Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Argentina sigue siendo el país de la mentira: cambiemos

Disfraces conceptuales que luego pueden terminar saliendo caros.
Argentina sigue siendo el país de la mentira: cambiemos

Peor que ser mentiroso es mentirse a uno mismo. Porque esa es la primera señal de que, algo que debe cambiar, no lo va a hacer nunca.

Un presidente dice que tiene un plan para producir un millón de autos por año. Pero el término correcto es ensamblar. Porque Argentina no produce autos. Ni tiene las condiciones necesarias para hacerlo. De hecho existen subsidios para automotrices que logren alcanzar una integración del 30% de autopartes nacionales. Copien un libro de otro y luego reescriban un 30% del mismo. Vayan a una editorial y digan que escribieron el libro. Prueben a ver qué pasa.

Funcionarios provinciales, dirigentes (pseudo) empresarios y sindicalistas dicen que existe una avalancha de importaciones que perjudica a la industria argentina. No es cierto. Pero aunque lo fuera, en una nación civilizada no habría cabida para quejas tan simiescas, pues una de las bases del acuerdo social es la libertad de comercio (entre otras muchas libertades). Quejarse por las importaciones, en términos conceptuales, implica también validar las restricciones a las exportaciones, que en la Argentina destruyeron la producción de trigo y provocaron un holocausto bovino en el cual murieron más de diez millones de animales.

Economistas buscan las excusas más insólitas para asegurar que el tipo de cambio real argentino no está sobreapreciado. Muchas agroindustrias exportadoras crujen. Incluso con la promesa de reintegros. Seguramente parte del problema reside en la presión impositiva, regulaciones burocráticas, infraestructura, acceso a mercados externos, disponibilidad de oferta de trabajadores capacitados y financiamiento accesible. Pero todo eso lleva mucho tiempo. El primer paso para comunicar al sector exportador que debe ponerse en marcha es un tipo de cambio adecuado.

Funcionarios nacionales dicen que no habrá necesidad de que las industrias lácteas despidan personal. Dirigentes gremiales del sector aseguran que no aceptarán despidos. Pero si la oferta argentina de leche se derrumbó, entonces la capacidad instalada de la industria láctea quedó sobredimensionada. Lo ideal, por supuesto, hubiese sido que la producción no cayera, que las exportaciones crecieran, que se ganaran nuevos mercados. Pero eso no ocurrió. Así que las industrias lácteas –si quieren sobrevivir– deben adaptar su estructura a la oferta de leche disponible. Por más doloroso que sea.

Funcionarios nacionales insisten en emplear palabras amables para dialogar con dirigentes de organizaciones sociales cuyo único propósito, en el mejor de los casos, reside en promover el caos para solicitar más dinero a cambio de calmas transitorias. Caos que dificulta o directamente hace inviable que la gente trabajadora pueda desarrollar sus actividades. Gente trabajadora que, al pagar impuestos, son precisamente quienes generan los recursos necesarios para financiar los piquetes organizados.

La salud mental de una comunidad podría medirse entre el nivel de correspondencia presente entre la realidad de los hechos y la enunciación de los mismos. El hecho de que una persona como Donald Trump haya sido elegido presidente de EE.UU. no necesariamente indica que todos sus votantes estén de acuerdo sus propuestas. Es más bien una señal del cansancio hacia los políticos de manual acostumbrados a decir lo contrario de lo que piensan.

Las palabras tienen su propia economía. Cuando se las emplea por demás, pierden valor. Cuando se las usa sin sustento, se degradan. Cuando no se corresponden con los hechos, dejan de tener peso específico propio. Y así es como vamos devaluando uno de los principales instrumentos que tenemos para crear lazos de confianza con los otros.

Actuar como pensamos y pensar como hablamos es la decisión económica más conveniente que puede tomar cualquier organización. Hacer lo contrario –a menos que seamos auténticos psicópatas– implica exponerse a una serie de riesgos que luego podrían terminar siendo más onerosos que el daño que se pretendió evitar al ocultar algo considerado oprobioso. Cambiemos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Federalismo sólo para los que vuelan: los precios de los combustibles son mucho más caros en el norte del país que en la región pampeanaPara China la Argentina sigue siendo una factoría de soja: en lo que va del año el déficit comercial con la nación asiática ya supera los 2700 M/u$sBolsonaro cumple la promesa realizada a Trump: comienza a regir el cupo de importación de 750.000 toneladas de trigo libre de arancelesAlberto Fernández: “El presidente de Syngenta está dispuesto a donar el 1% de su producción en esta campaña”El clima es una cuestión nacional: la suerte de la economía argentina en 2013 depende casi exclusivamente de una buena cosecha agrícolaOrsolini considera razonable que el Banco Nación discrimine a grandes productores sojeros para que realicen las “ventas correspondientes”Todos los patagónicos podrán comenzar a comer carne vacuna proveniente del norte de la región: pero con algunas restricciones comercialesArgentina ya declaró el 85% del cupo de exportación de trigo autorizado: EE.UU. vendió a Brasil un volumen ocho veces superiorLa Agencia Ambiental de EE.UU. determinó que el insecticida imidacloprid “presenta riesgos para las abejas”El campo necesita una corporación estatal agropecuaria gestionada por Milagros SalaHablando se entiende la gente: Aranguren desactivó la intervención del mercado del etanolEl gobierno eliminó la exención impositiva vigente sobre la importación de combustibles: buena noticia para el biodieselLos embarques por el puerto de Bahía Blanca cayeron un 19%: el avance de la soja no logró compensar el desastre trigueroEl proyecto de reforma tributaria no sólo propone desincentivar el consumo de azúcar: también contempla a los edulcorantes elaborados en base a maízArreBeef podrá importar una unidad de tratamiento de efluentes libre de aranceles destinada a la planta de biogásPolítica versus realidad: en lo que va del año la crisis lechera aún no se pudo tratar en la Comisión de Agricultura y Ganadería de DiputadosÚltimos días para darse de alta en el Registro de Tierras Rurales: queda la opción de pagar adelantos de alquileres para evitar la retención del 28%EE.UU. se kirchneriza: gran oportunidad para que las naciones sudamericanas refuercen vínculos comerciales con MéxicoDuro de soltar: en los dos primeros días de esta semana el gobierno recaudó retenciones anticipadas de harina de soja por 30 millones de dólaresEl FMI advierte que existen muchos factores de riesgo que podrían desatar una nueva crisis económica globalExplotaron las exportaciones de subproductos bovinos: la cartelización impide que el fenómeno beneficie a los consumidores argentinos de carneUn derecho vulnerado: los consumidores argentinos de carne de cerdo no tienen información suficiente para saber qué están comprandoLas exportaciones argentinas de carne bovina a China crecieron 627%: este año la nación asiática va camino a ser el primer comprador mundialEn lo que va del año las divisas generadas por la exportación de derivados del lactosuero aumentaron más de un 22%El girasol confitero argentino registra un precio de exportación promedio de 950 u$s/tonelada: 16% menos que un año atrásLos chinos se animaron a inaugurar la campaña comercial de trigo 2016/17: Cofco declaró 100.000 toneladas a un FOB de 195 u$s/toneladaCrecida histórica del río Paraná: tiempo de descuento para retirar hacienda en islasQuién lo hubiera dicho: en el último año la cría bovina es la actividad agropecuaria que logró el mayor crecimiento de rentabilidad