Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Otro caso más de mensajes endogámicos.
Manual de instrucciones para armar un plan de comunicación agropecuario que no sirve para nada

Esta semana se difundió una nueva campaña de comunicación orientada a mejorar la imagen del campo en la representación mental de la mayor parte de los argentinos. Se trata de una serie de afiches que dicen que con los dólares generados por las exportaciones agroindustriales “cargamos 40 camiones de caudales”. Que poniendo todos los granos producidos en camiones “daríamos dos vueltas a la Tierra”. Que la producción argentina de leche alcanza para “llenar una taza de leche diaria para todos los niños de América latina”. Y así.

Se trata (otra vez) de una campaña endogámica. Es decir: para promover el orgullo de lo propio entre los propios. Para la mayor parte de la población argentina –integrada por personas que no llegan a fin de mes– un mensaje de tales características, en el mejor de los casos, produce indiferencia (“mi sueldo no va crecer por más vueltas y más vueltas a la Tierra que hagan los camiones con granos”). Y, en el peor de los casos, resentimiento (“¿tanta leche y tengo que sacar un crédito personal para comprar un buen pedazo de queso en el supermercado?”).

La buena noticia es que la mayor parte de los integrantes del sector agropecuario saben o intuyen que, si no logran cambiar la imagen del campo que actualmente tienen la mayor parte de los argentinos, seguirán acumulando problemas tanto en sus propias comunidades como en la agenda pública. La mala noticia es que casi todo lo que se ha hecho al respecto hasta el momento ha sido fútil.

Más que un plan de comunicación, el agro argentino requiere un programa de marketing orientado a construir puentes –donde no existen– entre dos necesidades complementarias.

Pocos recuerdan que entre los años 2002 y 2004 –durante una de las mayores crisis económicas argentinas– la cadena cárnica pudo subsidiar el valor de los principales cortes vacunos vendidos en el mercado interno gracias a las extraordinarias condiciones presentes para exportar carne y cuero. Luego un grupo de descerebrados (que casi no encontró resistencia) imaginó que liquidar la exportación era una manera óptima de aumentar la disponibilidad interna de carne. El resultado: cientos de empresas ganaderas y frigoríficas cerradas, decenas de miles de desocupados y precios altísimos de la carne bovina.

Si el proceso ganadero-cárnico iniciado en 2002 no se hubiese interrumpido, actualmente, además de tener precios internos muchos más bajos del asado y la nalga, decenas de miles de argentinos desempleados podrían tener un trabajo.

Los integrantes del sector agropecuario, en lugar de seguir perdiendo recursos en contar los camiones de caudales que se podrían llenar con las agrodivisas (que ciertamente no están en los bolsillos del tercio de la población argentina que pasa hambre), deberían trepar al Obelisco para gritarle a los mayor parte de la gente que están de su mismo lado. Que los alimentos serían más baratos si los pudiésemos exportar sin restricciones a todos los mercados del orbe. Que habría más oportunidades de trabajo para todos. Que los electrodomésticos, celulares y automóviles serían mucho más accesibles con Tratados de Libre Comercio (TLC).

Si ese concepto estuviese claro para la mayor parte de los argentinos, entonces no tendrían inconvenientes en visualizar que los recientes conflictos comerciales con China (el primer importador mundial de alimentos) son una mala noticia que sólo beneficia a un pequeño grupo de inescrupulosos acostumbrados a cazar en el zoológico.

Ezequiel Tambornini

Artículos relacionados

Basta de insistir con la importancia de comunicar lo que hace el campo: el problema está en otra parte

El poder de la imagen: una lección práctica sobre el impacto de la representación mental del campo

Sin acuerdos de libre comercio Argentina nunca será el “supermercado del mundo”: el caso testigo del vino

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

China habilita 25 nuevos frigoríficos brasileños para asegurar el abastecimiento interno de proteínas animalesViande y Azul Natural Beef son los principales ganadores en la distribución de la cuota Hilton 2019/20Feliz Navidad: el valor de los granos (por ahora) se mantiene inmune a ola de liquidación masiva de activos bursátilesCada vez más dependientes de la soja: es récord la participación del complejo oleaginoso en la matriz exportadora argentinaMolinos y Chisap podrán importar tecnología libre de aranceles por 4,15 millones de dólaresA partir de octubre el biodiesel argentino volverá a ingresar a Europa gracias a un fallo de la OMCDiez en dibujo: cada vez son menos los que creen en los informes del USDAEl Niño no tuvo nada que ver con las inundaciones ocurridas en el norte argentino: habrá que esperar una semana más para que aflojen las lluviasLos gobiernos provinciales se hacen adictos a la soja: en 2014 casi el 27% de la obra pública se financió con el Fondo Federal SolidarioChemes: el gobierno de Alberto Fernández “arrancó mal” con el campoTodos los gremios con presencia en el Puerto de Quequén se oponen a la designación de Facundo López como presidentePrometen implementar un “estándar sanitario único” en los frigoríficos de todo el territorio nacionalOtra demanda más contra Syngenta por la comercialización de maíz Agrisure Viptera: productores iniciaron una acción colectivaPionera: Córdoba es la primera provincia argentina en instrumentar por ley un programa de Buenas Prácticas AgropecuariasClarín afirma que la restricción financiera que el gobierno aplicó al agro argentino tiene “atisbos de razonabilidad”Tecnología comercial: ya se negociaron casi un millón de toneladas de contratos futuros y opciones de trigo 2020/21Cosecha gruesa sin fin: el jueves se prevén precipitaciones sobre todo el sector este del paísPor suerte el clima ayuda: no se prevén grandes lluvias que puedan complicar lo que falta cosechar de la gruesaEl gobierno tiene planes para utilizar derechos de exportación agrícolas diferenciales como herramienta de política industrializadoraCayeron fuerte los precios de los granos en Chicago por el “efecto Trump”: se abre una posible oportunidad estratégica para SudaméricaPymes elaboradoras de biodiesel piden a Lopetegui la publicación urgente del precio oficial de marzo: “Estamos produciendo a pérdida”Divisas que faltan: se cayeron las exportaciones argentinas de carne bovina por las restricciones de Comercio InteriorOperadores especulativos liquidan posiciones en soja a dos manos en el peor momento: comenzó a ingresar una súper cosecha sudamericanaCasi tres meses después de haberse anunciado sigue sin implementarse el subsidio a comercios para congelar el precio minorista de lácteosDeclaran la emergencia agropecuaria en once partidos bonaerenses con cinco meses de retraso: otros nueve siguen en lista de esperaSe paralizó el ingreso de camiones a las terminales del sur santafesino: trabajadores reclaman reincorporación a obra inaugurada el año pasado por el gobiernoEl mundo del revés: el gobierno nacional provocó el derrumbe de las exportaciones de leche en polvo cuando se necesitan divisas de manera urgenteInseguro multirriesgo: los productores afectados por la seca que logren cosechar 10 qq/ha de soja tendrán que pagar igual 84 u$s/ha de retenciones