Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Qué hay detrás del modelo argentino.
Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Ningún referente del ámbito político, empresario o gremial se quejó por el hecho de que los presidentes de Brasil y Uruguay hayan decidido excluir a la Argentina de la negociación comercial que el Mercosur está llevando a cabo con la Unión Europea (UE-28). Eso implica que no lo consideran un tema relevante.

Los argentinos vivimos de las exportación de commodities. Materias primas que se venden solas. Pero de eso sólo pueden vivir unos pocos. La receta para generar empleo vigente en la actualidad consiste en cerrar la economía y crear un coto de caza privado para fábricas ensambladoras de piezas importadas.

La esperanza, detrás de esa estrategia, es que los ensambladores –ansiosos por participar del desarrollo nacional– terminen promoviendo la creación de proveedores locales. La realidad es bastante diferente.

Los ensambladores, al experimentar alguna dificultad, lo primero que hacen es sacarse gente de encima a través de suspensiones, adelantos de vacaciones, retiros voluntarios o despidos. Es la típica actitud del que sabe que vive de prestado.

El coto de privado de caza además es carísimo. Sería mucho más barato para los consumidores argentinos comprar un automóvil, computadora o celular importado que otro ensamblado en el país (piensen en el costo de traer piezas, distribuirlas, armarlas y redistribuirlas).

Existe otra alternativa para generar empleos que es, justamente, negociar acuerdo comerciales con naciones o regiones complementarias para poder vender y comprar una gran cantidad de bienes y servicios sin restricciones.

Esa apertura económica –en el caso argentino– debería promover el crecimiento de industrias elaboradoras de alimentos en desmedro de las fábricas ensambladoras. Y hacer que tales industrias, cuando estén consolidadas, comiencen a desarrollar proveedores locales de todos los insumos que requieren (como envases, enzimas, aditivos, robótica y programación aplicada a procesos de producción de alimentos).

Los argentinos preferimos seguir viviendo en una mentira. Llamando “industria nacional” a plantas ensambladoras que consumen cantidades excesivas de divisas. Lo hacemos porque no confiamos en nuestras propias capacidades. Vender commodities es fácil. Comercializar alimentos requiere, en cambio, un esfuerzo colaborativo e intelectual permanente para poder competir.

Nuestras corporaciones alimenticias –como Arcor o Molinos– son enanas en el ámbito internacional. Muchas medianas empresas del sector tienen potencial para transformarse en grandes. Pero eso no va a suceder sin el marco adecuado.

Los límites siempre los fijamos nosotros mismos a partir de la confianza que tengamos, valga la redundancia, en nosotros mismos. Si creemos que somos vagos, mediocres y estúpidos, entonces sigamos viviendo de los commodities y mantengamos cerrada la economía para garantizar la supervivencia de las plantas ensambladoras.

El día que creamos que somos trabajadores, capaces y creativos, que logremos tener confianza absoluta en nuestra propia fuerza, seguramente podremos animarnos a dar un paso más. Mientras tanto –gane quién gane las elecciones presidenciales– todo seguirá igual.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

En lo que va del año las exportaciones argentinas de leche en polvo cayeron 22% por el cepo lácteo de la UcesciMarfrig y ADM se unen para comenzar a fabricar en Brasil la primera hamburguesa sudamericana “100% vegetal con sabor y textura similares a los de la carne”Bayer decidió liquidar la marca Monsanto: “Ya no volverá a ser el nombre de una compañía”Los tamberos no están solos: la industria del etanol maicero también está en el horno por un aumento sideral de costosUna lección de política económica: “La prioridad de Brasil no es exportar granos sino carnes”¿Cuánto cuesta la cosechadora fabricada por el Grupo Senor?A rezar: se vienen chances de lluvias de hasta 40 milímetros en el norte de la zona pampeanaTsunami de tweets para denunciar al proyecto expropiador de Massot que descalifica a la principal actividad económica argentinaArcor, Andreoli y Mega Alfalfa Argentina podrán importar tecnología libre de aranceles por 12,4 millones de dólaresMacri se comprometió a mejorar la seguridad en el campo para “acabar con las mafias que cometen delitos atacando al productor y transportistas”En lo que va del año ingresaron 72 sembradoras John Deere a un valor promedio de 161.800 dólaresEl mercado argentino de futuros agrícolas seguirá teniendo rueda de piso: comenzará a operar en simultáneo con la plataforma electrónicaCrece la bronca en Gral. Villegas por el corralito hídrico: vecinos amenzan con romper rutas para liberar el aguaCambio climático: se declaró la emergencia hídrica en once provincias argentinas afectadas por lluvias torrencialesLa demanda pide la hora referí: retención efectiva en soja cayó al 16% para intentar tentar a los productoresSe viene un marcado descenso de las temperaturas con heladas en Cuyo y el sur de la zona pampeanaSigue cayendo el precio de exportación del maíz pisingallo argentino: cada vez más cerca de los 600 u$s/toneladaExtendieron el control obligatorio de picudo algodonero hasta la zona centro de Santa FePrimera estimación de siembra argentina de maíz: se perderían al menos 370.000 hectáreasMatarifes bonaerenses denuncian prácticas “persecutorias” del gobierno de María Eugenia Vidal: “Despliega su poder sobre aquellos que se atreven a cuestionar sus acciones”Temporada de toma de ganancias salvaje para los fondos: liquidaciones masivas en maíz se llevaron puesto al resto de los granosBienvenidos al siglo XXI: Argentina prohíbe la descarga de de medias reses bovinas “al hombro”Los precios de los contratos futuros de la soja 2019/20 como de la cosecha nueva ya tienen incorporados los anuncios oficialesRedistribución de la riqueza: el megatambo estabulado de Adecoagro logró evitar pérdidas gracias al uso masivo de maíz artificialmente baratoEl enano del barrio: Argentina representa apenas un 6% de la exportación total de carne vacuna del MercosurReducen la carga burocrática para empresas compradoras de granos: ya no deberán presentar declaraciones de certificaciones ni cartas de porteMás despiertos que muchos productores: el gobierno tomó “coberturas” en soja en los mejores momentos del añoValor desagregado: la exportación argentina de sembradoras registró el nivel más bajo desde 2006