Google+
Valor Soja »Ganadería

Dillon: “Me gustaría asistir con una buena red de frío a muchas localidades que hoy están pidiendo un matadero propio”

Entrevista al presidente del Senasa.
Dillon: “Me gustaría asistir con una buena red de frío a muchas localidades que hoy están pidiendo un matadero propio”

“Lo que ahora hay en el gobierno es una firme intención, todos juntos, en un control concreto del comercio ganadero y de carnes. Estamos trabajando de manera coordinada Senasa, AFIP, Agroindustria –con la reciente Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario–, Ministerio de Trabajo y gobiernos provinciales”. Así lo indicó el presidente del Senasa Jorge Dillon, en una entrevista publicada en la última edición de la Revista CREA.

“Estamos trabajando mucho con la AFIP porque entendemos que no abordar el tema del comercio de ganados y carnes va definitivamente contra la competitividad de toda la cadena cárnica; puede hacerse todo de manera excelente en genética, sanidad, alimentación y manejo, pero, si no se trabaja en reducir la falta de transparencia, todo lo bueno que se pueda hacer, luego se pincha”, añadió.

“Hoy muchos frigoríficos están complicados. Algunos productores podrán pensar vendo en negro y me hago unos pesos extra, pero eso no es un buen negocio para el país. Ahora existe mucho interés en resolver estos problemas, que nos lleva la vida como país”.

En los últimos años se retrocedió muchísimo en ese aspecto…

JD: Existen también algunos proyectos de comenzar a comercializar trozos o cortes refrigerados en lugar de medias reses para mejorar la comercialización. A mí me gustaría, en lo personal, avanzar en sentar las bases para mejorar la situación de los frigoríficos y asistir con una buena red de cámaras de frío a muchas localidades que hoy están pidiendo un matadero propio. No creo que la solución pase por tener un matadero propio; eso no es bueno para la cadena (cárnica). Actualmente tenemos en todo el territorio nacional 502 plantas de faena, de las cuales 150 son auditadas por Senasa, mientras que el resto son provinciales o municipales. Algunos frigoríficos grandes se han caído o suspendieron la faena; están con poca actividad. Y eso sucede a la par del florecimiento de pequeños establecimientos. Algunos pueden pensar que es una solución para los pueblos, pero nosotros creemos que eso tiene patas cortas. Es necesario poner inteligencia en armar un red de frío en serio, que apunte a garantizar la inocuidad del alimento. En definitiva, somos el organismo que debe cuidar al consumidor global de productos argentinos, dando garantía de inocuidad; entonces, la mejor manera de hacer eso es contar con establecimientos faeandores que cumplan con las normas higiénico sanitarios vigentes, porque eso le brinda seguridad a los consumidores.

Para eso se requiere una decisión política para poder cerrar aquellos establecimientos que no cumplen con las normas básicas de higiene y seguridad…

JD: Yo reivindico el trabajo que tenemos que hacer desde el Senasa como policía sanitario, que a veces algunos pueden mirar mal. Pero estamos convencidos de que tenemos que cuidar al que hace bien las cosas.

Parte de eso tiene que ver con la comunicación, porque avanzar en ese sentido a veces es señalado como algo que atenta contra el trabajo, cuando la tarea del Senasa es cuidar la salud y, en definitiva, la vida de las personas. El récord de casos de Síndrome Urémico Hemolítico que se registra en el país no son producto de una casualidad…

JD: Hay cuestiones que tienen que ver con las buenas prácticas en frigoríficos, en el procesamiento y en el comercio. Pero también tiene que ver con prácticas en la producción, especialmente en lo que respecta a residuos de antibióticos o de antiparasitarios, cuando no se deja transcurrir el período de carencia necesario para que determinado producto que se aplica desaparezca del producto final.

¿Cuál es el camino que el Senasa piensa seguir en las oficinas del interior? ¿Tienen pensando hacer una reorganización?

JD: Sí. En nuestro plan estratégico el principal recurso es el humano. Encontramos (en diciembre de 2015) un organismo que tiene 6500 empleados, de los cuales 1900 estaban en planta permanente y los restantes eran contratados con antigüedades que en muchos casos superaban los veinte años; es gente que tiene puesta la camiseta (del Senasa), pero que sufría la cuestión de no estar en la planta permanente. Eso no es bueno. Dimos la oportunidad de progresar a las personas con muchos concursos para pasar casi 2000 agentes contratados a planta permanente y esperemos poder seguir haciendo una recomposición de los recursos humanos, avanzando con más concursos. También estamos capacitando al personal que ingresó recientemente; existen nuevas tecnologías, nuevos desafíos en el mundo con cambios en las normas internacionales y eso necesita capacitación; tenemos un plan en ese sentido, aunque en algunas cuestiones debe mejorar. Esa es la base de una gestión de calidad. Muchas oficinas locales tienen agentes que no están lo suficientemente capacitados para dar respuesta a todo, aunque es cierto que cada vez tenemos más demandas y que la gestión se complejiza; entonces, entre los sistemas integrados de información que estamos terminando de ensamblar con registros, sanidad animal, inocuidad, controles de laboratorio y certificaciones, eso nos puede ayudar por un lado, pero por otro necesitamos capacitación.

Considerando que existe la posibilidad de emplear plataformas digitales para agilizar tramitaciones, muchas de esas demandas, ¿no se podrían canalizar por esa vía?

JD: Definitivamente sí, no hay duda que ese es el futuro. Tenemos que estar a esa altura como organismo si queremos ser eficientes y eficaces. Mucho de eso ya lo tenemos. Algo que propiciamos cuando me tocó ser director de Sanidad Animal, fue la autogestión del DTE, esa posibilidad que tiene el productor a las siete de la mañana, desde su casa o la oficina, mientras toma un mate, de obtener el DTE sin necesidad de trasladarse a la oficina local (del Senasa). Eso hoy mucha gente lo hace y esperamos que lo haga todo el mundo, para que, en definitiva, algún día sea una exigencia (obligatoria). La oficina local no necesita destinar tiempo para hacer eso, porque podría estar analizando datos para generar información que sirva para hacer un trabajo de fiscalización inteligente, vale decir, si se mueve hacienda y alguien se pregunta porqué se mueven tantas jaulas para aquel lado, vamos a ver qué pasa…

La entrevista completa puede leerse en la última edición de la Revista CREA.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La demanda de soja comenzó a ofrecer un “premio a la paciencia”: volvió la competencia ante la necesidad de originar mercaderíaIndustrias argentinas compran manteca a Conaprole para aprovechar negocio de oportunidad: se privilegia exportación por aumento de precios del 85%Esta semana el ingreso de un frente frío provocará heladas en la zona pampeanaLa lechería se transformó en un negocio no apto para pequeñas empresas: los tambos grandes son rentablesUccelli: “No hay ni va a haber un pedido para que se apliquen retenciones al maíz”Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la CepalEste año los productores sojeros transferirán al gobierno 5000 millones de dólares por retencionesEn 2013 las ventas externas de silobolsas sumaron 27 M/u$s: EE.UU. se consolida como el cuarto destino de exportaciónSe necesitan dólares: el gobierno nacional comenzará a liberar licencias de exportación de trigo 2013/14 para recaudar retenciones anticipadasMañana habrá probabilidad de lluvias sobre el sector este del paísIndustrias lácteas subirán fuerte el precio pagado por la leche ante la restricción de oferta generada por el desastre climáticoLa ola de calor se desactivaría recién el martes en la región pampeana: el norte deberá esperar hasta el miércolesA pesar de la baja de precios el maíz sigue siendo mucho más competitivo que la soja de primera en la zona núcleo pampeanaCon la coparticipación de las regalías sojeras Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe perdieron en 2014 una suma equivalente a 40.000 kilómetros de entoscado de caminos ruralesCampaña triguera 2018/19: las perspectivas de lluvias siguen esquivando a las zonas necesitadas de aguaRecién el lunes se espera que se termine el mal tiempo en el norte de la zona pampeana“Habría que enviar a muchos legisladores a un frigorífico que esté por cerrar para ver qué piensan”Balance 2017: los que invirtieron en acciones agroindustriales terminaron perdiendo dineroRepro: en 2016 el sector cárnico bovino ocupó el segundo puesto en el ranking de empresas que debieron ser asistidas con subsidios laboralesMazazo bajista para la soja por un informe del USDA que prevé un nuevo cosechón estadounidenseLas personas en primer lugar: un feedlot pampeano modificó el sistema productivo para mejorar la calidad de vida de sus trabajadoresEsperar fue un mal negocio: se enfrió el mercado de arrendamientos agrícolasEl peor momento para cambiar soja por departamentos: el valor del poroto medido en ladrillos cayó casi 50% en los últimos seis añosViglizzo durísimo: “El INTA se alineó a un gobierno empecinado en librar un combate contra el sector más productivo de la economía argentina”En 2014 se prevé que China importe 650.000 toneladas de leche en polvo entera: Argentina se durmió ante el avance de Nueva ZelandaEn el primer semestre del año se importaron apenas quince fumigadoras: a qué valores ingresaron La exportación argentina de arvejas cayó 67%: los precios registraron un máximo histórico de 1420 u$s/toneladaRestringen el uso de 2,4D en la provincia de Santa Fe por medio de una zona de exclusión de 1000 metros para aplicaciones terrestres