Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Otro caso más de mensajes endogámicos.
Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Esta semana se difundió una nueva campaña de comunicación orientada a mejorar la imagen del campo en la representación mental de la mayor parte de los argentinos. Se trata de una serie de afiches que dicen que con los dólares generados por las exportaciones agroindustriales “cargamos 40 camiones de caudales”. Que poniendo todos los granos producidos en camiones “daríamos dos vueltas a la Tierra”. Que la producción argentina de leche alcanza para “llenar una taza de leche diaria para todos los niños de América latina”. Y así.

Se trata (otra vez) de una campaña endogámica. Es decir: para promover el orgullo de lo propio entre los propios. Para la mayor parte de la población argentina –integrada por personas que no llegan a fin de mes– un mensaje de tales características, en el mejor de los casos, produce indiferencia (“mi sueldo no va crecer por más vueltas y más vueltas a la Tierra que hagan los camiones con granos”). Y, en el peor de los casos, resentimiento (“¿tanta leche y tengo que sacar un crédito personal para comprar un buen pedazo de queso en el supermercado?”).

La buena noticia es que la mayor parte de los integrantes del sector agropecuario saben o intuyen que, si no logran cambiar la imagen del campo que actualmente tienen la mayor parte de los argentinos, seguirán acumulando problemas tanto en sus propias comunidades como en la agenda pública. La mala noticia es que casi todo lo que se ha hecho al respecto hasta el momento ha sido fútil.

Más que un plan de comunicación, el agro argentino requiere un programa de marketing orientado a construir puentes –donde no existen– entre dos necesidades complementarias.

Pocos recuerdan que entre los años 2002 y 2004 –durante una de las mayores crisis económicas argentinas– la cadena cárnica pudo subsidiar el valor de los principales cortes vacunos vendidos en el mercado interno gracias a las extraordinarias condiciones presentes para exportar carne y cuero. Luego un grupo de descerebrados (que casi no encontró resistencia) imaginó que liquidar la exportación era una manera óptima de aumentar la disponibilidad interna de carne. El resultado: cientos de empresas ganaderas y frigoríficas cerradas, decenas de miles de desocupados y precios altísimos de la carne bovina.

Si el proceso ganadero-cárnico iniciado en 2002 no se hubiese interrumpido, actualmente, además de tener precios internos muchos más bajos del asado y la nalga, decenas de miles de argentinos desempleados podrían tener un trabajo.

Los integrantes del sector agropecuario, en lugar de seguir perdiendo recursos en contar los camiones de caudales que se podrían llenar con las agrodivisas (que ciertamente no están en los bolsillos del tercio de la población argentina que pasa hambre), deberían trepar al Obelisco para gritarle a los mayor parte de la gente que están de su mismo lado. Que los alimentos serían más baratos si los pudiésemos exportar sin restricciones a todos los mercados del orbe. Que habría más oportunidades de trabajo para todos. Que los electrodomésticos, celulares y automóviles serían mucho más accesibles con Tratados de Libre Comercio (TLC).

Si ese concepto estuviese claro para la mayor parte de los argentinos, entonces no tendrían inconvenientes en visualizar que los recientes conflictos comerciales con China (el primer importador mundial de alimentos) son una mala noticia que sólo beneficia a un pequeño grupo de inescrupulosos acostumbrados a cazar en el zoológico.

Ezequiel Tambornini

Artículos relacionados

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

El poder de la imagen: una lección práctica sobre el impacto de la representación mental del campo

Sin acuerdos de libre comercio Argentina nunca será el “supermercado del mundo”: el caso testigo del vino

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Liberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: hasta el momento se liquidó un 8,8% del monto comprometidoExportaciones argentinas de sembradoras: cinco empresas concentran el 60% del negocioLa situación de los empresarios agrícolas es igual a la presente cuando asumió Macri: el Estado se lleva 66 de cada 100 pesos producidosSorpresa: el proyecto oficial de exención de impuestos al biodiesel sigue favoreciendo el uso de gasoil importado En la campaña 2016/17 el mejor negocio agrícola no fue sembrar sino invertir en sembradorasChile profundiza la integración comercial con China para consolidarse como una potencia agroindustrialSalió el ranking de las principales 50 empresas lácteas argentinas: una de las últimas “fotos” de SanCor ocupando los primeros puestosComenzó el operativo para transparentar la cadena molinera con un relevamiento de la capacidad efectiva de cada industriaEl precio de la leche en Uruguay cayó al nivel más bajo de los últimos cuatro años y medio: la situación podría ser peor sin el “fondo de estabilización”Los fondos especulativos que operan en Chicago lideran la carnicería: las posiciones netas en soja son las más bajas desde febrero La avícola Fadel y Vacalín podrán importar tecnología libre de aranceles por 2,0 millones de dólaresCombo sorpresa: los precios locales del maíz se desconectan del mundo para iniciar una fase alcistaLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó un 13% del monto comprometidoQuerida volatilidad: operadores especulativos suben apuestas alcistas en soja para ubicarlas en el nivel más elevado de los últimos dos añosLos operadores especulativos tienen buena información: combo de factores alcistas impulsaron los precios de los granos en ChicagoSe disparó el precio del glifosato importado: aumentó casi un 50% en el último año Prohíben la comercialización de una partida de Orégano La Parmesana y una leche en polvo “Sin TACC” no apta para celíacosReadecuación general de presupuestos: se profundiza la tendencia bajista del precio de los granos El negocio agrícola tradicional en campo alquilado es inviable: cuáles son los nuevos criterios que se están empleando para reformularloIncertidumbre esquizofrénica: se derrumbaron las exportaciones argentinas de biodiesel por el aumento retroactivo de retencionesComenzó a funcionar el DUT en Buenos Aires: pero 34 intendentes de partidos que concentran un tercio de la hacienda aún no se adhirieron al nuevo sistemaLa mejor defensa contra los insectos es la agricultura biodiversa: la mitad de los tratamientos contra plagas no tienen respuesta económicaEl valor promedio de exportación de la leche en polvo argentina sigue en el subsuelo: pero Nestlé logró ventas con precios superiores a 2500 u$s/toneladaEn las terminales portuarias santafesinas comenzó un plan de inversiones de 1110 M/u$s para poder procesar el crecimiento previsto de la producción agrícolaPrecios cuidados para la yerba mate vendida por productores: el gobierno determinó un ajuste anual de apenas el 14%Valor agregado: el precio de exportación de las papas fritas congeladas es 750% superior al del producto sin procesarSector cervecero en el mejor escenario posible: precios internacionales firmes de la malta con una cebada 50 u$s/tonelada más barataYa se negociaron 1,32 millones de toneladas de futuros y opciones de trigo Rosario 2019/20 con una participación destacada de los CALL