Google+
Valor Soja »Actualidad

Terminó la pesadilla kirchnerista: Argentina volvió a integrar la mayor parte de sus exportaciones cerealeras con partidas de trigo pan

Los embarques forrajeros son minoría.
Terminó la pesadilla kirchnerista: Argentina volvió a integrar la mayor parte de sus exportaciones cerealeras con partidas de trigo pan

Argentina regresó a la normalidad luego del fracaso comercial registrado en 2015/16, en el cual la mayor parte del trigo exportado correspondió a partidas forrajeras debido, fundamentalmente, a los desincentivos instrumentados por el régimen kirchnerista.

En la primera quincena del presente mes de diciembre –correspondiente al inicio del ciclo comercial 2016/17– se declararon exportaciones argentinas de trigo pan por 911.725 toneladas, de las cuales el 95% se registró con precios superiores a 170 u$s/tonelada.

Los mayores valores declarados en el período corresponden a una partida de 750 toneladas del cereal con destino a Francia a 215 u$s/tonelada (también se declararon 500 toneladas a Brasil de trigo pan orgánico a 433 u$s/tonelada).

La novedad es que, además de los destinos sudamericanos tradicionales, Argentina comenzó a colocar trigo pan en destinos asiáticos (Tailandia, Bangladesh y Vietnam) y africanos (Kenia, Uganda, Mozambique y Mauritania) y Medio Oriente (Omán). En los primeros quince días de diciembre las ventas externas de trigo forrajero (nivel proteico inferior a 10,5% con base de humedad 13,5%) no superan las 80.000 toneladas (ver planilla).

“En el ciclo 2016/17 el saldo exportable argentino de trigo pan será del orden de 8 millones de toneladas, de los cuales aproximadamente la mitad serán destinados a Brasil”, indicó hoy Javier Buján, presidente de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, durante una exposición ofrecida a empresarios molineros brasileños que visitaron esta semana el país.

Los molineros integrantes de la Associação Brasileira da Indústria do Trigo (Abitrigo) consultaron a los referentes locales sobre la perspectiva de calidad de la cosecha argentina 2016/17, dado que, si bien Brasil logró una óptima cosecha del cereal en la presente campaña, necesitan importar trigo con calidad panadera.

“La demanda brasileña no necesita trigo de calidad; simplemente requiere mercadería con un mínimo de gluten de 24%,  porque la mayor parte de su producción tiene niveles de gluten muy bajos”, explicó Leandro Pierbattisti, asesor de la Federación de Centros de Acopiadores de la Argentina.

Al 7 de diciembre pasado, según los últimos datos oficiales publicados, los exportadores argentinos llevaban compradas 3,78 millones de toneladas de trigo 2016/17 versus 760.200 toneladas en el mismo momento del ciclo anterior.

Foto. Empresarios molineros brasileños recorriendo esta semana cultivos de trigo en la zona bonaerense de Quequén.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Vicentín y Adecoagro podrán importar tecnología libre de aranceles por 1,85 millones de dólaresSin retenciones es mejor: Argentina va camino a exportar trigo en 50 mercados luego de no poder ni siquiera abastecer a Brasil durante el régimen KTambos complicados: el precio relativo de la leche sigue en “zona de supervivencia” con valores de exportación récordEste año se lograron exportar apenas 52 fumigadoras argentinas: a qué valores se están colocando los equiposAlerta comercial: la cantidad de trigo 2017/18 comprado por la exportación supera en más de ocho veces al vendidoTrabajadores rurales lograron un ajuste salarial del 37%: quince puntos por arriba de la inflaciónEfecto incertidumbre: las operaciones del contrato Soja Mayo 2013 crecieron casi un 80%Liberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó el 52% del monto comprometidoColonización moderna: corporación china compra una tradicional empresa ganadera australiana que ocupa un área equivalente a la de San LuisSolidaridad forzosa: en el primer semestre del año la zona pampeana transfirió regalías sojeras por 4000 M/$ al resto del paísEn enero Macri tendrá la oportunidad de aclarar si cree que (tal como insinuó) sobran muchos tambos en la ArgentinaA partir de noviembre los tamberos podrán comparar los datos de su liquidación con los de la “leche de referencia”Lo saludable es buen negocio: el precio de exportación del aceite de girasol alto oleico supera en más de un 60% al convencionalComenzó a regir la reducción gradual de retenciones a la soja: un incentivo para que los productores difieran ventasPrecios Rosgan: el valor relativo de las vacas con garantía de preñez se derrumbó en un 46%Olvídense de la iniciativa para promover la fertilización de cultivos: “Macri nos pidió que por favor no tratemos proyectos que tengan costo fiscal”Nueva exigencia: las cartas de porte deberán incluir una leyenda que certifique que los granos no fueron tratados con fumigantesEl futuro de China está en el campo: el gobierno central recortará recursos en la industria pesada para reasignarlos al desarrollo del sector agropecuarioEl ingreso de semillas de alfalfa cayó un 35% por el aumento de los costos de importación: prevalecieron compras de grupos largosBuena señal: los administradores de fondos agrícolas ya no tienen posiciones vendidas en maízArgentina salva el año cambiario gracias el préstamo chino disfrazado de swap: pero a un costo carísimoEsta semana solamente se prevén precipitaciones en el sector este del país: Córdoba deberá seguir esperandoLa inflación láctea fue de 28,2% en el último año: siete puntos más que el promedio de la canasta de alimentos básicosDesagregando valor: las exportaciones argentinas de pollo ya superan en más de un 100% a las de carne bovinaTimba financiera: este año más del 80% de la inversión extranjera recibida por la Argentina se destinó a colocaciones de carteraFinalizó el primer trabajo de investigación argentino con balanzas digitales para identificar bovinos con mejores eficiencias de conversiónRanking de lealtad tambera: Nestlé sigue liderando la baja de precios de la leche pagada a productores de la cuenca oesteMosaic se va del mercado argentino: una retirada estratégica motivada por la retracción global del negocio de los fertilizantes fosfatados