Google+
Valor Soja »Ganadería

No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Un funcionario kirchnerista clave en el proceso que complicó al sector.
No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Los integrantes de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos (Capif) alertaron, por medio de un comunicado, que se están fundiendo. Como es usual en la cultura argentina, lejos de buscar la causa primigenia del problema, identificaron –con largavistas de corto alcance– a un culpable (en este caso los frigoríficos avícolas) para que (aunque no lo digan explícitamente) el Estado intervenga a favor de ellos.

Uno de los culpables de la crisis avícola argentina está en estos días en la cima de la agenda pública. Se trata de Julio de Vido, quien fue, durante el régimen kirchnerista, uno de los instrumentadores de los acuerdos comerciales realizados con el gobierno bolivariano de Venezuela.

La mayor parte de las compañías integrantes del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) se embarcaron en una aventura gestionada por funcionarios kirchneristas al colocar cantidades crecientes de pollos en el mercado venezolano.

Si bien resultaba seguramente tentador, no parecía demasiado sensato concentrar la mayor parte del volumen exportable de carne aviar en un solo cliente: el Estado bolivariano. Los que nos cansamos de denunciar que las operaciones se hacían con sobreprecios siderales no encontramos –tanto antes como ahora– a ningún fiscal interesado en investigar esa irregularidad.

La fiesta –algo que podría haber advertido hasta un estudiante de primer año de Economía– se acabó cuando comenzó a derrumbarse el valor internacional del petróleo. La lógica indicaba que era el momento de la retirada. Pero ahí fue cuando la cosa se puso peor.

El 2014 el gobierno kirchnerista obligó a las principales compañías avícolas argentinas a financiar compras de petróleo venezolano con exportaciones de unas 100.000 toneladas de pollos. Esa operatoria –denominada “petróleo por alimentos”– fue instrumentada a través de un fidecomiso (denominado “Néstor Kirchner”) del Banco Nación. Es decir: quedaron como intermediarios de un negocio ajeno a cambio de asumir todo el riesgo comercial y financiero. Los que tomaron los recaudos del caso (y no gastaron a cuenta el dinero de las “compensaciones” repartido en su momento por la Oncca) pudieron sobrevivir. Pero otros quedaron en el camino.

La desaceleración de la producción no pudo acompañar el ritmo abrupto de la caída de las exportaciones provocada por el default comercial bolivariano. En los años 2015 y 2016 la oferta disponible de carne aviar en el mercado interno superó el nivel de 1,90 millones de toneladas, una cifra desproporcionada para una nación que ya está al tope de sus posibilidades de capacidad de consumo de proteínas cárnicas. En lo que va de este año la sobreoferta de carne aviar sigue vigente, pero el consumidor argentino, por más barato que esté el pollo, no come más de determinado nivel de ese producto porque tiene una preferencia cultural predominante por la carne bovina.

No se hizo nada para buscar mercados alternativos que pudiesen absorber la demanda resultante del default bolivariano. No se instrumentó un plan para adecuar la producción a la nueva coyuntura. No es extraño, entonces, que muchos de los integrantes del sector estén corriendo hacia ninguna parte (Proteinsa, Ovoprot y Tanacorsa acumulan a la fecha cheques sin fondos por 554 millones de pesos, de los cuales apenas fueron levantados 89 M/$ con nuevos cheques de pago diferido).

La crisis avícola argentina no es producto de la casualidad, sino de un plan, instrumentado por funcionarios kirchneristas, para incrementar la producción de manera desproporcionada con el propósito de abastecer a un solo cliente. En esto Julio De Vido también tendría que dar explicaciones en la Justicia.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Una receta argentina de exportación: China aplicará “retenciones” a la soja estadounidenseEfecto sequía: industrias aceiteras ampliaron en hasta veinte puntos la tolerancia de recibo de grano verde en sojaExpectativa: operadores agrícolas tanto estadounidenses como chinos apuestan al fin de la “guerra comercial” en la reunión del G-20El clima jugó en contra de la cosecha argentina de chía: en lo que va de agosto los valores de exportación se ubican en un rango de 2069 a 5000 u$s/toneladaEn 2014 se prevé que China importe 650.000 toneladas de leche en polvo entera: Argentina se durmió ante el avance de Nueva ZelandaGuelar: “El protocolo porcino con China representa una oportunidad semejante a la de la soja en los ’70 con Europa”Biolcati aseguró que los empresarios agropecuarios podrían no votar a Cambiemos en las elecciones presidenciales “si surgiera una alternativa lógica”Apareció el mercado de calidad de trigo en plena cosecha con bonificaciones de hasta el 10%Se vienen las elecciones legislativas: los candidatos deben explicar quién va a financiar al gobierno en un escenario de precios agrícolas decrecientesCambiemos: el gobierno discriminó a las Pymes agropecuarias en la determinación de criterios para acceder a reintegros de servicios profesionalesKicillof aceptó liberar un cupo adicional de 3,50 millones de toneladas de maíz: el impacto de la medida dependerá del ritmo de aprobación de ROEsBRF y Marfrig iniciaron negociaciones orientadas a evaluar una fusión entre ambas para crear megacorporación cárnica globalYa rige el nuevo esquema de tarifas orientativas de fletes en Buenos Aires: antes de fin de año se actualiza la escala nacionalLo saludable es buen negocio: el precio de exportación del aceite de girasol alto oleico supera en más de un 60% al convencionalEl viernes regresan las lluvias sobre el norte del país para instalarse durante todo el fin de semanaCómo hizo Ovoprot para quedarse con Cresta Roja: una empresa que aprovechó todas las oportunidades disponibles para darle valor agregado al maízExtendieron por tiempo indeterminado la reducción de cinco puntos en la percepción de IVA para tamberosSe acabó el cepo cambiario pero es como si siguiera vigente: en lo que va del año apenas ingresaron 30 cosechadoras importadas al mercado argentinoEn el ciclo 2014/15 un productor agrícola mediano puede aspirar a ganar un “sueldo” de 29.000 pesos luego de pagar 3,1 M/$ en impuestosComenzó a regir de facto una “retención privada” para el cobro de regalías: productores argentinos no podrán vender soja 2015/16 sin aceptar la cláusula MonsantoEl salario promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de casi 8400 pesos brutosBrasil se pone serio con el control de alimentos: detectan fraudes en más de un tercio de las marcas de aceite (una de las cuales es Carrefour)Los campos ya no tienen que ser cuadrados: la agricultura moderna se basa en el respeto del diseño original de la naturalezaPulverizaciones selectivas: una tecnología que llegó en el momento justo para reducir a un mínima expresión el gasto en herbicidasOportunidad de inversión: el trigo 2013/14 subió más de un 22% en los últimos dos mesesEl frigorífico de la familia Braun es el principal ganador en la distribución de la cuota Hilton 2017/18Mujica agradecido: “La soja merece un monumento porque es una planta sagrada que nos trajo rentabilidad”Las exportaciones argentinas de híbridos de maíz crecieron más de un 170%: un negocio con una retención del 3%