Google+
Valor Soja »Ganadería

No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Un funcionario kirchnerista clave en el proceso que complicó al sector.
No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Los integrantes de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos (Capif) alertaron, por medio de un comunicado, que se están fundiendo. Como es usual en la cultura argentina, lejos de buscar la causa primigenia del problema, identificaron –con largavistas de corto alcance– a un culpable (en este caso los frigoríficos avícolas) para que (aunque no lo digan explícitamente) el Estado intervenga a favor de ellos.

Uno de los culpables de la crisis avícola argentina está en estos días en la cima de la agenda pública. Se trata de Julio de Vido, quien fue, durante el régimen kirchnerista, uno de los instrumentadores de los acuerdos comerciales realizados con el gobierno bolivariano de Venezuela.

La mayor parte de las compañías integrantes del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) se embarcaron en una aventura gestionada por funcionarios kirchneristas al colocar cantidades crecientes de pollos en el mercado venezolano.

Si bien resultaba seguramente tentador, no parecía demasiado sensato concentrar la mayor parte del volumen exportable de carne aviar en un solo cliente: el Estado bolivariano. Los que nos cansamos de denunciar que las operaciones se hacían con sobreprecios siderales no encontramos –tanto antes como ahora– a ningún fiscal interesado en investigar esa irregularidad.

La fiesta –algo que podría haber advertido hasta un estudiante de primer año de Economía– se acabó cuando comenzó a derrumbarse el valor internacional del petróleo. La lógica indicaba que era el momento de la retirada. Pero ahí fue cuando la cosa se puso peor.

El 2014 el gobierno kirchnerista obligó a las principales compañías avícolas argentinas a financiar compras de petróleo venezolano con exportaciones de unas 100.000 toneladas de pollos. Esa operatoria –denominada “petróleo por alimentos”– fue instrumentada a través de un fidecomiso (denominado “Néstor Kirchner”) del Banco Nación. Es decir: quedaron como intermediarios de un negocio ajeno a cambio de asumir todo el riesgo comercial y financiero. Los que tomaron los recaudos del caso (y no gastaron a cuenta el dinero de las “compensaciones” repartido en su momento por la Oncca) pudieron sobrevivir. Pero otros quedaron en el camino.

La desaceleración de la producción no pudo acompañar el ritmo abrupto de la caída de las exportaciones provocada por el default comercial bolivariano. En los años 2015 y 2016 la oferta disponible de carne aviar en el mercado interno superó el nivel de 1,90 millones de toneladas, una cifra desproporcionada para una nación que ya está al tope de sus posibilidades de capacidad de consumo de proteínas cárnicas. En lo que va de este año la sobreoferta de carne aviar sigue vigente, pero el consumidor argentino, por más barato que esté el pollo, no come más de determinado nivel de ese producto porque tiene una preferencia cultural predominante por la carne bovina.

No se hizo nada para buscar mercados alternativos que pudiesen absorber la demanda resultante del default bolivariano. No se instrumentó un plan para adecuar la producción a la nueva coyuntura. No es extraño, entonces, que muchos de los integrantes del sector estén corriendo hacia ninguna parte (Proteinsa, Ovoprot y Tanacorsa acumulan a la fecha cheques sin fondos por 554 millones de pesos, de los cuales apenas fueron levantados 89 M/$ con nuevos cheques de pago diferido).

La crisis avícola argentina no es producto de la casualidad, sino de un plan, instrumentado por funcionarios kirchneristas, para incrementar la producción de manera desproporcionada con el propósito de abastecer a un solo cliente. En esto Julio De Vido también tendría que dar explicaciones en la Justicia.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Contraste rioplatense: en abril un tambo mediano uruguayo cobró 3000 dólares más que uno argentinoCresta Roja: trabajadores de la avícola intervenida por Scioli se movilizan ante evidencias de vaciamiento postelectoralRecalculando: se licuaron los supuestos económicos en base a los cuáles se presupuestó el negocio sojero 2016/17Esta semana las lluvias se concentrarán sobre el norte del país: el jueves ingresa un nuevo frente fríoDecreto del mercado: bajaron las retenciones a la soja disponibleUruguay: lanzan créditos oficiales para financiar hasta el 80% de proyectos de riego con quince años de plazoEn el último año el precio de exportación del maní blancheado argentino cayó casi un 30%La buena noticia que no fue: el problema de las inundaciones en el norte de la provincia de Buenos Aires no está resuelto aúnEl jueves se llueve todo sobre el norte del país: alerta por tormentas intensasBuena noticia para los productores de cereales: se derrumbó el precio internacional de la urea granuladaUruguay implementó un programa de gestión de envases vacíos de agroquímicos: en Argentina aún es un tema pendientePiñera: “La Argentina debe integrarse al mundo para dejar de ser una economía cerrada”Argentinada: el precio de la harina ya comenzó a registrar por anticipado la eliminación de retenciones al trigoEl primer tiempo del partido del maíz está perdido: ahora todas las fichas están puestas en los planteos tardíosEmpresas podrán deducir de impuestos programas de seguridad laboral por un monto de hasta 600.000 pesosCrece la bronca por el impuestazo encubierto del Inmobiliario Rural instrumentado por Vidal: ya lo había hecho Scioli tres años atrásCapitales chilenos huyeron del mercado argentino: sin su aporte el déficit foresto-industrial de 700 M/u$s seguirá incrementándoseCheques impagos de SanCor suman ya el equivalente a 85 millones de litros de leche: se frenó el salvataje oficial por reticencia de Atilra a dejar de recibir “aporte extraordinario”Cupo de exportación de maíz: Cargill fue el gran ganador de la semanaSe necesitan dólares: el gobierno recaudó de un saque más de 80 M/u$s con la primera tanda de los nuevos ROE de maízCon el sinceramiento cambiario la rentabilidad de las industrias lácteas exportadoras mejoró mucho: pero no tanto como necesitan los tamberosOportunidad: esta semana muchos empresarios agrícolas vendieron soja nueva para asegurar ingresos en cosechaAlgo es algo: los precios de la soja serían mucho más bajos sin la ayudita de los aceitesExcluyeron a las caravanas para identificación animal de la lista de productos tecnológicos con desgravación arancelariaEn el último año el precio de la leche medido en moneda maíz subió un 39%: casi le gana a la inflaciónSe vienen varios días ideales para avanzar con la cosecha gruesa en la zona núcleo pampeanaGasoil: en lo inmediato el “congelamiento” podría generar un aumento generalizado de precios Cuenta regresiva: los exportadores ya compraron un 40% del saldo exportable de maíz 2012/13