Google+
Valor Soja »Actualidad

Receta infalible para terminar con el déficit comercial: pedirle a un millón de chinos que visiten la Argentina

Hoy se reunió Mauricio Macri con su par chino Xi Jinping.
Receta infalible para terminar con el déficit comercial: pedirle a un millón de chinos que visiten la Argentina

Argentina tiene un problema: viene registrando desde 2008 un déficit comercial creciente con China. En los primeros siete meses de este año el mismo fue de 3125 millones de dólares. Se estima que superará los 5000 M/u$s en 2016.

Es entendible que una nación como la Argentina tenga déficit comercial con EE.UU. o Europa, porque ambos, además de tecnología, son grandes productores de alimentos.

Pero ser un país productor de alimentos y tener déficit comercial con la nación que es la mayor importadora de alimentos del mundo es una evidencia irrefutable del fracaso argentino.

La única manera de solucionar semejante descalabro es negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China para permitir el ingreso sin impuestos ni barreras para-arancelarias de alimentos con elevado empleo agregado. De lo contrario seguiremos siendo una mera factoría de soja para los chinos.

El principal obstáculo para establecer un TLC con China no está en China, sino en la cabeza de los argentinos, quienes, para lograr esa meta, deberían despertarse para terminar de entender que vivir en una economía cerrada no es una condición necesaria para proteger empleos, sino para resguardar la renta extraordinaria de unos pocos millonarios dedicados a ensamblar electrodomésticos, artículos digitales o automóviles, además de producir indumentaria a valores estratosféricos.

Si cerrar la economía fuese una receta infalible, Argentina sería hace años una economía de pleno empleo. Y no una máquina de generar mano de obra barata para narcotraficantes. Tampoco sería necesario combatir a las mafias de la Aduana –ni de arriesgarse a investigarlas o denunciarlas– porque no habría incentivos, creados por el Estado, para que las mismas aparezcan.

El ejército de ocupación kirchnerista, lejos de promover un mayor valor agregado agroindustrial, reprimarizó la relación económica con China. Hasta llegó a regalar un pedazo de territorio argentino para instalar una base militar china (algo que afortunadamente pudo ser revertido este año por la canciller Susana Malcorra).

Esta mañana el presidente Mauricio Macri se reunió con su par de China, Xi Jinping, para –según indica el comunicado oficial argentino– intentar “ir hacia un equilibrio en la balanza mercantil a través de la exportación de productos con valor agregado y de un mayor flujo de turistas de esa nación a la Argentina”.

Para lograr eso el plan estratégico consiste en que los ciudadanos chinos con visa para ingresar a EE.UU. o la Unión Europea puedan entrar sin restricciones a la Argentina. El objetivo: que un millón de turistas chinos por año dejen sus yuanes en el país.

“Hay que hacer promoción para que elijan a la Argentina como destino; siendo un país tan hospitalario, no veo descabellado alcanzar la cifra de un millón de turistas”, dijo con la mejor onda –según el comunicado argentino– el presidente chino.

Macri además le propuso a Xi Jinping que la oficina regional de la agencia fitosanitaria china (AQSIQ) se instale en la Argentina para que hacer “muchos más ágiles los controles y las aprobaciones de nuestros productos (agropecuarios)”.

El resumen de la reunión entre Macri y Xi Jinping publicado por el diario China Daily –medio de difusión internacional del gobierno central chino– es mucho más escueto: dice que Xi aseguró que ambas naciones “deberían implementar una mayor cooperación en proyectos de ferrocarriles, energía hidráulica, turismo, fútbol e intercambios gubernamentales”. Nada más.

Para poder terminar con la vergüenza del déficit comercial chino se va a necesitar bastante más que buenas intenciones.

“No buscamos superávit, es una situación momentánea que esperamos ir corrigiendo y nosotros queremos más productos argentinos en el mercado chino”, dijo Xi Jinping a Macri durante el encuentro. “Espero que el año que viene podamos recibirlo formalmente en la primera visita de Estado y avanzar en las relaciones de nuestros países”.

Traducido: no necesitamos los dólares de una pequeña nación que queda en los confines del orbe. Si quieren vendernos más alimentos, adelante, pero hagan su parte. Póngase a laburar. Acá nada es gratis.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Peor que chorro es ser choto: qué inversiones agropecuarias se pueden llevar a cabo con nueve millones de dólaresFin de la ola de la calor: el domingo ingresa un frente frío sobre Cuyo y el sur de la región pampeanaSigue el tiempo ideal para avanzar con la cosecha: recién el miércoles ingresará un frente frío a la región central del paísLa mejor defensa contra los insectos es la agricultura biodiversa: la mitad de los tratamientos contra plagas no tienen respuesta económicaSe le viene la noche al biodiesel argentino en los mercados externos: el desafío es lograr un mayor consumo localEscándalo: en 2016 por cada peso del Fondo Hídrico asignado a controlar inundaciones se derivaron 1,8 a la provincia de Santa CruzSubsidio lechero de 30 centavos por litro se aplicará “en base a la información suministrada por la Afip”: habrá que declarar el estado de la casa de los trabajadoresBrasil, Uruguay y Paraguay ya están listos para firmar un TLC con la Unión Europea: Argentina quedó afuera del Mercosur17 naciones firmaron en la cumbre de la OMC una declaración para evitar barreras injustificadas en el comercio de alimentos: la Unión Europea no está en la listaCon la caída del valor del maíz la industria etanolera recuperó competitividad: sigue sin cumplirse el corte del 12% con naftaMañana comenzará a mejorar el tiempo en la región central del paísEn lo que va del año Uruguay exportó dos veces más cortes frescos bovinos que Argentina: Brasil doce veces másEl 2018 arrancó con un récord histórico de patentamientos de camionetas agropecuarias: aunque bajaron las ventas de Ford Ranger y Fiat ToroImaginar que una sola representación gremial para el agro argentino es posible es el primer paso para que algún día lo seaPara Buryaile el problema de la falta de competitividad está en las provincias: “Quitan toda posibilidad de exportar”Ganarle de mano a EE.UU: las razones de Brasil y Uruguay para apurar un Tratado de Libre Comercio con EuropaAjustaron el precio del biodiesel destinado al corte interno: es un 38% más barato que el gasoil comúnSe frenó la comercialización de granos por el paro agropecuario: el ingreso de camiones cayó un 87% con respecto al promedio diarioSe necesitan dólares: exportadores agroindustriales deberán adelantar el pago de derechos de exportaciónEsta semana el gobierno recaudó casi 40 millones de dólares con retenciones anticipadas de cerealesSe acabó la era de los commodities: las naciones que sustentan su crecimiento sólo en materias primas están en problemasA partir de mañana comenzará a mejorar el tiempo sobre la región pampeanaBloqueo comercial: en agosto las exportaciones brasileñas de proteínas animales a Rusia crecieron casi 14% para generar 65 M/u$s adicionalesEE.UU: la soja termina la semana con subas ante la expectativa de que Trump incremente el uso interno de biodieselBrasil: refinancian a diez años con quita del 80% deudas de pequeños productores afectados por una sequía históricaSe necesitan dólares: el gobierno reactivó el cobro de retenciones anticipadas de maíz para generar divisas de rápida disponibilidadBaldazo de agua fría para el mercado agrícola: futuro asesor de Trump quiere cambiar la política de promoción de biocombustibles de EE.UU.Bomba de destrucción masiva en el NOA: en 2015/16 el rinde necesario para cubrir costos duplica el promedio histórico