Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El kirchnerismo provocó un apagón tecnológico en el agro argentino: los sistemas de alta produtividad en trigo fueron de apenas el 17%

En el ciclo 2014/15. En 2015/16 esa cifra habría sido aún menor.
El kirchnerismo provocó un apagón tecnológico en el agro argentino: los sistemas de alta produtividad en trigo fueron de apenas el 17%

El recorte de los precios de los granos promovido por el régimen kirchnerista –combo de retenciones + restricciones a la exportación– provocó un apagón tecnológico en el agro argentino: en el ciclo 2014/15 apenas un 30% de los planteos agrícolas instrumentaron modelos de alta productividad versus 35% y 46% en 2012/13 y 2010/11 respectivamente.

Tales resultados, correspondientes a la tercera edición del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA), fueron presentados hoy miércoles en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires durante un evento en el que participaron referentes técnicos del agro argentino.

La contracara del fenómeno fue un crecimiento de los planteos de bajo nivel tecnológico que pasaron de representar un 8% y 11% en 2010/11 y 2012/13 a un 16% en 2014/15 (el relevamiento se lleva a cabo cada dos campañas). Tales casos se caracterizaron generalmente por registrar dosis de fertilizantes nulas o insuficientes, abandono del sistema de siembra directa y uso de fitosanitarios ineficientes (pero más baratos) o en cantidades subóptimas. Los planteos de tecnología media se mantuvieron en un 54% en 2014/15.

La práctica de la siembra directa continuó bajando durante los últimos años para ubicarse en un 90% del área evaluada en 2014/15 versus 92% y 94% en 2012/13 y 2010/11 respectivamente (fenómeno posiblemente asociado a la decisión de roturar campos con niveles elevados de malezas resistentes).

Los cultivos más golpeados por el apagón kirchnerista fueron el trigo (apenas el 17% de los planteos instrumentados en 2014/15 fueron modelos de alta tecnología; en 2015/16 seguramente fueron menores), sorgo (29%) y cebada (35%). En trigo, además de la baja fertilización, se registró un incremento del uso de fungicidas más viejos (pero más económicos) como el tebuconazole.

En el caso del cultivo se maíz, en el período evaluado se observa una disminución de la densidad de siembra empleada tanto en planteos tempranos como tardíos (en 2014/15 la media fue de unas 62.000 y 57.000 plantas por hectárea respectivamente), un uso creciente de híbridos templados en desmedro de tropicales y un aumento considerable en las aplicaciones de insecticidas asociado a un leve incremento de la siembra de maíces RR (tolerantes a glifosato).

“El aumento del empleo de maíces RR puede estar relacionado con un crecimiento del uso de refugios en lotes sembrados con híbridos resistentes a insectos ante la amenaza de que algunos eventos, especialmente los Hx, quiebren la resistencia”, comentó Emilio Satorre, coordinador académico de Agricultura en la Unidad de Investigación y Desarrollo del Movimiento CREA y profesor titular de la Cátedra de Cerealicultura de la Facultad de Agronomía de la UBA.

Por su parte, Stella Carballo, investigadora del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, indicó que el aumento del uso de insecticidas en maíz (0,29 litros/ha en 2014/15 versus 0,14 y 0,08 en 2012/13 y 2010/11) “puede estar relacionado con el mayor impacto de plagas generado por la elevada humedad presente en un ciclo de tipo Niño”.

En lo que respecta a soja, la principal variable observada en el período es un crecimiento significativo en el uso de glifosato concentrado en desmedro del convencional (al 48%) y la aplicación de una mayor cantidad de productos adicionales al glifosato (fenómeno esperable en un escenario de presión creciente de malezas resistentes a herbicidas).

El girasol fue el único cultivo que en 2014/15 registró un crecimiento de los planteos de alta productividad respecta a 2012/13 y 2010/11. “Parte de eso puede explicarse porque el girasol era el único que en la campaña 2014/15 mostraba relaciones insumo/producto favorables respecto de las situaciones presentes en la campañas anteriores”, señaló Ramiro Costa, economista jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA) se viene realizando desde hace más de cinco años con relevamientos en 17 regiones agrícolas con más de 60 variables analizadas en cada uno de los tres modelos evaluados (alto, mediano y bajo). La presentación fue realizada por Esteban Copati (jefe del departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires) y Sofía Gayo y Juan Martín Brihet (analistas de dicho departamento).

El documento completo puede descargarse aquí.

Foto. Ramiro Costa (izq.) y el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires Ricardo Valderrama.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Las lluvias seguirán el fin de semana y volverán con fuerza a mediados de la semana que vieneTres compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por 11,7 millones de dólaresTransparencia: cuáles son los bolsones de oscurantismo estadístico que persisten en la administración pública nacionalEn marzo comienza un nuevo sistema para comercializar caballos que pretende eliminar la posibilidad de que se faenen animales robadosHabilitan “de manera excepcional” el uso en cultivos de todos los principios activos disponibles para combatir a la plaga de langostasUn ejército silencioso trabaja para que la Argentina pueda transformarse en el “supermercado del mundo”El exceso de empleo público provincial asfixia la posibilidad de crear nuevas empresas: “Podríamos tener el doble de rutas”Doce naciones integrarán el Tratado de Libre Comercio del Pacífico: “Definirá los acuerdos comerciales del siglo XXI”San Luis: dieron de baja a una empresa de la familia Carranza del régimen de “promoción no industrial” por incumplir con la implementación de un proyecto productivoCuatro de las diez principales empresas tamberas argentinas cuentan con plantas industriales propiasLa barbarie institucional en el espejo uruguayo: cómo funciona la cadena láctea en una nación civilizadaSe salvó del derrumbe: la exportación argentina de cortes aviares sigue firme a pesar de estar concentrada en apenas dos mercadosArgentina ocupa el sexto puesto del ranking latinoamericano de inversiones extranjeras: un dato real luego del “corralito” kirchneristaInundaciones: se oficializó la emergencia agropecuaria para zonas productivas de Buenos Aires y La PampaTamberos se movilizaron frente a las plantas industriales de Mastellone Hnos: “Debe aparecer la plata que falta y está en la cadena”Festival de importaciones de pulverizadoras: en 2017 ingresaron 152 equipos a un promedio de 148.500 dólaresCifarelli: “Lo único que vamos a pelear es el diferencial entre materia prima y producto elaborado”Comenzó el proceso de reorganización de Cambio Rural: volverá a ser un programa técnico para ayudar a los pequeños productoresSe acabó la era de los commodities: con 35 millones de toneladas más de granos Argentina ni siquiera lograría cubrir el total de la deuda con los holdoutsLa participación del Estado en la renta agrícola volvió a niveles similares a los registrados durante el kirchnerismoDécada ganada: en un año y medio más Uruguay tendrá una potencia eólica seis veces superior a la de ArgentinaLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó casi el 62% del monto comprometidoProductores de soja de EE.UU. pidieron a Donald Trump que recapacite: “Ya no estamos hablando de una situación hipotética”Alerta climática: siguen sin presentarse perspectivas de lluvias importantes en el centro de Córdoba y Santa FeComienza a regir el SISA: qué deben hacer los productores agrícolas para que la Afip les devuelva la totalidad de las retenciones de IVAEmisión masiva de ROE 365 promueve un premio de hasta 27 u$s/tonelada para el maíz temprano versus el tardíoLa mayor probabilidad de precipitaciones se presentará en el sur de la región pampeanaAviso a la comunidad: productores sojeros inundados transferirán 30% de sus ingresos a pesar de las pérdidas registradas