Google+
Valor Soja »Actualidad

Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Con el Indec no fue suficiente.
Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Las autoridades de la Oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) distinguieron a la Argentina por haber mantenido durante los últimos 25 años el nivel de malnutrición por debajo del 5%.

El informe anual de la FAO sobre seguridad alimentaria en América latina correspondiente a 2015 señala que desde 1990 Argentina mantiene “un índice de subalimentación menor a 5% y, a pesar de la crisis de principios de siglo, este índice se mantuvo siempre en dicha magnitud”.

Es decir: el premio de la FAO, si bien lo recibió Cristina Fernández de Kirchner, le corresponde también a los ex presidentes Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde.

Ese mismo informe de la FAO no era tan complaciente con la Argentina apenas dos años atrás. En 2013 el organismo indicaba que en América latina “sólo Argentina y Paraguay han mostrado un estancamiento en los niveles de desnutrición global en menores de 5 años entre el período 1990-96 y 2005-12, mientras que el resto de los países presenta importantes avances”. Y en 2014 la FAO volvió a recordar que en la región “sólo Guyana y Argentina han aumentado su tasa de desnutrición crónica en seis y en un punto porcentual respectivamente”.

En el informe de 2015, en cambio, desaparecieron las menciones con connotaciones negativas sobre la Argentina. Al contrario: se destaca que “la pobreza y la pobreza extrema para el año 2012 alcanzan el 4,3% y 1,7% de la población respectivamente”.

¿Cuál es la fuente de tales cifras? La FAO indica que las tomó de la Cepal. Y la Cepal, a su vez, las recogió del Indec (organismo intervenido por el kirchnerismo desde 2007). El dato es que las cifras correspondientes a 2006 –último año en el cual el Indec era gestionado por profesionales de carrera– muestran que la pobreza en la Argentina era del 24,8%.

Cristina dijo ayer en la sede central de la FAO (Roma) que la Argentina tiene “un índice de pobreza por debajo del 5%”. No incurrió en error alguno porque sólo se remitió a citar a un documento de la FAO elaborado con datos de la Cepal.

El problema no es de Cristina. Ni de los que toman sus palabras para burlarse en las redes sociales. El verdadero problema es de la FAO y la Cepal porque los métodos de ambos organismos quedaron completamente expuestos: ahora todos saben que usan cifras oficiales de los diferentes países sin contrastarlas con ninguna otra fuente.

El kircherismo logró –en una auténtica cruzada internacional– destruir la credibilidad de ambas instituciones. Felicitaciones.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El rumor es real para el mercado: los precios de los futuros argentinos de soja ya incorporaron la suspensión del esquema de reducción de retencionesRumores y amenazas por medios oficialistas: dos métodos que no funcionan para generar ventas de sojaEntre Ríos ya es la primera provincia de la zona pampeana con la emergencia agropecuaria declarada por sequíaEn lo que va del año el déficit energético reconocido por el gobierno superó los 4200 M/u$s: el agro ya no puede compensarlo por el default cerealeroEn el horno: la tarifa orientativa de cosecha fina aumentó un 43% en el último año con un precio del trigo en pesos 11% menorNewsan, Gamma Solutions y Solartec ganaron licitación de 14,9 M/u$s para instalar equipos fotovoltaicos en escuelas ruralesMolinos harineros con una capacidad ociosa superior al 50% por tercer año consecutivo: van camino a tener otro período más para el olvidoSe acabaron los dólares para todos: en lo que va del año la importación de tractores agropecuarios apenas fue de 27,5 M/u$s por el cepo cambiarioSe viene la vacunación obligatoria contra hidatidosis para pequeños rumiantes: existe un solo proveedorCarrera contra la inflación: competitividad cambiaria del sector exportador argentino está en un nivel similar al de febrero de 2014El Mercosur se está quedando fuera del mundo: alertan que será cada vez más difícil vender productos agroindustriales en los principales mercadosCheques rechazados de SanCor superaron los 1000 M/$: acusan al gobierno de retener fondos comprometidosSocios en las pérdidas: Mastellone Hnos desdoblará el pago de la leche para comenzar a financiarse con los tamberosEsperando un milagro: el nivel de coberturas en soja nueva es bajísimo en un escenario de precios decrecientesMal momento para tener que vender soja sin coberturas: se destruyen los precios en Chicago por informe negativo del USDASe destruyeron los precios de la cebada: sólo una súper cosecha puede salvar al cultivo del desastreEl jueves y viernes se prevén tormentas intensas sobre buena parte del norte del paísModificaron el proyecto para deducir de Ganancias el 100% del gasto en fertilizantes: será responsabilidad de los propietarios de camposFábricas paradas con demanda cero: el biodiesel producido por industrias santafesinas no puede exportarse ni venderse en el mercado internoAlerta macroeconómica: el déficit de la balanza cambiaria turística alcanzó un récord de 9000 millones de dólaresEstrategia para originar compras de soja en un momento difícil: algunas fábricas aceiteras ampliaron los umbrales de recibo de granos fuera de estándarEl costo de desintegrarse del mundo: CNA alertó que las agroexportaciones brasileñas perderán competitividad con el Tratado de Libre Comercio del PacíficoDeclararon la emergencia agropecuaria en las cinco provincias afectadas por desastres climáticosEn el horno por la devaluación: las empresas elaboradoras de biodiesel trabajan con un precio congelado desde septiembre del año pasadoBuena noticia: esta semana no se proyectan precipitaciones ni heladas en la región pampeanaMala noticia para la Argentina: se derrumba el precio internacional del aceite de sojaAlquileres agrícolas: con la suba de la soja se agravaron los problemas de los que aún no cerraron acuerdosLos criadores bovinos siguen en “modo supervivencia” a la espera de la próxima explosión de precios