Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La soja no tiene la culpa de todo: es imposible evaluar inundaciones sin analizar la variación de los niveles hidráulicos

Un fenómeno complejo y dinámico.
La soja no tiene la culpa de todo: es imposible evaluar inundaciones sin analizar la variación de los niveles hidráulicos

Recientemente se difundió en medios periodísticos nacionales un documento, elaborado en 2013 por dos técnicos del INTA Marcos Juárez –Nicolás Bertram y Sebastián Chiacchiera–, en el cual se indica una relación directa entre la inundación y el cultivo de soja.

El trabajo en cuestión indica que “el cambio de actividades (ganadería por agricultura, pasturas perennes y pastizales por cultivos anuales), rotaciones agrícolas prácticamente inexistentes, tecnología de insumos y procesos, etcétera, habrían generado un menor consumo hídrico sostenido en el tiempo y, en consecuencia, excedentes pluviales pasaron sistemáticamente a aumentar los niveles freáticos”. Y añade que “cuando se analiza la relación existente entre la profundidad de napa y la superficie implantada con el cultivo de soja, ésta explica casi un 70% del comportamiento del componente freático”.

Si bien se trata, seguramente, de una variable por tener en cuenta el momento de estudiar el origen de una inundación, los factores que intervienen en la evolución de la napa freática son mucho más complejos y dinámicos.

“En mi opinión está faltando, en el análisis que se realiza, la variable proceso hidrogeológico regional, vinculado, por un lado, a la infiltración y recarga del agua subterránea y, por el otro, a la descarga del agua subterránea en los ámbitos deprimidos principales”, comentó el hidrogeólogo Jorge Mugni en un artículo publicado por InfoCREA.

“Si se efectúa este análisis, seguramente se llegará a la conclusión que la infiltración de agua de lluvia y por ende recarga del agua subterránea en los ámbitos de divisorias (zonas de recarga principal) ha sido elevadísimo y eso tiene su impacto en las zonas de descarga principal (ámbitos deprimidos), que son precisamente los afectados y en el cual el sistema hídrico subterráneo, al no poder movilizar, por falta de gradiente hidráulico, el inmenso volumen de agua producto de la recarga ocurrida en las zonas elevadas, origina el ascenso de dicha masa hídrica como única forma de descomprimir la misma”, explicó el especialista.

“Casualmente, por este tema, en Marcos Juárez trabajé en el año 1993, llevando a cabo un asesoramiento para el municipio y diseñando una batería de 16 perforaciones para el abatimiento de la napa que se encontraba aflorando en superficie. Lo increíble, como en ese momento expliqué en diferentes charlas, es que mientras en la ciudad y con la mayor cota altimétrica, el agua subterránea afloraba por las juntas del pavimento, a nivel rural con una menor cota topográfica, el agua se ubicaba a dos metros de profundidad. ¿Cuál era la causa del problema? No era la soja, sino la falta de cloacas y la importación de agua dulce de otro ámbito, con la cual se recargaba a través de los pozos ciegos el acuífero freático”, añadió Mugni.

Un ejemplo para comprender el impacto del proceso hidrogeológico regional en una inundación es el ocurrido en lo últimos años en el noroeste de Buenos Aires, región afectada por una seca que se extendió desde 2008 a 2010, en la cual la profundidad del agua subterránea se ubicó a varios metros de profundidad (entre 4 a 6 metros y en algunos sectores más).

“En el ápice de la sequía (año 2009) resultó increíble ver totalmente secas, en Bragado, a la Laguna Municipal y a la Laguna de Bragado, como así también al canal que une esos complejos lagunares”, indicó Mugni.

Pero a partir de enero de 2012 comenzaron a registrar precipitaciones abundantes en la zona y eso produjo una importante recuperación de la profundidad del agua subterránea. “A medida que el sistema empezó a recargarse, eso originó su presurización y, como esa presión no podía ser liberada de manera horizontal por la baja velocidad con la cual circula el agua, el sistema hídrico subterráneo liberaba la presión de manera vertical, ascendiendo así el nivel del agua subterránea”, explicó Mugni.

Sucede que, a diferencia de lo que ocurre con el agua superficial –en donde el agua, una vez que se encauza, circula a una velocidad de metros por segundo– en el caso del agua subterránea la velocidad de circulación es de tan sólo algunos centímetros por día.

Por ende, a medida que el desequilibrio continúa (o sea: el ingreso de agua subterránea, producto de la infiltración de las lluvias, es mayor a su posibilidad de egreso del sistema), el ascenso de la napa se transforma en anegamientos de sectores bajos y luego en inundación.

“Ese proceso fue el que ocasionó, luego de una sequía, las inundaciones de 2012/2013 en el noroeste de la provincia de Buenos Aires; por ese motivo hay que estar alerta sobre lo que sucede con el nivel del agua subterránea, ya que, a diferencia de lo que ocurre con un curso superficial, cuyo cauce puede profundizarse y ensancharse para que transporte un mayor caudal e inclusive rectificarse para que circule por otra zona, en el caso del agua subterránea nada de eso puede hacerse y aquí lo único viable es conocer cómo evoluciona la profundidad del agua a los efectos de tomar medidas a tiempo, antes que el agua aflore en superficie y recién ahí descubramos el fenómeno que, desde hacía tiempo, se estaba produciendo”, explicó el hidrogeólogo. “Si la causa de una inundación fuese exclusivamente la soja, entonces no habría variación de niveles hidráulicos”, concluyó.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Gracias productores: con los rindes de maíz logrados en la zona núcleo muchos pagarán casi lo mismo de retenciones que el año pasadoAmpliaron el plazo de liquidación de divisas a 16 empresas agroindustriales (dos de las cuales son molinos de Chacabuco)No hay mal que por bien no venga: otra manera de analizar la situación del maíz tempranoEsperando un milagro: el nivel de coberturas en soja nueva es bajísimo en un escenario de precios decrecientesFactor bajista: Argentina habilitó la importación de soja estadounidense para compensar el déficit de oferta provocado por la sequíaUn equipo de científicos santafesinos se dedica a brindar soluciones de inteligencia artificial para el agro: “La clave del éxito es contar con buenos y muchos datos”Nueva frontera: emprendedor argentino se instaló en Colombia para desarrollar tierras agrícolas en los llanos orientalesPlanchazo de precios: fondos especulativos profundizaron apuestas bajistas ante la ausencia de factores favorables en el mercado globalColonialismo versión siglo XXI: CRA advierte que los que promueven el despoblamiento de tierras productivas “son corruptos o traidores por llevar adelante intereses foráneos”El último vestigio del viento de cola internacional: sigue bajando el precio de importación de los fertilizantes fosfatadosOperación Carne Débil: un error de comunicación que puede costarle a Brasil pérdidas por miles de millones de dólaresTinelli lo hizo: luego de tres meses de demora Scioli finalmente firmó la declaración emergencia agropecuaria por inundacionesCon el ingreso del grueso de la cosecha argentina de arveja comenzaron a caer los precios de exportación Se concretó la primera exportación de cerezas argentinas a China: pero será difícil competir con Chile al no tener un Tratado de Libre ComercioEl salario neto promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 12.723 pesosEn los últimos dos años el precio del glifosato importado subió un 78%Apostar a lo “seguro” fue un pésimo negocio: en la zona núcleo pampeana el margen proyectado del maíz temprano es cinco veces superior al de la soja de primeraEl INTA no asumirá las funciones de la Secretaría de Agricultura FamiliarProductores comenzaron a definir protestas contra el plan venganza del gobierno: planean instalar una “carpa verde” en el Predio de PalermoTerrorismo económico: la cuota Hilton 2014/15 se adjudicó a 26 industrias frigoríficas versus 67 seis años atrás Minería, agro y pesca son la última línea de defensa frente a la gigantesca destrucción de empleo provocada por la crisis económicaSigue la guerra fría entre los exportadores y el gobierno: renuevan habilitación portuaria a Cargill por apenas 30 díasEn el ciclo 2014/15 un productor agrícola mediano puede aspirar a ganar un “sueldo” de 29.000 pesos luego de pagar 3,1 M/$ en impuestosEn 2019 el presupuesto destinado a control comercial agropecuario se incrementará en un 155%Valor agregado: el precio de exportación de los snacks de papas fritas es 2600% superior al del producto a granel sin procesarTormenta perfecta para la urea granulada: sobrestock interno con precios internacionales planchadosUna lección de marketing: exitosa cadena japonesa para comer bifes “al paso” abrió su primer local en Nueva YorkLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó el 52% del monto comprometido