Google+
Valor Soja »Actualidad

Receta infalible para terminar con el déficit comercial: pedirle a un millón de chinos que visiten la Argentina

Hoy se reunió Mauricio Macri con su par chino Xi Jinping.
Receta infalible para terminar con el déficit comercial: pedirle a un millón de chinos que visiten la Argentina

Argentina tiene un problema: viene registrando desde 2008 un déficit comercial creciente con China. En los primeros siete meses de este año el mismo fue de 3125 millones de dólares. Se estima que superará los 5000 M/u$s en 2016.

Es entendible que una nación como la Argentina tenga déficit comercial con EE.UU. o Europa, porque ambos, además de tecnología, son grandes productores de alimentos.

Pero ser un país productor de alimentos y tener déficit comercial con la nación que es la mayor importadora de alimentos del mundo es una evidencia irrefutable del fracaso argentino.

La única manera de solucionar semejante descalabro es negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China para permitir el ingreso sin impuestos ni barreras para-arancelarias de alimentos con elevado empleo agregado. De lo contrario seguiremos siendo una mera factoría de soja para los chinos.

El principal obstáculo para establecer un TLC con China no está en China, sino en la cabeza de los argentinos, quienes, para lograr esa meta, deberían despertarse para terminar de entender que vivir en una economía cerrada no es una condición necesaria para proteger empleos, sino para resguardar la renta extraordinaria de unos pocos millonarios dedicados a ensamblar electrodomésticos, artículos digitales o automóviles, además de producir indumentaria a valores estratosféricos.

Si cerrar la economía fuese una receta infalible, Argentina sería hace años una economía de pleno empleo. Y no una máquina de generar mano de obra barata para narcotraficantes. Tampoco sería necesario combatir a las mafias de la Aduana –ni de arriesgarse a investigarlas o denunciarlas– porque no habría incentivos, creados por el Estado, para que las mismas aparezcan.

El ejército de ocupación kirchnerista, lejos de promover un mayor valor agregado agroindustrial, reprimarizó la relación económica con China. Hasta llegó a regalar un pedazo de territorio argentino para instalar una base militar china (algo que afortunadamente pudo ser revertido este año por la canciller Susana Malcorra).

Esta mañana el presidente Mauricio Macri se reunió con su par de China, Xi Jinping, para –según indica el comunicado oficial argentino– intentar “ir hacia un equilibrio en la balanza mercantil a través de la exportación de productos con valor agregado y de un mayor flujo de turistas de esa nación a la Argentina”.

Para lograr eso el plan estratégico consiste en que los ciudadanos chinos con visa para ingresar a EE.UU. o la Unión Europea puedan entrar sin restricciones a la Argentina. El objetivo: que un millón de turistas chinos por año dejen sus yuanes en el país.

“Hay que hacer promoción para que elijan a la Argentina como destino; siendo un país tan hospitalario, no veo descabellado alcanzar la cifra de un millón de turistas”, dijo con la mejor onda –según el comunicado argentino– el presidente chino.

Macri además le propuso a Xi Jinping que la oficina regional de la agencia fitosanitaria china (AQSIQ) se instale en la Argentina para que hacer “muchos más ágiles los controles y las aprobaciones de nuestros productos (agropecuarios)”.

El resumen de la reunión entre Macri y Xi Jinping publicado por el diario China Daily –medio de difusión internacional del gobierno central chino– es mucho más escueto: dice que Xi aseguró que ambas naciones “deberían implementar una mayor cooperación en proyectos de ferrocarriles, energía hidráulica, turismo, fútbol e intercambios gubernamentales”. Nada más.

Para poder terminar con la vergüenza del déficit comercial chino se va a necesitar bastante más que buenas intenciones.

“No buscamos superávit, es una situación momentánea que esperamos ir corrigiendo y nosotros queremos más productos argentinos en el mercado chino”, dijo Xi Jinping a Macri durante el encuentro. “Espero que el año que viene podamos recibirlo formalmente en la primera visita de Estado y avanzar en las relaciones de nuestros países”.

Traducido: no necesitamos los dólares de una pequeña nación que queda en los confines del orbe. Si quieren vendernos más alimentos, adelante, pero hagan su parte. Póngase a laburar. Acá nada es gratis.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Factores alcistas pasan de largo para el trigo: traders ingresan a la cosecha con 40% del saldo exportable compradoArgentina volvió a tener superávit comercial: una buena noticia que no es tan buenaCambio climático: se declaró la emergencia hídrica en once provincias argentinas afectadas por lluvias torrencialesPrivilegiados: la industria petrolera argentina tiene “precio sostén” para el mercado interno y dejará de abonar derechos de exportaciónEl grupo Mattievich amenaza al gobierno con cerrar un frigorífico si no le dan más cuota Hilton: pero no tiene razónAlerta: a partir del jueves se vienen lluvias en la zona pampeana con acumulados que en algunos casos superarán los 100 milímetrosGracias productores: parte del congelamiento del precio de la nafta fue financiado por la cadena de valor maiceraCambio climático: en la segunda mitad del siglo podríamos llegar a ver rodeos con sangre índica en el norte de la zona pampeanaTambos robotizados: mucho más que una innovación tecnológicaUna variedad de soja Intacta diseñada para Entre Ríos pasó a ser de uso públicoTrabajadores rurales lograron un ajuste salarial de casi 51%: la nueva remuneración mínima del peón general es de 19.098 pesosDemasiado caros: en lo que va del año la Argentina fue el único país del Mercosur que registró una caída en la exportación de carne bovinaEl Ministerio de Producción excluyó a las Pymes agropecuarias de una línea de crédito súper subsidiada destinada a inversionesEl mal tiempo en el sur bonaerense se extenderá hasta el jueves: en el resto de la zona pampeana no se prevén lluviasEste fin de semana se prevén lluvias de hasta 90 milímetros en el NEA: la zona pampeana deberá seguir esperandoSuspenden el Congreso de FAA por maniobras irregulares: deberá hacerse en dos meses  “bajo el control” de la Inspección General de Personas Jurídicas de Santa FeArgentina salva el año cambiario gracias el préstamo chino disfrazado de swap: pero a un costo carísimoAlerta global: China devalúa el yuan al nivel más alto de los últimos once años para defenderse de la “guerra comercial” de TrumpCon la producción de granos ya no alcanza: también es necesario darle de comer al sueloQuieren replicar en la Argentina la experiencia brasileña: comienza a funcionar taxi con motor flex-fuel que empleará un corte con etanol de hasta el 25%Alerta: comenzó a avanzar en el Congreso un proyecto que habilita la liquidación de entes de lucha sanitaria por parte del SenasaSe acabó la era de los commodities: el gobierno argentino sigue actuando como en el mejor momento del auge de preciosLa exportación argentina de girasol confitero creció casi un 55% en los últimos dos añosEl mejor cliente: en julio Venezuela pagó por los pollos argentinos un precio 40% superior al abonado por el resto de las naciones importadorasFinalmente salieron las ayudas para pequeños productores: pero en UruguayCrece la cantidad de estudiantes de agronomía en el norte del país al tiempo que las universidades de la zona pampeana pierden alumnosTercer año consecutivo de pérdidas para Morixe debido a “una política agropecuaria que llevó a una de las peores cosechas de los últimos años”Las subas generadas por el desastre climático promovieron en lo que va de abril compras de futuros de soja por más de 700.000 toneladas