Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Los productores vuelven a la rutas: siete años tirados a la basura en los cuales ninguno de los involucrados en el conflicto del campo aprendió nada

El germen de una nueva protesta generalizada.
Los productores vuelven a la rutas: siete años tirados a la basura en los cuales ninguno de los involucrados en el conflicto del campo aprendió nada

En los últimos días miles de personas relacionadas al ámbito agropecuario comenzaron a reunirse en las rutas. No todos son productores. Pero todos están experimentando problemas económicos graves. Fue así como empezó el conflicto que paralizó a la Argentina por más de cuatro meses en 2008.

En pocos días más se cumplirá el séptimo aniversario del voto “no positivo” que desactivó la intención –impulsada por el entonces ministro de Economía Martín Lousteau– de aplicar un impuestazo brutal por medio de la resolución 125 (“retenciones móviles agrícolas”).

Ninguno de los involucrados en el conflicto agropecuario de 2008 aprendió nada en estos siete años: es como si se hubiesen pasado todo ese tiempo mirando a Tinelli.

La situación presente este año es peor que la existente en 2008. La negativa a eliminar las retenciones agropecuarias y los cupos de exportación en un contexto de retraso cambiario e inflación llevó la presión impositiva aplicada al campo a niveles imposibles de soportar.

Los líderes de la Oligarquía Populista que gobiernan el territorio comprendido por la Argentina entienden que el castigo aplicado a los productores es razonable. Después de todo, fueron los únicos que se atrevieron a desafiarlos en un momento en el cual todos los demás colgaron la dignidad en el placard para arrodillarse ante el poder de turno.

Pero en todo este tiempo no terminaron de entender que liquidar al productor equivale a hacer lo mismo con todos los habitantes del ecosistema agropecuario, quienes –pequeño detalle– son los responsables de generar las divisas que mantienen en funcionamiento a todos los demás sectores de la economía local.

En las rutas van a encontrar productores. Pero también van a ver propietarios de campos que viven (o vivían) de rentas, distribuidores de insumos y trabajadores rurales.

En todas las naciones civilizadas del mundo los gobiernos ayudan a los productores agropecuarios en problemas porque saben que son el eslabón más débil de una extensa cadena de valor agroindustrial. La ministra de Agricultura brasileña Kátia Abreu lo acaba de expresar con claridad al decir que los subsidios agrícolas “no son de uno u otro productor, sino del abastecimiento nacional”.

La clase media puede estar destruida y no tener recursos ni crédito para comprar departamentos. Pero siempre habrá ricos –con pocas opciones o escasa imaginación– que construyan edificios y otros que compren para intentar mantener el valor de su capital. Pero aquello que los empresarios agropecuarios dejan de producir –por falta de capital o estímulos– no lo puede reemplazar nadie. Un molino harinero sin trigo pierde dinero. Una fábrica de sembradoras sin clientes se funde. Por eso los productores son muchos más importantes que ellos mismos.

La dirigencia agropecuaria tuvo siete años para armar una representación gremial sólida. Tienen –acá nomás– el ejemplo brasileño de la exitosa Confederação da Agricultura e Pecuária do Brasil. Pero no se hizo nada al respecto. Prevalecieron (una vez más) los personalismos.

Este año representantes de Coninagro y SRA ante el Ipcva violaron un acuerdo de palabra vigente desde 2002 para evitar que el delegado de FAA asumiera en el organismo. La Comisión Directiva de la SRA fue denunciada por dos socios ante la Inspección General de Justicia. El presidente de la FAA sigue los consejos del ministro responsable del desastre que lleva a la gente a las rutas. No parece ser gente que haya leído la decimoséptima sextina de “La vuelta de Martín Fierro”.

La ironía de esta historia es que Lousteau, luego del conflicto agropecuario de 2008 –lejos de volver a la facultad de Economía– se dedicó a publicar un libro, dar charlas, presentarse como candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y obtener casi 460.000 votos a favor de personas que lo consideran apto para administrar uno de los principales distritos del país. Por suerte con balotaje ganamos todos. O casi.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Los administradores de fondos agrícolas siguen apostando a la baja: la posición neta especulativa en maíz registró un nuevo mínimo históricoArgentina ocupa el sexto puesto del ranking latinoamericano de inversiones extranjeras: un dato real luego del “corralito” kirchneristaEn lo que va del año se exportaron 114 tolvas a un promedio de 21.500 dólares: Australia es el segundo clienteExportaciones de leche larga vida a mercados asiáticos: la próxima parada para desarrollar al sector lácteo argentinoSe disparó el precio del glifosato importado: aumentó casi un 50% en el último año Mastellone Hnos logró una mejora sustancial del resultado económico gracias al planchazo de precios aplicado a los tamberosSe viene la carnicería: el precio del trigo para productores sin cobertura que deban vender en cosecha es de apenas 150 u$s/tonelada¿Por qué los productos orgánicos son más caros?: la respuesta te sorprenderáRécord de patentamientos de “camionetas agropecuarias”: aunque algunos productores perdieron poder adquisitivoArba te da una mano: decidió adelantar cobro del Inmobiliario Rural porque en el segundo semestre los productores “no tenían ni cosecha fina ni gruesa”Buenos Aires: ya no será necesario gestionar el COT para transportar productos agropecuariosPremio a la paciencia: llegó la revancha para el garbanzo con una suba espectacular de precios para las partidas de mayor calidadSe acabó la era de los commodities: Brasil denuncia que programa de subsidios de EE.UU. perjudicará a productores agrícolas latinoamericanos Valor agregado: las exportaciones chilenas de frutas superan en un 85% a las ventas argentinas de poroto de sojaSiguen estables los precios de importación de los fertilizantes fosfatados a pesar de la recuperación de la demanda indiaEl campo como generador de desarrollo industrial: en septiembre el vehículo más vendido fue Toyota HiluxNo se llenen la boca hablando del cambio climático: volvieron a incrementar las retenciones al biodiesel mientras se subsidia al petróleoFebrero será un mes clave para los tambos: para compensar la suba del maíz se necesitarán al menos 2,55 $/litro de lecheEl viernes un frente frío comenzará a avanzar desde el centro al norte del paísLa devaluación se quedó corta: no fue suficiente para impulsar exportaciones argentinas de leche en polvoSin caminos pero solidarios: provincias inundadas transfirieron 4000 M/$ por regalías sojeras al resto del paísUn impuesto para renovar la flota de la Marina Mercante: principal aliado argentino para evitar que Brasil logre autoabastecerse de trigoRanking de voracidad fiscal: Buenos Aires es la provincia pampeana que aplica los mayores impuestos a los empresarios que producen en campos alquiladosOlvido: la reglamentación del sistema de gestión de envases de agroquímicos lleva ocho meses de retrasoEn el último año el precio de exportación de la leche en polvo argentina cayó un 40%Repro: el Ministerio de Trabajo oculta los datos de empresas que debieron ser asistidas con subsidios laboralesEn 2016 Quickfood perdió 463 millones de pesos: pero este año prevé una mejora de los márgenes del negocio cárnicoEl gobierno tiene planes para utilizar derechos de exportación agrícolas diferenciales como herramienta de política industrializadora