Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Una revolución viene en camino con la edición génica: “La gente debe estar de acuerdo con los beneficios de esta herramienta”

El potencial de la nueva herramienta para reducir brechas tecnológicas.
Una revolución viene en camino con la edición génica: “La gente debe estar de acuerdo con los beneficios de esta herramienta”

“En los organismos genéticamente modificados (OGM), los propietarios del gen de interés eran los dueños de la pelota, pero con la edición génica los protagonistas ahora son los que tienen el conocimiento de los genomas y de la funcionalidad de los genes, además de la capacidad para pensar cuáles son los genes que deberían modificarse para lograr avances”.

Así lo indicó hoy Sergio Feingold, responsable del Laboratorio de Agrobiotecnología del Área de Investigación en Agronomía del INTA de Balcarce, durante una jornada sobre edición génica para comunicadores realizada en la sede porteña del INTA.

Las técnicas de edición génica –como es el caso de CRISPR/Cas9–, además de lograr abaratar de manera significativa los desarrollos de nuevos cultivos y animales, permiten reducir la brecha tecnológica entre naciones avanzadas y periféricas.

“Gracias a estas tecnologías muchas Pymes e institutos de investigación como el INTA y las universidades, si bien no vamos a estar en condiciones de igualdad con las naciones desarrolladas, vamos a tener una mayor libertad de acción, que antes no teníamos”, explicó Feingold, quien se especializó en genómica funcional y fue el investigador argentino que integró, en representación del país, el consorcio internacional encargado de realizar la secuenciación del genoma de la papa.

“Uno puede conocer la técnica, pero si no se sabe qué gen es el que se quiere editar –el cual tiene que ser responsable de un efecto fenotípico, de una característica deseada–, la tecnología no resulta útil”, señaló el investigador del INTA.

“Después es necesario ver qué secuencia es la que se pretende alterar y de qué manera, si se quiere, por ejemplo, apagar un gen o sobre expresarlo; para eso es necesario conocer los genomas y la funcionalidad de los genes de interés, además de la diversidad genética natural presente en una misma especie, es decir, cuáles son las variantes del gen que queremos modificar que están presentes en la naturaleza”, añadió.

En ese sentido, investigadores del INTA Balcarce emplearon CRISPR/Cas9 para modificar el gen de polifenol oxidasa presente en el cultivo de papa, cuya enzima provoca el pardeamiento enzimático (es decir, que se pongan negras o que se oxiden cuando se golpean de manera accidental). Ese desarrollo, una vez validado, podrá ser inscripto como un cultivo convencional en el Inase al tratarse de un mutante y no de un transgénico (el cual requiere varios años y millones de dólares de certificaciones ambientales y regulatorias antes de poder ser comercializado).

“Esto tiene un impacto nutricional, porque muchas papas se arruinan durante el transporte o el almacenaje y luego son descartadas por la industria”, indicó Feingold, quien además señaló que en el INTA Balcarce están empleando la edición génica orientada a lograr papas que, una vez sometidas al almacenaje a bajas temperaturas, permitan lograr frituras de buena calidad y con niveles reducidos de acrilamida (un componente perjudicial).

El investigador aseguró que el mayor potencial de la edición génica se producirá en cultivos agámicos –tales como la papa, la vid, la caña de azúcar o los forestales– dado que, con las técnicas convencionales actualmente no es posible dar saltos significativos en mejoramientos.

También dijo que existe un potencial enorme en mejoramiento animal. Y citó el caso de los cerdos editados genéticamente por investigadores del Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo para lograr ejemplares resistentes al virus PRRS (que genera importantes pérdidas económicas en granjas porcinas de todo el mundo).

“Todas las enfermedades requieren de genes de susceptibilidad en los organismos, de manera tal que, al apagar un gen de susceptibilidad al virus del síndrome respiratorio en cerdos, los mismos dejaron de enfermarse”, explicó Feingold.

En ese sentido, en la Argentina investigadores del INTA Balcarce editaron embriones bovinos con el propósito de obtener ejemplares que produzcan leche libre de beta-lactoglobulina, una proteína alérgena para un porcentaje minoritario de la población.

“En Brasil, se están haciendo investigaciones con esta tecnología para lograr resistencias a herbicidas, calidad de aceite de soja para mejorar aspectos nutricionales, tolerancia a sequía y obtener mejoras en la palatalibidad del sorgo, mientras que en animales se está trabajando para lograr vacas lecheras sin cuernos”, apuntó.

Si bien en la actualidad ningún desarrollo logrado por medio de edición génica se encuentra disponible en el mercado, en algunos años más se espera que eso cambie. “Necesitamos una comunicación clara y transparente sobre esta tecnología, porque ya no podemos asumir desde el mundo científico que la gente va a entender que esto es bueno; necesitamos un acuerdo social al respecto. La gente debe estar de acuerdo con los beneficios de esta herramienta”, concluyó.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Los empresarios trigueros que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 900 $/haIntervención kirchnerista, desmanejos internos y Atilra: los “tres males” que provocaron la crisis de SanCor según MacriPrimer informe oficial sobre inundaciones: el mes pasado había 1,71 M/ha fuera de producción (ahora muchas más luego del temporal)Productores del norte que hayan vendido soja en mayo podrán cobrar una compensación de 281 $/tonelada: permite cubrir el 35% del flete desde Mercedes a RosarioUruguay: lanzan créditos oficiales para financiar hasta el 80% de proyectos de riego con quince años de plazoPor fin: se dispuso que los entes sanitarios podrán dejar de brindar servicios a los productores morososEl USDA prevé más soja en EE.UU: operadores especulativos aprovecharon para incrementar apuestas bajistasVender trigo en cosecha se anota en el ranking de los peores negocios del año: la retención efectiva supera el 35%Cifarelli: “La molinería debería estar pagando no más de 13.000 $/tonelada por el trigo”Carta de porte electrónica: el ingrediente que falta para que las mejoras logísticas funcionen de manera aceitada¿Se puede vender maíz libre de retenciones?: la respuesta te sorprenderáDevolución de favores de Macri al “Momo” Venegas: se creó una nueva bolsa de trabajo de UatreQuesos duros: sigue siendo mejor negocio vender en el mercado interno que exportarSe aprobó el dictamen del proyecto de Ley de Semillas: el nuevo régimen podría estar disponible en la próxima campaña trigueraSubieron fuerte los precios de la soja en EE.UU. durante el primer día de vigencia del arancel chino del 25%: qué puede estar detrás de esa movidaEl fin de semana un nuevo frente frío comenzará a avanzar sobre el centro del paísVolvimos a los ’90: el sector financiero argentino la levanta con pala mientras el productivo se cae a pedazosEl Banco Nación habilitó la posibilidad de refinanciar deudas para empresas afectadas por inundacionesSe reactivó la devaluación a cuentagotas: empresas con alquileres fijados en valor soja quedarán expuestas a sobresaltos cambiariosAlerta caminos rurales: esta semana se vienen lluvias intensas con acumulados de hasta 100 milímetrosSe van las lluvias: pero siguen las bajas temperaturasOrden público: el concepto más resistido por los integrantes de la industria semillera que quieren seguir cobrando una “retención privada” a los productoresRelaciones de precios: el trigo es el producto agropecuario más conveniente para comprar camionetasLa Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas recomendó “minimizar el uso de glifosato”Los competidores avanzan: Australia logró concluir un Tratado de Comercio con China para mejorar la competitividad de sus agroexportacionesBuena noticia: luego de las lluvias de hoy se vienen varios días sin precipitaciones con buena insolación en las zonas inundadasPremian un proyecto para generar electricidad a partir de un elemento contaminante producido por ingenios azucarerosEn los primeros cinco meses del año ingresaron 315 cosechadoras importadas a un valor promedio de 175.000 dólares