Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Un gigante económico sin poder: el momento para promover una sola representación gremial en el agro argentino es ahora

El caso brasileño.
Un gigante económico sin poder: el momento para promover una sola representación gremial en el agro argentino es ahora

Tamberos en crisis. Industrias lácteas en crisis. Trabajadores lácteos sin problemas. ¿Cómo es posible semejante divorcio? La respuesta es muy sencilla: representación gremial obligatoria.

En términos de representación sindical, manejo de recursos y capacidad de lobby político y mediático, Atilra se encuentra en la cima de la cadena trófica láctea gracias a la legislación vigente. Y los productores son el último eslabón de la misma.

Pero las cosas podrían ser diferentes. Los productores podrían equilibrar la relación de fuerzas con una representación gremial equivalente a la que tienen actualmente los trabajadores. Para eso se necesita un proyecto legislativo que sea aprobado en el Congreso.

Afortunadamente, no se necesita innovar mucho en la materia: basta con copiar el sistema vigente en Brasil, donde la representación gremial agropecuaria está en manos de una sola entidad –Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil (CNA)– financiada por todos los productores agropecuarios del país.

La principal fuente de financiamiento de la CNA es una contribución sindical universal y obligatoria vigente desde 1971 por una legislación federal específica. El aporte debe ser realizado por todas las explotaciones y empresas agropecuarias del país (estén o no afiliadas a una sociedad u organización rural de base).

Para el año 2016 la escala de contribuciones sindicales –dependiendo del tamaño de la empresa agropecuaria– se ubica en un rango anual de 32 a 15.080 reales (9 y 4448 dólares al tipo de cambio actual). El monto máximo de 15.080 reales rige para empresas con un capital social o valor de la tierra explotada superior a 42,7 millones de reales (12,6 millones de dólares).

Para el caso de empresas agropecuarias a nombre de personas físicas, el cálculo del aporte se realiza en función de la cantidad de hectáreas explotadas y el valor fiscal de las mismas. Pero para personas jurídicas, el cálculo se hace en base al capital social de la empresa.

La recaudación total proveniente de la contribución se distribuye de la siguiente manera: 60% para la sociedad rural de la zona en al cual se originó el aporte; 20% para el Ministerio de Trabajo (MTE); 15% para la federación agropecuaria regional; y el 5% restante para la CNA (la mordida del MTE probablemente haya sido una concesión que los productores brasileños hayan tenido que hacer para que la clase política les apruebe la norma).

En aquellas regiones en las cuales no existe una sociedad rural, los recursos se distribuyen en un 60% para la federación agropecuaria regional, 20% para el Ministerio de Trabajo y el 20% restante para la CNA.

“El objetivo principal del sistema sindical agropecuario es la defensa de los derechos, reivindicaciones e intereses de los integrantes del sector, independientemente del tamaño de la propiedad y rama de actividad, sea ésta agricultura, ganadería, forestación o pesca”, indica la entidad en el último balance presentado.

La elección de los autoridades de la CNA se realiza cada tres años por medio del voto de los delegados agropecuarios que representan a cada una de las 27 regiones productivas brasileñas, quienes, a su vez, son elegidos por los presidentes de las sociedades rurales de cada región.

En la Argentina, en caso de contar con un sistema similar al brasileño, los integrantes del agro deberían primero consensuar la implementación de una metodología de elección de representantes porque, de lo contrario, lo único que se lograría es incentivar una lucha fraticida.

Sólo considerando al sector lechero, existen decenas de entidades tamberas –a veces más de una en un mismo territorio– y suele resultar extremadamente difícil que todas se pongan de acuerdo. Recientemente se abrió una solicitud en Change.org para instrumentar una sola entidad lechera que tiene, hasta el momento, apenas 504 firmas.

Si la vocación de servicio puede más que la guerra de egos, entonces los integrantes del sector agropecuario deberían entender que el momento de construir una sola entidad agropecuaria nacional es ahora.

Pero si la mayor parte cree que los esfuerzos múltiples autogestionados constituyen la mejor herramienta para defenderse de la presión tributaria excesiva, burocracia colosal, patoterismo corporativo, infraestructura deficiente y expropiaciones de campos –entre otros muchos problemas– entonces lo mejor es dejar todo tal como está.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Queda una semana y media para resolver el conflicto gremial aceitero: luego colapsará la cadena de pagosSe derrumbaron las exportaciones argentinas de leche en polvo: el FAS teórico de la industria polvera no supera los 2,0 $/litroEl enano del barrio: Argentina representa apenas un 6% de la exportación total de carne vacuna del MercosurAvanzada de la Afip contra los exportadores: Noble pasó a integrar el “Club de los 30”Argentina autorizó la liberación condicionada de la soja tolerante a 2,4-D: sólo podrá venderse cuando sea aprobada en ChinaFestival de importaciones de tractores: ingresaron más de 3100 equipos en lo que va del añoOficializaron la “fase 2.0” del programa de compensaciones para pequeños productores: el primer tramo abonó 58.812 subsidios a un promedio de $ 9594Valor desagregado en origen: el gobierno intervino el precio del etanol elaborado en base a maíz para beneficiar a YPFRecomiendan no vender trigo hasta diciembre: cuidado con un eventual efecto “puerta 12” en maízUruguay: en 2012 ganaderos CREA comercializaron más de 16.000 bovinos en el marco de acuerdos de integración con frigoríficosEstado ausente: piquetes de transportistas autoconvocados vandalizan camiones ante la nula intervención de la fuerza públicaArgentina permanece al margen del mercado de importación de maíz chino: apenas pudo colocar 66.000 toneladasLa probabilidad de precipitaciones sigue concentrada en el norte del paísCon el comienzo de la cosecha de soja de primera se acabaron los “premios” ofrecidos en el mercado disponible Alquilar un campo con pagos cuotificados fue más conveniente que cobrar todo por adelantado: pero el mayor margen lo licuó la inflación Recién el martes regresarían las precipitaciones en la región pampeana: seguirá el tiempo inestable en el NEA“El deseo de una Argentina más justa nunca va  a ocurrir sin políticos honestos y más capaces”Las principales regiones lecheras del mundo se encuentran en las naciones más civilizadas: la única excepción es la ArgentinaEn lo que va del año se exportaron 35 sembradoras argentinas: el principal comprador es RusiaEl campo no existe: cronología de la inacción del gobierno para garantizar la libre circulación de camiones con granosImposible ganarle a la inflación: en el último año el precio relativo de la leche descendió más de un 10%Corralito contra la evasión cárnica: nueva tanda de suspensiones a operadores que no pudieron justificar retenciones indebidas de IVAArgentina insólita: a tres meses de las elecciones primarias Scioli no presentó su propuesta agropecuaria para no hacer enojar a CristinaEn el ciclo 2014/15 un productor agrícola mediano puede aspirar a ganar un “sueldo” de 29.000 pesos luego de pagar 3,1 M/$ en impuestosAgroinsumos: desempolvan cláusula usada en 2002 para poder seguir vendiendo (lo poco que se vende)Se aprobó un evento de soja tolerante a sequía desarrollado por investigadores argentinos: el Estado comenzará a cobrar regalíasAdjudicaron a ocho empresas una licitación pública de leche en polvo fortificada a un valor de 5000 u$s/toneladaSe desdobló el mercado de maíz: exportadores pagan “premios” por el cereal convencional pero castigan al tardío