Google+
Valor Soja »Actualidad

El déficit energético superó los 5800 M/u$s en lo que va del año: se necesita una nueva revolución agrícola para financiarlo

Según datos oficiales del Indec.
El déficit energético superó los 5800 M/u$s en lo que va del año: se necesita una nueva revolución agrícola para financiarlo

La Argentina necesita una nueva revolución agrícola para financiar el déficit energético que –más allá de la promesa de Vaca Muerta– llegó para quedarse un buen tiempo más.

En los primeros once meses de 2014 las importaciones de combustibles y energía requirieron 10.271 millones de dólares contra exportaciones por 4412 millones, según datos oficiales difundidos por el Indec.

Es decir: el saldo energético –reconocido por el gobierno nacional– experimentó un déficit de 5859 millones de dólares (producto del desmantelamiento de la matriz energética). En el mismo período de 2013 dicho déficit había sido de 5500 millones de dólares.

El año pasado buena parte del déficit energético se financió con los divisas aportadas por el campo. Pero este año, con la caída del precio internacional de los commodities agrícolas, eso ya no fue posible.

En enero-noviembre de este año –siempre según el Indec– las divisas generadas por el sector agroindustrial (Productos Primarios + Manufacturas de Origen Agropecuario + Biodiesel) fueron de 42.026 millones de dólares, una cifra 3946 millones inferior a la del mismo período de 2013.

Como los consumos energéticos no pueden recortarse (a menos que queramos regresar al siglo diecinueve), los dólares que este año no pudo aportar el campo debieron generarse a partir de un recorte brutal de las importaciones (que afectó a muchas compañías ensambladoras de piezas importadas).

Pero está claro que la mejor manera de evitar una revolución agrícola es implementar derechos de exportación altísimos, restringir las exportaciones y cortar el financiamiento agrícola oficial en las zonas donde más se lo necesita.

Mientras las condiciones para esa revolución no sean parte de la agenda política, lo mejor que pueden hacer los directivos de las empresas ensambladoras de vehículos, electrodomésticos y celulares (entre otros abanderados de la versión argenta del “valor agregado”) es rezar para que los precios de los granos suban. Y mucho.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El sueño de una Argentina potencia cárnica no se estaría cumpliendo: Quickfood declaró una pérdida de 330 millones de pesosEn lo que va del año el Belgrano Cargas transportó el mayor volumen desde que se tienen registrosVergüenza: en 2015 Uruguay exportó el doble de carne bovina que la ArgentinaBrasil se prepara para ser la primera potencia agropecuaria: lanzó un plan para ganar 46 millones de hectáreas por medio del aumento de la carga animalLifschitz: “Los tambos pequeños de la provincia quizás no sean competitivos pero por una cuestión territorial y social necesito sostenerlos”Crisis lechera para todos: Adecoagro perdió 1,66 millones de dólares en los primeros nueve meses del año Mañana se viene una helada intensa sobre la región pampeanaEn lo que va de 2013 las exportaciones argentinas de lotus ya superaron en más de un 50% a los envíos realizados en todo el año pasadoLos supermercados tienen cada vez menos participación en la venta de lácteos: no pueden competir con comercios barrialesLas lluvias intensas comenzarán a disiparse: se esperan heladas moderadas por el ingreso de aire polarIntervención kirchnerista, desmanejos internos y Atilra: los “tres males” que provocaron la crisis de SanCor según MacriArgentina abandona los derechos de exportación: algunos productos aún siguen sin enterarse de la medidaLa capacidad de compra energética de la soja es tan baja como un año atrás a pesar del súper subsidio recibido por las petrolerasCuidado con creerse los cuentos chinos: el principal cliente del sector cárnico argentino es (y seguirá siendo) el consumidor localEn marzo el sobreprecio de la leche en polvo argentina enviada a Venezuela fue del 55%: con valor de mercado podría haber comprado 4500 toneladas másNo se llenen la boca hablando del cambio climático: volvieron a incrementar las retenciones al biodiesel mientras se subsidia al petróleoTrabajadores rurales lograron un ajuste salarial del 37%: quince puntos por arriba de la inflaciónEn lo que va del año el agro argentino generó más divisas: no fue suficiente para cubrir las ineficiencias de la industria de sustitución de importacionesSocios y esquemas asociativos: la receta para que un pequeño productor porcino se transforme en un jugador de primera divisiónAjuste para todos: empresarios realizan compras conjuntas de agroinsumos para reducir costosYa están los resultados finales de las elecciones primarias: el campo argentino sigue perdiendoPlanificación cambiaria: “El patrimonio neto del BCRA no sólo es negativo, sino que tiende a empeorar mes tras mes”Moreno amenazó con aplicar la Ley de Abastecimiento para decomisar trigo: implicaría cobrar una retención del 50% al sector exportadorMás calidad para la yerba mate: a partir de ahora el polvo proveniente de palo ya no podrá ser considerado como hojaDatos de las últimas dos campañas: en la zona núcleo pampeana el rinde promedio de la soja Intacta fue inferior al de los cultivares RR1La leche vuelve a ser un bien escaso: industriales lácteos piden “máxima comprensión” a consumidores y cadenas de supermercadosInundaciones: la importación de orugas para cosechadoras está restringida a pesar de no haber ninguna fábrica localCon el uso intensivo de biodiesel argentino se podrían ahorrar más de 460 M/u$s por año: pero el gobierno nacional prefiere promover el consumo de gasoil importado