Google+
Valor Soja »Actualidad

Más que un simple cambio de nombre: el nuevo Ministerio de Agroindustria tendrá por objetivo que el sector deje de ser un mero aportante de divisas

Cambio conceptual en el diseño institucional del macrismo.
Más que un simple cambio de nombre: el nuevo Ministerio de Agroindustria tendrá por objetivo que el sector deje de ser un mero aportante de divisas

El nuevo Ministerio de Agroindustria del gobierno de Mauricio Macri –reemplazante del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca– tendrá facultades para definir políticas en todos los ámbitos del principal sector económico argentino.

Pero todas las decisiones se tomarán de manera coordinada en el marco de un “gabinete económico” que, además del ministro de Agroindustra Ricardo Buryaile, está integrado por Alfonso Prat-Gay (Hacienda), Francisco Cabrera (Producción), Guillermo Dietrich (Transporte), Juan José Aranguren (Energía y Minería) y Jorge Triaca (Trabajo, Empleo y Seguridad Social).

Entre las atribuciones que tendrá el Ministerio de Agroindustria –según lo indicado en el decreto 13/15 publicado hoy viernes en el Boletín Oficial– se encuentra la de “intervenir en la elaboración de las estructuras arancelarias, con la intervención de las áreas que correspondan, en el ámbito de su competencia”.

También podrá “intervenir en la elaboración y ejecución de la política de reembolsos y reintegros a la exportación y aranceles” y en “la definición de la política comercial en el campo exterior”, además de determinar “regímenes de precios índices, mecanismos antidumping y otros instrumentos de regulación del comercio exterior”.

También podrá tener a su cargo “la elaboración de los regímenes de promoción y protección de actividades económicas” agroindustriales, así como la “promoción, organización y participación en exposiciones, ferias, concursos, muestras y misiones en el exterior”.

Otra de las atribuciones que tendrá el nuevo organismo será la de asegurar la “normatización, registro, control y fiscalización sanitaria de alimentos” y la “fiscalización sanitaria de la producción agropecuaria, forestal y pesquera”.

La objetivo del Ministerio de Agroindustria en la política económica macrista es que el sector deje de ser un mero “aportante de divisas” para el resto de las actividades económicas para transformarse en un “motor de desarrollo” tanto local como provincial y nacional.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El gobierno se “encanutó” más de 2600 M/$ del Fondo Hídrico: el año pasado sólo se aprobaron obras para tres municipios del ConurbanoYa están los resultados finales de las elecciones primarias: el campo argentino sigue perdiendoPor la guerra en Siria la industria yerbatera exportadora perdió ingresos por 26 M/u$s: falta un plan de marketing globalAlgunos ponen y otros cobran: en el primer cuatrimestre del año las compañías petroleras recibieron subsidios directos por más de 4000 M/$Bacterias resistentes: Argentina prohíbe el uso de colistina en animales para preservar la eficacia de su uso en humanosCambio climático: las altas temperaturas de octubre liquidaron la calidad del trigo cosechado en el norte de la región pampeanaUn cultivo no apto para amateurs: “Sembrar trigo en la Pampa argentina para finalmente darle de comer a los chanchos de Vietnam no me parece los más adecuado”Producir es apasionante: pero también puede ser peligroso en entornos económicos inestablesUn sector industrial en problemas: Frigorífico Bermejo perdió 33 millones de pesos en el ejercicio 2015/16Se cayó la producción de carne por la retención reforzada por el desastre climático: los frigoríficos siguen privilegiando a los consumidores argentinosArgentina esquizofrénica: en apenas un año pasó de tener el trigo más caro del mundo al más baratoArgentina se consolida como exportador de embolsadoras de granos:  EE.UU., Canadá y Australia son los principales clientesLa devaluación comenzó a erosionar el precio relativo de la leche: para compensar la suba del maíz se necesitan 3,0 $/litro en marzoVolvimos a los ’90: recortan gastos en infraestructura, salud y educación para priorizar deuda pública y subsidios a empresasEnroque: las importaciones de fumigadoras consumieron la misma cantidad de dólares que los generados por las exportacionesRepresalia europea contra la expropiación de YPF tiene los días contados: OMC reconoció que el derecho antidumping aplicado contra el biodiesel argentino es una para-arancelariaPrimarización: las declaraciones de exportaciones de poroto de soja 2019/20 superan en un 50% a las de harina de sojaBuenos Aires: ya está disponible la posibilidad de realizar análisis gratuitos de calidad de trigo 2018/19Se fue Cristina pero volvió Néstor: la participación del Estado en la renta agrícola regresó a los niveles presentes en 2007Fracasó el TLC con la Unión Europea: para que China se transforme en el socio natural del Mercosur se requiere terminar con el verso proteccionistaEl viernes 17 de julio la dirigencia agropecuaria (sin FAA) organiza una jornada de protesta nacional: “No maten al campo”Recalculando: qué implica para el agro argentino el fracaso de la estrategia de “polarización” instrumentada por CambiemosSe prevé otra semana de lluvias con algunas tormentas severas: la mayor parte de la recarga de perfiles ocurrirá en el norte del paísSe disparó el precio del glifosato importado: aumentó casi un 50% en el último año Mala noticia para la cadena sojera: Perú bloqueó el ingreso del biodiesel argentino por pedido de la corporación que elabora el champú PlusbelleEl fin de semana regresan las tormentas intensas sobre el norte de la zona pampeana y el NEARepro: en 2016 el sector cárnico bovino ocupó el segundo puesto en el ranking de empresas que debieron ser asistidas con subsidios laboralesVerdadero: “Diversificamos la matriz productiva y hoy somos menos soja dependientes que antes”