Google+
Valor Soja »Ganadería

No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Un funcionario kirchnerista clave en el proceso que complicó al sector.
No fue casualidad: Julio de Vido también tiene que dar explicaciones por la crisis avícola

Los integrantes de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos (Capif) alertaron, por medio de un comunicado, que se están fundiendo. Como es usual en la cultura argentina, lejos de buscar la causa primigenia del problema, identificaron –con largavistas de corto alcance– a un culpable (en este caso los frigoríficos avícolas) para que (aunque no lo digan explícitamente) el Estado intervenga a favor de ellos.

Uno de los culpables de la crisis avícola argentina está en estos días en la cima de la agenda pública. Se trata de Julio de Vido, quien fue, durante el régimen kirchnerista, uno de los instrumentadores de los acuerdos comerciales realizados con el gobierno bolivariano de Venezuela.

La mayor parte de las compañías integrantes del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) se embarcaron en una aventura gestionada por funcionarios kirchneristas al colocar cantidades crecientes de pollos en el mercado venezolano.

Si bien resultaba seguramente tentador, no parecía demasiado sensato concentrar la mayor parte del volumen exportable de carne aviar en un solo cliente: el Estado bolivariano. Los que nos cansamos de denunciar que las operaciones se hacían con sobreprecios siderales no encontramos –tanto antes como ahora– a ningún fiscal interesado en investigar esa irregularidad.

La fiesta –algo que podría haber advertido hasta un estudiante de primer año de Economía– se acabó cuando comenzó a derrumbarse el valor internacional del petróleo. La lógica indicaba que era el momento de la retirada. Pero ahí fue cuando la cosa se puso peor.

El 2014 el gobierno kirchnerista obligó a las principales compañías avícolas argentinas a financiar compras de petróleo venezolano con exportaciones de unas 100.000 toneladas de pollos. Esa operatoria –denominada “petróleo por alimentos”– fue instrumentada a través de un fidecomiso (denominado “Néstor Kirchner”) del Banco Nación. Es decir: quedaron como intermediarios de un negocio ajeno a cambio de asumir todo el riesgo comercial y financiero. Los que tomaron los recaudos del caso (y no gastaron a cuenta el dinero de las “compensaciones” repartido en su momento por la Oncca) pudieron sobrevivir. Pero otros quedaron en el camino.

La desaceleración de la producción no pudo acompañar el ritmo abrupto de la caída de las exportaciones provocada por el default comercial bolivariano. En los años 2015 y 2016 la oferta disponible de carne aviar en el mercado interno superó el nivel de 1,90 millones de toneladas, una cifra desproporcionada para una nación que ya está al tope de sus posibilidades de capacidad de consumo de proteínas cárnicas. En lo que va de este año la sobreoferta de carne aviar sigue vigente, pero el consumidor argentino, por más barato que esté el pollo, no come más de determinado nivel de ese producto porque tiene una preferencia cultural predominante por la carne bovina.

No se hizo nada para buscar mercados alternativos que pudiesen absorber la demanda resultante del default bolivariano. No se instrumentó un plan para adecuar la producción a la nueva coyuntura. No es extraño, entonces, que muchos de los integrantes del sector estén corriendo hacia ninguna parte (Proteinsa, Ovoprot y Tanacorsa acumulan a la fecha cheques sin fondos por 554 millones de pesos, de los cuales apenas fueron levantados 89 M/$ con nuevos cheques de pago diferido).

La crisis avícola argentina no es producto de la casualidad, sino de un plan, instrumentado por funcionarios kirchneristas, para incrementar la producción de manera desproporcionada con el propósito de abastecer a un solo cliente. En esto Julio De Vido también tendría que dar explicaciones en la Justicia.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Esta semana no se prevén lluvias ni heladas que puedan perjudicar lo que queda por levantar de la cosecha gruesaRepública de San Luis: Aapresid pide a Rodríguez Saá que deje entrar a los productores cordobeses para que puedan levantar la cosecha gruesaCaros demasiado caros: exportaciones argentinas de proteínas animales se derrumban por retraso cambiarioAnticipo: cómo serán los contratos futuros de leche cruda del MatbaComienza a funcionar en la Argentina un gran mercado de futuros con la fusión Matba Rofex: extenderán el programa para generar un “semillero” de nuevos operadoresCrecieron 78% las exportaciones argentinas de biodiesel: en 2017 esperan que se recupere el mercado europeoLa competitividad del maíz temprano es similar a la de la soja de primera: pero la oleaginosa puede sacar ventaja por el menor costo financieroMontaña rusa climática: la soja se recuperó por el impulso de los mismos operadores que deprimieron los precios un mes atrásMolinos se retiró del mercado de alquileres agrícolas: liberó 120.000 hectáreas en la región pampeana Diputados radicales proponen crear fondo anual acumulativo de 6700 M/$ para desastres agropecuariosA partir del viernes el ingreso de un frente frío promoverá lluvias importantes tanto en el centro como el norte del paísSe cayó el stock bovino argentino: la recomposición del genocidio vacuno kirchnerista llevará mucho tiempoMaquinaria agrícola: la integración de piezas nacionales no superó el 20% de lo comprometido dos años atrásSiguen sostenidas las ventas de camionetas agropecuarias gracias a los créditos con tasas de interés reales negativasMissouri y Arkansas prohibieron temporalmente la comercialización y uso de Dicamba para cortar avalancha de denuncias por dañosPor fin: se dispuso que los entes sanitarios podrán dejar de brindar servicios a los productores morososTerminó la cosecha argentina de soja: la zona núcleo pampeana fue la más cara pero no la mejorCada vez más dependientes de la soja: es récord la participación del complejo oleaginoso en la matriz exportadora argentinaLos incendios no se pueden evitar: pero sí los desastres generados por la desidia públicaLa Afip dejará de suspender a productores del Registro de Operadores de Granos hasta lograr implementar la simplificación burocráticaUn 20% de las exportaciones argentinas de arándanos logró obtener precios superiores a 8,0 u$s/kgEl Covid-19 desnudó la hipertrofia demográfica argentina: un problema que puede ser una oportunidadAgricultura + Ganadería: rotación de “verdeos de servicio” con cultivosEl BCRA anunció que reforzará la intervención cambiaria para contener al dólar: cuál es el poder de fuego que aún tieneHasta fines de enero no se prevé la aparición de lluvias importantes sobre la región pampeanaArgentina: se reconfiguró la demanda de camionetas de uso agropecuario luego de la pandemiaHistórico: gracias al desarrollo de la agroindustria las exportaciones chilenas no-cobre lograron superar a las divisas generadas por el mineralLos precios locales de la soja registraron el nivel más alto del año gracias al estado desastroso de los caminos rurales