Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Argentina sigue siendo el país de la mentira: cambiemos

Disfraces conceptuales que luego pueden terminar saliendo caros.
Argentina sigue siendo el país de la mentira: cambiemos

Peor que ser mentiroso es mentirse a uno mismo. Porque esa es la primera señal de que, algo que debe cambiar, no lo va a hacer nunca.

Un presidente dice que tiene un plan para producir un millón de autos por año. Pero el término correcto es ensamblar. Porque Argentina no produce autos. Ni tiene las condiciones necesarias para hacerlo. De hecho existen subsidios para automotrices que logren alcanzar una integración del 30% de autopartes nacionales. Copien un libro de otro y luego reescriban un 30% del mismo. Vayan a una editorial y digan que escribieron el libro. Prueben a ver qué pasa.

Funcionarios provinciales, dirigentes (pseudo) empresarios y sindicalistas dicen que existe una avalancha de importaciones que perjudica a la industria argentina. No es cierto. Pero aunque lo fuera, en una nación civilizada no habría cabida para quejas tan simiescas, pues una de las bases del acuerdo social es la libertad de comercio (entre otras muchas libertades). Quejarse por las importaciones, en términos conceptuales, implica también validar las restricciones a las exportaciones, que en la Argentina destruyeron la producción de trigo y provocaron un holocausto bovino en el cual murieron más de diez millones de animales.

Economistas buscan las excusas más insólitas para asegurar que el tipo de cambio real argentino no está sobreapreciado. Muchas agroindustrias exportadoras crujen. Incluso con la promesa de reintegros. Seguramente parte del problema reside en la presión impositiva, regulaciones burocráticas, infraestructura, acceso a mercados externos, disponibilidad de oferta de trabajadores capacitados y financiamiento accesible. Pero todo eso lleva mucho tiempo. El primer paso para comunicar al sector exportador que debe ponerse en marcha es un tipo de cambio adecuado.

Funcionarios nacionales dicen que no habrá necesidad de que las industrias lácteas despidan personal. Dirigentes gremiales del sector aseguran que no aceptarán despidos. Pero si la oferta argentina de leche se derrumbó, entonces la capacidad instalada de la industria láctea quedó sobredimensionada. Lo ideal, por supuesto, hubiese sido que la producción no cayera, que las exportaciones crecieran, que se ganaran nuevos mercados. Pero eso no ocurrió. Así que las industrias lácteas –si quieren sobrevivir– deben adaptar su estructura a la oferta de leche disponible. Por más doloroso que sea.

Funcionarios nacionales insisten en emplear palabras amables para dialogar con dirigentes de organizaciones sociales cuyo único propósito, en el mejor de los casos, reside en promover el caos para solicitar más dinero a cambio de calmas transitorias. Caos que dificulta o directamente hace inviable que la gente trabajadora pueda desarrollar sus actividades. Gente trabajadora que, al pagar impuestos, son precisamente quienes generan los recursos necesarios para financiar los piquetes organizados.

La salud mental de una comunidad podría medirse entre el nivel de correspondencia presente entre la realidad de los hechos y la enunciación de los mismos. El hecho de que una persona como Donald Trump haya sido elegido presidente de EE.UU. no necesariamente indica que todos sus votantes estén de acuerdo sus propuestas. Es más bien una señal del cansancio hacia los políticos de manual acostumbrados a decir lo contrario de lo que piensan.

Las palabras tienen su propia economía. Cuando se las emplea por demás, pierden valor. Cuando se las usa sin sustento, se degradan. Cuando no se corresponden con los hechos, dejan de tener peso específico propio. Y así es como vamos devaluando uno de los principales instrumentos que tenemos para crear lazos de confianza con los otros.

Actuar como pensamos y pensar como hablamos es la decisión económica más conveniente que puede tomar cualquier organización. Hacer lo contrario –a menos que seamos auténticos psicópatas– implica exponerse a una serie de riesgos que luego podrían terminar siendo más onerosos que el daño que se pretendió evitar al ocultar algo considerado oprobioso. Cambiemos.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El déficit cambiario del sector turístico alcanzó un nuevo récord al superar los 3000 M/u$s en el primer trimestre del año¿Fin de la guerra comercial?: Aseguran que China volvió a comprar soja estadounidenseLos productores golpeados por el combo sequía + lluvias torrenciales que logren cosechar 20 qq/ha de soja pagan 175 u$s/ha de retencionesArcor y Pampa Global Trade podrán importar tecnología libre de aranceles por 1,33 millones de dólaresMercado global: gracias a la crisis argentina se recuperó el precio del maíz para los productores estadounidensesCóctel cortoplacista: el consumo interno de carne vacuna se sostiene en una mayor faena de hembras combinada con restricciones a la exportaciónLa Pampa: amplían la cantidad de zonas productivas declaradas en estado de emergencia agropecuaria por incendiosEn el primer mes del año las exportaciones de derivados de lactosuero crecieron 18% impulsadas por los reintegrosLa fábrica de futuros novillos es la categoría más golpeada: el precio de las terneras medido en valor maíz cayó un 38%Llegó el frente de mal tiempo: provocará chaparrones y algunas tormentas sobre el sector este del paísTransportistas de granos alertan que planean organizar un paro nacional si el gobierno no accede a actualizar las tarifas orientativasAlerta comercial: la cantidad de trigo 2017/18 comprado por la exportación supera en más de ocho veces al vendidoCómo funciona el Instituto Nacional de Carnes de Uruguay: una agencia modelo en gestión de la información  Conózcalos: la lista completa de los senadores santafesinos que avalaron el revalúo inmobiliario (¡uno es productor agropecuario!)El BCRA volvió a autorizar la compra de maquinaria agrícola con créditos subsidiados: también se podrán solicitar para cubrir daños generados por la inundaciónEl fin de semana regresan las lluvias sobre la región pampeanaEmpresarios ganaderos ahora pueden realizar la declaración de nacimiento y muerte de animales por medio de plataformas digitalesEn el primer semestre del año se importaron apenas quince fumigadoras: a qué valores ingresaron Temor en la industria láctea argentina por un pagadiós venezolano ante un eventual quiebre de relaciones bilateralesVolvieron a volar los precios internacionales de la manteca: exportaciones argentinas aumentaron casi un 90%Factor bajista: China comenzó a rechazar el ingreso de granos destilados de maíz que contengan un evento no aprobado de SyngentaTamberos en el horno: el valor de la leche medido en moneda maíz se derrumbó un 50% en el último añoEl desastre climático dejó en evidencia que la Argentina es un no-paísInvestigadores de la Fauba lanzan una “calculadora ambiental” de uso público para medir el impacto de la aplicación de fitosanitariosLa Afip intimó a una exportadora de soja desactivada a pagar reajustes de retenciones por 188.000 dólaresOperadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones a dos manos para promover bajas abruptas de precios de granos gruesosSe necesitan dólares: el gobierno habilitará un cupo de exportación adicional de maíz 2011/12Infierno logístico: otra de las consecuencias generadas por las inundaciones ocurridas en el área de influencia del mayor complejo agroindustrial argentino