Google+
Valor Soja »Ganadería

Un nuevo sistema de tipificación para la ganadería argentina: basta de medir calidad con criterios subjetivos

Iniciativa para modernizar la metodología actual
Un nuevo sistema de tipificación para la ganadería argentina: basta de medir calidad con criterios subjetivos

¿Cómo se selecciona la mejor carne bovina? Se trata de una pregunta incompleta porque no se puede definir qué es lo mejor si antes no se sabe bien qué es. Por esa razón dos décadas atrás las autoridades del organismo mixto Meat & Livestock Australia Limited (MLA) realizaron un estudio de campo con 100.000 consumidores de nueve naciones que probaron 700.000 cortes diferentes de carne bovina y ovina para determinar cuáles resultaban los más apetecibles. Luego correlacionaron las preferencias de los consumidores con las características de las medias reses de las cuales proveían tales cortes para desarrollar un sistema de tipificación denominado Meat Standards Australia (MSA).

El sistema –que es voluntario– en 2015 tipificó un total de 3,2 millones de bovinos (36% de la faena total) en el marco de la categoría superior MSA (que permite que los cortes derivados de esa medias reses lleven un sello de calidad normatizado). Las medias reses MSA reciben una bonificación de precios con respecto a las convencionales o no-tipificadas.

Posteriormente, en los unidades industriales de segundo ciclo los cortes tomados de las medias reses seleccionadas como MSA son identificadas por tipificadores entrenados como “tres estrellas” (MSA graded), “cuatro estrellas” (Premium Quality) y “cinco estrellas” (Supreme Quality). Cada caracterización va acompaña de una recomendación de la técnica adecuada de preparación.

“En los parámetros considerados en el sistema MSA figuran el sexo, peso de la carcasa, componente de sangre índica, color de la carne, pH o marbling, entre otros, pero no la categoría del animal, que en el mercado argentino se considera un factor de medición de calidad”, indica el coordinador técnico de la Comisión de Ganadería del Movimiento CREA Cristian Feldkamp en un artículo publicado en la última edición de la Revista CREA.

El sistema de tipificación que se emplea actualmente en la Argentina fue desarrollado en la década del ’70 por la entonces Junta Nacional de Carnes. El mismo considera categorías que, según criterios subjetivos de un tipificador, luego son identificadas por conformación (superior, muy buena, buena, mediana, regular, inferior y baja) y grado de cobertura de grasa (magro, óptimo, abundante y excesiva).

“En muchos ámbitos de la cadena de valor ganadera-cárnica, incluyendo a las autoridades del Ministerio de Agroindustria, se entiende que es necesario actualizar el sistema vigente de tipificación de reses; para eso estamos elaborando un proyecto para validar a nivel local, a través de una muestra propia, los estándares del MSA”, explica Feldkamp.

“Tener una buena descripción de la calidad de carne, según lo que prefiere el consumidor, permite orientar mejor lo que el ganadero tiene que producir, porque el consumidor tenderá a pagar más por aquello que le genera una mayor satisfacción”, añade.

El proyecto, en proceso de formulación para presentar a una convocatoria del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, requerirá unos tres años de trabajo. “El primer paso para realizar una calibración con el sistema australiano será realizar una evaluación de ocho cortes representativos (nalga, lomo, asado, etcétera) provenientes de 200 animales con consumidores de cuatro grandes ciudades argentinas”, explica Peter Purslow, investigador británico reconocido internacionalmente quien desde 2014 reside en la Argentina por razones personales (contrajo matrimonio con una argentina). “Posteriormente las evaluaciones podrán extenderse a otras naciones consumidoras de carne argentina”, añade el científico (que actualmente integra el Departamento de Tecnología de Alimentos de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires con sede en Tandil).

La validación –tal como se implementó en Australia– comprenderá tanto reses bovinas como ovinas. “El sistema deberá generar información que sea fácil de comprender para los consumidores argentinos, de manera tal que puedan identificar aquellos cortes que cuentan con una calidad superior”, apunta Purslow.

Es decir: imaginemos en algunos años más una góndola con bandejas de cortes bovinos identificados con un logo específico, tres a cinco estrellas y una indicación específica de preparación. “La mejora en el proceso de tipificación también promoverá el posicionamiento de la carne argentina en los principales mercados consumidores del mundo”, explica Purslow.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Contratos ganaderos: buscar socios cuando sobran ganas pero falta efectivo para desarrollar negociosVinaza: ingenios deberán asegurar la gestión responsable del subproducto contaminante para poder seguir vendiendo etanolLa soja ingresada al territorio argentino en el marco del régimen de importación temporaria deberá comenzar a pagar una tasa de estadística del 2,5%Sigue la emisión masiva de ROE 365: esta semana el gobierno recaudó más de 42 M/u$s con retenciones anticipadas de cerealesInundaciones: se oficializó la emergencia agropecuaria para zonas productivas de Buenos Aires y La PampaLas empresas argentinas lideran la comercialización global de soja certificada RTRS: las bonificaciones logradas son irrisoriasLa hora de las mujeres: se impone el liderazgo femenino en las organizaciones agropecuarias de vanguardiaLa intervención del mercado del biodiesel llegó en el peor momento: el precio de exportación cayó al nivel más bajo de los últimos dos añosDesafío 2015: este año se implementará un programa para evaluar las mejores alternativas de control de malezas resistentesEl crecimiento de las exportaciones argentinas de carne bovina a China se sostiene gracias a la liquidación de vacas lecherasOtra vez: el miércoles regresan las lluvias para complicar el avance de la cosecha gruesaAlerta caminos rurales: se vienen tormentas intensas en la región pampeanaSiembren tranquilos: el ministro de Agricultura prometió asistencia financiera para los que se animen a producir trigoPoco oportuno: el gobierno santafesino aplicó un impuestazo al alimento balanceado en plena sequíaDoble desmantelamiento: los ingresos generados por la exportación de soja no alcanzan para cubrir el déficit energético argentinoGracias a la tecnología satelital en algunos años más podrá realizarse una gestión profesional de las emergencias agropecuariasInundados de Arias al límite: “Pónganse a la altura de las circunstancias porque esto es peor que la 125”Este año el mejor negocio triguero se originó con cultivares de calidad: prevén que se repita el mismo escenario en 2015/16Mastellone Hnos comenzó a perder tambos en la zona oeste al no equiparar los precios pagados por la competenciaEstamos en la era de las proteínas: en el último año fue posible ganar casi 30% en dólares con inversiones en corporaciones cárnicasAlerta climática: se vienen dos días de lluvias intensas en zonas afectadas por inundacionesEn los dos primeros meses del año Argentina registró un déficit comercial de casi 1000 M/u$s con el mayor importador de alimentos del mundoSe aprobaron nuevas minicompensaciones para chacareros: el pago promedio no superó los 8000 pesosCuidado con presupuestar rindes altos en 2016/17: Aiello advirtió que “el desarrollo de la cosecha gruesa va a sufrir algunos eventos de pulsos secos”Argentina representa un 8% de la exportación total de carne vacuna del Mercosur: Brasil mantiene el liderazgo con el 60%Gracias soja por los servicios prestados: la carne bovina volverá ser la principal fuente generadora de divisas en UruguayCórdoba es la provincia más perjudicada en la asignación de compensaciones ambientales: en siete años recibió 11 $/haRetenciones potenciales del 33% aprobadas por el Congreso: “Estaríamos ante una situación peor a la del 2008”