Google+
Valor Soja »Actualidad

Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Con el Indec no fue suficiente.
Cifras truchas con proyección internacional: Argentina logró destruir la credibilidad de la FAO y la Cepal

Las autoridades de la Oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) distinguieron a la Argentina por haber mantenido durante los últimos 25 años el nivel de malnutrición por debajo del 5%.

El informe anual de la FAO sobre seguridad alimentaria en América latina correspondiente a 2015 señala que desde 1990 Argentina mantiene “un índice de subalimentación menor a 5% y, a pesar de la crisis de principios de siglo, este índice se mantuvo siempre en dicha magnitud”.

Es decir: el premio de la FAO, si bien lo recibió Cristina Fernández de Kirchner, le corresponde también a los ex presidentes Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde.

Ese mismo informe de la FAO no era tan complaciente con la Argentina apenas dos años atrás. En 2013 el organismo indicaba que en América latina “sólo Argentina y Paraguay han mostrado un estancamiento en los niveles de desnutrición global en menores de 5 años entre el período 1990-96 y 2005-12, mientras que el resto de los países presenta importantes avances”. Y en 2014 la FAO volvió a recordar que en la región “sólo Guyana y Argentina han aumentado su tasa de desnutrición crónica en seis y en un punto porcentual respectivamente”.

En el informe de 2015, en cambio, desaparecieron las menciones con connotaciones negativas sobre la Argentina. Al contrario: se destaca que “la pobreza y la pobreza extrema para el año 2012 alcanzan el 4,3% y 1,7% de la población respectivamente”.

¿Cuál es la fuente de tales cifras? La FAO indica que las tomó de la Cepal. Y la Cepal, a su vez, las recogió del Indec (organismo intervenido por el kirchnerismo desde 2007). El dato es que las cifras correspondientes a 2006 –último año en el cual el Indec era gestionado por profesionales de carrera– muestran que la pobreza en la Argentina era del 24,8%.

Cristina dijo ayer en la sede central de la FAO (Roma) que la Argentina tiene “un índice de pobreza por debajo del 5%”. No incurrió en error alguno porque sólo se remitió a citar a un documento de la FAO elaborado con datos de la Cepal.

El problema no es de Cristina. Ni de los que toman sus palabras para burlarse en las redes sociales. El verdadero problema es de la FAO y la Cepal porque los métodos de ambos organismos quedaron completamente expuestos: ahora todos saben que usan cifras oficiales de los diferentes países sin contrastarlas con ninguna otra fuente.

El kircherismo logró –en una auténtica cruzada internacional– destruir la credibilidad de ambas instituciones. Felicitaciones.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Agregado de valor: los empresarios sojeros que usaron “tecnología comercial” podrán contar con casi 500 $/ha adicionalesVeranito lácteo: el FAS teórico de la leche argentina destinada a exportación supera los 22 $/litroLa demanda de fardos de alfalfa de Arabia Saudita va camino a registrar un crecimiento explosivo: una oportunidad para la Argentina (si la sabe aprovechar)El Inase suspende del Registro de Comercio de Semillas a una empresa santafesina que vendía alfalfa transgénicaLos chinos avisan: seguirán importando granos pero con la intención de desacelerar el ingreso de productos agroindustrialesAniversario: se cumplieron dos años del bloqueo comercial chino contra el aceite de soja argentinoToda la semana se prevén lluvias, tormentas y altas temperaturas en muchas zonas productivas del centro y norte del paísEl campo pasó a ocupar el segundo puesto en el ranking de destrucción de empleo privadoSe oficializó la eliminación de retenciones agropecuarias: sólo se mantiene (con reducciones) en soja, cueros y lanaMacri: “La Argentina no ve la presencia de China como una amenaza sino como una oportunidad de desarrollo para los argentinos”Las exportaciones argentinas de pulverizadoras cayeron un 60%: en lo que va del año apenas ingresó un equipo importadoLas exportaciones argentinas de semillas de soja y maíz superaron los 210 millones de dólares en lo que va del añoTiempo de descuento para el comienzo de la segunda temporada de la “guerra comercial”: se prevé otra jornada bajistaEsta semana se esperan lluvias importantes sobre el sur de la zona pampeana: el sector norte deberá seguir esperandoDesastre: el USDA advierte que en el presente ciclo 2018/19 China importará 10 millones de toneladas menos de soja por el impacto de la fiebre porcina africanaMolino Cañuelas y Morixe podrán importar tecnología libre de aranceles por 1,46 millones de dólaresSigue el tiempo ideal para avanzar con la cosecha gruesa: no se prevén lluvias en ninguna región productivaSe desdobló el mercado de maíz: exportadores pagan “premios” por el cereal convencional pero castigan al tardíoTiempo de descuento para oficializar el informe final sobre irregularidades en el pago de compensaciones de la ex OnccaNuevo ajuste de los combustibles de YPF: la industria etanolera aguarda novedades ante una situación de quebranto inéditaEntidades agroindustriales celebraron la desactivación de la “mafia de los fleteros” de Bahía Blanca: cómo operabanTerminó la cosecha argentina de soja: la zona núcleo pampeana fue la más cara pero no la mejorUna nueva barrera para-arancelaria viene en camino: Nature publica estudio que propone aplicar impuesto climático a la carne bovina para reducir el calentamiento globalDanone compra una empresa elaboradora de leche de soja por 12.500 M/u$s como estrategia defensiva ante caída de ventas de bebidas lácteasEsta semana continuarán las precipitaciones excesivas en Entre RíosRegalo con fecha de vencimiento: tanto al gobierno como a los productores les conviene vender ahora la mayor cantidad de soja posibleBRF y Marfrig iniciaron negociaciones orientadas a evaluar una fusión entre ambas para crear megacorporación cárnica globalConvirtiendo pasivos ambientales en activos energéticos: un feedlot que se propuso vender electricidad a la red pública