Google+
Valor Soja »Agricultura

No existen respuestas simples para problemas complejos: la agricultura necesita un mayor aporte de criterios científicos

Congreso Tecnológico CREA
No existen respuestas simples para problemas complejos: la agricultura necesita un mayor aporte de criterios científicos

Nadie duda de las bondades de un stent en un enfermo cardíaco con deficiencias funcionales. Pero hoy la medicina busca ser preventiva: el objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas para evitar la aparición de enfermedades cardíacas.

“Pero el matrimonio entre ciencia y tecnología es incipiente en agricultura. El esfuerzo que hacemos y la atención que prestamos para comprender la naturaleza y dinámica de los problemas que derivan de nuestro modelo agrícola, fuertemente tecnológico, son escasos. Particularmente si lo comparamos con el que ponemos sobre aquellas tecnologías apropiables”.

Así lo indicó hoy Emilio Satorre, profesor titular de la Cátedra de Cerealicultura en la Facultad de Agronomía de la UBA, investigador del Conicet y coordinador académico de la Unidad de Investigación y Desarrollo de Aacrea, durante una conferencia ofrecida en el Congreso Tecnológico CREA que se está desarrollando en Mar del Plata, Rosario y Santiago del Estero de manera simultánea.

“Tal vez por eso cedemos a la tentación de las soluciones tecnológicas, buscando respuestas simples a los grandes problemas que hoy quitan el sueño a productores y asesores. Fortalecer ese matrimonio en nuestro análisis y abordaje de las tecnologías en sin duda un forma de anticiparnos a nuevos problemas”, añadió.

Satorre explicó que entender el origen de los problemas es un primer paso para poder abordar soluciones duraderas, efectivas y eficientes. Las externalidades (o consecuencias negativas) pueden ser minimizadas al comprender parte de la intrincada red de interacciones que controlan los procesos productivos.

Las tecnologías de protección de cultivos, sustentadas en el uso de insecticidas y herbicidas, y en transformaciones del germoplasma de los cultivos, contribuyeron a incrementar la producción.

“Sin embargo, con estas tecnologías vinieron algunos problemas. Conocemos parcialmente el origen y dinámica de la resistencia de plagas y malezas. Este fenómeno genera falla en los controles esperados por la tecnología, provocando mayores costos y menores rendimientos y rentabilidad. Sin embargo, hoy con la misma lógica, queremos vislumbrar una solución el problema de las nuevas malezas problema”, alertó Satorre.

La aparición de cultivos tolerantes a glifosato permitió el control simple y eficaz de un amplio número de malezas difundidas en las distintas regiones productivas. Durante un tiempo el uso de herbicidas se redujo. Pero con la expansión del cultivo y la tecnología aparecieron las malezas resistentes a dicho herbicida. El uso continuado de una tecnología efectiva, aplicada uniformemente en grandes extensiones, generó nuevos problemas.

“Actualmente hemos aumentado el número de aplicaciones de herbicidas en los cultivos de soja, con productos de mayor residualidad, con lo que hemos extendido el período de controles en el barbecho y el cultivo; estamos así nuevamente expandiendo una tecnología de impacto equivalente y construyendo el camino hacia un nuevo problema”, pronosticó el investigador.

“Sin dudas, hay algo que debemos cambiar. Tal vez sea el momento de evaluar el concepto de manejo integrado de plagas o malezas en la realidad; de darle al concepto una oportunidad en los hechos”, añadió.

Los herbicidas aparecieron inicialmente como una herramienta para erradicar las malezas. Pero la realidad dejó obsoleta esa idea en pocos años porque el concepto de erradicación se había forjado con desconocimiento de la organización, dinámica y capacidad de adaptación de las comunidades y poblaciones de malezas.

“Como en aquel entonces, hoy también nos movemos en un escenario dónde hay muchas opciones tecnológicas que en muchos casos desarrollan conceptos o ideas con muy escasa información. El enfoque tecnológico de la actividad rápidamente se orienta a la solución de un problema”, comentó Satorre.

“Mirando hacia atrás, vemos que hemos estado recorriendo un camino en espiral: las nuevas tecnologías, pilares de la agricultura moderna, ayudaron a salir de muchos de los viejos problemas, pero recurrentemente vuelven sobre sus pasos generando un nuevo nivel de problemas que llevan a una mayor dependencia del uso de agroquímicos, a menos diversidad y procesos de regulación internos en los sistemas, y a la expansión de nuevas plagas, malezas y enfermedades con efectos devastadores en algunas regiones”, apuntó.

“Debemos pensar las tecnologías del agro como herramientas para manejar procesos; tendríamos que esperar contar con una caja de herramientas antes que con una pinza multifuncional. La simplicidad resulta un atractivo tremendo, pero los sistemas productivos tienen dinámicas complejas”, explicó Satorre.

“Las tecnologías no son buenas o malas por sí mismas: su uso puede ser bueno o malo, adecuado o indebido, aportando aspectos positivos o generando consecuencias negativas sobre el ambiente o las personas. Para evitar que las tecnologías de hoy sean un problema mañana, debemos trabajar mucho sobre la capacitación, promoviendo transparencia en la información y el análisis crítico e independiente de las opciones tecnológicas”, argumentó.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Último mes para viajar: Peretti está en el Vaticano con una comitiva de 80 personas para entregarle al Papa Francisco “regalos fabricados por empresas nacionales”Libre comercio: Perú desplazó a la Argentina del ranking de los cinco principales exportadores mundiales de arándanosRicardo Negri: “Desde ahora los cruceros internacionales se pueden abastecer de alimentos argentinos”EE.UU. se kirchneriza: exportadores agroindustriales aceleran ventas a México porque no pueden “saber qué va a pasar la semana que viene”Con el ascenso de Scioli las vacas dejaron de ganarle a la inflación ante la expectativa de continuidad de la actual política antiexportadoraEsta semana no se esperan lluvias importantes: ideal para avanzar con la siembra de sojaLos préstamos destinados al sector primario argentino aumentaron 82% en el último año“Fallamos en convencer a los colegas del sector de que agachando la cabeza no se va para adelante”Comenzó a regir la reducción gradual de retenciones a la soja: un incentivo para que los productores difieran ventasComenzó a funcionar una nueva referencia de precios promedio de granos: qué diferencia tiene con respecto a los valores tradicionalesTeléfono para Buryaile: dirigentes de CRA pidieron al gobierno que desactive la “retención privada” de facto implementada por MonsantoEl precio de la leche en Uruguay cayó al nivel más bajo de los últimos cuatro años y medio: la situación podría ser peor sin el “fondo de estabilización”El gobierno chileno evalúa volver a restringir el ingreso de maíz pisado argentino: últimos días para registrar exportacionesEntró en vigencia el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio firmado por 110 naciones: pero la Argentina no lo validóDesastre climático: el principal sector argentino generador de divisas registrará pérdidas significativas que pronto se harán visibles en la economíaEl biodiesel vuelve a tener retenciones móviles: ahora falta que se defina la alícuota por aplicarArgentina factoría sojera: en lo que va del año el déficit comercial con China alcanzó un récord de 6000 M/u$sEn lo que va del año las exportaciones argentinas de híbridos de maíz cayeron más de un 30% por menores ventas a EE.UU.Los tambos robotizados en Australia no llegan a cubrir un 1% de la producción nacional luego de 13 años de introducción de la tecnologíaCayeron las exportaciones de silobolsas: las colocaciones se concentran en el MercosurArgentina tiene una oportunidad única con la cebada: el mundo teme que la desperdicieLlegó el ajuste: el empleo registrado en el sector ganadero y lechero cayó al nivel más bajo de los últimos cinco añosBuena noticia para commodities: autoridades del Banco Central Europeo planean realizar una emisión masiva de eurosNecesitamos una buena cosecha: el sector agropecuario sigue siendo el único proveedor de divisas de la economía argentinaMarfrig borró a la Argentina del mapa: “La recomposición del stock bovino va a llevar tiempo”Llegó el cambio climático: algunas regiones del sudeste cordobés acumulan precipitaciones superiores a 700 milímetros en lo que va del añoFinalmente llegó El Niño: esta semana se esperan tormentas intensas en muchas regiones productivasEl nuevo peso mínimo de faena obligatorio para hembras es de 143 kilos: rige hasta el próximo 30 de junio