Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Planificación: cuando se vaya la inundación será indispensable rediseñar los sistemas productivos en función de las características de cada cuenca

Modelo desarrollado por técnicos CREA.
Planificación: cuando se vaya la inundación será indispensable rediseñar los sistemas productivos en función de las características de cada cuenca

En los últimos dos años los excesos hídricos provocaron pérdidas importantes en diferentes regiones productivas argentinas. La buena noticia es que existen herramientas disponibles para mitigar el impacto del fenómeno.

Gabriel Vázquez Amabile –actual líder del proyecto Ambiente de CREA– a fines de los ’90 trabajaba en campos de la zona oeste bonaerense que se inundaron de manera recurrente. Esos episodios lo motivaron a viajar a EE.UU. para estudiar hidrología aplicada a sistemas productivos en Purdue University.

Al regresar al país, Gabriel comenzó a predicar en diferentes ámbitos sobre la importancia de realizar una gestión planificada de los sistemas productivos en función de las variables hidrogeológicas.

“En los últimos años, el sector agrícola concentró sus esfuerzos en intentar sobrevivir ante un escenario desfavorable; ahora, con un horizonte más claro, es posible comenzar a evaluar cuestiones estructurales que son esenciales para la sostenibilidad de la actividad”, explica Gabriel, quien además es profesor del Posgrado en Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas de la Universidad Nacional de La Plata.

Gabriel coordinó a un equipo de investigadores de INTA y CREA para calibrar y validar con datos locales un modelo hidrológico desarrollado en EE.UU. (Drainmod), en cual permite predecir la profundidad de la napa en función de la variación climática interanual, el uso de tierras y estructuras de control de recursos hídricos.

El estudio se llevó a cabo utilizando registros de dos conjuntos de freatímetros instalados en lotes de producción de los partidos de Rivadavia, Trenque Lauquen, Guaminí, Pehaujó y Bolívar (oeste de la provincia de Buenos Aires). Se trata de una cuenca “cerrada” que carece de una red definida de drenaje, de manera tal que el agua procedente de precipitaciones mayormente infiltra recargando el suelo y provocando ascensos de la napa freática, mientras que, en menor medida, escurre concentrándose en bajos y lagunas.

El modelo, una vez validado, mostró escasas diferencias en los niveles simulados de evolución de napas de los sistemas integrados por cultivos de verano y rotaciones con cultivos de invierno (ver gráfico). También se modelizaron sistemas agrícolas con redes subterráneas de drenes (como las presentes en muchos campos agrícolas del Medio Oeste de EE.UU.) y campos con pasturas continuas.

“El modelo resultó ser una herramienta muy eficaz para analizar escenarios de manejo y explorar posibles estrategias de control de la napa apropiadas para la región del Oeste de Buenos Aires”, apunta Gabriel.

“La agricultura es un fenómeno extraordinario en lo que respecta a generación de empleos y desarrollo económico: de ninguna manera el estudio debe ser entendido como una necesidad de regresar de manera masiva a la ganadería. La cuestión central es que, así como somos muy eficientes en diseñar planteos productivos orientados a rindes, vamos a tener que incorporar nuevas habilidades y conocimientos para poder además planificar y gestionar las napas a través de diferentes alternativas; el modelo es una herramienta que pretender ser útil para alcanzar ese nuevo desafío”, explica el técnico CREA.

Es decir: en una cuenca “cerrada”, ante la eventual ocurrencia de excesos hídricos, es posible diseñar alternativas agronómicas, como incorpora pasturas o cultivos de servicio, además de gestionar redes de drenaje internas que deriven la acumulación de agua hacia zonas bajas previamente definidas que puedan ser “sacrificadas” para salvar a otras de alto valor.

“En una zona como el oeste bonaerense, sin arroyos, el área sacrificable sería un bajo o laguna que, dentro de los  limites del campo, no afecten a terceros. También podría  acordarse entre vecinos el uso de lagunas comunes para este efecto, aunque no existen muchos antecedentes en ese sentido”, señala Gabriel.

En las cuencas “abiertas”, donde los excesos de agua escurren, se requiere encarar el problema con una visión regional (ya no basta el manejo que pueda realizar cada empresario agropecuario de manera particular).

“En tales casos, en el manejo de excedentes existen básicamente dos estrategias: retardar la salida o el escurrimiento por medio de terrazas o cubetas de detención, entre otras alternativas, o acelerar la salida de los excesos por medio de redes de drenaje que contribuyan a solucionar el problema especialmente en aquellas zonas planas de muy lento escurrimiento”, remarca Gabriel.

En ambos casos es clave la planificación territorial a nivel de cuenca para dimensionar la red de drenaje, organizar los escurrimientos y evitar problemas en toda la cuenca. En esa tarea –sí o sí– deben intervenir representantes del Estado en coordinación con el sector privado.

“Con determinado nivel de pendientes, debería ser obligatoria la confección de terrazas en los campos, porque de lo contrario los escurrimientos pueden llegar a perjudicar a terceros, además de arrastrar eventualmente nitratos y agroquímicos; tal política debería contar además con una desgravación impositiva para poder realizar la inversión”, advierte Gabriel.

Una adecuada gestión de cuencas ayuda a minimizar los gastos públicos en reparación de infraestructura posterior al evento (caminos, puentes), disminuye situaciones de emergencia social (evacuados, enfermedades, muertes), estabiliza el movimiento de bienes y servicios en el tiempo, así como la recaudación tributaria, y permite –en síntesis– planificar a largo plazo con un menor riesgo.

“El ordenamiento de cuencas permite disminuir la consecuencias de inundaciones y, en algunos casos, ayuda también a amortiguar efectos de sequías, permitiendo, por ejemplo, que la hacienda disponga de agua dulce en momentos de restricciones hídricas”, comenta.

El artículo completo puede leerse en la edición del mes de julio de la Revista CREA

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Todo suma: el gobierno gestiona la reducción de costos portuarios para mejorar la competitividad de las exportaciones agroindustrialesEn el último año el agro fue el sector productivo que creó la mayor cantidad de empleos formalesInsólito: el gobierno desestimó la compra de 1200 toneladas de leche en polvo fortificada porque “no se recibieron ofertas válidas”Este año la mayor parte de la cosecha de maíz ingresará tarde: los consumos deberán profesionalizar la gestión comercial para evitar que los costos se desbordenMala señal: todos los candidatos a presidente fueron a un evento de Coninagro menos Alberto FernándezEl secretario de Política Agrícola de Brasil señaló que el bloqueo ruso es una “oportunidad para generar una revolución en la producción de carnes”Empresarios que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 600 $/ha con la soja de segundaUn clásico: el gobierno nacional violará la Ley de Bosques por noveno año consecutivo para apropiarse de recursos provincialesEn la zona núcleo pampeana la fórmula Macri-Pichetto fue la ganadora con el 42% de los votosLas lluvias llegaron en el momento justo para el maíz tardío: pero buena parte de la primera tanda del cultivo ya se perdióChau Mercosur: Brasil bloquea el ingreso de leche en polvo uruguaya para forzar la implementación de un cupoEl Mercosur se consolida como el principal proveedor de carne bovina de China: pero la crema del negocio se la quedan los localesEl Mercosur se está quedando fuera del mundo: alertan que será cada vez más difícil vender productos agroindustriales en los principales mercadosPrimera semana de vigencia del régimen de importación de soja: no ingresó un solo poroto desde ParaguayHackaton Agro 2017: el proyecto ganador es un sistema que se propone identificar malezas en cualquier etapa del cultivo para realizar aplicaciones selectivasMás noticias del saqueo kircherista: fugaron una cifra equivalente a una cosecha de soja para hacer grandes negocios con el dólar informalRanking de exportadores argentinos de yerba mate: un negocio en el cual conviven grandes corporaciones con pequeñas cooperativasLas exportaciones argentinas de sembradoras cayeron 40%: apenas se declararon 28 equiposCasi la mitad de los derechos de exportación pagados por productores sojeros se destinaron a subsidiar a compañías petrolerasEn lo que va de 2014 ingresaron al mercado argentino 298 cosechadoras importadas: 18% menos que el año pasadoLas mayores probabilidades de lluvias seguirán concentrándose en el NOALos precios de exportación del arándano siguen lejos de los valores registrados dos años atrásAlertan que se potencia el escenario de un nuevo salto cambiario con aceleración inflacionariaSalió la tercera tanda del año de créditos fiscales para capacitación de personal: cuáles con las empresas agroindustriales beneficiadas“El hecho de no aceptar lo que somos no es gratuito: genera angustia, pobreza y desesperación”Los fabricantes argentinos de pastas quieren provocar una “revolución cultural” para que los consumidores aprendan a disfrutar de los productos elaborados con trigo candealYa están listas las nuevas categorías en el RUCA para intentar facilitarle la vida a los productores agrícolasFijaron un salario mínimo de 47.600 pesos para operadores de pulverizadoras