Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

China ya decidió que las naciones sudamericanas serán sólo proveedoras de materias primas: endeudarse con la nación asiática es un negocio de alto riesgo

El caso argentino comparado con el chileno y brasileño.
China ya decidió que las naciones sudamericanas serán sólo proveedoras de materias primas: endeudarse con la nación asiática es un negocio de alto riesgo

El manual dice que no existe nada mejor que integrarse comercialmente con una nación complementaria. China –por ejemplo– produce muchos de los bienes necesarios para llevar una vida civilizada. Y requiere alimentos para sus 1360 millones de habitantes, que son, justamente, la especialidad de muchas naciones sudamericanas.  Un matrimonio perfecto. Pero no. Los hechos muestran que esa situación ideal está bastante lejos de suceder.

En 2006 Chile firmó un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China. Desde entonces el comercio bilateral de Chile con la nación asiática fue superavitario. Los últimos datos oficiales (Direcon) indican que en los primeros nueve meses de 2014 el superávit fue de 3241 millones de dólares.

Pero la mala noticia es que, incluso con un TLC, la mayor parte de las ventas chilenas a China corresponden a commodities: casi el 83% del total exportado en enero-septiembre de 2014 fueron minerales (fundamentalmente cobre). Las colocaciones vino y salmón (dos emblemas del valor agregado) en ese período fueron de apenas 167 millones de dólares.

Chile registra superávit con China no por ser un campeón en las exportaciones –de hecho es un espanto– sino por ser un importador eficiente de bienes finales (a diferencia de la Argentina que, al importar bienes intermedios para ensamblar en el país, termina consumiendo muchas más divisas para producir bienes que terminan siendo escandalosamente caros para el consumidor cautivo).

Brasil registra superávit comercial con China desde el año 2009: los últimos datos oficiales indican que el mismo fue de 3275 millones de dólares en 2014. Sin embargo, al igual que Chile, la mayor parte de las colocaciones brasileñas en la nación asiática corresponden a commodities (el año pasado la soja, el mineral de hierro y el petróleo representaron un 78% de las ventas totales).

La relación comercial de Brasil con China viene produciendo más divisas de las que consume porque sencillamente la nación sudamericana tiene más commodities para ofrecer. Y no porque cuente con una estrategia brillante.

El peor alumno del barrio es la Argentina: viene registrando desde 2008 un déficit comercial creciente con China (en 2014 el mismo fue de 5789 millones de dólares, según datos oficiales del Indec).

El problema de la Argentina –además del modelo ensamblador de piezas importadas– es que cuenta con un solo commodity de interés para los chinos: la soja. Nada más.

Los síntomas son más graves en algunos casos que en otros. Pero la enfermedad es la misma. Los chinos ya decidieron cuál será el rol asignado a Sudamérica: proveedor de materias primas. Ellos mismos se encargarán de elaborar sus propios alimentos para promover la generación de empleo local.

El gobierno argentino, al igual que sus pares sudamericanos, no sólo no encontró aún el camino para integrarse con China de una manera sustentable, sino que además está promoviendo un megaendeudamiento con empresas estatales chinas para construir obras orientadas a eficientizar la extracción y transporte de materias primas hacia la nación asiática.

El propio «Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica y de Inversiones con el Gobierno de la República Popular China” –que tiene media sanción por parte del Senado argentino– establece sin rodeos que las inversiones financiadas por compañías chinas estarán destinadas a satisfacer las necesidades de la nación asiática.

Textualmente dice que las inversiones estarán orientadas a “incrementar la capacidad productiva de la industria argentina en sectores de gran potencial de exportación al mercado chino”. No dice una sola palabra sobre los intereses de la próxima generación de argentinos, quienes, después de todo, serán los encargados de pagar los préstamos colosales para financiar obras que el gobierno argentino seguramente anunciará esta semana como un logro indiscutible.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Informe reservado: sólo unos pocos funcionarios del gobierno pueden acceder a los resultados del documento sobre tierras en manos de extranjerosLa ola de calor se desactivaría recién el martes en la región pampeana: el norte deberá esperar hasta el miércolesEntidades bonaerenses solicitaron a Vidal que declare la emergencia por sequía: “La Mesa Agropecuaria provincial no se reúne hace meses”En lo que queda de la semana el mal tiempo se localizará en el norte del país: no habrá sobresaltos en la región pampeanaGracias China: en apenas dos meses el precio promedio de importación del glifosato cayó casi un 12%El viernes 17 de julio la dirigencia agropecuaria (sin FAA) organiza una jornada de protesta nacional: “No maten al campo”Aparcerías agrícolas: una alternativa para reducir el monto de préstamos forzosos que los productores hacen al gobiernoSubsidio oficial: el FAS teórico de la cebada forrajera supera los 230 u$s/toneladaLos criadores creen que el futuro será mejor: el proceso de retención de vientres bovinos cumplió un añoCampaña fina 2018: esta semana se vienen nuevas lluvias para seguir recomponiendo perfiles de humedad del sueloEl precio de exportación de la arveja cayó casi 37%: los que vendieron en cosecha hicieron el mejor negocioConsignatarios y feedlots sólo podrán gestionar DT-e por medio de plataformas digitalesQué pare de llover: el rinde teórico de la soja se desdibuja al momento de comercializarla por las altas mermasLa mayor parte de los recursos del Ipcva se utilizan para “consolidar el mercado interno de carne vacuna”Conflicto de los silobolsas: producto de un vacío legal que hasta el momento nadie pudo resolverArgentina al revés: los menores niveles de cumplimiento de refugios de maíz se registran donde más se los necesitaLa exportación de carne porcina será el negocio el año: cuáles son las naciones que podrán aprovechar la oportunidadEsta semana el gobierno recaudó más de 50 millones de dólares con el cobro de retenciones anticipadas de maíz Mercado locura: el precio del trigo 2017/18 llegó a los 10.000 $/tonelada cuando aún faltan más de dos meses para el ingreso de la nueva cosechaTrigo en riesgo: se espera el ingreso de un nuevo frente frío en el sur bonaerenseEl gobierno ajustó por inflación la categorización de Pyme agropecuaria: el nuevo límite es de hasta 82 M/$ de facturación anualEste año la mitad de los tamberos estadounidenses solicitaron la cobertura de protección de márgenes del USDAOperadores especulativos refuerzan apuestas bajistas en maíz ante el ingreso inminente de una gran cosecha sudamericana al mercado globalAlerta por inundaciones: fin de año con varios días de precipitaciones torrenciales en muchas regiones productivasLa crisis como oportunidad: en 2013/14 la superficie sembrada por MSU en la región pampeana crecerá un 55%Presentan en EE.UU. una demanda judicial contra elaboradores de Dicamba: “Parece que están utilizando la amenaza de daño para eliminar a su competencia”Gracias a la tecnología satelital en algunos años más podrá realizarse una gestión profesional de las emergencias agropecuariasUrbanizar una vivienda rural tiene un costo de 175.000 pesos: una necesidad creciente para conseguir gente dispuesta a trabajar en el campo