Google+
Valor Soja »Ganadería

Empobrecimiento para todos: la suerte de la ganadería argentina quedó atada a la capacidad interna de consumo por la destrucción del sector exportador

Datos correspondientes al año 2014.
Empobrecimiento para todos: la suerte de la ganadería argentina quedó atada a la capacidad interna de consumo por la destrucción del sector exportador

La destrucción de la industria frigorífica exportadora argentina, además del daño generado en el mercado internacional, incrementó la dependencia de la ganadería a la evolución de la capacidad de consumo del trabajador argentino.

Con el nivel de inflación sideral vigente en la actualidad –que supera el 40% anual según el no-intervenido IPC San Luis– la demanda interna de carne viene cayendo en línea con un empobrecimiento generalizado de la población. La contrapartida de ese fenómeno, en lo que respecta a la oferta, es un proceso de desinversión que se evidencia en una elevada faena de vacas (muchas de las cuales, en otras circunstancias, podrían seguir fabricando terneros para aumentar el stock de hacienda).

En 2014 la faena registrada de hacienda vacuna argentina fue de 12,16 millones de cabezas (una cifra 3,7% inferior a la de 2013) para generar una oferta de carne de 2,692 millones de toneladas res con hueso en el circuito formal (4,6% menos que el año anterior debido a una reducción del peso promedio en gancho que pasó de 223 a 221 kilogramos entre 2013 y 2014), según indicó el último informe mensual de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).

El año pasado se faenaron 5,572 millones de hembras (2,2% más que un año antes), mientras que la faena de machos cayó 8,1% con respecto a 2013. Eso hizo que la participación de las hembras se elevara de 43,2% en 2013 a 45,8% en 2014.

EL 92,8% de la carne bovina producida en el circuito formal se consumió en el mercado interno (aunque tal porcentaje sería superior si se pudiese contabilizar la faena clandestina).

“Al igual que en los dos años anteriores, en 2014 la importancia relativa del mercado interno volvió a quedar muy próxima al récord alcanzado en 2001 (93,9%), año en que se produjo el cierre masivo de mercados externos a raíz de la reaparición de focos de fiebre aftosa en diversas regiones productivas del país”, indicó el informe de Ciccra.

En 2014 el consumo aparente por habitante de carne vacuna promedió los 59,4 kilos (un 5,7% menos que en 2013) como consecuencia de una pérdida del poder de compra del salario a causa de la inflación.

El año pasado las exportaciones de carne vacuna habrían totalizado 193,1 millones de toneladas res con hueso. “De confirmarse la estimación para el último mes del año, 2014 habría sido el tercer peor año en materia de exportaciones de carne vacuna para Argentina de los últimos 55 años (el mínimo del período corresponde a 2001 y el segundo peor guarismo a 2012)”, explicó el informe de Ciccra.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Por séptimo año consecutivo los productores vitícolas se preparan para intentar sobrevivir una campaña másLa demanda del mundo se nos cayó encima: el precio de las exportaciones argentinas de leche en polvo sigue superando los 5000 u$s/toneladaPolítica pro-concentración: el revalúo de Scioli creó un “nuevo impuesto” para pequeños productoresAmpliaron el plazo de liquidación de divisas a cuatro Pymes del sector agropecuario (otras miles siguen esperando respuesta)Peso mínimo de faena: “Tuvimos que tomar una decisión en función de una realidad biológica y no ideológica”Argentina se convirtió en la nación número 128 en firmar el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMCMarcha atrás: la soja ingresada al territorio argentino en el marco del régimen de importación temporaria no abonará tasa de estadísticaArgentina insólita: ex funcionario PRO y autor del informe sobre el aporte de la soja a la economía argentina recomienda congelar baja de retenciones a la oleaginosaComenzó a instrumentarse el plan de gestión de envases de agroquímicosArgentinada: supermercados remarcaron a dos manos los cortes de carne más consumidos en las fiestas de fin de añoInsólito: el gobierno desestimó la compra de 1200 toneladas de leche en polvo fortificada porque “no se recibieron ofertas válidas”Productores y contratistas pagarán más caro el gasoil: el proyecto de Dujvone reduce la proporción que puede deducirse de Ganancias del impuesto a los combustiblesLa soja arrancó la semana con fuertes pérdidas en línea con la proyección de una mayor cosecha estadounidenseBiodiesel: el gobierno nacional excluyó a las fábricas integradas santafesinas del cupo obligatorio de corte con gasoilTobogán bajista: operadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones compradas en sojaParadojas proteccionistas: uno de los principales perjudicados por la represalia china contra EE.UU. es Smithfield FoodsAlerta comercial: operadores especulativos comenzaron a apostar contra el maízLa exportación de leche en polvo acumula diez meses de pérdidas: los precios siguen en el subsueloGolazo girasolero en el norte argentino: buenos rindes con precios superiores a los presupuestados en la siembraCómo perder divisas: por el aumento de retenciones a los balanceados dejaron de ingresar 175 M/u$s para recaudar apenas 25 M/u$sTrabajadores rurales lograron un ajuste salarial del 53,8%: la nueva remuneración mínima del peón general es de 23.490 pesosCuidado con el optimismo suicida: los rindes de indiferencia proyectados están al límite con arrendamientos carosBuena noticia: se recupera el precio de exportación de la leche en polvo argentina de la mano de alza del petróleoRegresan las lluvias intensas: alerta por tormentas fuertes Habilitaron un cupo de importación libre de impuestos de camiones de carga propulsados a gasCrece el temor entre las Pymes agropecuarias de un quiebre de la cadena de pagos ante el crecimiento brutal de las tasas para descuentos de chequesAdvierten que hacia fines de 2019 el sector privado argentino va camino a enfrentar la máxima presión tributaria de la historiaPara el gobierno nacional la Patagonia es más importante que la región pampeana: siguen los súper subsidios petroleros