Google+
Valor Soja »Actualidad

Por séptimo año consecutivo los productores vitícolas se preparan para intentar sobrevivir una campaña más

Sigue complicada la situación en Cuyo.
Por séptimo año consecutivo los productores vitícolas se preparan para intentar sobrevivir una campaña más

Los productores vitícolas se preparan –por séptimo año consecutivo– para enfrentar una nueva campaña con el único propósito de sobrevivir dado que la actividad sigue generando ingresos insuficientes para abastecer de capital de trabajo a las fincas.

La cosecha nacional de uvas este año –según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura– fue de 19,5 millones de quintales, una cifra superior a los 17,6 M/qq levantados en 2016 (la peor campaña de al menos los últimos cincuenta años), pero aún muy baja respecto del promedio anual de 26,4 M/qq obtenidos entre 2007 y 2015.

La relación stock/consumo se incrementó en el último año a pesar de que las existencias de vinos se redujeron como consecuencia de dos cosechas horribles consecutivas. La principal causa de ese fenómeno es una depresión del consumo local.

Los últimos datos oficiales del INV, correspondientes al primer cuatrimestre de 2017, muestran una caída del consumo interno de vinos embotellados del 13% respecto del mismo período del año pasado, mientras que las ventas externas descendieron 9%. Las colocaciones de vinos a granel se derrumbaron en un 43%.

La caída del consumo local de vinos, que no pudo ser compensado por la exportación, está obligando a las bodegas a mantener los precios mayoristas en niveles lo más bajos posibles, además de realizar fuertes promociones (fundamentalmente a través de cadenas de supermercados) orientadas a intentar incentivar la demanda.

Un tipo de cambio sobreapreciado, combinado con altos costos internos –especialmente de fletes– y una presión impositiva excesiva para el nivel de ingresos presente en la cadena de valor vitivinícola, tornan crecientemente inviables las exportaciones de vinos (con excepción de partidas puntuales de muy alto valor).

La reducción de ingresos de las bodegas se presenta en un momento en el cual la industria, ante la caída abrupta de oferta de uvas, debió ajustar de manera significativa los precios pagados a los productores. El problema es que esos mayores precios en la gran mayoría de los casos no alcanza a compensar las pérdidas productivas que, en la última campaña, se originaron a causa de una serie de heladas intensas registradas entre septiembre y noviembre del año pasado (que castigaron a las vides en un período crítico para la generación de rindes).

“En los últimos cuatro años estimo que se han perdido un gran número de viñedos de la zona de Cuyo, mientras que otra proporción importante vienen arrastrando mantenimientos mínimos que repercuten en la productividad final”, comenta Juan Viciana del CREA Los Andes.

“Los costos energéticos, salariales y logísticos nuevamente vuelven a ser más elevados de los que el sector vitícola puede afrontar, de manera tal que, en el actual escenario, Argentina va camino a ser un jugador menor en el mercado internacional de vinos por reducción de oferta”, añade en un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

Nuevamente, tal como viene ocurriendo desde 2012, al momento de comenzar a planificar la campaña 2018, la gran mayoría de los empresarios vitícolas descubren que el producto de la cosecha no generó el capital de trabajo suficiente para financiar las labores requeridas. Deben, por lo tanto, recurrir a otras fuentes de financiamiento –liquidando capital propio o endeudándose– para poder permanecer en la actividad.

“Cuando comenzamos a armar el presupuesto de la nueva campaña, volvemos a advertir previsiones de aumentos de costos desproporcionados que no se corresponden con la perspectiva de ingresos de la actividad. Y en los últimos años ni siquiera consideramos las amortizaciones porque, si ese fuera el caso, el panorama sería mucho más grave”, señala Ricardo García Pacheco, integrante del CREA Aconcagua.

La gran pregunta que no deja dormir a los productores es qué podría pasar el año que viene si –no es posible saberlo ahora– la cosecha de uvas llegara a normalizarse. ¿Los actuales valores llegaron para quedarse? ¿O los precios caerán con una cosecha que regreso a los niveles de producción habituales? Si ese es el caso, ¿la caída podrá ser compensada por los mayores rindes o vamos camino a un escenario de recrudecimiento de la crisis de ingresos?

“Las enfermedades y el deterioro de los cultivos de vides por falta de inversiones, situación que se presenta especialmente en las fincas pequeñas y medianas, va a seguir limitando la productividad, por lo que estimo que no están dadas las condiciones para una recuperación importante de la cosecha en 2018”, proyecta Dante Crisman del CREA Los Andes.

“En la actual coyuntura sería necesaria una reconversión del sector productivo para lograr fincas con una mayor escala que sean aptas para mecanización. No se trata de una tarea sencilla, pero muchos otros sectores agropecuarios debieron ya pasar por ese proceso para poder permanecer en la actividad”, añade.

Dante además indica que algunas mejoras de competitividad se lograrán por medio del cambio de pautas culturales que, si bien en otras épocas podían tener un justificativo, actualmente conspiran contra la eficiencia.

“Una cosechadora mecánica de uvas debe usarse de lunes a lunes en los períodos de cosecha, tal como sucede, en la región pampeana con la agricultura, porque se trata de una inversión muy importante que debe ser amortizada. Pero la mayor parte de las bodegas tienen la costumbre de no recibir mercadería los fines de semana; eso es algo que debería modificarse”, comenta. “La biología no sabe de fines de semana ni de feriados. Las uvas maduran sin tener en cuenta esas variables”, concluye Dante.

El artículo completo puede leerse en la última edición de la Revista CREA.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Récord mensual de exportaciones argentinas de leche entera en polvo por los buenos precios internacionalesSostenibilidad: proyectan que en la campaña 2019/20 la proporción de área de soja versus maíz se mantendrá en 2,76 hectáreasApareció la competencia en el mercado de maíz ante la posibilidad de exportar: los consumos deberán esperar a que se acaben los ROE para salir a cazar en el zoológicoComenzó la temporada alta de descuentos en el mercado de soja disponible: la dosificación de ventas garantiza recortes limitadosCepo para todos: en los últimos seis meses ingresaron al mercado argentino apenas ocho cosechadoras por la dificultad para conseguir licencias de importaciónClearing lechero: tamberos piden al gobierno que transparente las operaciones para evitar situaciones que atenten contra la libre competenciaEn enero Macri tendrá la oportunidad de aclarar si cree que (tal como insinuó) sobran muchos tambos en la ArgentinaValor desagregado en origen: el gobierno intervino el precio del etanol elaborado en base a maíz para beneficiar a YPFLa línea de “financiamiento para la producción” destinada a Pymes tendrá en 2017 una tasa nominal fija del 22%En el primer semestre del año se importaron apenas quince fumigadoras: a qué valores ingresaron Maquinaria agrícola: la integración de piezas nacionales no superó el 20% de lo comprometido dos años atrásChina sigue siendo una promesa para la economía argentina: el déficit comercial del primer semestre suma 2800 M/u$sEE.UU: cada vez más denuncias sobre ataques de una plaga a un maíz Bt de MonsantoCrucen los dedos: la semana que viene se define si los europeos aceptan incorporar las carnes al Tratado de Libre Comercio con el MercosurMercado alcista: operadores especulativos se juegan todas las fichas a un desastre productivo en EE.UU.Cebada cervecera bajo contrato: ¿quién ofrece el mejor acuerdo?Trabajadores rurales recibirán un bono de fin de año de 2000 pesos: cuáles son las empresas que deberán pagarloEste domingo se prevén precipitaciones de hasta 20 milímetros en el sector norte de la zona pampeanaLa OMC abrió una investigación sobre subsidios agrícolas aplicados por China a pedido de EE.UU.Argentina está a un paso de implementar una “retención privada” para el cobro de regalías en semilla: acopiadores piden al gobierno que intervengaEl precio de exportación del biodiesel argentino sigue derrumbándose: en los últimos dos años acumula una caída del 33%En el arranque del año EE.UU. le sigue pasando el trapo a la Argentina en el mercado chileno de lácteosEl martes se prevé otra jornada complicada de lluvias intensas: luego vienen varios días sin precipitacionesBloqueo zarpado al biodiesel argentino por parte de EE.UU: implementó una barrera arancelaria de hasta el 136%Crecieron 78% las exportaciones argentinas de biodiesel: en 2017 esperan que se recupere el mercado europeoSe triplicaron las denuncias de siniestros climáticos: muchas zonas consideradas “seguras” ya no lo son tantoLa exportación de girasol confitero creció un 27%: los precios FOB en algunos casos superan los 1200 u$s/toneladaLa crisis tambera se padece en las góndolas: los lácteos volvieron a liderar las subas de precios en el primer mes del año