Google+
Valor Soja »Ganadería

Un nuevo sistema de tipificación para la ganadería argentina: basta de medir calidad con criterios subjetivos

Iniciativa para modernizar la metodología actual
Un nuevo sistema de tipificación para la ganadería argentina: basta de medir calidad con criterios subjetivos

¿Cómo se selecciona la mejor carne bovina? Se trata de una pregunta incompleta porque no se puede definir qué es lo mejor si antes no se sabe bien qué es. Por esa razón dos décadas atrás las autoridades del organismo mixto Meat & Livestock Australia Limited (MLA) realizaron un estudio de campo con 100.000 consumidores de nueve naciones que probaron 700.000 cortes diferentes de carne bovina y ovina para determinar cuáles resultaban los más apetecibles. Luego correlacionaron las preferencias de los consumidores con las características de las medias reses de las cuales proveían tales cortes para desarrollar un sistema de tipificación denominado Meat Standards Australia (MSA).

El sistema –que es voluntario– en 2015 tipificó un total de 3,2 millones de bovinos (36% de la faena total) en el marco de la categoría superior MSA (que permite que los cortes derivados de esa medias reses lleven un sello de calidad normatizado). Las medias reses MSA reciben una bonificación de precios con respecto a las convencionales o no-tipificadas.

Posteriormente, en los unidades industriales de segundo ciclo los cortes tomados de las medias reses seleccionadas como MSA son identificadas por tipificadores entrenados como “tres estrellas” (MSA graded), “cuatro estrellas” (Premium Quality) y “cinco estrellas” (Supreme Quality). Cada caracterización va acompaña de una recomendación de la técnica adecuada de preparación.

“En los parámetros considerados en el sistema MSA figuran el sexo, peso de la carcasa, componente de sangre índica, color de la carne, pH o marbling, entre otros, pero no la categoría del animal, que en el mercado argentino se considera un factor de medición de calidad”, indica el coordinador técnico de la Comisión de Ganadería del Movimiento CREA Cristian Feldkamp en un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

El sistema de tipificación que se emplea actualmente en la Argentina fue desarrollado en la década del ’70 por la entonces Junta Nacional de Carnes. El mismo considera categorías que, según criterios subjetivos de un tipificador, luego son identificadas por conformación (superior, muy buena, buena, mediana, regular, inferior y baja) y grado de cobertura de grasa (magro, óptimo, abundante y excesiva).

“En muchos ámbitos de la cadena de valor ganadera-cárnica, incluyendo a las autoridades del Ministerio de Agroindustria, se entiende que es necesario actualizar el sistema vigente de tipificación de reses; para eso estamos elaborando un proyecto para validar a nivel local, a través de una muestra propia, los estándares del MSA”, explica Feldkamp.

“Tener una buena descripción de la calidad de carne, según lo que prefiere el consumidor, permite orientar mejor lo que el ganadero tiene que producir, porque el consumidor tenderá a pagar más por aquello que le genera una mayor satisfacción”, añade.

El proyecto, en proceso de formulación para presentar a una convocatoria del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, requerirá unos tres años de trabajo. “El primer paso para realizar una calibración con el sistema australiano será realizar una evaluación de ocho cortes representativos (nalga, lomo, asado, etcétera) provenientes de 200 animales con consumidores de cuatro grandes ciudades argentinas”, explica Peter Purslow, investigador británico reconocido internacionalmente quien desde 2014 reside en la Argentina por razones personales (contrajo matrimonio con una argentina). “Posteriormente las evaluaciones podrán extenderse a otras naciones consumidoras de carne argentina”, añade el científico (que actualmente integra el Departamento de Tecnología de Alimentos de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires con sede en Tandil).

La validación –tal como se implementó en Australia– comprenderá tanto reses bovinas como ovinas. “El sistema deberá generar información que sea fácil de comprender para los consumidores argentinos, de manera tal que puedan identificar aquellos cortes que cuentan con una calidad superior”, apunta Purslow.

Es decir: imaginemos en algunos años más una góndola con bandejas de cortes bovinos identificados con un logo específico, tres a cinco estrellas y una indicación específica de preparación. “La mejora en el proceso de tipificación también promoverá el posicionamiento de la carne argentina en los principales mercados consumidores del mundo”, explica Purslow.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

China publicó la lista de productos que comenzarán a pagar un arancel adicional en represalia por las medidas proteccionistas de Trump: un golpe al agro estadounidenseSe amplió la brecha existente entre las puntas del tipo de cambio Banco Nación: representa una “retención” adicional para ventas forwardEl precio de exportación de la arveja subió 130% en el último año: alcanzó un máximo histórico de 900 u$s/toneladaFondos liquidan posiciones compradas para tomar ganancias: “La soja es uno de los primeros objetivos de una eventual represalia comercial china”Valor agregado: el precio de exportación del aceite de girasol alto oleico certificado es casi un 50% superior al FOB oficialEl impuestazo de Bienes Personales que promueve el gobierno pone en riesgo la sostenibilidad del mercado de arrendamientos agrícolasRelocalización forzosa de utilidades disfrazadas de “inversiones”: el origen de la furia del CEO de AgcoMujica nombró nuevas autoridades en el Banco República: “Quisimos dar una fuerte señal al sector agropecuario”Cinco industrias lácteas argentinas lograron exportar leche en polvo a más de 3500 u$s/tonelada: sin el cupo de importación brasileño se acabaría la crisisSe cae el precio del novillo pesado argentino con la consolidación de la “segunda ola” de Covid-19 en EuropaTerminó el partido Boca-River: perdió la Argentina por goleadaSe concretó la primera exportación de cerezas argentinas a China: pero será difícil competir con Chile al no tener un Tratado de Libre ComercioArgentina vuelve a ser una nación productora de trigos de calidad panadera: la proteína promedio en Santa Fe y Córdoba supera el 11%El fin de semana habrá tiempo inestable en el norte del paísPremian un proyecto para generar electricidad a partir de un elemento contaminante producido por ingenios azucarerosLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó un 10% del monto comprometidoDónde están los seis laboratorios habilitados para realizar análisis de muestras de leche en caso de controversias con la calidad informada por la industriaUna ayudita para los molinos: el gobierno subsidia las exportaciones de harina de trigo con un FOB oficial inferior al de mercadoSorpresa: este año las Pymes agropecuarias fueron excluidas del programa de crédito fiscal para capacitación de personalEl gobierno nacional anunció la suspensión del IVA en alimentos básicos: temor por la posibilidad de que la medida genere créditos fiscales irrecuperablesEstamos todos en el mismo barco: por el desmantelamiento de la matriz agropecuaria argentina la industria ensambladora automotriz se quedó sin dólares para seguir operandoCristina Fernández de Kirchner recibió a representantes del Consejo Agroindustrial Argentino y los “alentó a seguir trabajando y fortalecerlo”Como en la mejor época de fines de los 90: el déficit cambiario del sector turístico registró en enero una suba del 61%Macri y Tabaré Vázquez se reunieron para tratar la flexibilización del Mercosur en lo que respecta a la negociación de acuerdos comercialesLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: hasta el momento se liquidó un 5,9% del monto comprometidoCambio de tendencia: los fondos especulativos ahora están mucho más alcistas en maíz que en sojaLos productos de las economías regionales y la carne bovina son los más comprometidos por la devaluación brasileñaEn lo que va del año 16 empresas agrícolas argentinas comercializaron más de 200.000 toneladas de soja certificada RTRS