Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Una lección política: cómo aumentar impuestos sin que los propios perjudicados puedan identificar al culpable

A propósito del aumento indirecto de derechos de exportación sobre el complejo sojero.
Una lección política: cómo aumentar impuestos sin que los propios perjudicados puedan identificar al culpable

Cuando uno se dedica a la política y tiene que tomar una decisión contraria al interés de un sector determinado, lo primero que debe aprender es que las cosas deben hacerse de manera tal que los propios perjudicados pierdan el foco al momento de identificar al culpable de la medida.

Esta semana asistimos a un caso ejemplar en ese sentido porque un aumento indirecto de derechos de exportación sobre la soja fue vendido como un acto de justicia histórico al eliminar un diferencial de retenciones del 3,0% para favorecer a la demanda industrializadora en desmedro de aquella que apenas cuenta con un par de oficinas administrativas.

Los argentinos –como ya había percibido en 1939 el filósofo español José Ortega y Gasset– no tenemos mayores dificultades en perder el foco. Muchos se trenzaron en discusiones Boca-River –a favor o en contra del diferencial del 3,0%– sin advertir que la cuestión central reside en el hecho de que se trata de un nuevo zarpazo del Estado al sector privado.

La diferencia es que se trata de una exacción no dirigida, sino que deberá ser redistribuida en la cadena a partir de las necesidades relativas de vender u originar mercadería por parte de la oferta y la demanda.

Pero peor que el hecho inmediato en cuestión (el aumento de la presión impositiva), es el metamensaje dado por el gobierno nacional con tal decisión, el cual podría resumirse en el siguiente: el campo volverá a ser la variable de ajuste cuando se considere necesario.

Por supuesto que el campo no es el único afectado. Con el anuncio del recorte de reintegros a la exportación (que aún no se concretó) también se incluyó en el ajuste a todos los sectores generadores de divisas genuinas. Y el incremento sustancial del impuesto inflacionario además incorporó a la clase media al club del ajuste.

La ironía es que esos tres componentes de la Argentina –campo, interior productivo y clase media– son (o eran) la base electoral de la coalición política Cambiemos, quien, como viene sucediendo en las últimas décadas, decidió una vez más priorizar los intereses del Estado y sus cortesanos (muchos ahora felizmente encuadernados) en desmedro del sector privado.

Los argentinos, en lugar de perder tiempo en discusiones fútiles, deberíamos concentrarnos en buscar las alternativas que nos permitan generar crecimiento sostenible a través de la integración comercial con naciones complementarias (localizadas fundamentalmente en Asia). En el mundo en el que vivimos no hacer al nada al respecto es mucho peor que intentar hacer algo.

Sin crecimiento, no queda otra opción que seguir redistribuyendo recursos decrecientes entre los diferentes sectores de la economía, a la espera de que el ajuste del Estado, supuestamente imposible, llegue en un solo día para provocar una implosión social. Experiencias recientes, en ese sentido, no lucen como un camino recomendable.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Basta de recurrir a la vaca sojera: por cada 100 dólares generados por la agroindustria casi 19 van para los ensambladores de Tierra del FuegoMalezas: una batalla silenciosa emprendida por un ejército de profesionales cada vez mejor organizadosCarlos Verna tiene razón sobre el empleo agropecuario: pero atrasa más de medio sigloRanking de exportadores de dulce de leche: cuatro empresas concentran el 65% del negocioRacionalidad: Macri se comprometió a no aplicar impuestos internos al vinoEl domingo la llegada de un frente frío provocará lluvias y tormentas sobre la región pampeanaLos exportadores se retiraron del mercado: la retención efectiva del maíz 2012/13 es del 27%El fin de semana regresa el tiempo inestable: recién el lunes mejorarían las condiciones en la región pampeanaOtra demanda más contra Syngenta por la comercialización de maíz Agrisure Viptera: productores iniciaron una acción colectivaRealidad versus teoría: la intervención oficial promovió la desindustrialización del sector cerealeroOtro regalo de la demanda asiática: precios de exportación de los cueros bovinos aumentaron 20% en el último año Dos días con chances de aportes de agua: el frente de mal tiempo comenzará a diluirse el miércolesEn lo que va del año se exportaron 114 tolvas a un promedio de 21.500 dólares: Australia es el segundo clienteSin financiamiento externo se viene un nuevo ajuste: el campo y los trabajadores pagarán la cuenta Las lluvias en el norte de la zona pampeana seguirán al menos hasta el lunesSanCor: a casi un mes de la asamblea extraordinaria los cheques rechazados superan los 995 M/$La mejor defensa contra los insectos es la agricultura biodiversa: la mitad de los tratamientos contra plagas no tienen respuesta económicaEl domingo regresan las lluvias sobre el NEA y el este de la región pampeanaDelgado: “Queremos que se cumpla la Ley de Arrendamientos vigente que prevé un alquiler mínimo de tres años”En 2017 explotó la importación de cosechadoras: ingresaron más de 800 equipos al mercado argentinoCrisis lechera: la inflación de la canasta láctea está más de diez puntos por debajo del promedio general de alimentosEn enero Macri tendrá la oportunidad de aclarar si cree que (tal como insinuó) sobran muchos tambos en la ArgentinaSe disparó el precio de exportación de la arveja: en el último año subió un 90%Ya se cubrió más de la mitad del saldo exportable potencial de maíz 2016/17: Cofco y Cargill lideran el rankingEste domingo se prevén precipitaciones de hasta 20 milímetros en el sector norte de la zona pampeanaEl frigorífico de Cresud comenzó a equilibrar sus cuentas luego de perder 50 millones de pesos en los últimos dos añosLa exportación de sembradoras cayó más de un 50%: tres empresas concentran casi la mitad del negocioEl ministro de Ganadería uruguayo aseguró que “en países vecinos tienen mayores problemas”