Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Qué hay detrás del modelo argentino.
Para la dirigencia argentina la exclusión de las negociaciones Mercosur-Unión Europea no es un tema relevante: el costo de la desconfianza en el propio potencial

Ningún referente del ámbito político, empresario o gremial se quejó por el hecho de que los presidentes de Brasil y Uruguay hayan decidido excluir a la Argentina de la negociación comercial que el Mercosur está llevando a cabo con la Unión Europea (UE-28). Eso implica que no lo consideran un tema relevante.

Los argentinos vivimos de las exportación de commodities. Materias primas que se venden solas. Pero de eso sólo pueden vivir unos pocos. La receta para generar empleo vigente en la actualidad consiste en cerrar la economía y crear un coto de caza privado para fábricas ensambladoras de piezas importadas.

La esperanza, detrás de esa estrategia, es que los ensambladores –ansiosos por participar del desarrollo nacional– terminen promoviendo la creación de proveedores locales. La realidad es bastante diferente.

Los ensambladores, al experimentar alguna dificultad, lo primero que hacen es sacarse gente de encima a través de suspensiones, adelantos de vacaciones, retiros voluntarios o despidos. Es la típica actitud del que sabe que vive de prestado.

El coto de privado de caza además es carísimo. Sería mucho más barato para los consumidores argentinos comprar un automóvil, computadora o celular importado que otro ensamblado en el país (piensen en el costo de traer piezas, distribuirlas, armarlas y redistribuirlas).

Existe otra alternativa para generar empleos que es, justamente, negociar acuerdo comerciales con naciones o regiones complementarias para poder vender y comprar una gran cantidad de bienes y servicios sin restricciones.

Esa apertura económica –en el caso argentino– debería promover el crecimiento de industrias elaboradoras de alimentos en desmedro de las fábricas ensambladoras. Y hacer que tales industrias, cuando estén consolidadas, comiencen a desarrollar proveedores locales de todos los insumos que requieren (como envases, enzimas, aditivos, robótica y programación aplicada a procesos de producción de alimentos).

Los argentinos preferimos seguir viviendo en una mentira. Llamando “industria nacional” a plantas ensambladoras que consumen cantidades excesivas de divisas. Lo hacemos porque no confiamos en nuestras propias capacidades. Vender commodities es fácil. Comercializar alimentos requiere, en cambio, un esfuerzo colaborativo e intelectual permanente para poder competir.

Nuestras corporaciones alimenticias –como Arcor o Molinos– son enanas en el ámbito internacional. Muchas medianas empresas del sector tienen potencial para transformarse en grandes. Pero eso no va a suceder sin el marco adecuado.

Los límites siempre los fijamos nosotros mismos a partir de la confianza que tengamos, valga la redundancia, en nosotros mismos. Si creemos que somos vagos, mediocres y estúpidos, entonces sigamos viviendo de los commodities y mantengamos cerrada la economía para garantizar la supervivencia de las plantas ensambladoras.

El día que creamos que somos trabajadores, capaces y creativos, que logremos tener confianza absoluta en nuestra propia fuerza, seguramente podremos animarnos a dar un paso más. Mientras tanto –gane quién gane las elecciones presidenciales– todo seguirá igual.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Sigue subiendo la soja disponible a contramano de Chicago: buena parte de la cosecha argentina está atrapada en los camposGrandes acreedores de Vicentín exigen la presentación de datos que permitan construir un registro trazable de las operaciones de la empresa concursadaLa mejor defensa contra los insectos es la agricultura biodiversa: la mitad de los tratamientos contra plagas no tienen respuesta económicaHabilitaron la posibilidad de transportar hasta dos unidades de maquinaria agrícola en carretonesCórdoba es la provincia más perjudicada en la asignación de compensaciones ambientales: en siete años recibió 11 $/ha“Me preocupa mucho cuando no somos capaces de entender que no puede haber industria si no hay productores lecheros”Alerta gastronómica: este año puede repetirse el desabastecimiento de manteca por la baja producción de lecheConsecuencias de la inflación sistémica: conflictos por deterioro salarial están a punto de hacer estallar la cadena de pagos del sector agrícolaEsta semana no se esperan precipitaciones en las zonas bonaerenses inundadas: el jueves se llueve todo en el NEACaros demasiado caros: exportaciones argentinas de proteínas animales se derrumban por retraso cambiarioProducir alimentos será cada vez más estratégico: se prevé que hacia 2030 se perderán 30 millones de hectáreas agrícolas por la expansión urbanaPor la bajante histórica del río Paraná se calculan pérdidas superiores a 240 millones de dólares para la agroindustria argentinaLos biocombustibles abrieron una nueva grieta: Patagonia versus “Argentina del Centro”Con el sinceramiento cambiario la rentabilidad de las industrias lácteas exportadoras mejoró mucho: pero no tanto como necesitan los tamberosTodo listo para aplicar el ajuste: la lista completa de los diputados que votaron a favor de la reforma de la Ley de AbastecimientoPosible Puerta 12 para el garbanzo: en 2012/13 se duplicará el área sembrada en la ArgentinaEl campo necesita una corporación estatal agropecuaria gestionada por Milagros SalaEl canciller uruguayo alerta que el Mercosur se está quedando fuera del mundo: “Vamos a buscar Tratados de Libre Comercio”Todo listo para que los precios del trigo 2016/17 se terminen de desinflar en la cosecha: sólo un desastre climático puede revertir la tendenciaProteccionismo comercial contra alimentos: “Estamos observando una proliferación de barreras no arancelarias”En el horno: el precio de la leche medido en moneda maíz está un 40% por debajo del promedio de los últimos cinco añosLos frigoríficos uruguayos optaron por reducir su exposición al mercado chino al tiempo que los argentinos la mantienenSemana complicada para los cultivos con altas temperaturas y sin perspectivas de precipitacionesEl mercado de trigo seguirá intervenido por el gobierno: recién en diciembre se ampliará el plazo de embarque a seis mesesCaminos cruzados: los operadores especulativos siguen tan optimistas con la soja como pesimistas en maízCEO de Granja Tres Arroyos: “Nos ahorramos 18 millones de dólares por año por las retenciones a la soja”Cristina anunció que devolverá parte de las retenciones cobradas a pequeños productores: se trata de unos 4500 pesos mensualesComenzaron a liberar el segundo tramo del cupo de maíz 2014/15: en apenas un día se cubrió el 11% de la nueva cuota