Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

China ya decidió que las naciones sudamericanas serán sólo proveedoras de materias primas: endeudarse con la nación asiática es un negocio de alto riesgo

El caso argentino comparado con el chileno y brasileño.
China ya decidió que las naciones sudamericanas serán sólo proveedoras de materias primas: endeudarse con la nación asiática es un negocio de alto riesgo

El manual dice que no existe nada mejor que integrarse comercialmente con una nación complementaria. China –por ejemplo– produce muchos de los bienes necesarios para llevar una vida civilizada. Y requiere alimentos para sus 1360 millones de habitantes, que son, justamente, la especialidad de muchas naciones sudamericanas.  Un matrimonio perfecto. Pero no. Los hechos muestran que esa situación ideal está bastante lejos de suceder.

En 2006 Chile firmó un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China. Desde entonces el comercio bilateral de Chile con la nación asiática fue superavitario. Los últimos datos oficiales (Direcon) indican que en los primeros nueve meses de 2014 el superávit fue de 3241 millones de dólares.

Pero la mala noticia es que, incluso con un TLC, la mayor parte de las ventas chilenas a China corresponden a commodities: casi el 83% del total exportado en enero-septiembre de 2014 fueron minerales (fundamentalmente cobre). Las colocaciones vino y salmón (dos emblemas del valor agregado) en ese período fueron de apenas 167 millones de dólares.

Chile registra superávit con China no por ser un campeón en las exportaciones –de hecho es un espanto– sino por ser un importador eficiente de bienes finales (a diferencia de la Argentina que, al importar bienes intermedios para ensamblar en el país, termina consumiendo muchas más divisas para producir bienes que terminan siendo escandalosamente caros para el consumidor cautivo).

Brasil registra superávit comercial con China desde el año 2009: los últimos datos oficiales indican que el mismo fue de 3275 millones de dólares en 2014. Sin embargo, al igual que Chile, la mayor parte de las colocaciones brasileñas en la nación asiática corresponden a commodities (el año pasado la soja, el mineral de hierro y el petróleo representaron un 78% de las ventas totales).

La relación comercial de Brasil con China viene produciendo más divisas de las que consume porque sencillamente la nación sudamericana tiene más commodities para ofrecer. Y no porque cuente con una estrategia brillante.

El peor alumno del barrio es la Argentina: viene registrando desde 2008 un déficit comercial creciente con China (en 2014 el mismo fue de 5789 millones de dólares, según datos oficiales del Indec).

El problema de la Argentina –además del modelo ensamblador de piezas importadas– es que cuenta con un solo commodity de interés para los chinos: la soja. Nada más.

Los síntomas son más graves en algunos casos que en otros. Pero la enfermedad es la misma. Los chinos ya decidieron cuál será el rol asignado a Sudamérica: proveedor de materias primas. Ellos mismos se encargarán de elaborar sus propios alimentos para promover la generación de empleo local.

El gobierno argentino, al igual que sus pares sudamericanos, no sólo no encontró aún el camino para integrarse con China de una manera sustentable, sino que además está promoviendo un megaendeudamiento con empresas estatales chinas para construir obras orientadas a eficientizar la extracción y transporte de materias primas hacia la nación asiática.

El propio «Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica y de Inversiones con el Gobierno de la República Popular China” –que tiene media sanción por parte del Senado argentino– establece sin rodeos que las inversiones financiadas por compañías chinas estarán destinadas a satisfacer las necesidades de la nación asiática.

Textualmente dice que las inversiones estarán orientadas a “incrementar la capacidad productiva de la industria argentina en sectores de gran potencial de exportación al mercado chino”. No dice una sola palabra sobre los intereses de la próxima generación de argentinos, quienes, después de todo, serán los encargados de pagar los préstamos colosales para financiar obras que el gobierno argentino seguramente anunciará esta semana como un logro indiscutible.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El precio real de la leche recibido por los tamberos siguió cayendo a pesar de la recuperación del negocio exportadorLa Afip estableció un nuevo calendario impositivo para productores de once provincias afectados por desastres climáticosA no desesperar: este año la paciencia será la mejor estrategia posible para comercializar maízFin del misterio: se estableció el parámetro de calidad que empleará el contrato futuro de leche crudaLos fondos especulativos se subieron al mercado climático: fuerte alza de las cotizaciones de la soja en ChicagoSe derrumbaron las exportaciones argentinas de leche en polvo: el FAS teórico de la industria polvera no supera los 2,0 $/litroEl gobierno se “encanuta” ROE de cereales que podrían generar más de 550 M/u$s: para Kicillof el aporte de divisas es responsabilidad exclusiva del complejo sojeroGuerra comercial: China aplicó derechos antidumping provisionales de hasta 38% a la carne aviar brasileñaGanadería en zonas agrícolas: dos actividades complementarias en el marco del nuevo enfoque sistémicoComenzaron a diseñar “protocolo de seguridad” para aplicar en todo el circuito comercial agrícolaIncendio premeditado: las especialidades agrícolas producidas en el NOA siguen gravadas con altas retenciones a pesar de generar una recaudación insignificanteDuro de soltar: en los dos primeros días de esta semana el gobierno recaudó retenciones anticipadas de harina de soja por 30 millones de dólaresUn aporte de la soja a los “precios cuidados”: Santa Fe comenzará a migrar la totalidad de la flota de transporte público al uso de biodiesel puro para reducir costosCupo de exportación de maíz: Grimaldi Grassi y Grupo Navilli fueron los ganadores de la semanaEl gobierno pretende recaudar 360 millones de dólares con retenciones anticipadas de trigo 2012/13Crecen las señales que indican un pronto cambio de fase de ciclo ganadero: la faena de hembras alcanzó el 48%Se acabó el trigo en el mundo: el precio ofrecido en el mercado argentino supera al FAS teóricoCofco es la principal exportadora de trigo argentino 2016/17 con más del 20% volumen: pero aún no registró una sola tonelada del ciclo 2017/18Liberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó casi el 15% del monto comprometidoEl gobierno de Santa Fe acusó a Buenos Aires de “levantar una muralla” para agravar la inundación en la zona de influencia de La PicasaEl lunes es el gran día: operadores especulativos se posicionaron para recibir un informe alcista del USDAMañana comienza un paro nacional de transportistas: reclaman un nuevo ajuste de tarifas referenciales para acumular un aumento del 73%EE.UU: la etiqueta de los alimentos deberá informar la cantidad de azúcar agregada para “incrementar la conciencia”En lo que va del año las exportaciones argentinas de carne aviar cayeron 25%: Brasil aprovechó para aumentarlas un 17%Por séptimo año consecutivo los productores vitícolas se preparan para intentar sobrevivir una campaña másSigue la recarga de perfiles: esta semana se llueve todo en buena parte del centro y norte del paísIngresos de divisas generados por la exportación de fórmulas infantiles cayeron 40% a pesar de tener un reintegro del 6%Los empresarios ganaderos y lecheros CREA se preparan para incrementar la producción