Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Basta de vender humo: para potenciar exportaciones a China no se necesita a Alibaba sino un Tratado de Libre Comercio

Un factor de competitividad clave para acceder al mercado asiático.
Basta de vender humo: para potenciar exportaciones a China no se necesita a Alibaba sino un Tratado de Libre Comercio

“Las plataformas de Alibaba (Group) van a ser designadas como canales oficiales por el gobierno argentino, que también va a proveer de soporte online y offline a los productores de vinos nacionales en China. Dichos canales recibirán apoyo con campañas para aumentar la conciencia y la educación sobre la cultura argentina del vino y la promoción de relaciones entre comerciantes de los diferentes países”.

Esta cita textual de un comunicado oficial es puro humo. Hacer un acuerdo con la mayor corporación de comercio digital de China (y del mundo) sin tener las condiciones necesarias para exportar vinos de manera competitiva a ese mercadazo, es sólo una expresión de deseos (en el mejor de los casos) o una broma (en el peor).

China es actualmente el principal comprador de vinos chilenos envasados. En el primer trimestre de 2017 un 14,9% del total de las ventas del período (324 M/u$s) correspondió a colocaciones realizadas en ese mercado asiático, seguido por EE.UU. (11,9%) y Japón (11,2%), según datos oficiales.

La principal ventaja competitiva de los vinos chilenos en China es un Tratado de Libre Comercio (TLC) que permite que el producto trasandino ingrese a ese mercado libre de aranceles y restricciones aduaneras. Es decir: la principal ventaja es fruto de una tecnología intelectual.

En pocos días el presidente Mauricio Macri viajará a China para oficializar el financiamiento destinado a construir dos nuevas centrales nucleares en territorio argentino. Se trataría de una oportunidad única, además, para comenzar a sentar las bases de un TLC entre ambas naciones.

Si hubiese que elegir un solo indicador para definir el fracaso de la política económica argentina (combo de proteccionismo, sustitución de importaciones y despilfarro de fondos públicos), seguramente sería el déficit comercial que registra el país con China (1758 M/u$s en el primer trimestre de este año según datos oficiales del Indec). Resulta insólito que un pequeño país especializado en la elaboración de alimentos tenga un déficit comercial tan abultado con el mayor comprador de alimentos del mundo.

En los últimos meses funcionarios del gobierno nacional están promoviendo readecuaciones salariales para incrementar la competitividad industrial. Un TLC con China, además de incrementar las exportaciones, permitiría readecuar el precio interno de los bienes básicos para alinearlos con los (pauperizados) salarios argentinos. Se acabaría –es cierto– el reinado de los empresarios truchos que viven de esquilmar a los consumidores argentinos de indumentaria, electrodomésticos y artículos digitales. Pero lo justo, en la actual coyuntura, es que el ajuste sea para todos. No sólo para algunos.

Luego de más de una década de cavernícolas en el gobierno diciendo que había que cerrar las exportaciones para garantizar la seguridad alimentaria, lo que viene a continuación, quizás, sea difícil de comprender para bastante gente. Igual hagan el esfuerzo. Un TLC con China (o con cualquier otra nación complementaria de la economía argentina) permitiría además tener alimentos más baratos para los argentinos, porque, al ampliar la base de clientes, los empresarios tendrían muchas más herramientas para subsidiar al consumo local.

Basta con mirar lo que sucede con Conaprole en Uruguay. La cooperativa láctea, que exporta la mayor parte de su producción, puede darse el lujo de vender a los consumidores orientales leche entera en sachet a un precio en góndola equivalente a 12 pesos argentinos por litro, mientras que el sachet más barato de Mastellone Hnos (empresa que concentra la mayor parte de sus ventas en el mercado interno) se vende a un precio minorista de 22 pesos/litro. Esa es una de las razones por la cual la primera línea del gobierno uruguayo está realizando grandes esfuerzos para negociar un TLC con China.

En el primer trimestre de este año las ventas a China de vinos argentinos envasados sumaron apenas 3,5 millones de dólares (equivalente al 2% del total del período), según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino. La principal razón de tan pobre performance es el arancel del 14% que los vinos argentos deben abonar para poder ingresar a ese mercado.

El actual esquema económico argentino está completamente agotado: el tercio de la población argentina que no tiene ingresos suficientes ni siquiera para alimentarse puede dar testimonio de eso. Igual se puede seguir profundizándolo. O podemos cambiar. Lo que no se puede hacer es seguir vendiendo humo.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Ingresaron 104 cosechadoras a un promedio de 158.000 dólares: guía de precios para evitar abusos comercialesDoce escuelas rurales recibirán aportes por 1,68 M/$ para instalar biodigestores: cómo se repartirán los fondosCuando todo lo que podía salir mal salió mal: palazo bajista para los precios del maíz argentinoAlerta: el domingo ingresará una masa de aire frío que podría generar heladas en el sur de la región pampeanaEl gobierno planea intervenir los mercados a término: el sistema de comercialización de granos podría regresar al siglo diecinueve  El mal tiempo seguirá hasta el miércoles: se esperan algunas tormentas fuertesParadoja: los dólares que la Afip busca en los campos están en las industrias de biodiesel Llegaron los brotes verdes: en el último año el empleo registrado formal creció un 0,03%Aprovechar todo lo que se pueda hasta mañana para avanzar con la cosecha: a partir del domingo se vienen varios días de lluviasGanar-Ganar: los cortes “dormilones” en las carnicerías pueden ser la clave para contar con carne barata en las fiestas de fin de añoExportación: este año llega la revancha del novillo pesado luego de que se pinchara el auge de precios de la vaca gordaEE.UU: el USDA anunció un paquete extraordinario de ayuda de 19.000 millones de dólares para compensar las pérdidas generadas por la pandemiaCRA abandonó la Mesa de Competitividad Lechera: “Instamos a un cambio de actitud o de funcionarios”Volvió la Mesa de Enlace: pidieron una audiencia con Etchevehere para plantearle los problemas presentes en el agro argentinoA rezar: productores argentinos encaran la campaña gruesa 2014/15 completamente descubiertosEl proyecto de semillas de CRA contempla mantener el “uso propio” irrestricto sólo para las microempresas agrícolasLas reservas reales que están en poder del BCRA alcanzan apenas para cuatro meses de importacionesNo Cambiamos: el gobierno violará la Ley de Bosques por octavo año consecutivoPor quinto año consecutivo las sojas Intacta de grupos cortos y medios rindieron menos que las variedades RR1 en la zona núcleo pampeanaLas lluvias intensas comenzarán a disiparse: se esperan heladas moderadas por el ingreso de aire polarDéjà vu: una vez más los ganadores serán aquellos que supieron realizar una adecuada gestión financieraDestrucción de riqueza: en la zona sudoeste bonaerense habrá una desinversión superior a 20 M/u$s por el “corralito triguero”Precio súper cuidado para el girasol: se está negociando a 1000 $/tonelada menos que el FAS teóricoAlerta caminos rurales: las lluvias abundantes seguirán por dos días másPrimarización: en lo que va del ciclo comercial 2018/19 la exportación argentina de poroto de soja sin procesar subió 124%Con la mayor producción el valor de la leche medido en moneda maíz regresó a una relación de equilibrioEl valor relativo de la leche sigue firme gracias a la destrucción del precio interno del maíz: una política de “patas cortas”Uruguay: comienzan a reforzar controles para evitar que los frigoríficos apliquen descuentos indebidos a los productores