Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El fin del misterio: la elección del cultivar adecuado es la variable más importante para mejorar el nivel proteico en soja

Primera aproximación a un problema presente en la cadena de valor oleaginosa.
El fin del misterio: la elección del cultivar adecuado es la variable más importante para mejorar el nivel proteico en soja

La elección del genotipo adecuado es la práctica de manejo más importante sobre la cual el empresario agrícola tiene control para mejorar el nivel proteico en soja.

Esa es una de los conclusiones obtenidas por un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) con el apoyo de CREA, IICAR/Conicet y la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

El proyecto de investigación –que surgió en 2012 a partir de una iniciativa de la región CREA Sur de Santa Fe– evaluó hasta el momento 1294 y 427 datos de soja de primera y de segunda, respectivamente, recolectados en campos CREA entre los años 2012 y 2016. En su mayor parte se originaron en el sector norte de la región pampeana.

El propósito del proyecto es identificar factores ambientales y de manejo que permitan modificar los niveles de proteína en soja, para lo cual se emplea un programa de “minería de datos” (data mining) que, por medio de la metodología estadística de “árboles de regresión”, permite descubrir patrones ocultos en grandes bases de datos sin tener ninguna hipótesis a priori.

Las variables analizadas fueron genotipo y grupo de madurez, rendimiento y peso de 1000 semillas, fecha de siembra, cultivo antecesor, distanciamiento entre hileras, inoculación, fertilizante, fungicida, temperatura media, precipitación acumulada, radiación acumulada, latitud y longitud.

El análisis permitió explicar el 50% del total de la variación observada en el tenor proteico. “De ese total, tanto en soja de primera como de segunda, las variables de manejo explican alrededor del 70% de la variación encontrada. Y dentro de las variables de manejo, el genotipo es lo que explica casi el total de esa variación”, comentó Lina Bosaz, becaria doctoral de la ‎Facultad de Ciencias Agrarias de la UNR, en un artículo publicado por InfoCREA.

De todas maneras, Lina aclaró que, al analizar un mismo genotipo, se observaron, para un mismo rendimiento, más de cuatro puntos porcentuales de variación asociada al ambiente.

Para poder evaluar distintos genotipos en diferentes ambientes, los investigadores analizaron datos de ensayos comparativos de rendimientos de algunas regiones CREA. La muestra, en este caso, comprendió 784 y 170 datos de soja de primera y segunda, respectivamente, provenientes del sector norte de la región pampeana en los años 2015 y 2016.

“Lo que encontramos en este caso fueron 97 genotipos que no estaban todos presentes en los 53 ambientes por analizar, por lo que empleamos modelos mixtos para extraer el valor genético de cada cultivar”, explicó Lina. “Armamos un ranking en el que pudimos ver qué genotipos con alto porcentaje de proteína en grano tuvieron esa propiedad en la mayoría de los ambientes evaluados”, añadió (ver cuadro).

No se observó una correlación negativa entre proteína y rinde, aunque eso probablemente se deba a que los datos evaluados provinieron de ensayos de dos campañas con rindes en general buenos a muy buenos.

“Lo que sí se pudo ver es una frontera cercana a los 290 kilos de nitrógeno por hectárea exportado por el cultivo que no permite que se obtengan mayores rindes con mayores niveles de proteína. El desafío entonces es promover avances genéticos que permitan aumentar la captura de nitrógeno del cultivo para permitir aumentar tanto rindes como porcentaje de proteína”, apuntó Lina.

El equipo de investigadores ya está comenzando a evaluar las muestras de campos y ensayos CREA realizados en el presente año. Entre las líneas de investigación por sumar a partir del año que viene se encuentra el estudio del denominado “componente residual” del poroto de soja, conformado por fibra y carbohidratos, con el propósito de determinar su correlación con el tenor proteico. También evaluarán la composición proteica con el objetivo de detectar proteínas funcionales a necesidades específicas de las diferentes demandas de harinas vegetales.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Default ambiental: el gobierno nacional violará la Ley de Bosques por sexto año consecutivoLa mayor parte de las lluvias se concentrarán en el norte del país: por el momento no se prevén heladas en la región pampeanaLa Pampa: extendieron la emergencia agropecuaria por inundacionesDescalabro triguero argentino: un reflejo de cómo la ausencia de planificación puede malograr todo a pesar de contar con todos los recursos disponiblesEstamos todos en el mismo barco: por el desmantelamiento de la matriz agropecuaria argentina la industria ensambladora automotriz se quedó sin dólares para seguir operandoNovedad: empresas agroindustriales podrán deducir de impuestos capacitaciones ofrecidas a desempleadosTexto completo del nuevo convenio colectivo de AtilraLa mayor parte del trigo argentino que se está exportando tiene una calidad regular: pero el gobierno cobra retenciones como si fuese premiumLa Unión Europea inicia una nueva investigación contra el biodiesel argentino: entre las sospechas de subvención se incluyen “préstamos preferenciales del Banco Nación”Comenzó a regir el sistema de gestión de envases de fitosanitarios: tendrá implementación efectiva a fines de 2017Sigue cayendo el precio de exportación del garbanzo argentino por combo fatal: calidad regular con mercado sobreofertadoSin retenciones es mejor: Argentina regresó al mercado mundial de harina de maízMarangoni: “Vamos a atacar integralmente todo aquello que nos permita lograr una mayor competitividad”La paciencia no siempre vale más: el mejor precio real de la soja está en la posición julio 2013Maquinaria agrícola: la integración de piezas nacionales no superó el 20% de lo comprometido dos años atrásPrecios espectaculares para las partidas de garbanzo argentino que lograron zafar del desastre climáticoLa demanda de fardos de alfalfa de Arabia Saudita va camino a registrar un crecimiento explosivo: una oportunidad para la Argentina (si la sabe aprovechar)Adiós a un mito: Argentina desapareció del mercado internacional de productos cárnicos termoprocesadosMal momento para la industria argentina que vive del campo: este año la venta de sembradoras es un 66% inferior a la registrada en 2002El domingo se prevén tormentas importantes sobre la región central del país: el lunes se desplazarán hacia el NEAEl precio de exportación de la leche entera en polvo argentina cayó un 42% en el último año: casi el doble que la baja registrada por la sojaGracias Cristina por tanta pobreza: tamberos deben regalar vacas de descarte por el desmantelamiento de la industria del corned beefCayeron 39% las exportaciones argentinas de sembradoras: la mitad de las colocaciones se destinaron a mercados no tradicionalesLos precios del trigo argentino 2016/17 comenzaron a reflejar la incertidumbre climática con un aumento de 10 u$s/toneladaLa recuperación del campo comenzó a evidenciarse en la demanda de fierros: creció casi 19% la venta de “camionetas agropecuarias”El gobierno implementó reintegros a la exportación para productos generados por la cadena de valor porcinaSegundo pedido de auxilio para salvar los mercados a término: sólo unos pocos corredores de granos podrán sobrevivir a la intervenciónFlexibilizan las condiciones para comercializar semillas de soja a causa de la escasez de partidas fiscalizadas generada por el temporal de abril