Google+
Valor Soja »Actualidad

Se volvió a caer el uso de la capacidad instalada de la industria alimenticia en línea con la pérdida de competitividad cambiaria

Volvió a niveles similares a los de tres años atrás.
Se volvió a caer el uso de la capacidad instalada de la industria alimenticia en línea con la pérdida de competitividad cambiaria

El uso de la capacidad instalada de la industria argentina elaboradora de alimentos y bebidas –uno de los sectores económicos con mayor capacidad de generar empleos genuinos–  descendió en el último año 3,4 puntos en línea con la revaluación de la moneda local.

En enero pasado, según los últimos datos oficiales publicados por el Indec, la utilización efectiva promedio de la capacidad instalada de la industria alimenticia se ubicó en 65,1% versus 68,5% en el mismo mes de 2016.

En enero de 2010, cuando el Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) se encontraba en un nivel de 139.1, el uso de la capacidad instalada de la industria alimenticia –buena parte de la cual tiene una matriz diseñada para abastecer a mercados externos– superaba el 71%.

El progresivo deterioro del TCRM, que disminuye los incentivos económicos para exportar al tiempo que alienta importaciones y viajes turísticos al exterior, se corresponde con un progresivo descenso del uso de la capacidad instalada del sector entre años 2011 y 2015 (con un mínimo del 60,5% en enero de 2015).

En enero de 2016, si bien el sinceramiento cambiario instrumentado por el gobierno macrismo generó una leve mejora del TCRM para ubicarlo en 93.4, el cambio de expectativas hizo que el uso de la capacidad instalada creciera de manera significativa hasta un nivel del 68,5% (el más alto desde enero de 2011). Sin embargo, ese impulso generado por la confianza se cortó este año con la progresiva caída que viene registrando el TCRM (ver gráfico).

Entre los rubros que mostraron mejor desempeño en la última década en lo que respecta a capacidad de generar empleos se incluyen las industrias dedicadas a elaborar derivados del almidón, bebidas alcohólicas, alimentos para animales, farináceos, aceites, malta y productos avícolas.

El Índice Tipo de Cambio Real Multilateral elaborado por el Banco Central (BCRA) mide el precio relativo de los bienes y servicios de la economía argentina con respecto a los de un grupo de países y regiones con los cuales se realizan la mayor parte de las transacciones comerciales. Es decir: se obtiene a partir de un promedio ponderado de los tipos de cambio reales bilaterales de los principales socios comerciales del país. El TRCM captura las fluctuaciones de las monedas y de los precios (inflación) respecto de los principales socios comerciales y es, por lo tanto, una medida indicativa de la competitividad cambiaria de los sectores exportadores.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La compañía estatal china Cofco pasará a controlar en la Argentina casi el 10% de la capacidad instalada de procesamiento de granos oleaginososCóctel alcista explosivo para el maíz pisingallo: el precio subió 125% en los últimos dos añosPrimarización: la capacidad de pago de la industria aceitera está cada vez más lejos de la billetera de la exportaciónSiguen las perspectivas de lluvias en muchas zonas productivas: el domingo se esperan hasta 40 milímetros en el sur de la región pampeanaBuryaile sobre Monsanto: “No puede un sector privado poner sus reglas por encima del Estado”Scioli viaja a Neuquén para garantizar subsidio de hasta el 55% al sector petrolero: para Buenos Aires (su provincia) avala la continuidad de las retenciones agrícolasComenzaron a renegociarse en el NOA los acuerdos de arrendamientos pactados antes del derrumbe de precios: los números no cierran ni en campo propioEste año la suba del precio de exportación de la miel argentina no logrará compensar el menor volumen disponibleEspert es el primer candidato a presidente confirmado: propone “terminar con la práctica de gravar con derechos de exportación nuestros commodities”A partir de la semana que viene el sistema digital de turnos para ordenar la descarga en los puertos será obligatorioAlerta: a mediados de la semana que viene podrían regresar las precipitaciones en la zona pampeanaArgentina se encamina a una cosecha récord de soja: los rindes en zonas no tradicionales equiparan a los de la zona núcleo pampeanaLa fábrica de futuros novillos es la categoría más golpeada: el precio de las terneras medido en valor maíz cayó un 38%Las cuatro entidades del campo volvieron a unificar criterios para rechazar “la cláusula Monsanto por arbitraria y abusiva”El precio de exportación de la leche en polvo argentina sigue en terapia intensiva: apenas 2700 u$s/toneladaEl “boom” ganadero no se estaría dando: el poder de compra de las empresas de cría bovina es cada vez menorSupermercados, Estado y trabajadores lácteos siguen sin enterarse de la crisis lechera: crujen tambos e industriasEl precio de la urea medido en valor soja cayó a un mínimo histórico: momento ideal para cambiar grano por fertilizante  En las elecciones de este domingo se juega el destino de la Argentina: también la suerte de la campaña maiceraLlegó la hora de hidroponia: Arba posterga hasta junio el cobro las dos primeras cuotas del Inmobiliario Rural en zonas afectadas por desastres climáticosFeliz día de la industria frigorífica: los productores ganaderos se quedaron afuera de la fiesta generada por la devaluaciónEl nuevo gobierno argentino deberá hacer magia: el Banco Central está técnicamente quebradoRanking de contratos de cebada cervecera: en el mejor de los casos es posible aspirar a unos pocos dólares másExperimento argentino: trigo con precio de importación pero con la importación cerradaRecortan el saldo exportable de trigo: pero los molinos tienen vía libre para embarcar harina con subsidios indirectosLiberen a la draga: llamado de auxilio de las autoridades del Puerto de Quequén para evitar un colapso logístico por cuestiones “burocráticas”Cambio de tendencia: los precios de exportación de la leche en polvo siguen recuperándose con una oferta de materia prima en descensoLos precios de la soja disponible empalmaron con los de la nueva cosecha: mala noticia para productores con bajos niveles de cobertura