Google+
Valor Soja »Actualidad

El Estado argentino sigue vampirizando al sector agrícola: los productores ven pasar de largo siete de cada diez pesos generados

Datos del último Índice Fada.
El Estado argentino sigue vampirizando al sector agrícola: los productores ven pasar de largo siete de cada diez pesos generados

En el presente mes de septiembre la participación del Estado en la renta agrícola es en promedio del 71,1%, según el Índice Fada. Es decir: la sumatoria de los impuestos provinciales y nacionales se llevan 71 de cada 100 pesos que genera una hectárea agrícola promedio a nivel nacional.

Se trata de una cifra superior a la registrada en septiembre del año pasado (65,4%) y un poco menor que la de la última medición realizada en junio pasado (74,7%).

El indicador –que pondera la situación a nivel nacional de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol– es un reflejo de la pérdida de competitividad agrícola promovida por la sobreapreciación del peso argentino (que incrementa los gastos internos medidos en dólares) junto con el crecimiento del costo de los servicios (producto del impuesto inflacionario resultante de un excesivo gasto público crónico).

Además, el grueso del índice se compone de soja, un producto que tiene un impuesto fijo sobre los ingresos brutos (derecho de exportación del 30%), el cual tiene una incidencia creciente a medida que el margen del negocio se licúa por la caída de precios internacionales.

Otra manera de observar la situación –siempre con los datos correspondientes al presente mes de septiembre– es cómo se reparte la torta del valor bruto de producción de la canasta de cultivos seleccionados para elaborar el Índice Fada: 52.7% costos (insumos y servicios), 31.5% impuestos nacionales, 9.6% renta o costo de oportunidad de la tierra, 2.2% impuestos provinciales y 4.1% resultado agrícola (el sueldo de productor). La medición no considera impuestos municipales.

Un dato interesante es que el índice correspondiente sólo a la soja es de 73.1% versus 60.3% el maíz. Tan escasa diferencia –considerando que la oleaginosa tiene un retención del 30%– indica que sin ese impuesto la competitividad de la soja respecto del maíz sería tan elevada que el área sembrada con el cereal probablemente se caería a pedazos.

La renta agrícola es el resultado de restarle al valor de la producción, los costos de producir, comercializar y transportar la producción. Por lo tanto, si suben los costos, la renta baja y el indicador sube. Y si, como es el caso actual, bajan los precios, se reduce el valor de la producción, disminuye la renta y, nuevamente, aumenta el índice Fada.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Federación Agraria solicitó a Miguel Braun que termine de desactivar el sistema de control de semillas en destino implementado de facto por MonsantoGracias Cristina por tanta pobreza: tamberos deben regalar vacas de descarte por el desmantelamiento de la industria del corned beefChile profundiza la integración comercial con China para consolidarse como una potencia agroindustrialTamberos piden al presidente de Mastellone Hnos que desactive la baja de precios para “descartar medidas que supongan intentos de salida unilaterales”Silveyra aseguró que en el mercado de girasol “venimos dando pequeños pasos en busca de mayor transparencia y competitividad”Se consolida el récord histórico de patentamientos de camionetas agropecuarias con caída de ventas de Ford Ranger y Fiat ToroSe interrumpió la importación de pasto ovillo: el gobierno aplicó un arancel del 35% al ingreso de la semilla forrajeraRecalculando: se licuaron los supuestos económicos en base a los cuáles se presupuestó el negocio sojero 2016/17El gobierno ya recaudó retenciones anticipadas de la cosecha gruesa por un 25% del saldo exportableEl viernes regresan las lluvias sobre el norte del país para instalarse durante todo el fin de semanaSe acaba la paciencia: el gobierno hace más de dos meses que espera una recuperación de los precios del maíz para comenzar a colocar ROEOperadores especulativos siguen apostando contra la soja: pero se muestran un poco más optimistas con el maízCon el fin de la era de los commodities se acabó el sueño de la trucholandia industrial: Argentina en el peor momentoTrigo 2013/14: un “cultivo de cobertura” carísimo para campos con alquileres anualesA no dormirse: los malos precios actuales del trigo 2014/15 pueden llegar a ser mucho peores en cosechaEl primer remate simbólico de girasol 2018/19 no podrá realizarse en Chaco por las inundacionesPymes elaboradoras de biodiesel reciben un ajuste de precios de casi 15% en el primer trimestre del añoLa crisis económica argentina combinada con alta demanda internacional de cortes baratos impulsó la faena de hembrasChina va camino a ser un gran importador de quesos: otra oportunidad comercial que Argentina ve pasar de largoPrimarización: aumentó en casi doce puntos la participación del poroto de soja sin procesar en la matriz exportadora argentinaLas lluvias no aflojan: el domingo una nueva perturbación de mal tiempo ingresará al centro del paísLa Unión Europea inicia una nueva investigación contra el biodiesel argentino: entre las sospechas de subvención se incluyen “préstamos preferenciales del Banco Nación”Más del 70% de los pollos argentinos exportados en lo que va del año fueron comprados por el gobierno venezolanoLanzan un crédito con una tasa fija del 8% destinado a empresas que agreguen valor a la producción agropecuariaFiesta cerealera: gracias a Brasil el trigo argentino dejó de tener retencionesEn apenas tres días el gobierno recaudó casi 29 millones de dólares con retenciones anticipadas de trigoCampaña fina 2018: esta semana se vienen nuevas lluvias para seguir recomponiendo perfiles de humedad del sueloLos precios del trigo 2018/19 ingresaron en un tobogán bajista por la posición sobrecomprada de la demanda exportadora