportado por el agro argentinoSe desdobla el mercado de soja: Dreyfus ofrece hasta 20 u$s/tonelada por partidas con altos niveles de proteínaSigue mejorando el precio relativo de la leche: pero el sector se mantiene gracias al subsidio aportado por los productores maiceros Tres compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por 2,28 millones de dólaresSe complica la gruesa: esta semana no se prevén lluvias importantes en las zonas pampeanas necesitadas de aguaKátia Abreu: “Los gobiernos deben comprender que los subsidios al maíz no son de los productores sino del abastecimiento nacional”Esta semana no se prevén lluvias: pero se vienen temperaturas mínimas inferiores a 5ºC en el sur de la zona pampeanaLa olivicultura también quiere ser parte del gradualismo: un sector en el cual la suba de tarifas se aplicó sin anestesiaEn 2016 la agroindustria generó un ingreso neto de divisas superior a 28.000 M/u$s para financiar el déficit cambiario del resto de los sectores económicosPeor que chorro es ser choto: qué inversiones agropecuarias se pueden llevar a cabo con nueve millones de dólaresEl “subsidio maicero” para tambos va camino a cumplir diez meses: sin retenciones la situación sería muy diferenteLa suba de Chicago pasó de largo en el mercado FOB: cayeron los precios de exportación de la harina de soja argentina por el exceso de ofertaLos precios recibidos por los tamberos siguen indicando que la lechería argentina es solamente un negocio apto para grandes productoresLa intervención del Mercado de Liniers comenzó a reflejarse en los precios negociados Actualizaron los precios orientativos de fletes de granos con el consenso de entidades transportistas: el nuevo valor para 400 kilómetros se va a casi 900 $/toneladaQuerida volatilidad: operadores especulativos suben apuestas alcistas en soja para ubicarlas en el nivel más elevado de los últimos dos añosAustralia lanzó su Plan Agroindustrial 2025 para posicionarse como proveedor de alimentos de la clase media asiática