Google+
Valor Soja »Actualidad

Argentina no da ni para minimercado del mundo: el déficit comercial con China alcanzó un nuevo récord de 6700 M/u$s

Según datos oficiales del Indec.
Argentina no da ni para minimercado del mundo: el déficit comercial con China alcanzó un nuevo récord de 6700 M/u$s

Buena noticia. Por primera vez en lo que va de 2018 la economía argentina registró superávit comercial. No tan buen noticia. El superávit se logró a partir de un derrumbe de la importación de bienes de capital (-42% en septiembre pasado versus el mismo mes de 2017) y no por un aumento de las exportaciones (que de hecho cayeron 4,8%).

El saldo comercial argentino global –la diferencia entre los bienes importados y exportados por el país a todas las naciones del mundo– fue de 314 millones de dólares en septiembre pasado versus -698 M/u$s en el mismo mes de 2017.  Y en los primeros nueve meses de 2018 acumula un déficit de 6453 M/u$s contra otro de 5102 M/u$s en el mismo período del año pasado, según indicó el último informe de Intercambio Comercial Argentino del Indec.

La licuación de salarios y servicios pesificados vía devaluación, si bien pauperiza a la población, debería –en los manuales– ser compensada por un mayor dinamismo de los sectores exportadores. Pero eso no está sucediendo porque muchas empresas con potencial exportador se quedaron sin resto al no disponer de financiamiento adecuado en un marco de elevada presión impositiva y regulaciones excesivas.

El único complejo genuinamente competitivo de la economía argentina –el oleaginoso– este año no puede hacer un importante significativo debido al recorte de producción ocurrido por una severa sequía. En enero-septiembre de 2018 las exportaciones de poroto, harina y aceite de soja, además de biodiesel, generaron 2560 millones de dólares menos que en el mismo lapso de 2017.

El dato más preocupante es que el déficit comercial de la Argentina con China en septiembre pasado fue de 470 millones de dólares y acumula un récord de 6720 M/u$s en los primeros nueve meses de este año. Se trata de un dato alarmante porque una nación que –según el slogan del gobierno nacional– está llamada a ser el “supermercado del mundo”, no cuenta con capacidad suficiente para exportar alimentos al principal importador global de ese rubro.

Si bien las autoridades de Agroindustria y el Senasa están realizando esfuerzos ingentes por habilitar mercados de exportación en China –como el de la carne vacuna enfriada o arándanos– los mismos resultan infructuosos en la actual conyuntura macroeconómica.

Argentina exporta actualmente una gama muy limitada de productos a China (fundamentalmente poroto de soja, aceite crudo de petróleo, carne bovina congelada y langostinos), mientras que importa de la nación asiática una gran diversidad de bienes de consumo, piezas, accesorios, vehículos y maquinaria.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Insólito: matarifes bonaerenses no descartan hacer un cese de comercialización para protestar por una deuda de Arba que consideran indebidaEl gobierno volvió a aumentar las retenciones al biodiesel: lo peor es que se aplicarán de manera retroactivaLos productos lácteos básicos son cada vez más inaccesibles: en el último año subieron más del 45%Malas noticias: China necesita comprar soja sudamericana barata para compensar las perdidas generadas con la mercadería estadounidensePrimarización: ¿Qué pasaría si la Argentina liquidara su industria oleaginosa para comenzar a exportar solamente poroto de soja?La soja disponible tiene “premio” ante la necesidad de originar mercaderíaPeso de faena: por el desmantelamiento de la industria frigorífica se dejó de producir un volumen equivalente a la mitad de las exportacionesLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó casi el 39% del monto comprometidoMetamensaje: el memorándum que el gobierno argentino presentó al FMI deja abierta la puerta para modificar retenciones agrícolasChina ya representa casi un 25% del negocio de exportación de carne uruguaya: paga más que RusiaCon soja brotada pero solidarios: en el primer cuatrimestre del año la zona pampeana transfirió regalías sojeras por más de 2500 M/$ al resto del paísEl clima volvió a golpear la cosecha brasileña de trigo: sube la probabilidad de capturar mejores precios para los que puedan aguantar el cerealTrabajo financiado por el Conicet asegura que “la soja no trae promesas económicas ni expectativas de mejora a las familias”Escalofríos: el próximo gobierno argentino necesitará una cantidad descomunal de recursos para pagar las deudas dejadas por la gestión kirchneristaUn equipo de científicos santafesinos se dedica a brindar soluciones de inteligencia artificial para el agro: “La clave del éxito es contar con buenos y muchos datos”El salario promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 11.731 pesos brutosEl ministro de Justicia presentó ante el Senado el proyecto de reforma del Código Penal que puede poner en prisión a los responsables de feedlots contaminantes“Los productores deben reclamar en caso de incumplimientos”Más de un 22% del área triguera argentina se encuentra en estado hídrico regular a seco: se necesitan lluvias urgentesPara los fabricantes de proteínas cárnicas existe la vida más allá del maíz subsidiado: los feedlots volvieron a ser rentablesEn el primer mes del año las exportaciones de derivados de lactosuero crecieron 18% impulsadas por los reintegrosEsta semana el gobierno recaudó casi 35 millones de dólares con retenciones anticipadas de cerealesEl lunes regresan las lluvias sobre el norte de la región pampeanaHoy se celebra el Día Mundial del Suelo: cuáles son las principales amenazas de un recurso críticoRécord insólito: por cada 2,6 kilogramos de carne de pollo se exportó apenas uno de carne bovinaComenzaron a desacelerarse los encierres en los grandes feedlots luego de registrar un nivel récord en la primera parte del añoArgentina perdió 1500 M/u$s por el cambio climático: al menos cuatro millones de toneladas de soja fueron liquidadas por tres semanas de lluvias torrencialesLa competitividad cambiaria de la lechería argentina descendió al nivel vigente a fines de 2015