Google+
Valor Soja »Lechería

Supermercados, Estado y trabajadores lácteos siguen sin enterarse de la crisis lechera: crujen tambos e industrias

Distribución desigual intrasectorial de la destrucción de riqueza que viene registrando la cadena de (dis) valor láctea.
Supermercados, Estado y trabajadores lácteos siguen sin enterarse de la crisis lechera: crujen tambos e industrias

El sector supermercadista y el Estado nacional siguen sin enterarse de que los tamberos y la industria láctea están atravesando una crisis que –en varias situaciones– pone en riesgo la continuidad en el negocio.

La participación promedio de los tamberos en una canasta de productos lácteos representativa, según datos del Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (Iapuco), mejoró al ubicarse en diciembre pasado en 28,9% versus 22,4% en diciembre de 2015.

Pero ese crecimiento se forjó en base a sudor y lágrimas: a partir del desastre climático ocurrido en abril de 2016, sumado al recorte de oferta de leche por cierre de tambos y reducción de rodeos, las industrias lácteas comenzaron a competir de manera agresiva para originar leche. Y eso provocó que los tamberos sobrevivientes recibieran una mejora de precios.

La cuestión es que ese ajuste se trasladó al sector supermercadista, el cual, lejos de absorber parte el mismo, mantuvo y en algunos casos aumentó el margen de remarcación. En ese esquema, la participación del sector industrial en la cadena láctea, que en diciembre de 2015 era en promedio de 32,1%, a fines del año pasado había caído seis puntos para ubicarse en 26,0%.

En ese mismo período el comercio (fundamentalmente supermercadismo) pasó de 29,8% a 29,3%, mientras que el Estado nacional (impuestos) mantuvo su participación en un 15,8%. Es decir: ambos siguieron percibiendo la misma porción de la torta láctea a pesar de que la misma ahora es mucho más pequeña.

Datos oficiales indican que la producción argentina de leche en 2016 fue de 9711 millones de litros, una cifra 14,1% inferior a la de 2015 y la más baja desde 2007. El ajuste realizado por los tamberos, lejos de detenerse, sigue su curso con el nuevo desastre climático ocurrido en lo que va de este año en las cuencas lecheras localizadas en el norte de la zona pampeana.

Los trabajadores afiliados a Atilra –que en el análisis de Iapuco integran el componente industrial– tampoco resignaron margen: entre mayo de 2016 y abril de 2017 lograron paritarias con un ajuste por inflación del 40% más un aporte extraordinario no remunerativo de 3000 pesos a cobrar en febrero próximo (eso sin mencionar el aporte “solidario” del orden de 90 M/$ mensuales que Atilra cobra a las industrias lácteas).

Por último, en el ranking de perdedores también se incluyen los consumidores argentinos, quienes entre abril y diciembre de 2016, según los últimos datos publicados por el Indec, debieron afrontar un aumento promedio de los lácteos del 24,5% versus ajustes en las canastas farinácea y cárnica bovina de 14,6% y 9,9% en ese mismo período respectivamente.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

En la última campaña de soja los cultivares más destacados en la zona núcleo pampeana le sacaron una ventaja enorme al restoUna nación que crece: Mujica viaja el domingo a Finlandia para negociar la instalación de una nueva planta de celulosaYa se cubrió más de un 20% del cupo de exportación de harina de trigo: los molinos siguen teniendo un precio diferencial para pagar retencionesNo sostenible: los precios de los lácteos tienen un “retraso” de 23 puntos con respecto al promedio general de alimentosNueva salida laboral para agrónomos argentinos: se estableció el marco normativo para producir cannabis medicinalChina publicó la lista de productos que comenzarán a pagar un arancel adicional en represalia por las medidas proteccionistas de Trump: un golpe al agro estadounidenseMañana comenzará a mejorar el tiempo en la región central del paísLa soja tiene todo en contra: pero los precios subieron en Chicago porque compradores estadounidenses temen un nuevo escenario de desabastecimiento internoFondos especulativos apuestan fuerte contra el maíz a la espera de bajas adicionales en el precio del cerealSe lanzó convocatoria para cubrir cargos de seis direcciones del INTA con salarios de hasta 160.000 pesosMastellone Hnos embajadora de malas noticias lácteas: ahora anunció que aplicará una baja de precios a tamberosSe formalizó la oferta de transferencia de los activos de SanCor a Adecoagro: tamberos finalmente podrán cobrar (con quita) leche adeudadaGrandes acreedores de Vicentín exigen la presentación de datos que permitan construir un registro trazable de las operaciones de la empresa concursadaAdreani: los precios de la soja argentina se pueden ir en picada si se siguen acumulando distorsiones internasTiempo de descuento para oficializar el informe final sobre irregularidades en el pago de compensaciones de la ex OnccaMarcha atrás: el Senasa volvió a permitir el acceso gratuito a las estadísticas de exportaciones agroindustrialesEl precio de importación del glifosato cayó al nivel más bajo desde 2012: en el último año descendió casi 24%Alerta por inundaciones: esta semana se prevén tormentas intensas en la región pampeanaEn el primer semestre del año se importaron apenas quince fumigadoras: a qué valores ingresaron Salió la actualización de tarifas referenciales de fletes con un ajuste de hasta el 32%: ya no serán de uso obligatorioQuilmes y Cunnington podrán importar tecnología libre de aranceles por 10 millones de dólaresContraste: las grandes industrias lácteas tienen una elevada capacidad de pago mientras las Pymes están en problemasEl CEO de Fonterra compró un campo ganadero en MendozaUna ayudita para recomponer el stock bovino: productores ganaderos podrán acceder a créditos dolarizados con tasas más convenientesArgentina bizarra: pollos que comen trigo, bolsas de harina a precios ridículos sin demanda y devoluciones de forwardsVolvimos a los ’90: recortan gastos en infraestructura, salud y educación para priorizar deuda pública y subsidios a empresasDe nada: en el último año el precio de la nafta cayó en términos reales gracias a un subsidio forzoso aportado por el agro argentinoLos tambos de Adecoagro y Cresud siguen perdiendo dinero: esperan que la situación se revierta pronto