Google+
Valor Soja »Actualidad

Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Con el Indec no fue suficiente.
Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Las autoridades de la Oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) distinguieron a la Argentina por haber mantenido durante los últimos 25 años el nivel de malnutrición por debajo del 5%.

El informe anual de la FAO sobre seguridad alimentaria en América latina correspondiente a 2015 señala que desde 1990 Argentina mantiene “un índice de subalimentación menor a 5% y, a pesar de la crisis de principios de siglo, este índice se mantuvo siempre en dicha magnitud”.

Es decir: el premio de la FAO, si bien lo recibió Cristina Fernández de Kirchner, le corresponde también a los ex presidentes Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde.

Ese mismo informe de la FAO no era tan complaciente con la Argentina apenas dos años atrás. En 2013 el organismo indicaba que en América latina “sólo Argentina y Paraguay han mostrado un estancamiento en los niveles de desnutrición global en menores de 5 años entre el período 1990-96 y 2005-12, mientras que el resto de los países presenta importantes avances”. Y en 2014 la FAO volvió a recordar que en la región “sólo Guyana y Argentina han aumentado su tasa de desnutrición crónica en seis y en un punto porcentual respectivamente”.

En el informe de 2015, en cambio, desaparecieron las menciones con connotaciones negativas sobre la Argentina. Al contrario: se destaca que “la pobreza y la pobreza extrema para el año 2012 alcanzan el 4,3% y 1,7% de la población respectivamente”.

¿Cuál es la fuente de tales cifras? La FAO indica que las tomó de la Cepal. Y la Cepal, a su vez, las recogió del Indec (organismo intervenido por el kirchnerismo desde 2007). El dato es que las cifras correspondientes a 2006 –último año en el cual el Indec era gestionado por profesionales de carrera– muestran que la pobreza en la Argentina era del 24,8%.

Cristina dijo ayer en la sede central de la FAO (Roma) que la Argentina tiene “un índice de pobreza por debajo del 5%”. No incurrió en error alguno porque sólo se remitió a citar a un documento de la FAO elaborado con datos de la Cepal.

El problema no es de Cristina. Ni de los que toman sus palabras para burlarse en las redes sociales. El verdadero problema es de la FAO y la Cepal porque los métodos de ambos organismos quedaron completamente expuestos: ahora todos saben que usan cifras oficiales de los diferentes países sin contrastarlas con ninguna otra fuente.

El kircherismo logró –en una auténtica cruzada internacional– destruir la credibilidad de ambas instituciones. Felicitaciones.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Consultora fundada por Rogelio Frigerio asegura que el Presupuesto de Prat-Gay “no es el mejor para estimular que el sector privado sea pujante”Los productos de las economías regionales y la carne bovina son los más comprometidos por la devaluación brasileñaBienvenido mercado climático estadounidense: fuerte alzas de precios de los granos gruesos por el ingreso de una ola de calor extremo en el Medio OesteYa se liberó un cupo de casi 9,0 millones de toneladas de maíz 2013/14: el gobierno sigue sin definir cuándo cerrará las exportacionesLa agroindustria ahora es también el banco del gobierno: BCRA consiguió que exportadores aporten por seis meses 2000 M/u$s a una tasa del 3,6%El gobierno nacional adjudicó obras para reacondicionar el Canal San Antonio-Arroyo de las Tortugas por 568 M/$#RecuperLoRobado: Carrió denunció que una asociación ilícita kirchnerista se quedó con una cifra equivalente a la exportación anual de poroto y harina de sojaSalió el fideicomiso triguero: es fundamental saber qué sucederá con los ROE de trigo 2012/13 que no podrá exportarseAlerta: el viernes se vienen nuevas lluvias torrenciales que se extenderán hasta el sábadoCayeron las exportaciones de derivados de lactosuero por la desaceleración de la demanda china: pero aumentó el valor agregadoSigue la fiesta: en el último año el precio de exportación de la leche en polvo argentina subió un 40% Nuevo capítulo de la “guerra comercial”: China asegura que aplicará represalias contra la nueva barrera proteccionista de TrumpEE.UU: denuncian daños por aplicaciones indebidas de dicamba sobre cultivos de la nueva soja de MonsantoEn el primer mes del año los patentamientos de camionetas agropecuarias crecieron un 85%El desafío del trigo argentino: “No podemos ser líderes mundiales si no damos garantías de inocuidad”Biotecnología: EE.UU. aprobó la producción de dos variedades de manzanas modificadas que no se oxidan al cortarseLa Afip suspendió a Alfredo de Angeli del Registro Fiscal de Operadores de GranosLas vueltas de la vida: Aranguren empleó una metodología creada por Guillermo Moreno para incrementar las retenciones al biodieselYa no habrá dudas: a partir del año que viene los híbridos de girasol deberán inscribirse indicando si se trata de materiales oleicos, suboleicos o linoleicosActualizaron los márgenes agropecuarios estimados para determinar el canon de servidumbre de gasoductosProductores argentinos congelarán decisión de sembrar maíz hasta después de las elecciones: con Scioli se prevé un derrumbe de ofertaCosecha gruesa complicada: se vienen varios días con lluvias en muchas de las regiones productivasAlerta: mañana se prevén lluvias intensas en zonas del norte pampeano saturadas de aguaFinalmente el gobierno macrista decidió investigar los sobreprecios en las exportaciones agroindustriales realizadas a Venezuela durante la gestión de CFKArgentina sigue viviendo por encima de sus posibilidades: el agro ya no puede sostener el modelo de sustitución de importacionesDespidos en el Senasa para reducir casi un 4% de la planta de personal: la mayor parte son administrativosCombo China-Nueva Zelanda: el precio de exportación de la leche en polvo entera argentina subió un 45% en el último añoPresupuestación 2018: el impuesto inflacionario seguirá siendo elevado como consecuencia del gasto público excesivo